abril 30, 2012

1,680,560,420

Perdón por intolerarlos
1,680,560,420

Para llegar al 1,680,560,420 primero hay que empezar por comprender este número: 1344448336, que así, sin comas, bien podría pasar fácilmente por una sección de la serie del valor numérico de π (pi), a primera vista es una serie de números sin mucho sentido, es necesaria la explicación, los 1,344,448,336 son pesos, es la multiplicación por cuatro del tope de gastos de campaña para cada uno de los candidatos a la Presidencia (336,112,084) el asunto cambia, se vuelve monstruoso, cuando se agregan otras cifras.
Antes de parálisis en que deja el pasmo, considere las siguientes cantidades, para llegar a los 1,680,560,420 pesos del título, que es el financiamiento total aprobado por el Instituto Federal Electoral para gastos de campaña, a los 1,344,448,336 pesos iniciales hay que sumar los 67,222,416 pesos que cada precandidato tuvo como tope para el periodo de precampañas. Más todavía, el IFE estableció como tope 1,120,373 pesos para las campañas de los candidatos a diputados por el principio de mayoría relativa.
Otros números a considerar es que en estas elecciones se elegirán más de dos mil cien cargos, aparte de presidente de la República, 500 diputados federales, 128 senadores, 579 diputados locales, 876 ayuntamientos, seis gobernadores y un jefe de gobierno, 16 jefes delegacionales y 20 juntas municipales.
Al intentar hacer la suma y multiplicaciones correspondientes pierdo la cuenta, así que volvamos al número inicial 1,680,560,420 pesos divididos entre todos los partidos y coaliciones, de acuerdo a información del IFE la cantidad se divide por partidos, de la siguiente manera: al PAN corresponden 424,784,163 pesos; al PRI 537,269,854 pesos; al PRD 225,745,363 pesos; al PT 118,098,139 pesos; al PVEM 156,507,101 pesos; a Movimiento Ciudadano 103 ,060 ,128 pesos; y a Nueva Alianza 115,095,669 pesos.
Seguir la ruta de la indignación simplona es fácil, hay quienes en la vida jamás veremos tal cantidad de dinero junta, otros ni siquiera sabemos enunciar cifras arriba de seis dígitos. Si se dividen los 1,680,560,420 pesos entre 59.08 que es el salario mínimo para el área geográfica “C” (donde está Aguascalientes junto con Campeche, Coahuila, Colima, Chiapas, Durango, Guanajuato, Hidalgo, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tabasco, Tlaxcala, Yucatán y Zacatecas, entre otros estados, es decir,  no estamos en la misma categoría que entidades como Baja California y el Distrito Federal, vamos ni como el municipio de Valle Hermoso en Tamaulipas), alcanza para pagar un día a más de 28 mil trabajadores (28,445,504); se podrían hacer más cuentas facilones, dividir la cantidad mayor entre lo que cuesta un litro de leche, una consulta médica, un libro de texto… lo que guste, al final siempre se obtendrá un resultado desmedido, al final siempre parecerá un desperdicio.
Sin embargo, la ira que despiertan esas comparaciones ayuda de poco, por lo menos no aportan a un análisis riguroso acerca del costo de la democracia. Se comprende, cuando las cantidades van más allá de nuestra comprensión, cuando se piensa en lo que se podría adquirir y los problemas que se podrían solucionar con 1,680,560,420 pesos es simple denostar al “sistema”, a la “clase política” por el dispendio, de ahí al superficial: no votes, ninguno vale la pena, la distancia es muy corta.
Además de que las divisiones simplonas que he realizado no sirven de mucho, funcionan como un distractor, la atención se centra en un “hubiera” imposible y se responsabiliza a un grupo escurridizo, ellos, los otros, los candidatos se están gastando el dinero.
Y cómo se lo gastan.
Hace unos días Denisse Dresser lanzó una invitación a través de su cuenta de Twitter (@DenisseDresserG) en relación con los spots del Verde Ecologista: “Hago un llamado a abuchear los cineminutos de propaganda del Partido Verde en las salas de cine y de unirse al movimiento #cerovotosalverde”. Los cineminutos muestran los “logros” del PVEM y aparecen Andrea Legarreta y Raúl Araiza. Si le ha tocado ver “eso” en las pantallas, se entiende claramente la indignación, por supuesto que vale el abucheo.
O bien, si es usuario de las redes sociales, es posible que le haya tocado ver la campaña “no oficial” de simpatizantes del candidato a la presidencia de Nueva Alianza: el Quadribaile (aquí el enlace: http://goo.gl/sp2Ji). Un video sobre el que Gabriel Quadri señaló que agradece “el buen ingenio de los anónimos”. En poco más de un minuto se muestra a diferentes personas que portan anteojos con nariz, cejas y bigote incluidos (estilo Groucho Marx) que al ritmo de las percusiones bailan el siguiente mensaje: “Con mis lentes y mi bigote, con este baile voy invitando a que todos voten, por el Quadri…”, hay más: “Pa’ los indecisos, para el que no quiere, para el que dice yo ya no creo, yo ya no quiero, ya llegó el Quadri con algo nuevo. Aquí vengo yo con mis lentes y bigotes y listo pa’ votar por el Quadri, un candidato muy a todo dar, por Nueva Alianza vamos a votar” y, espasmódicos, agitan los brazos. En serio.
Recientemente, Mario Vargas Llosa con motivo de su libro más reciente La civilización del espectáculo, dialogó con Gilles Lipovetsky (http://goo.gl/4NzE1), rescato una frase del escritor: “El entretenimiento puede convertirse en la columna vertebral de la cultura y eso está pasando con el beneplácito de los responsables culturales”, en otra entrevista (http://goo.gl/Lq7JI) habla de la banalización y que “tiene consecuencias no solamente en el campo de la cultura, sino en todos los otros. Por eso en el libro me refiero a la política, incluso a la vida sexual, a la relación humana. Todo eso se puede ver muy afectado si la cultura vive en la banalización, la frivolización permanente”.
Regreso al 1, 680,560,420, repensar ese número y exigir a los candidatos no caer en la frivolización. A la necesidad de que rindan cuentas acerca de cómo se gastan el dinero y no quedarse en la queja simplona. Se puede, se requiere participación, imaginar, buscar alternativas para obligar a la rendición de cuentas, de otra manera, de no hacerlo, sólo nos queda abuchear una pantalla, sin posibilidad de diálogo alguno, o bien, agitarse espasmódicos mientras alguien te roba la cartera.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (30/04)

abril 29, 2012

Casa Terán, vigésimo aniversario

Para que no digas que no pienso en ti...

Con motivo del 20 aniversario del Centro de Animación Cultural Casa Terán, Sofía Ramírez, directora de este centro, dirigió unas palabras a quienes asistieron a la emotiva ceremonia de celebración. Con autorización de la autora, La Jornada Aguascalientes publicó sus palabras como una forma de unirse al festejo, aquí el resultado.


El diseño de la plana estuvo a cargo de Sarahí Cabrera.

"Intensa cacería" en La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima… Grilla

  • Intensa cacería
  • Buscan responsables
  • Mucho ánimo, poca propuesta

Intensa cacería se ha desatado con motivo de la información difundida por este diario acerca de los acarreos por parte de priístas y panistas a sus respectivos mítines con candidatos a la Presidencia de la República, se busca desesperadamente a los responsables del pastoreo para castigarlos.

Esperamos lector, que no le pase como a nosotros y se vaya con la finta de que, al fin, los árbitros y jueces de este proceso electoral van a intervenir, no es así, nada de que aparezca por fin la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales.

La cacería se refiere a la búsqueda de responsables para acusarlos más que para castigarlos, esa es la lógica en tiempos electorales. En el caso del PAN, esta actitud responde a la estrategia de posicionarse como un partido con principios y apegado a la legalidad, en contraposición de la imagen con que quieren estigmatizar al PRI.

Quién sabe qué tan efectiva sea la táctica panista, porque eso de apostarle todo al día D o enarbolar mártires no siempre es lo mejor. Ahí está el caso de Martín Orozco y el afecto verdadero que le tienen sus seguidores, contra viento y marea le creen al “Bigotón”, sin embargo, el efecto tiene un radio de acción muy pequeño, como muestra la sorpresa de Josefina Vázquez Mota en su visita reciente, quien se dijo verdaderamente sorprendida por las muestras de afecto, entre que no se la creía y no acaba de entender las razones.

En el caso del PRI, más que el partido, la cacería se realiza en las oficinas de gobierno, donde circulan recortes de La Jornada Aguascalientes para localizar por dónde se está fugando la información, y van de despacho en despacho lanzando acusaciones acerca de quiénes son los responsable de que los reporteros y columnistas de este medio se enteren de que obligan (perdón, invitan amablemente) a los servidores públicos a asistir a los eventos del partido tricolor.

Es decir, se preocupan por encontrar culpables para amenazarlos con despedirlos por su falta de solidaridad y lealtad, sin la menor vergüenza por estar cometiendo delitos electorales.

Así las estrategias de los punteros (en algunas encuestas), mientras el resto, al menos en Aguascalientes siguen arrastrando la cobija de los conflictos internos. Las fuerzas progresistas de Aguascalientes (Movimiento Ciudadano, PRD y PT) nomás no entienden que deben ir unidos y mientras se dan patadas por debajo de la mesa, dejan abandonados a sus candidatos con más arrastre, basta con echar un ojo a la propaganda que colocaron en los pobres y descuidados stands de la Feria Nacional de San Marcos, brilla por su ausencia el apoyo a Nora Ruvalcaba y Juan Francisco Gavuzzo, ni un cartelito merecen.

Mientras que las campañas del Verde y el PANAL, bueno… por el suelo, aunque ellos digan que son “a ras de suelo”, no basta el ánimo, no cuando los ecologistas hasta el momento se han dedicado a señalar que sus propuestas son magníficas porque han sido retomadas por los candidatos de otros partidos… pues sí, ¿y?

A Nueva Alianza hay que reconocerle el temple para organizar una tras otro, tras otro, tras otros… encuentros con la militancia, sin importar que sean apenas diez o quince los que vayan, y que esa asistencia en algunas ocasiones responde a un interés distinto al de las elecciones y es que ¿quién le dice no a la rifa de electrodomésticos con que cierran sus actos de campaña los neoaliancistas? Y por supuesto, lograr que sus partidarios canten y dejen de pensar al ritmo tribal “con mis lentes y con mis bigotes” (no se pierda el video de esta campaña no oficial: http://goo.gl/ch4xZ), pero de nuevo, habría que ver qué piensan las candidatas Luna y Delgadillo acerca de dejarse el bigote.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (29/04)

abril 27, 2012

Las mentiras verdaderas

Como para las sociedades, para el individuo es también una actividad primordial, una necesidad de la existencia, una manera de sobrellevar la vida. ¿Por qué necesita el hombre contar y contarse historias? Quizá porque, como la Mamé, así lucha contra la muerte y los fracasos, adquiere cierta ilusión de permanencia y de desagravio. Es una manera de recuperar, dentro de un sistema que la memoria estructura con ayuda de la fantasía, ese pasado que, cuando era experiencia vivida, tenía el semblante del caos. El cuento, la ficción, gozan de aquello que la vida vivida –en su vertiginosa complejidad e imprevisibilidad- siempre carece: un orden, una coherencia, una perspectiva, un tiempo cerrado que permite determinar la jerarquía de las cosas y de los hechos, el valor de las personas, los efectos y las causas, los vínculos entre las acciones. Para conocer lo que somos, como individuos y como pueblos, no tenemos otro recurso que salir de nosotros mismos y, ayudados por la memoria y la imaginación, proyectarnos en esas “ficciones” que hacen de lo que somos algo paradójicamente semejante y distinto de nosotros. La ficción es el hombre “completo”, en su verdad y en su mentira confundidas.


Las historias son rara vez fieles a aquello que aparentan historiar, por lo menos en un sentido cuantitativo: la palabra, dicha o escrita, es una realidad en sí misma que trastoca aquello que supuestamente transmite, y la memoria es tramposa, selectiva, parcial. Sus vacíos, por lo general deliberados, los rellena la imaginación: no hay historias sin elementos añadidos. Éstos no son jamás gratuitos, casuales; se hallan gobernados por esa extraña fuerza que no es la lógica de la razón sino la de la oscura sinrazón. Inventar no es, a menudo, otra cosa que tomarse ciertos desquites contra la vida que nos cuesta vivir, perfeccionándola o envileciéndola de acuerdo a nuestros apetitos o a nuestro rencor; es rehacer la experiencia, rectificar la historia real en la dirección que nuestros deseos frustrados, nuestros sueños rotos, nuestra alegría o nuestra cólera reclaman. En este sentido, ese arte de mentir que es el del cuento es, también, asombrosamente, el de comunicar una recóndita verdad humana. En su indiscernible mezcla de cosas ciertas y fraguadas, de experiencias vividas e imaginarias, el cuento es una de las escasas formas –quizá la única- capaz de expresar esa unidad que es el hombre que vive y el que sueña, el de la realidad y el de los deseos.


“El criterio de la verdad es haberla fabricado”, escribió Giambattista Vico, quien sostuvo, en una época de gran beatería científica, que el hombre sólo era capaz de conocer realmente aquello que él mismo producía. Es decir, no la Naturaleza sino la Historia (la otra, aquella con mayúscula). ¿Es cierto eso? No lo sé, pero su definición describe maravillosamente la verdad de las historias con minúscula, la verdad de la literatura. Esta verdad no reside en la semejanza o esclavitud de lo escrito o dicho –de lo inventado- a una realidad distinta, “objetiva”, superior, sino en sí misma, en su condición de cosa creada a partir de las verdades y mentiras que constituyen la ambigua totalidad humana.

Siempre me ha fascinado ese curioso proceso que es el nacimiento de una ficción. Llevo ya bastantes años escribiéndolas y nunca ha dejado de intrigarme y sorprenderme el imprevisible, escurridizo camino que sigue la mente para, escarbando en los recuerdos, apelando a los más secretos deseos, impulsos, pálpitos, “inventar” una historia.

Las mentiras verdaderas, prólogo a La señorita de Tacna. Mario Vargas Llosa

abril 24, 2012

guardagujas cincuenta


daniel espartaco sánchez • alejandro espinoza 
carlos bustos  • agustín fest
guardagujas 50
portada: gerardo gonzález

abril 23, 2012

¿Algo que decir?

Perdón por intolerarlos
¿Algo que decir?

A la mejor te interesa, lanza el anzuelo la voz del otro lado del teléfono, es por lo del mitin de mañana de Peña Nieto, fíjate que nos están obligando a ir, nos piden que vayamos de camisa roja a la Plaza de Armas. Le confirmo que estoy interesado y le pido datos, quién les está dando la orden, de qué forma y cuándo. Mi interlocutor se detiene: sólo te pido que no menciones la dependencia de la que te hablo, es que sabes, igual pueden relacionarnos y entonces así nos va. Me cuenta con detalle, pero insiste en que no mencione nombres.
Pienso también en que no acabo de entender para qué me cuenta, se lo pregunto. La respuesta es rápida: a la mejor tú puedes decir algo.
Con esa encomienda en mente trato de confirmar el rumor recibido. En el Instituto Cultural de Aguascalientes es el administrador quien está “invitando amablemente” a los servidores públicos a que asistan a apoyar al candidato priísta y que les van a pasar lista. Pregunto: ¿Luis Raúl González de Luna, él te está obligando a ir?, y recibo la respuesta de otras veces, que no lo pueden decir, que no pueden arriesgar su puesto de trabajo… Ya no insisto replicando que no voy a publicar el nombre de mi fuente, que se trata de cuidar a quien te informa, etcétera. Cuelgo, con esa tristeza de quien es testigo del miedo ajeno.
En el mitin de Peña Nieto la masa hace uso de las gradas que “alguien” dejó ahí, el mobiliario empleado para la ceremonia de coronación de la reina de la Feria Nacional de San Marcos sirve para quienes asisten a otro rito igual de extravagante. Los funcionarios públicos ejercen su derecho de regresión a la dulce pubertad y se emocionan como colegiales ante la vista de su candidato. La ausencia de pundonor con que corren y se aceleran los miembros del gabinete estatal debería provocar pena ajena, incluso saltan para ser vistos, para destacarse de entre la ola de gente. Ahí está el titular del Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA), orondo, con una coqueta camisa que reza “Me comprometo y cumplo”, seguro que cuando se la puso no estaba pensando en su declaración de principios de febrero, cuando advirtió severo a todos los trabajadores del IEA que se abstuvieran de cualquier acto de proselitismo, porque en caso de ser descubierto la institución brindaría todas las facilidades a la autoridad federal “para que pueda ejercer proceso penal por medio del Ministerio Público en el ámbito federal” (Boletín 0782 del gobierno del estado de Aguascalientes).
Martín Andrade, titular del Instituto Cultural de Aguascalientes (ICA) también enfundado en coqueto ajuar peñanietista tampoco debe recordar que apenas en abril se reunieron los integrantes del gabinete estatal con el Vocal Ejecutivo de la Junta Local del Instituto Federal Electoral, Ignacio Ruelas Olvera y ahí el mismísimo Carlos Lozano reiteró “la prohibición total y terminante de hacer proselitismo o efectuar acciones que se constituyan como inducción o coerción para el ejercicio del voto en las próximas elecciones”, también les dijo el gobernador que “cualquier conducta detectada que sea constitutiva de delito federal será sancionada administrativamente, y se brindarán todas las facilidades a la autoridad federal para que pueda ejercer proceso penal por medio del Ministerio Público federal contra servidores públicos que sean sorprendidos en prácticas antidemocráticas en el ejercicio gubernamental” (Ficha Informativa del gobierno del estado de Aguascalientes, abril 2), tampoco debe recordar las extensas y aburridas sesiones en que instruyen al personal del ICA para que no participe en absolutamente nada porque no vaya a ser que se confunda con un acto de proselitismo, así que si trabajas en esa dependencia no puedes dar entrevistas, colaborar con algún medio, externar tu opinión…Todo en nombre del cuidado del proceso electoral.
Y si por algún momento estos funcionarios recordaran sus compromisos, si llegaran a sufrir alguna duda sobre su comportamiento, sube al templete Lozano de la Torre para alejar toda incertidumbre, despeja toda duda, cualquier resquemor y, antecedido de un manipulador “con el debido respeto” asegura que Aguascalientes todo está con Peña Nieto, se acabó, “así lo dicen las encuestas y este evento”. Y que me traigan a la FEPADE para echarles a mi gallo, pos estos.
¿Alguien va a decir algo de todo esto?
Al día siguiente, en las primeras planas de los periódicos aparecen las fotografías y las notas que respaldan la instrucción del gobierno estatal a sus trabajadores: “Aguascalientes 100% priísta”. Inútil buscar un poco de dignidad en los columnistas que mencionan el evento, agradecidos por los favores recibidos, enfundados en su botarga priísta, sólo registran lo que quieren ver, no hay dispendio, ni acarreo… No hay vergüenza, uno de ellos se justifica subrayando que es “imposible minimizar la calidez y el entusiasmo”, resalta cómo “estoicamente” aguantaron los 26 grados bajo los que se desarrollo el mitin, pero eso sí califica de “agradable” los rayos del sol.
¿Alguien va a decir algo de todo esto? No, parece que no, el desconcierto ante la ceguera impuesta por el fervor partidista hace pensar en lo difícil que debe ser vivir de rodillas, pero enseguida uno recuerda que la mayoría de las mascotas no muerden la mano de quien les da de comer y comprende, no justifica, pero comprende. Y luego el miedo a perder la chamba, claro…
¿Algo que decir? No, nada que agregar, sólo queda asentir con un gesto de “así las cosas”, creyendo que algo de toda esta basura se comprende.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (23/04)

abril 22, 2012

La visita de EPN en La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima Grilla
  • Bochorno
  • Código Penal Federal
  • Larf, larf, larf…
 Bochorno. No importó el calor sofocante, ni al aire caliente que incendiaba las cercanías del Puente Bicentenario, una decena de jóvenes entusiastas escuchaba a todo volumen el jingle de la campaña de Isidoro Armendáriz al Senado de la República y, al mismo tiempo, esperaba el paso del candidato priísta a la presidencia de la República rumbo a la Plaza de Armas. Queremos creer que el fervor pazguato de estos manifestantes no está motivado por pago alguno, para así felicitarlos por el aguante a la resolana.
Los que no aguantaron nada fueron los peñanietistas que llegaron a la plaza principal de esta ciudad desde las ocho de la mañana para un evento que estaba programado a las diez y al que Peña Nieto llegó hasta las 13:15 horas. Con la misma actitud de Josefina Vázquez Mota en el una y otra vez mencionado arranque de campaña en el Estadio Azul, el del PRI tardó 20 minutos en poder llegar al templete donde todos sudaban la gota gorda.
Para acabarla, Carlos Lozano tomó el micrófono y con ánimo de grupo abridor de concierto lanzó el reto a las autoridades electorales, es decir, expresó sin cortapisa alguna su apoyo incondicional al candidato del PRI en un discurso de 18 largos minutos para quienes ocupaban las gradas a una temperatura de 26 grados.
De su ronco pecho el gobernador informó a los congregados que su “corazón es aguascalentense y priísta de toda la vida, y siempre mantendré mi compromiso con el Partido Revolucionario Institucional. Así ha sido en las buenas y en las malas y nunca he tenido tentaciones”. Eso sí, al más puro estilo amoroso de López Obrador, finalizó señalando que “Con el debido respeto que merecen los ciudadanos de mi estado, que piensan diferente mí en el tema político, las mayorías de Aguascalientes están con Enrique Peña Nieto”. Y comprometió a Peña Nieto para que sea el primer estado que visite después de ganar las elecciones, así de seguro está Lozano de la Torre, tanto que no le importó que los asistentes le gritaran para pedir que EPN ya tomara el micrófono.
Cuando inició Peña Nieto su discurso también comenzó la desbandada de seguidores, dejaban las tribunas colocadas en la Plaza de la Patria, para deleite y comidilla de los panistas que comenzaron furibunda campaña en las redes sociales para destacar que (como a Josefina, apuntamos nosotros) la convicción priísta sucumbió a la resolana.
Además, tanto en Twitter como en Facebook comenzó a circular una pregunta acerca de la sospechosa complicidad de las autoridades al no quitar el mobiliario que se utilizó para la ceremonia de coronación del viernes y dejar que sirviera para el mitin de Peña Nieto. Incluso hicieron referencia al Artículo 407 del Código Penal Federal, mismo que establece la imposición de una multa de doscientos a cuatrocientos días y prisión de uno a nueve años, al servidor público que “III. Destine, de manera ilegal, fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición en virtud de su cargo tales como vehículos, inmuebles y equipos, al apoyo de un partido político o de un candidato, sin perjuicio de las penas que pueda corresponder por el delito de peculado”.
Citamos textual para que luego no se llamen a sorpresa los funcionarios de los gobiernos municipal y estatal que el viernes con “el debido respeto” insistieron a sus subordinados para que asistieran al mitin peñanietista y vestidos con camisa o blusa roja, al parecer el programa de Blindaje electoral no ha sido muy efectivo en el Instituto Cultural de Aguascalientes y el Instituto de Educación de Aguascalientes.
Larf, larf, larf. Así deben de sonar las carcajadas de Luis Armando Reynoso Femat, quien debe estar contento como Lumbricus Terrestris  y agarrándose la panza por la risa, no sólo por el estreno de su Like TV o las infamias de Rodolfo Franco que atribuyen la compra de este diario al ex gobernador, sino porque todo candidato que viene a Aguascalientes, sin importar la filiación partidista, se compromete a terminar las obras inconclusas del sexenio luisarmandista. Tanto Josefina Vázquez Mota como Enrique Peña Nieto afirmaron que de llegar a la presidencia terminarán el Centro de Convenciones y el nuevo Hospital Hidalgo, con una convicción tal que nadie se ha atrevido a espetarles los pretextos que durante esta administración se manejan como obstáculos insalvables para finalizar esas obras. 

Publicado en La Jornada Aguascalientes dominical (22/04)

abril 19, 2012

El mundo es tus imágenes

se desata se esparce árida ondulación
se levanta se erige Ídolo entre brazos de arena
desnuda como la mente brilla se multiplica se niega
en la reverberación del deseo renace se escapa se persigue
girando girando visión del pensamiento gavilán
en torno a la idea negra cabra en la peña hendida
el vellón de la juntura paraje desnudo
en la mujer desnuda snap-shot de un latido de tiempo
pirausta nudo de presencias real irreal quieto vibrante
inmóvil bajo el sol inmóvil pradera quemada
del color de la tierra color de sol en la arena
la yerba de mi sombra sobre el lugar de la juntura
mis manos de lluvia oscurecida por los pájaros
sobre tus pechos verdes beatitud suficiente
mujer tendida hecha a la imagen del mundo
                           El mundo es tus imágenes


Blanco (fragmento). Octavio Paz.

abril 16, 2012

Histéricos niños incómodos

Perdón por intolerarlos
Histéricos niños incómodos

La organización “Nuestro México del Futuro” (http://goo.gl/UkhkS) subió a YouTube un video al que ahora se le conoce como el de los “Niños incómodos” (http://goo.gl/aZHCE), en poco más de tres minutos, con una narrativa efectiva y una conveniente banda sonora (José José cantando Una mañana) que contrasta con las imágenes, se muestran diversas escenas del México de hoy con énfasis en la inseguridad, la corrupción, impunidad e indolencia diaria.
Hace unos días en la Cámara baja, Mario Di Costanzo, diputado del Partido del Trabajo empleó su tiempo en tribuna para señalar que inaceptable que se utilice a menores disfrazados de secuestrados, narcotraficantes o policías, ya que se violan derechos de los infantes. Otra diputada petista, Teresa Guadalupe Reyes, solicitó que interviniera la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que revise el vídeo por la presunta violación a los derechos y a la protección de los menores. Los legisladores panistas Rosi Orozco, José Luis Ovando, Carlos Alberto Pérez también manifestaron su inconformidad. Como el PRI no se podía quedar atrás, el legislador Luis Antonio Martínez Armengol demandó a la secretaría de Gobernación una explicación sobre la transmisión del spot (el cual sólo se ha difundido en internet), pero la voz cantante de la campaña en contra del video fue la de Miguel Ángel García Granados, licenciado en derecho y diputado priísta (but of course), quien en la sesión ordinaria del 11 de abril calificó de “deleznable” utilizar a menores de edad para interpretar los papeles de “ladrones, policías corruptos, lanzafuegos, de sobornadores, de funcionarios corruptos, de secuestradores y secuestrados, de manifestantes y policías represores, de traficantes de indocumentados y una gran cantidad de delitos que se cometen en el país, pero que no es con la estridencia ni con el amarillismo como vamos a lograr resolver estos problemas” y remató: “que se exija, efectivamente, a la Secretaría de Gobernación el retiro de este documental y no escudarse en la libertad de expresión” (aquí el video, porque luego dijo que no dijo lo que dijo: http://goo.gl/j9olJ).
En evidente campaña, el diputado priísta (indispensable subrayar) aprovechó para señalar que lo que muestra el video son las consecuencias de “fundamentalmente, un error del gobierno federal y del propio presidente de la República con una equívoca lucha contra el crimen organizado, con un Estado totalmente desorganizado”, como siempre, echando la bolita de responsabilidad a otro lado, subrayó que lo que le disgustaba es que en las imágenes se presentaba a un niño fumando, otro como lanzando fuego y que México no es así (¿en qué quedamos diputado?), para contagiar su mortificación argumento claridoso que si “¿sería justo que pongamos a dos niños fornicando porque nada más están actuando?”.
El priísta agregó que la campaña de los “Niños incómodos” responde a los intereses de “los grupos de la oligarquía”, que son los que siempre hacen “este tipo de procesos, utilizando a niños y (según él) ejemplificó este comportamiento de los poderes fácticos diciendo que en países de Centroamérica ya había pasado lo mismo.
Es posible que en algún momento el priísta García Granados se escuchara a sí mismo y se diera cuenta de que en su discurso no había un solo argumento, sólo especulaciones y que la imagen que trató de difundir al mencionar “datos duros” en contra de GNP (compañía realizadora del video) no se relacionaban en absoluto con lo sus acusaciones, así que haciendo uso de su derecho reculó para mantenerse en la contradicción y, al final, decir que sí creía que valía la pena la difusión “que lo vean todos los mexicanos (…) el llamado es padrísimo”, también dijo que no había dicho lo que había dicho acerca de la petición a la Secretaría de Gobernación (aunque ahí está el video).
Si bien las reacciones más virulentas han sido por parte de los legisladores priístas, otras inteligencias portentosas se ufanan de revelar los intereses ocultos tras la difusión de la campaña de “Nuestro México del Futuro”, a través de varios artículos se desenmascara que atrás del video está la empresa Grupo Nacional Provincial (GNP), cuyo dueño es Alberto Bailleres y entonces sigue la vieja historia de polarizar la opinión al señalar que es uno de los millonarios, que es dueño de la fundidora Peñoles,  que se manipula a la opinión pública, etcétera. Con el mismo vigor de quien se sube a una silla para dar grititos y señala que hay un ratón, sea acusa a los empresarios de querer intervenir en nuestro proceso democrático, incluso se indica que la verdadera intención del video es manipular a los electores para que anulen su voto. Así.
Al final del video “Niños incómodos”, una niña, de frente a la cámara pregunta: “Si este es el futuro que me espera, no lo quiero. Basta de trabajar para sus partidos y no para nosotros. Basta de arreglar el país por encimita. Doña Josefina, Don Andrés Manuel, Don Enrique, Don Gabriel, se acabó el tiempo. México ya tocó fondo. ¿Sólo van a ir por la silla o van a cambiar el futuro de nuestro país?”.
Las reacciones del priismo y de las fuerzas progresistas que sólo son capaces de ver el mundo en blanco y negro son la respuesta a esa pregunta. No van a cambiar el mundo, porque no quieren, sólo en un país histérico la clase política puede escapar de los cuestionamientos director gritando “al ladrón, al ladrón”, sólo en un país polarizado se deja de argumentar para mantener un diálogo. Sólo en un país donde sus representantes tratan a la opinión pública como niños puede seguir habiendo campañas política donde no hay propuestas y todo se basa en las promesas. Mientras permitamos que nos traten como histéricos niños incómodos seguiremos gobernados, en todos los niveles, por chiquillos ladinos.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (16/04)

abril 15, 2012

En La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima Grilla


Manotazos panistas. A estas alturas de la campaña ya no se sabe si son de ahogados o la del titiritero que desde Los Pinos trata de levantar a la candidata en las encuestas, o un jalón de orejas a la mediocre participación de Madero, como sea, cualquier explicación se queda corta ante la necesidad de entender a qué responden los cambios recientes en la estructura panista.
El eterno bachiller. Felipe González, que a estas alturas ya ha sido de todo y sin medida en su carrera política ya aseguró puesto, al menos por unos meses, ahora coordina a los jóvenes panistas en la campaña. Seguro será por empatía, como al todavía senador le encanta presumir todo lo que ha aprendido durante este tipo, tendrá la oportunidad de compartirlo con la muchachada. Se esperan cambios en su perfil de Facebook y en su cuenta de Twitter, podemos suponer su primer mensaje: MyRr3Yez y L0Vuk1zz TOo.oOd@s a B0taR x CH3P1n@
No me molestes mosquito. En lo que no se debe de leer como una crítica al desempeño de Antonio Arámbula al frente de la campaña josefinista en Aguascalientes, Alfredo Reyes fue nombrado como vocero de Vázquez Mota en la entidad. Que él sí habla bien bonito, dicen. Analizando la camaradería y coincidencia que siempre tiene el Mosco  con el resto de la bancada panista en el Congreso local, sólo le podemos desear buena suerte.
100% Chusma. Entre acusación de la Popis y berrinche del Quico están los panistas, dándole con todo a la “judicialización” del proceso electoral (Lupe Ortega dixit) y levantando las denuncias correspondientes para que las autoridades dejen de jugarle al Tío Lolo y retiren la publicidad que hace de la Feria Nacional de San Marcos un territorio peñanietista. Como pintan las cosas, también les deseamos la mejor de las suertes con eso, porque nadie mueve un dedo por el acaparamiento de espacios publicitarios y el manto tricolor con que han pintado todo Aguascalientes, chance y los electores no se dan cuenta del mensaje “subliminal”.
En familia. No, no con Chabelo, nos referimos al publirreportaje que Hola Aguascalientes publica en su número 235, que en portada muestra al candidato Miguel Romo Medina y su familia. Una raya más al tigre que los panistas podrán mostrar cuando intenten demostrar el acaparamiento de todos los espacios por parte del PRI, porque para ser sinceros, por más que se disfrace de una visita a la intimidad del suspirante al Senado, no hay ningún interés periodístico que justifique la inserción a cobrar por parte de Alberto Viveros, seguro ya no se acuerda el locutor que años atrás fue despedido por prácticas comerciales desleales… una justificación es que cayó bajo el influjo de las miles de bardas que dictan que hoy Aguascalientes es Territorio 100% priísta.
Palo dado ni dios lo quita. Con ese argumento tendrá que llegar a cobrar Viveros el ininteligible texto que enmarca las fotos de la familia del candidato priísta, más preocupado por resaltar (de manera clasista) las virtudes del suspirante, los redactores de la revista se olvidaron del español para echar la siguiente cantinfleada: “Miguel Romo Medina es un hombre bien nacido en Aguascalientes, con una formación moral bien arraigada que la vida le ha dado la oportunidad de servir a la comunidad desde distintos ámbitos”, ¿cómo dice?
Hola Aguascalientes. Dirá este lunes otro panista que viene de visita para presentar su mamotreto, para empezar la semana estará en estas tierras Luis Carlos Ugalde, el consejero presidente del Instituto Federal Electoral durante 2006, presentando un libro alusivo al acontecimiento.
Adiós Aguascalientes. Quienes parecen no estar interesados en siquiera competir un poco son los candidatos de la izquierda al Congreso de la Unión, no aparecen por ningún lado, siguen la tradición local que cede todo el terreno a los políticos de siempre. Bien dijo Nora Ruvalcaba en su columna de La Jornada Aguascalientes que ella estaba muy dispuesta al debate y que “las ideas se combaten con ideas y que los procesos electorales son una oportunidad inmejorable para transformar al país. Me declaro lista para la contienda y para lo que venga”, al parecer es la única y tampoco aparece mucho.
Nada nuevo bajo el sol. El IFE ya acordó el formato para los debates entre los cuatro candidatos a la presidencia de la República: una “batería” de entre 120 y 200 preguntas para los dos encuentros, el segundo a realizarse en la Expo Guadalajara, probablemente el domingo 10 de junio,  con seis temas: política y gobierno, economía y empleo, desarrollo social; seguridad y justicia, desarrollo sustentable; y México en el Mundo. Es decir, lo mismo de siempre, un formato acartonado y que deja sin opciones a los ciudadanos de participar.
En voz alta.  Ante la ausencia de ideas y debates en los que la ciudadanía pueda integrarse, La Jornada Aguascalientes abre de par en par sus puertas para todos los candidatos, el impreso, la página en internet y el programa de televisión de este medio invita a todos los candidatos de todos los partidos a confrontar sus ideas, creemos que alguien lo tiene que decir, tenemos la convicción de que sólo a través del diálogo abierto es posible recuperar el interés del ciudadano en el proceso electoral. A nuestros lectores, al público que forma parte de este esfuerzo periodístico le informamos que estamos convocando a todos los aspirantes a un puesto a que debatan, a los candidatos. No tenemos pretextos, esperamos que los candidatos tampoco.

abril 12, 2012

Rod Serling talks about writing

Where do ideas come from?




Writing to please an audience




Does espousing a cause lose character credibility?




Discussing “The Silence”




Would you inject your philosophy into a piece of work?




Do you just take off and write?




Is there any kind of therapy that helps characterization?




All writers are born




I wish more good writers would put themselves to the test




On time travel




On story climaxes




On government versus the individual




I was traumatized into writing by war events




The instinct of creativity must be followed by the act




On character motivation




On creativity




The Mike Wallace Interview featuring Rod Serling (1959)




abril 11, 2012

Love of Lesbian, adelanto

La noche eterna. Los días no vividos.
Love of Lesbian.


El nuevo disco de Love of Lesbian sale el 22 de mayo, Wio, Los seres únicos y El hambre invisible  fueron las canciones elegidas como adelanto de disco doble que llevará por título La noche eterna. Los días no vividos.




Wio, siempre me viene ese ruido a las diez menos cuarto,
cuando vienen esas ondas de manera puntual.
Oigo radios clandestinas en un coctel agradable de noticias,
menos las tuyas.
Wio, sé que la culpa la tiene esa antena gigante,
la instalaron sin permiso y me hace el alma estallar.
Al igual me he vuelto loco y a mi edad me ha dado por oir mil voces.
Si acerco el oído, no podré escuchar el mar.
¿No ves? Tan solo aquel ruido que aceptamos por verdad.
¿Y si el ruido es todo lo que sé?
Un ruido que hasta el silencio ve.
Huyamos hoy, antes de las diez.
Si huimos hoy, no enloqueceré.
Wio, constelaciones de gente como un planetario.
Vecindarios que se ignoran en sistema dual.
Parabólicos y obsesos que en la noche se sinceran y se crecen,
¡Qué valientes!
Wio, alguien desde una terraza ha gritado “te amo”.
Una suave interferencia, culpa al viento solar.
Un poema embotellado que en estéreo ha aterrizado en mi inconsciente.
Y sé… Si acerco el oído no va a aparecer el mar.
¿No ves? Tan solo aquel ruido que aceptamos por verdad.
¿Lo ves? Si somos dos islas en un mar que es gris ciudad.
Di quién, ¿quién de los dos se atreverá a nadar?
¿Y si el ruido es todo lo que sé?
Un ruido que hasta el silencio ve.
Huyamos hoy, antes de las diez.
Si huimos hoy, no enloqueceré.






Vía: Blog of Lesbian

abril 10, 2012

guardagujas cuarenta y nueve


mercedes luna fuentes • omar delgado
miguel cane  • cecilia eudave
erika mergruen
portada: agustín fest

abril 09, 2012

Animalito silvestre


Perdón por intolerarlos
Animalito silvestre

Con la misma precaución de quien se acerca a un animal silvestre, los movimientos lentos para no inquietarlo y que de un brinco desaparezca, intento establecer una conversación con una joven que acaba de cumplir 18 años y en estas elecciones va a votar por primera vez. Le explico que me intriga, que verdaderamente me interesa saber, qué piensa de los candidatos, de los partidos, si va a votar y las razones de su decisión. No te quiero convencer de nada, le digo suave para que ahuyente ese mirada de venado ante la luz.
Ella va a anular su voto, ninguno de los candidatos la convence, esa es la primera explicación.
No la quiero asustar, a la menor provocación volvería a su teléfono, al tecleo rápido y constante con que se mantiene comunicada con el mundo, su mundo, y del que no logro imaginar los temas que intercambian. Para mí representa el enigma de estas elecciones, forma parte del ejército de indecisos que las encuestas y candidatos manipulan en los porcentajes para lograr ventajas o imputar desventajas.
Como quiero saber, entender, evito hablarle de la emoción de mi primera vez, del entusiasmo y la euforia con que se hablaba en ese entonces de la necesidad de un cambio, de la alternancia; la distraería porque suena a viejo, a un pasado remotísimo del que ella no formó parte. Otros comensales intervienen en la conversación y ella aprovecha para tomar el teléfono y teclear. Cuando vuelve, me habla de generalidades, los candidatos presidenciales no le interesan, le importa lo más cercano, dice apurada, los que pueden cambiar las cosas que le son más próximas, pero tampoco tiene idea de quiénes son los candidatos a legisladores. La política es aburrida, lo que ella quiere es que el mundo cambie.
Entonces se emociona un poco, es necesario hacer algo por el mundo, el problema del agua, del hambre, su visión es global, le inquieta que el futuro está cada vez más cercano y le tocará vivir la explosión de esos problemas; me aburro, trato de ocultar el fastidio porque en el fondo lo que escucho es el discurso general políticamente correcto de quienes viven en un mundo mucho más amplio que en el que yo crecí pero que aún no logran conectar esa abstracción con acciones locales. Intento llevar ahí la conversación. Fallo.
Regresamos a los candidatos, en ningún momento ha mencionado a los partidos, su elección es entre los nombres que aparecen en las bardas y protagonizan el spot: no voy a votar por él porque digan que está guapo, no voy a votar por ella sólo porque sea mujer, no voy a votar por él porque está loco, no voy a votar por el otro que ni siquiera sé cómo se llama. No va a votar por ninguno porque no la han convencido de su honestidad.
¿Honestos en qué sentido? Me explica que no les cree todo lo que dicen que hacen, que hubiera preferido la sinceridad de ir a la FIL y que Peña Nieto dijera que no lee porque no le interesa; que no le cree cuando Josefina va a hacer las compras y preferiría que no fingiera; que no le cree a López Obrador cuando pide perdón; que al otro que no sabe su nombre pues tampoco tiene nada que creerle.
Esta votante por primera vez me dice que sí le gusta leer noticias, periódicos no, no “agarra” el periódico, pero está suscrita a los servicios de información de las agencias noticiosas y que le molesta que ahora la información se sintetice a grado tal que el hecho desnudo (sólo quién, qué y cuándo) no le brinde elementos para entender por qué pasan las cosas. Por mi parte, evito mencionar en lo que creo debe ser el papel de los periódicos: análisis, aportar datos, enriquecer subjetivamente la información, como no creo poder argumentar en 140 caracteres, evito mi comentario.
Ella regresa al tema de la honestidad, entiendo entonces que lo que busca es ejemplaridad, pienso en el pedante de Ortega y Gasset, cómo describe esa “intuición clara sobre la acción recíproca entre masa y minoría selecta, que es, a mi juicio, el hecho básico de toda sociedad y el agente de su evolución hacia el bien como hacia el mal”, la señala como “Esta capacidad de entusiasmarse con lo óptimo, de dejarse arrebatar por una perfección transeúnte, de ser dócil a un arquetipo o forma ejemplar, es la función psíquica que el hombre añade al animal, y que dota de progresividad a nuestra especie frente a la estabilidad relativa de los demás seres vivos”. Por supuesto, no lo menciono, sólo lo pienso, me queda claro que cualquier cita pretenciosa la devuelva a su teléfono; pienso también en los errores de los war room de los candidatos, que no han sabido usar las redes sociales y en vez de sintetizar y hacer efectivas las propuestas que los distingan, se han contagiado de la banalidad que aturde internet en la búsqueda de ser trending topic o conseguir el mayor número de I Like, lo que desemboca en la difusión de chismes, chistes y rumores.
A pesar de la parquedad, de los tímidos pasos con que se ha dejado atrapar por la conversación, en el fondo de sus ojos sigo viendo la desconfianza que provoca a muchos jóvenes que un adulto les pregunte por sus preferencias. No sé exactamente en qué momento todo se echa a perder, quizá cuando cae en la cuenta de que la conversación la “está haciendo pensar” y eso es aburrido. Tajante termina con el intercambio: no sé por quién voy a votar.
Seguimos la comida en silencio, luego cambiamos el tema. Ella vuelve a su teléfono, a una conversación, seguro, mucho más entretenida. Me quedo pensando en todo el trabajo que no están desarrollando los candidatos, en todos estos jóvenes indecisos a los que cada vez cuesta más trabajo interesar en la política y si en el fondo no es eso lo que conviene, que se mantengan sosegados y dóciles.
¿Para qué ir a votar?, se quedó la pregunta en el aire. Ella no sabe. Yo, cada vez menos.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (09/04)

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails