agosto 28, 2012

Gracias / Perdón por intolerarlos

Perdón por intolerarlos 
Gracias

El último encuentro de Sándor Márai, es un hermoso y tenso tratado sobre la amistad, narra el enfrentamiento entre Henrik y Konrad, quienes alguna vez fueran mejores amigos y en su vejez cumplen una cita con las armas del odio cargadas por un acto que los marcó en el pasado y los hace cambiar para siempre, al grado de refugiarse durante décadas en el rencor, perfeccionando el reproche, esperando el momento de cobrar venganza. La novela se va hilando a través de constantes flash backs que permiten al lector ir acumulando datos y hechos para reconocer por qué es tan dolorosa la separación entre estos dos amigos.

En los capítulos iniciales, Márai narra distintos episodios entre Henrik y Konrad, el crecimiento de esta amistad, cuenta por ejemplo, de una noche en que salen a beber y termina ese capítulo así: “Fue un momento de felicidad, de inconsciencia, un momento rebosante de vida. Acompañaron a su casa a la bailarina sin decir palabra, la despidieron en el patio ruinoso con un beso en la mano. Veronika. Y Angéla, con los caballos. Y todas las demás con flores en los cabellos, bailando en círculo, dejando tras de sí tan sólo sus cintas, sus cartas, sus flores, sus guantes. Aquellas mujeres llevaron el éxtasis del primer amor a la vida de ambos, con todo lo que el amor significa: deseos, recelos y una soledad desgarradora. Al mismo tiempo, más allá de las mujeres, de los distintos papeles, más allá del mundo, se vislumbraba un sentimiento más fuerte que ningún otro. Un sentimiento que tan sólo los hombres conocen. Se llama amistad”.

No me es posible hallar mayor coincidencia con el escritor húngaro, creo como Márai que la amistad es “un sentimiento más fuerte que ningún otro”, que pocas cosas en el mundo pueden provocar emociones, lazos, pasiones, como la amistad. Yo desde ahí escribo, desde la complicidad con la gente a la que amo y me corresponde.

Acompañando La Jornada Aguascalientes de ayer, se publicó el número 59 de guardagujas, ya alcanzamos tres años, y en el recuento, no puedo más que ver la edición de esas páginas como un ejercicio constante de la amistad, eso considero que es el trabajo de edición del suplemento (del que soy responsable junto con Joel Grijalva). Repito la formula: Yo desde ahí edito, desde la complicidad con la gente a la que amo y me corresponde.

Con esta larga introducción intento dar sentido al “gracias” con que titulo esta última entrega de “Perdón por intolerarlos”, sirva también como introducción al párrafo siguiente, las palabras con que Octavio Paz recibió el Nobel y que son, por su significado, un caballito de batalla en mi vida porque explica lo que “gracias” significa:

“Es una palabra que tiene equivalentes en todas las lenguas. Y en todas es rica la gama de significados. En las lenguas romances va de lo espiritual a lo físico, de la gracia que concede Dios a los hombres para salvarlos del error y la muerte a la gracia corporal de la muchacha que baila o a la del felino que salta en la maleza. Gracia es perdón, indulto, favor, beneficio, nombre, inspiración, felicidad en el estilo de hablar o de pintar, ademán que revela las buenas maneras y, en fin, acto que expresa bondad de alma. La gracia es gratuita, es un don; aquel que lo recibe, el agraciado, si no es un mal nacido, lo agradece: da las gracias. Es lo que yo hago ahora con estas palabras de poco peso. Espero que mi emoción compense su levedad. Si cada una fuese una gota de agua, ustedes podrían ver, a través de ellas, lo que siento: gratitud, reconocimiento”.

Mis amigos saben quiénes son, para ellos estas líneas, para ellos me cobijo en el agradecimiento con que editorializamos la entrega de ayer del guardagujas y con que hoy despido esta columna porque el cargo que desempeño en La Jornada Aguascalientes le resta un poco de sentido al propósito de intolerar semana a semana a los lectores con una entrega de este tipo. Para escribir lo que ahora puedo y quiero comunicar a mis amigos, otra tendrá que ser la designación, otro el propósito.

En esta pausa, siempre gracias, pues. Nos leemos.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (27/08/2012).

agosto 26, 2012

guardagujas tres años


guardagujas cincuenta y nueve
tres años

 237 autores / 570 textos, fotos, ilustraciones
gracias:

Kelly A.K. / Fernando Acevedo / Javier Acosta / Oswaldo Adrián  / Adriana Agrelo / Orfa Alarcón / Janitzio Alatriste  / Stephanie Alcantar / Edilberto Aldán  / Gustavo Aldán Ahedo / Mario Alonso / Carlos Alvahuante / Juan Álvarez / Francisco José Amparán / Salma Anjana / Óscar Aparicio / Nazul Aramayo / Gustavo Arciniega / Ariel Arias / Mónica Ávalos Valladares / Édgar Omar Avilés / Alejandro Badillo / Gilberto Barrón / Geney Beltrán Félix / Kurt Lester Benze Hinojosa / Sabina Berman / Victor Bezrukov / Liliana V. Blum / Daniela Bojórquez Vértiz  / Carmen Boullosa / Adán Brand / Pablo Brescia / Carlos Bustos / Víctor Cabrera / Agustín Cadena / Sofía Yolanda Camacho Padilla / Marco Antonio Campos / Miguel Cane / Luis David Canul Suárez / Marlén Carrillo Hernández Ferman / Rodrigo Castillo / Gilberto Castrejón / Libia Brenda Castro / Germán Castro / Raquel Castro / Ludim Cervantes / Nadir Chacín / Alberto Chimal / Gabriela Conde / Dalí Corona / Elma Correa / Luis Cortés / Merilyn Cortez M. / Arcelia M. Cruz Zavala / Norma Yamille Cuéllar / Yadira Cuéllar / Ximena Cuenca / Gabriela D’Arbel / Gabriela Damián Miravete / Gustavo de Alba / Óscar de la Borbolla / Itzul de la Rosa Núñez / Carlos Antonio de la Sierra / Norberto de la Torre / Minerva Delgadillo / Omar Delgado / Carlos Eduardo Delgado Gutiérrez / Carlos Díaz Reyes / Adriana Irais Dorantes Moreno / Patricia Dubrava / Mario Dux Castel / Adán Echeverría / Jeanne Enríquez  / Pedro Escobar / Alejandro Espinoza / Zaira Eliette Espinoza / Tania Espinoza de la Garza / Ricardo Esquer / Cecilia Eudave  / Ruy Feben / Marcial Fernández / Francisco Fernández / Jorge Fernández Granados / David Fernández Rodríguez / Agustín Fest / Rogelio Flores / Malva Flores / Arturo J. Flores  / Dorismilda Flores Márquez / Jesús Ricardo Flores Márquez / Antonio Flores Schroeder / Eudoro Fonseca Yerena / Juan Frau / Luis Carlos Fuentes Ávila / Ariadna Gallardo / Salvador Gallardo Topete / Nancy Gallegos / Dayanara Galván González / Eduardo Garay Vega / Iris García Cuevas / María Guadalupe García Martínez / Christian García Mirafuentes / Ileana Garma / Sergio Gaut Vel Hartman / Hugo Gómez / Laura Verónica Gómez / Alicia González / Gerardo González / Candelario González Santana / Mario González Suárez / Armando González Torres / Mónica González Vázquez / José Gordon / Héctor Grijalva / Luuk Gruwez / Patricia Guajardo / Beto Gutiérrez / Edmundo Gutiérrez Martínez / Carlos Adolfo Gutiérrez Vidal / Rodolfo Häsler / Patricia Henríquez / Ángel Francisco Hernández / José Arturo Axael Hernández Aguilar / Yuri Herrera / Perla Holguín Pérez / Eduardo Huchín Sosa / Rodolfo JM / Regina Kalach Atri / Jeanne Karen / Yolanda Lacarieri / Omar Linares Cardona / Julieta Lomelí Balver / Sergio Loo / Óscar David López / René López Villamar / Roberto Lora / Miguel Ángel Lozano Chairez / Arlette Luévano / Román Luján / Mercedes Luna Fuentes / Óscar Alejandro Luviano / Juan José Macías / Daniel Macías / Gilda Manso / Jeremías Marquines / Sergio Martínez / Avril Martínez / Omegar Martínez / Sandra Martínez Hernández / Paul Medrano / Erika Mergruen / Jaime Mesa / Jonathan Minila / Sara Moguer / Ignacio Mondaca Romero / Ivett Montalván / Enrique Montañez / Santiago Mora / Paloma Mora / Alfonso Morcillo / Javier Moro Hernández / Manuel Moya / Aehécatl Muñoz González / Marco Antonio Murillo / Ía Navarro / Ezio Neyra / Omar Nieto / Daniel M. Olivera / Jorge Ortega / Moisés Ortega / Mariana Palova / Luis Panini /  Víctor Pérez / José Ricardo Pérez Ávila / Alejandro Pérez Cervantes / Norma Pezadilla / Rogelio Pineda Rojas / Juan Francisco Pizaña Morones / Ricardo Pohlenz / Juan Carlos Quiroz / Sofía Ramírez / Adrián Ramírez Rodríguez  / Pilar Ramos / Antonio Ramos Revillas / Fernando Reyes / Sandra Reyes Carrillo / Antonio Reyes Cortés / Jesús Reyna / Minerva Reynosa / Eduardo Ribé / Moon Rider / Brenda Ríos / Alejandra Rioseco / Beatriz Rivas / Rocko / Arturo Rogel / Vanessa Romero / Rodrigo Romo / Santiago Roncagliolo / Alexandro Roque / Juan Antonio Rosado / Marina Ruiz Rodríguez / Eduardo Sabugal / Einar Salcedo / Eduardo Salles / José de Jesús Sampedro / Daniel Espartaco Sánchez / Mónica Sánchez Escuer / Karla Sandomingo / Martha Lilia Sandoval Cornejo / Angélica Santa Olaya / Ana María Shua / Sonia Silva-Rosas / Adriana Sing / Elisabeth Skene / Judith Tabullo de Robles / Leonardo Teja / Jorge Terrones / Joel Terrones / Iván Trejo / Germán Treviño / Gilberto Valadez / Arturo Vallejo / VAP / Carlos Vázquez / Alejandra M. Vázquez / Amparo Vázquez / Andrés Vázquez Gloria / Gustavo Vázquez Lozano / Guillermo Vega Zaragoza / Sergio Arturo Velasco de Loera / Carlos Velázquez / César Gabriel Villalobos / Fernando Villen / Carlos Wamba / Darío Zalapa Solorio / Paloma Zubieta López



En este número: agustín fest / alejandra eme vázquez / alberto chimal / marco antonio campos / rodolfo jm / sofía ramírez / eduardo sabugal / erika mergruen / malva flores / fernando reyes / omar delgado / javier moro hernández


 

agosto 24, 2012

EDITORIAL LJA / Un ejemplar profesional

Nunca basta decir gracias
Hace más de un año el Consejo de Administración tomó la decisión de invitar a colaborar a Luis Fernando Ramírez Díaz, a quien se vio y seguirá viendo con profunda admiración personal y profesional dado su trato, desempeño y productividad en la gestión pública del estado.
Anunciamos que por razones personales y debido a una oferta laboral que a él se le presenta, hemos acordado suspender su valiosa participación en esta empresa de comunicación y hacer público nuestro orgullo de compartir nuestros días con él. Rechazamos categóricamente cualquier interpretación que se le quiera dar a este hecho que hoy nos conmueve, y reivindicamos el respeto a las decisiones individuales de cada integrante de este equipo. Hoy respaldamos su involucramiento en La Jornada Aguascalientes con el mayor de los agradecimientos por sus inconmensurables aportaciones y reconocemos que su salida representa un gran hueco que llenar, por lo que a partir de hoy el señor Edilberto Aldán Ahedo tomará su lugar como director editorial, a quien le otorgamos nuestra total confianza para dar continuidad al crecimiento del periódico.
Luis, estimado, te auguramos el mayor de los éxitos en ésta nueva etapa para ti. Confiamos plenamente en que tu felicidad estará intacta y tus anhelos de vida seguirán rindiendo alegrías para los que te rodean. Los que hoy continuamos acá, vemos en ti un ejemplo de vida, un verdadero  amigo y un ejemplar profesional. De parte de todos, esperamos gustosos que a la vuelta de los días podamos encontrar  la oportunidad de volver a colaborar y aprender de ti.
Ésta seguirá siendo tu casa.

La Jornada Aguascalientes, agosto 24, 2012

agosto 21, 2012

Iluminar con preguntas


Perdón por intolerarlos

Iluminar con preguntas

Al tiempo que escribía los varios tomos de su autobiografía (La Lengua absuelta, La antorcha al oído y El juego de los ojos) Elías Canetti apuntaba en su cuaderno lo que le venía a la cabeza, más que diarios en el estricto sentido, sus notas son la suma de sentencias, aforismos, relatos brevísimos y preguntas que surgían durante la lectura de las noticias, o bien, de sus relecturas; gracias al rescate de esa escritura fragmentaria es que se cuenta con libros como El suplicio de las moscas, Hampstead y Apuntes 1992-1993.

Sí, las obras “mayores” que le merecieron el reconocimiento son su novela Auto de fe y el incómodo ensayo Masa y poder, imprescindible este último para entender lo que el individuo sacrifica al formar parte de la masa y los efectos contaminantes del poder, temas que le obsesionaron a Canetti desde siempre; sin embargo, en la escritura fragmentaria de sus cuadernos, invariablemente uno se encuentra con alguna piedra preciosa que invita a la reflexión.

Lo que en sus apuntes presenta es la reflexión constante de quien confía a pesar del pesimismo, de quien percibe que la salvación (en un sentido amplísimo de la palabra) se encuentra en el conocimiento. De Hampstead es la siguiente cita:

“Echar los prejuicios por la borda, aunque no quede nada más. Releer los grandes libros, los hayamos o no leído realmente. Escuchar a los demás sin aleccionarlos, sobre todo a quienes no tienen nada que enseñar. No seguir admitiendo el miedo para lograr la plenitud. Combatir la muerte, sin tenerla todo el tiempo en la boca. En una palabra: valor y justicia.

“Es magnífico pensar que uno está embebido de enigmas. Lo más hermoso de aprender es que multiplica los enigmas”.

Escrito a finales de 1961 es casi imposible saber a qué se refería exactamente, cuál fue el hecho que detono esta diatriba contra el miedo y elogio de la búsqueda de conocimiento, además es una tarea inútil, porque la grandeza de estas reflexiones es precisamente que se alejan de la idea de combate con que suele confundirse la adquisición de conocimiento. No es difícil imaginar a un hombre sereno que a la mitad de la jornada abre su cuaderno para apuntar un descubrimiento como resultado de un insulto o en respuesta a una noticia terrible leída en los diarios, pero esa reacción no es la respuesta inmediata de quien cree que tener la razón consiste en vencer al otro, sino en una conversación consigo mismo que da como resultado un argumento.

La escritura de Canetti es la respuesta de quien está dispuesto a escuchar con el fin de “multiplicar los enigmas”, no de quien sobaja a su interlocutor hasta rendirlo, por eso en los apuntes de este escritor, no se encuentra el brillo falso de la sabiduría instantánea, esa que sirve para titular los capítulos de los libros de autoayuda, porque no hay competencia, ni lucha, ni ganas de demostrar otra cosa que no sea que el mundo se ilumina con preguntas.

No hay página de Elías Canetti en donde no se pueda encontrar una pista para cuestionarse, porque la actitud de este escritor es la de quien sabe que la polarización es una de las estrategias del poder (así en abstracto) para reducir las ideas a su mínima expresión, consignas que sólo funcionan temporalmente, pero que no resisten el paso del tiempo.

Se puede abrir cualquiera de estos libros de apuntes, reitero, y encontrar una luz para iluminar un camino, es posible que guíe hacia otro camino y no el que se tenía originalmente pensado, pero de eso se trata leer (y escribir), de la posibilidad de dar la vuelta, detenerse o seguir un rumbo distinto, gracias a que somos tocados por la mirada de quien ya anduvo esos pasos.

Es posible que quien amablemente ha llegado a este párrafo y suele leer lo que escribo espere que a estas alturas intente un giro para llevar la reflexión primera hacia la actualidad, suelo hacerlo, caer en la tentación de anudar una relectura con un hecho próximo en el tiempo. Lo sencillo sería mencionar, otra vez, que vuelvo a Canetti para encontrar preguntas que auxilien a no dejarse llevar por la polarización, este clima ya constante en el que las conversaciones no se pueden desarrollar porque siempre se trata de ganar, de vencer al otro, las orillas del conmigo o contra mí. Olvidando que el diálogo sólo es posible cuando se comparte.

Cuando en el entorno todo se ha vuelto consigna, pierden su valor las palabras a fuerza de repetirlas se les otorga un sentido único y se les vacía de la riqueza de la interpretación, o peor aún, la repetición logra que se olvide el objetivo de una frase hasta dejarla sin sentido, se reclama, se exige, se manifiesta una y otra vez pero ya no hay propuesta de acción al enunciarla, queda sólo el gesto hueco de la insistencia.

De eso se trata entonces, cuando el otro te entrega la basurita de su odio o la baratija de un refrán, nada como buscar el cobijo de la sabiduría pausada, de la reflexión sosegada que ilumina con sus preguntas, quizá es hora de cambiar las consignas, volver a ellas para recuperar la idea central y renovar su sentido.



Publicado en La Jornada Aguascalientes (20/08/2012)

agosto 19, 2012

La Purísima... Grilla dominical

Dos fotos
Cuestión de encuadres y de enfoques
Totalmente Palacio

Encuentre las diferencias. Las fotos que encabezan esta página casi tienen a los mismos personajes, sin embargo fueron enviadas con diferentes propósitos y permiten la absoluta especulación.

A la izquierda está la imagen remitida el sábado 18 de agosto por la oficina de Comunicación Social del gobierno estatal, envío que acompañaron con el siguiente texto: “El gobernador Carlos Lozano de la Torre recibió en su despacho de Palacio de Gobierno al empresario Felipe González Ramírez y al presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Salvador Esqueda Esqueda, quienes reconocieron la apertura del mandatario estatal para el diálogo en los temas políticos y empresariales que le fueron planteados”. Y sí, la fotografía rezuma cordialidad, con todo y que no se haga mención de que también estuvo presente Javier Aguilera García, jefe del gabinete.

Dudamos que Esqueda Esqueda haya planteado que a los empresarios se les antoja una reforma laboral en la que se establezca el seguro de desempleo con el pretexto de que así podrían dejar de liquidar a alguien cuando se le despide, como señala la nota del día de hoy de nuestro reportero Ricardo Valdez, ¿o de veras el titular del CCE va y le dice al gobernador Lozano que ahora que vea a Enrique Peña Nieto le diga que todo sería más sencillo si una empresa no tuviera que pagar 90 días más 20 por año de salario a quienes dejan de laborar con ellos?, queda ahí la pregunta que descubre una ligera influencia de los argumentos de Javier Lozano Alarcón, quien cuando era parte del gabinete panista como secretario del Trabajo y Previsión Social nomás no pudo sacar la reforma, a ver cómo le va ahora al furibundo tuitero en el Senado.

Precisamente de Twitter es de donde tomamos la imagen de la derecha, Felipe de Jesús González Ramírez la compartió a sus seguidores el viernes 17 de agosto, alrededor de las tres de la tarde, acompañada del siguiente texto: “Le manifeste al Gobernador que el objetivo de mi candidatura es aportar al desarrollo y bienestar de Ags.” (Respetamos la redacción original del tuit).

Cuestión de encuadres y de enfoques. Obvie que si bien las fotos refieren al mismo evento fueron remitidas como si hubieran ocurrido en días distintos, se entiende que el gobierno estatal vaya “tandeando” los encuentros de Lozano de la Torre con diversos actores de la política local; lo que llama la atención es la prisa de González Ramírez por hacer público su encuentro con el titular del ejecutivo estatal; porque de eso se trata, ¿no?, si no bastara que en la imagen tuiteada sólo aparece el empresario y se recortó a Esqueda Esqueda y Aguilera García como un mensaje, entonces hay que remitirnos al anuncio que hace el hijo del ex gobernador de Aguascalientes.

Totalmente palacio. No deja de llamar la atención que siendo uno de los más mencionados entre los posibles candidatos del Partido Acción Nacional para contender por la Presidencia Municipal capitalina el año que viene, Felipe de Jesús González Ramírez “formalice” sus ganas de ser postulado ante el gobernador y Primer Priísta de la entidad, en su muro de Facebook la misma imagen tiene el siguiente texto: “Reunion con el Gobernador, donde le manifeste mi interes de contender por parte de PAN a la presidencia municipal, le reitere que mi objetivo es aportar al desarrollo y bienestar de Aguascalientes” (Respetamos la redacción original). ¿El mensaje es que para llegar a Palacio Chico PRImero hay que pasar por Palacio Grande?

Siempre en el reino de la especulación, si así están las cosas para los candidatos del 2013, habrá que leer de nueva cuenta el nombramiento de Gabriel Ramírez Pasillas al frente del organismo público descentralizado que operará la Línea Verde, donde cuenta con todo el permiso para identificar los liderazgos sociales que podrían apoyar a una candidatura.

Porque la Línea Verde está lejos, muy lejos de la Plaza de Armas y si bien el titular del ejecutivo estatal a últimas fechas ha subrayado la intervención de su administración en la consecución de presupuesto para sumar al proyecto que identifica la administración de Lorena Martínez, de eso a que reciba con cariño la posible postulación de Ramírez Pasillas hay un trecho más largo que los 12 kilómetros de áreas verdes y orgullo nacional.

También habría que revisar entonces los rumores, subrayamos: rumores, de que el cambio de puesto de Gabriel Ramírez Pasillas y su salida del DIF responden más al choque de personalidades que tuvo con Elizabeth Martínez López, presidenta DIF Municipal.

Por lo pronto y regresando a las fotografías hay que esperar la reacción de los otros panistas que aspiran a contender por su partido a la presidencia municipal capitalina, por ejemplo, de Jorge López Martín, a quién se le extrañó este fin de semana en las redes sociales, él siempre tan dispuesto a comentar, no se ha dado por enterado de lo que presume Felipe de Jesús; y la del estribo, fijarse en otros posibles candidatos, a ver qué tan sonrientes andan, como el titular de la Secretaría de Integración Social municipal, Roberto Tavarez Medina, quien a últimas fechas va pedaleando tranquilo y sumando afectos, como el del líder de la CROM, Jesús Ramírez Ramírez, quien no pierde oportunidad de mencionar que la central obrera lo ve con buenos ojos para que el PRI no pierda la alcaldía.

Publicado en La Jornada Aguascalientes dominical (19/08/2012)

agosto 15, 2012

guardagujas cincuenta y ocho

suplemento literario de La Jornada Aguascalientes


guardagujas 58
luis carlos fuentes ávila
agustín fest
alejandro espinoza
adán echeverría
ivett montalván
agosto, 2012

descarga el pdf:

agosto 13, 2012

El mundo hechizado



Perdón por intolerarlos
El mundo hechizado

Una bolsa de plástico en el aire, basura pues, con la que el viento juega, Ricky Fitts la filma en video, es una breve secuencia de American Beauty (Sam Mendes, 1999) donde no ocurre otra cosa que no sea el movimiento, algo tan sencillo, tan desnudo de sentido, que se hace indispensable interpretarlo. Otra escena de la película muestra al mismo joven grabando un pájaro muerto sobre la acera, cuando Jane Burnham le pregunta qué por qué lo hace, le contesta de inmediato: porque es hermoso. Lo bello es una constante, de alguna u otra forma, todos los personajes de esta cinta lo buscan, algunos bajo la idea de cambiar su vida, a otros les basta contemplarla.
En un diálogo entre los dos jóvenes, se intenta una explicación:
Ricky Fitts: Es como si Dios te mirara fijamente, sólo por un instante, y si eres cuidadoso, le pudieras regresar la mirada.
Jane Burnham_ ¿Y qué es lo que ves?
Ricky Fitts: Belleza.
Por supuesto, la belleza está en la mirada de quien observa y en ese sentido, el mundo, todo, es bello, una bolsa detenida en el aire, una estrella fugaz en la madrugada, la marca de la taza de café en la mesa compartida, el cuerpo del otro en espera de una caricia, por supuesto, el trazo de un balón que levanta el vuelo y se incrusta en una portería. El mundo está ahí y sólo espera ser interpretado, lo dice mejor Francisco de Quevedo en el “Salmo IV”:

La lengua se me pega a la garganta;
agua a mis ojos falta, a mi voz bríos;
nada me desengaña;
el mundo me ha hechizado.

Asegurar con esta convicción que el mundo es así y sólo basta dejarse asombrar para encontrar la belleza no implica quedarse detenido, azorado por el hechizo del mundo, inmóvil como en el juego infantil de los encantados, interpretar es actuar, compartir la interpretación del mundo es incidir en él, de otra manera, lo que percibimos será nada, la bolsa: basura, la taza un traste sucio, el otro nadie, el gol una jugada más.
Compartir el hechizo para formar una visión más compleja y enriquecedora de lo percibido, donde quepan las interpretaciones más diversas, donde la conversación que se establece sea bajo el entendido que las visiones son complementarias y no se anulan entre sí, donde la posibilidad de cambio reside en encontrar la forma de enlazar una visión con otra.
Por lo anterior se me hace inútil la discusión acerca de si nos hemos dejado engañar por el triunfo de la selección nacional de futbol, si quienes celebran los goles al equipo de Brasil son alienados que olvidan los gasolinazos, la protesta necesaria por el juego sucio en las elecciones y un largo etcétera que intenta contraponer la “terrible realidad” contra el embeleso que sufren quienes contemplan los juegos olímpicos o comentan la cinta más reciente de Nolan o se reúnen a hablar de un libro en vez de unirse al boicot contra algo. Y viceversa, quienes sólo ven a rapaces, desobligados, montoneros, ardidos, perdedores (elija el adjetivo más grosero que quiera) en quienes salen a la calle a manifestarse, también me parece que aportan poco al intercambio. Ambas actitudes intentan imponer una visión del mundo muy restringida.
El problema, creo, está en quienes nos encontramos en medio de estos extremos, la multitud de observadores, simples testigos, que sólo se dedican a la espera. La polarización en aumento en todos los ámbitos de discusión, prácticamente obliga al silencio, lo que es lamentable, porque se vuelve costumbre, un mal hábito que se traduce en esperar el cambio, pero que ese cambio sea iniciado por otros.
Hace unos días escuché decir a alguien a quien considero muy inteligente: “¿y ahora qué van a hacer?, se refería a los integrantes de #YoSoy132, el comentario me sorprendió porque quien me lo dijo tiene todo para aportar a esa organización, pero desencantada del mundo, todo su talento lo ha dejado en reserva para cuando otros comiencen el cambio, para un futuro decidir si se une o no.
Mis amigos se molestan cuando lo anuncio, pero sí creo que estamos enfermos de medianía, de aspiraciones mediocres que se desgastan en pasiones instantáneas, euforia pues que alcanza para festejar con todo el triunfo de un equipo y convertirlo en una proeza personalísima, un uso aborrecible del plural: ganamos. Mediocre porque al abrogarse del éxito ajeno, no se interpreta, no se analiza, sólo se suma una voz al balido general. Un país no se cambia así, no con esos cuentos, y de nuevo, tampoco con el otro cuento que quema su alma en la elaboración de una pancarta o en el incendio de las redes sociales con la ingeniosísima intervención de una fotografía.
Hace unas semanas, en un artículo (¿De qué tamaño es nuestra pequeñez?, http://goo.gl/0zvL5) Jorge Álvarez Máynez señalaba que “Para cambiar, los mexicanos necesitamos hacer uso de nuestra empatía. Abandonar un poco nuestra pequeñez” y subrayaba la pertinencia de construir una “narrativa que ofrezca otro futuro a México”. Es difícil no estar de acuerdo con él, mi convicción es que esa narrativa comienza por entender que los actos mínimos, las tareas de todos los días, conforman esa historia personal que puede unirse a una mayor, a la historia de todos, que es necesario dejarse hechizar y saber compartir ese encantamiento… pero estamos tan lejos.
El texto citado de Álvarez Máynez finaliza señalando que es indispensable creer en lo que dijo Manuel Clouthier hace 24 años: “México va a cambiar. Contigo, sin ti o a pesar de ti. Pero va a cambiar”. Reitero, casi imposible el desacuerdo, sin embargo, ante nuestra incapacidad para compartir la belleza del mundo (y mi pesimismo) todo apunta a que México ya cambió, sin tomarnos en cuenta, porque estamos esperando a ver qué hace el otro y demasiado dispuestos a contradecir su visión del mundo, con la actitud valentona de quien cree que tiene la razón y eso basta, sin la necesidad de compartir.
Publicado en La Jornada Aguascalientes (13/08/2012)

agosto 12, 2012

La Purísima... Grilla dominical


Encuentre las diferencias podríamos titular las fotos remitidas por las oficinas de comunicación social de los gobiernos estatal y municipal de Aguascalientes, ambas con motivo del triunfo de la Selección Nacional en la final de futbol de los Juegos Olímpicos, porque al final se trata de imagen; unas pistas, si bien ambas abordan el tema del festejo, los encargados de la oficina de prensa de Carlos Lozano de la Torre decidieron difundir al gobernador y una pequeña comitiva disfrutando del partido en un salón de Casa Aguascalientes, puertas adentro pues; mientras que el personal de Lorena Martínez se decidió por una estampa de los posibles usos de la remodelada Madero, donde el gobierno municipal instaló una pantalla para poder seguir el minuto a minuto del partido, es decir puertas afuera, aunque eso sí no protagoniza la imagen la alcaldesa. Será cuestión de aprender a leer las imágenes.
Quien sí aparece en la foto del municipio es el secretario del Ayuntamiento capitalino, Luis Fernando Muñoz, pero lo hace nada más para llevarnos la contra y demostrar que esta redacción también resbala, resulta que en la semana nos dejamos llevar por los rumores y anunciamos como inminente la salida del segundo al mando del gobierno municipal, pues resulta que no, nos equivocamos, nada que lo renuncian, por lo menos no en breve y no a causa de una pérdida de afecto por parte de Lorena Martínez, ya nos vinieron a contar que el esparcimiento de rumores fue una artimaña de la gente del propio palacio chico queriendo aprovechar el aire de incertidumbre para escalar algunos puestos en el organigrama, a ver si les resulta, todo indica que no.
Porque está firme en el puesto el secretario del Ayuntamiento, es claro que sigue siendo un hombre de confianza de Martínez Rodríguez, y lo único que lo va a mover de esa silla es el espaldarazo de su jefa para que en el futuro le eche una manita al grupo político al que pertenece pero desde el Congreso del Estado. La lealtad se recompensa pues.
Quienes también tendrán que cambiar de estrategia son los jóvenes que apuestas a suceder a Guadalupe Ortega como dueño y señor del PRI estatal (es un decir, sabemos quién es el Priísta Número Uno), pues aunque el dirigente partidista un día sí y otro también repita que es hora de que los jóvenes se hagan cargo del desastre que dejo, cada vez suena más el nombre de Norma Esparza Herrera para dirigir al partido. No sería para nada extraño, piénselo bien, si alguien se ha comportado con toda lealtad es la senadora, ha salido a dar la cara por los priístas cada vez que se lo han pedido, ha resultado buena para defender el proyecto del gobierno en turno, además de que no le da vuelta a enfrascarse en luchas verbales. Su lado flaco es el manejo de las nuevas tecnologías y las redes sociales, como que todavía no acaba de hallarse con las posibilidades que brindan Facebook y Twitter para difundir su labor política y tiende a insistir en los mensajes personales. Así que apunten el nombre de Norma Esparza.
Nomás por no dejar, ya que mencionamos el uso “desaforado” y personalísimo de las redes sociales, no podemos dejar de ejemplificar con Yuri Antonio Trinidad Montoya, hasta hace poco presidente estatal del Partido Nueva Alianza y en este trienio regidor capitalino, quien los fines de semana le da vuelo a su corazoncito romántico y receta a través de su muro de Facebook oleadas de enlaces a videos con música ochentera. A no ser porque Yuri Antonio fue uno de los ediles que mayor número de faltas acumuló durante el primer año del gobierno de Lorena Martínez o que fue señalado en los medios por recibir una concesión de taxi por parte de la administración de Luis Armando Reynoso Femat, no se escucha mucho de este político aguascalentense, pero más que bajo perfil, esta ausencia de Trinidad Montoya debe ser consecuencia de su militancia en Nueva Alianza, digamos que los partidarios del Panal son buenos para la negociación, pero mejores para la desaparición, y si no, qué le pregunten a su ex candidato a la presidencia.
De vacaciones, seguro que Gabriel Quadri está de vacaciones, al igual que Josefina Vázquez Mota, desde ahí se nota lo que se debe de notar, a la ex candidata panista todo mundo la anda buscando para que tome partido entre Gustavo Madero y Felipe Calderón, mientras que al de los lentes y su bigote, nadie le echa un lazo, pero nadie, será que ya acabó con aquello para lo que fue contratado y ahora toca a otros darle seguimiento a las negociaciones, al menos así nos lo hace saber Silvia Luna, quien en entrevista con este diario pone de manifiesto que el PANAL está listo para ir en coalición.
Finalmente, los que también siguen con sus preparativos son los del PAN, este fin de semana ya aprobaron la Comisión que presentará la convocatoria y mecanismos para la asamblea de reforma de estatutos, esta comisión (de acuerdo a información de Laura Rojas vía Twitter (@Laura_Rojas_), esta comisión presentaría la convocatoria a más tardar el 15 de octubre, y la as asamblea se realizarían en 2013.
Los integrantes de la Comisión para la Evaluación y Mejora del PAN que propondrá la convocatoria está integrada por: Luis Felipe Bravo Mena, Germán Martínez, César Nava, Víctor Castañeda, José Baez Alejandro Moreno, Hugo Sánchez, Marco Antonio Adame, Carlos Medina, Fernando Canales, José González Morfín, Santiago Creel, Jorge Zermeño, Guadalupe Suárez, María Luisa Calderón, Elenita Álvarez, Verónica Pérez, Cecilia Romero, Arturo Salinas y Juan Molinar.
Ahí dejamos esos datos para que el panismo local arrastre el lápiz y nos diga cuál fue el resultado de la medición de fuerzas entre Calderón y Madero, pero sobre todo, en Aguascalientes, quién llevará la mano en el 2013: Felipe González González, Martín Orozco, Fernando Herrera… ¿quién?


Publicado en La Jornada Aguascalientes (12/08/2012)

agosto 09, 2012

Si tienes fantasmas, lo tienes todo

Roky Erickson & The Aliens, banda sonora para corregir un cuento en el que Raymond Chandler persigue leones marinos.

Hay que tener fantasma.




If you have ghosts
Then you have everything
If you have ghosts
Then you have everything

You can say anything you want
and you can do anything you want

If you have ghosts
Than you have everything

One never does that
One never does that

You can call it
Surprise there it is

The moon to the left of me 
is a part of my thoughts
is a part of me is me

one never does that

in the night I am real
in the night I am real

The moon to the left of me
is a part of my thoughts
is a part of me is me

Wherever is the wind
is a part of my thoughts
is a part of me is me

In the night I am real

I don't want me
fangs too long

I don't want my 
fangs too long

The moon to the left of me
is a part of my thoughts
is a part of me is me

Forever is the wind 
to the left of me 
is a part of my thoughts
is a part of me is me

I don't want my 
fangs too long

If you have ghosts
than you have everything

agosto 06, 2012

Borges, Poniatowska, fraudes y mamarrachos

Perdón por intolerarlos

Borges, Poniatowska, fraudes y mamarrachos



Nadie rebaje a lágrima o reproche
esta declaración de la maestría
de Dios, que con magnífica ironía
me dio a la vez los libros y la noche.


Es la primera estrofa del “Poema de los dones”, no menos lúcidos y conmovedores por su belleza son los primeros versos de “Otro poema de los dones”:


Gracias quiero dar al divino
laberinto de los efectos y las causas
por la diversidad de las criaturas
que forman este singular universo,
por la razón, que no cesará de soñar
con un plano del laberinto,
por el rostro de Elena y la perseverancia de Ulises,
por el amor, que nos deja ver a los otros
como los ve la divinidad


Ambos textos de Jorge Luis Borges. La lectura de cualquiera de ellos, incluso una lectura superficial, bastaría para poner en duda que el autor de esas líneas fuera el mismo que escribió: “Si pudiera vivir nuevamente mi vida,/ en la próxima trataría de cometer más errores./ No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más./ Sería más tonto de lo que he sido,/ de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad./ Sería menos higiénico./ Correría más riesgos,/ haría más viajes,/ contemplaría más atardeceres,/ subiría más montañas, nadaría más ríos./ Iría a más lugares adonde nunca he ido,/ comería más helados y menos habas,/ tendría más problemas reales y menos imaginarios”, líneas que pertenecen a “Instantes” de la escritora norteamericana Nadine Stair.

Y sin embargo, hay quien continua atribuyendo “Instantes” a Borges (qué ganas de verlo comer helado, caray), caso que recientemente se volvió relevante debido a que, a petición de María Kodama, la editorial Random House Mondadori retiró del mercado los dos mil ejemplares del libro Borges y México, por incluir el texto “Un agnóstico que habla con Dios”, entrevista que Elena Poniatowska hizo a Borges en 1973 y que reeditó en 1991 (Todo México, Editorial Diana) añadiéndole dos poemas . Sobre la asignación de “Instantes” a Borges, se puede leer una historia, mejor contada y con abundantes referencias de Iván Almeida en este enlace: http://goo.gl/jJE1J

La misma semana en que se inauguraba la exposición Borges y México, La Jornada publica la nota de David Brooks "Renuncia escritor de The New Yorker por inventar citas del estadunidense Bob Dylan" (http://goo.gl/FVHZQ) en la que cuenta el caso de Jonah Lehrer, quien renunció a su puesto en la publicación tras confesar que se había inventado y publicado varias citas de Bob Dylan en el libro Imagine, dice Leherer en un comunicado: “Las citas en duda o no existían o eran pasajes mal citados de manera no intencional, y representaron combinaciones inapropiadas de citas previamente existentes […] Las mentiras ahora ya se acabaron. Entiendo la gravedad de mi posición. Deseo disculparme con todos los que he desilusionado, especialmente mis editores y mis lectores”.

Pero eso ocurre en The New Yorker, en Mexiquito, Poniatowska ha sido incapaz de asumir la responsabilidad al atribuir los poemas a Borges, entrevistada por Milenio (http://goo.gl/6JnCO) señaló “No creo que sea tan grave, son poemas que se atribuyeron en esa época a Borges. Recuerdo que platiqué con él, pero no recuerdo nada de eso, ni si hablamos de ese poema. No he visto el libro, pero seguramente se señala que es apócrifo…”, mientras que en entrevista con La Jornada (http://goo.gl/eHiZh) se acuerda un poco y avienta la pelota a los editores: “Yo no fui consultada ni por el autor del libro, Miguel Capistrán, ni mucho menos por la editorial, de que iban a incluir un texto mío en Borges y México. No soy culpable de nada. El error lo cometieron ellos, de incluir esos poemas, cuando en mi entrevista original, que fue publicada en cuatro partes en el periódico Novedades a principios de diciembre de 1973, no hay poema alguno”. ¿Una disculpa?, ¿asumir su responsabilidad?, ¿reconocer la pifia?, ni aunque le pagaran, incluso en una breve nota en La Jornada (Sobre Borges y México), minimiza el fraude cometido calificándolo de una falta de atención: “Mi descuido fue haber mezclado las dos entrevistas para la edición de Diana, guiada por la emoción del segundo encuentro en el hotel y no volver a revisar la entrevista como tampoco la revisaron los editores de Todo México y ahora los del libro Borges y México” (http://goo.gl/0U6pP), la culpa, siempre, es de los otros.

¿Cuál es la diferencia entre Lehrer y Poniatowska? La falta de rigor intelectual, un absoluto desprecio por el lector, la segunda es un fraude reiterado (no es la primera vez que comete este tipo de “equívocos”, véase Para limpiar la memoria de Luis González de Alba http://goo.gl/KNNjE), es decir en el caso de Poniatowska no importa cuántas veces le pueda faltar al respeto, total, no es para tanto, es sólo un poema y mientras no sea descubierta, puede seguir gozando el prestigio de la vaca sagrada. Son sólo cosas de las secciones culturales, ¿a quién le puede importar?

Justamente por eso debería importar, porque es en los detalles mínimos, en nuestros placeres y el pequeño ámbito de acción que está a nuestro alcance donde se ejerce la convicción de que podemos cambiar las cosas, no me parece desmesurado señalar que exigir respeto como lectores es equivalente a manifestarse como ciudadano contra los malos políticos y las prácticas de corrupción, tan importante dar seguimiento a las cuentas públicas como señalar la falta de rigor y el fraude intelectual.

Coda local.
Mientras revisaba las notas para este texto, no podía dejar de pensar en la publicación de plagios en La Jornada Aguascalientes, una y otra vez hemos discutido en la mesa de redacción sobre lo que se debe hacer en estos casos. Mi opinión ha sido dejar de publicar a quienes abusan del espacio, otras voces más mesuradas apuestan a que los plagiarios merecen una segunda oportunidad, pues pueden haberse equivocado. El fraude cometido por Elena Poniatowska sirve para explicar mi posición, un plagio es un acto consciente, un fraude que se comete a sabiendas de que se intenta engañar a los lectores, no es tan simple como olvidar unas comillas o citar la fuente, quien plagia busca ser reconocido por una idea y palabras que no ha sido capaz de comprender del todo, ante su ineptitud para ordenar y glosar una experiencia prefiere el engaño.

Mientras el plagio siga siendo considerado una cosa menor, un asunto de gente que escribe y que al final no importa, continuaremos sin herramientas para exigir que no se premie con una candidatura a los plagiarios (Isidoro Armandáriz y Nora Ruvalcaba), dando espacio a quien en nombre de una supuesta divulgación de la cultura publica pifia tras pifia, como Ana Leticia Romo, a quien en su afán de ser reconocida como escritora poco le falta para defender que “La marioneta” (Si por un instante Dios se olvidara de que soy/ una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida,/ posiblemente no diría todo lo que pienso,/ pero en definitiva pensaría todo lo que digo) no es un texto de Johnny Welch sino de García Márquez, con eso de que sus fuentes siempre son dudosas páginas de internet. Peor aún, mientras seamos indolentes ante este tipo de fraudes, se estará validando la actitud bravucona de hampones como Rubén C. Rojas Torres, quien tras ser expuesto por fraude al plagiar un boletín de la UNAM, en vez de asumir la responsabilidad de su acto, prácticamente reta a golpes a quien señala el plagio, mientras se victimiza con la vieja táctica de “me está calumniando” y omite las pruebas aportadas. Mamarrachos como estos plagiadores no merecen segundas oportunidades.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (06/08/2012)

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails