febrero 28, 2012

guardagujas cuarenta y seis

febrero 2012
http://issuu.com/jornadags/docs/guardagujas46
alejandro espinoza
alejandro badillo
laura verónica gómez
carlos bustos
agustín fest
fotografía de portada: víctor pérez

febrero 27, 2012


Perdón por intolerarlos

Disciplina y chantaje



Hace unos días el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional (PAN) incluyó en la lista de candidatos a un escaño en la Cámara de Diputados al alcalde de Monterrey, Fernando Larrázabal Bretón. De inmediato, el presidente municipal de esa ciudad declaró que tenía confianza en su partido porque había hecho un ejercicio incluyente y había tomado en cuenta a todos los liderazgos de Nuevo León, lo que permitiría “unidad en el partido y ser competitivos y ganar las elecciones en el 2012”.

Hasta aquí, nada fuera de lo común, otro político que salta de un puesto a otro con tal de mantenerse vivo del presupuesto, que no le tiene respeto alguno a la decisión de los electores y con tal de mantenerse dentro de la escena política es capaz de dejar el cargo para el que fue electo con tal de asegurar tiempo extra a su carrera política. Como ya es costumbre el chapulinismo, pareciera que no hay nada de qué asombrarse, allá él y su partido (con el que está tan agradecido y al que tanto debe), que sean los electores quienes decidan si ese aspirante merece otro cargo público.

El detalle está en que Fernando Larrázabal Bretón es el mismo personaje involucrado en el escándalo de corrupción que reveló el incendio del Casino Royale. Su hermano, de profesión quesero, era el encargado de cobrar las extorsiones para permitir a los casinos su funcionamiento mientras la autoridad se hacía de la vista gorda. Como nada se le ha probado, está en su derecho de aspirar a lo que sea, lo que habría que preguntarse es qué sucedió dentro del PAN para que diera un giro de 180 grados la percepción que sobre este personaje se tenía. El mismo CEN panista que hoy lo propone como candidato, apenas en septiembre del año pasado exigía su renuncia “A fin de que su administración se someta a una investigación para establecer hasta qué punto funcionarios de su gobierno colaboran con el crimen organizado, sustentado en el evidente apoyo que policías estatales brindaron a los criminales que cometieron el incendio de las instalaciones del Casino Royale, según averiguación realizada por la PGR y que también está soportada en videos que fueron difundidos por los medios de comunicación”. En menos de seis meses, el político afiliado al PAN desde 1999 logró cambiar la percepción que de él se tenía dentro del partido, ¿cómo?, ¿qué sabe el PAN que el resto no conozca?, valdría la pena la aclaración, ¿qué hizo bien Larrázabal para encabezar la propuesta única de candidatos del presidente del CEN panista (apoyada por 25 votos y 9 en contra)?

Como es seguro que no habrá respuesta, que para los partidos ante la proximidad de julio queda ya muy lejos el 2011, sólo vale apostar a que el nombre del juego es disciplina y chantaje, facultad y actitud necesarias para emprender una carrera política ante el cierre de filas de una clase política cada vez más compacta, donde apenas se escarba un poco y surgen parentescos o bien vínculos poco honorables entre un político y otro.

La designación de Larrázabal como candidato es sólo un ejemplo de la forma en que los partidos, sus intereses, han logrado corromper el sistema democrático del país, ya que la participación ciudadana queda relegada al discurso y en la práctica sólo se premia a un pequeño conjunto de amigos o familiares.

Indico que es sólo un ejemplo porque basta ver los nombres de los candidatos que integran las listas de todos los partidos para descubrir que, prácticamente, son los mismos nombres de siempre, por las razones que sean. Aguascalientes no es una excepción PAN, PANAL y PRI dan muestra de que el mecanismo para elegir candidatos está cerrado para los líderes sociales o ciudadanos interesados.

La lista de suspirantes en Aguascalientes, de todos los partidos, está integrada por perdedores que buscan la revancha o por cartuchos quemados que aseguran obediencia al gobernante en turno. Las proclamas de una patria ordenada, de un nuevo partido o el machacón anuncio de que ahí viene el progreso no se reflejan en los nombres de los candidatos. Un simple repaso de la lista, reitero, muestra la falta de concordancia entre la promesa y quienes la va a ejecutar.

Con el afán de mejorar la calidad de la democracia habría que preguntar primera a los suspirantes ¿para qué quieren ocupar un cargo?, si a su respuesta de cajón que siempre menciona un interés superior y el sacrificio por la patria se le quita la paja, poco queda, más que intereses de grupo. Si se analiza el perfil de los candidatos se verá que tanto el PAN como el PRI no buscaron entre los mejores hombres y mujeres para integrar sus listas, simplemente colocaron peones o bien responden a un chantaje.

El caso de la “izquierda” en Aguascalientes, si es posible, es todavía peor. Ante la necesidad de generar un movimiento político capaz de agrupar a las fuerzas sociales de esa ideología y que las represente, lo que se tiene es un grupo de partiditos incapaces de generar una propuesta atractiva y organizada, con la mirada en la capital sólo esperan las instrucciones para designar al menos peor, al más gritón o al sacrificado que asuma las consecuencias de una campaña perdedora. Ni a cual irle.



Publicado en La Jornada Aguascalientes (27/02/12)

febrero 26, 2012

La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima Grilla
Pinole, reborujo y patadas
Uno de las consecuencias buenas que ha traído la veda electoral es que al acotar la participación de los políticos y retirarles de su discurso prometer a cambio de los votos, se han quedado mudos, con la excepción de la mal intencionada pifia de Felipe Calderón al presentar una encuesta, en general la clase política se muerde los labios para no salir a declarar, no vaya a ser que los multen.
Si bien el silencio se agradece, no queda más que reflexionar sobre la calidad de nuestra democracia, cuando quienes buscan ser representantes de la sociedad sólo saben chillar que coartan sus derechos y muestran nula creatividad e inteligencia para promover sus ideas y plataformas políticas. Es posible que el adagio de “quien tiene más saliva traga más pinole” pueda quedar atrás.
Entre esas consecuencias no esperadas de esa veda está el aumento de declaraciones de actores que regularmente no suelen salir al ruedo y es que los compañeros de la prensa están desesperados ante la sequía de posicionamientos, ahí tienen al pobre Salvador Esqueda Esqueda, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, acorralado por los medios para que les dé la nota.
Como todos tienen un pequeño priísta interno, ante el embate de los reporteros, a Esqueda Esqueda le dio por presumir las siete nuevas empresas que en el mes de enero se “instalaron” en Aguascalientes y la generación de 328 empleos en ese mes.
Lo malo es que se engolosinó y cuando se disponía a anunciar con bombo y platillo que ya llegó el progreso a la entidad, se le recordó la promesa del gobernador de generar 14 mil empleos al año y los cálculos de que se necesitan al menos diez mil empleos anualmente para ver la orilla del pozo. Entonces Salvador reculó en su entusiasmo tricolor y no le quedó más que declarar que ya bien a bien, el progreso llegará por ahí del 2014.
Quizá y sólo quizá Salvador Esqueda hizo un rápido cálculo mental de lo que representan en realidad esos poco más de 300 empleos del mes pasado en comparación con el déficit que se tiene en la entidad y que, de acuerdo a datos recientísimos del INEGI, de esos que no les gusta mencionar al gobierno estatal, Aguascalientes tiene una tasa de desempleo de 6.63, sí, menor a los indicadores anteriores, pero el estado sigue ocupando los primerísimos sitios en materia de desocupación, y ahí sí, no hay Nissan que valga.
Para dar paso al siguiente comentario, es necesario recordar que Salvador Esqueda Esqueda, fue el líder empresarial que sentenció a los panistas como dignos de “pena ajena” por su incapacidad de ponerse de acuerdo y, además, exigió a los blanquiazules que no involucraran a los ciudadanos en sus pugnas internar.
Pues el cochinero panista de las elecciones recientes sigue y no se ve fin, los apaga fuegos, al mejor estilo de los bomberos de Farenheit 451, llegan con bidones de gasolina a intentar calmar los fuegos. A lo largo de la semana ha sido intensa la participación en los medios de comunicación del diputado José Ángel González Serna, quien se aprendió una sola canción, titulada “El triunfo es legal”.
El legislador mejor conocido como Paquín intenta por todos los medios mostrar una personalidad conciliadora, pero se le sale de madre el genio y termina por darle sus arrimones a los contrincantes que mantienen sus acusaciones acerca del uso de credenciales de elector falsas.
“Hay quienes piensan que ser mesurado, prudente y no salir a litigar a medios asuntos del partido es la aceptación de una culpabilidad, por el contrario, no declarar públicamente y respetar a los órganos electorales es un acto de lealtad y responsabilidad para con el PAN y su militancia” dijo Paquín en un intento desesperado por mostrar serenidad. Aunque los que saben dicen que ya le llenaron el buche de piedritas. Debe ser cierto, pues al final los argumentos de González Serna se reducen a “porque lo digo yo”.
Donde las patadas están durísimas es en las “izquierdas” los candidatos por el Distrito III: Salvador Hernández, ex titular del Consejo General del Instituto Estatal Electoral (prole candidato como se autodenonimó) y Francisco Gavuzzo Navarro, “líder” del Movimiento de Profesionistas del Movimiento Ciudadano, están trabados por ser nominados, si bien las encuestas indican una ligera ventaja para el ex priísta y ex secretario de Seguridad Pública del municipio de Aguascalientes.
Esa delantera está siendo aprovechada al máximo por los ex naranja naranja, pues así van a sacar provecho de que en otras entidades todas las candidaturas se han ido para las propuestas del Partido de la Revolución Democrática. Movimiento Ciudadano puede buscar sacar raja y si no, arrebatar.
Si bien es cierto que los ex convergentes son un partido “joven”, su colmillo les viene de casta, el gen prinosáurico que le dicen, ahí está Armando López Campa, especialista en caer parado, quien sin deberla ni temerla (pero eso sí: anhelarla), va viento en popa a ocupar el primer puesto de Movimiento Ciudadano ahora que el dirigente nacional de dicho instituto político, Luis Waltón Aburto, confirmó su aspiración a la presidencia municipal de Acapulco. Vía libre para López Campa pues, o como dicen los niños: mira mamá, ¡sin manos!


Publicado en La Jornada Aguascalientes (25/02)

febrero 20, 2012

Plagio


Perdón por intolerarlos
Plagio

Es ingenuo pensar que detrás de la exhibición de Sealtiel Alatriste como plagiario y la campaña para que revoquen el Premio Villaurrutia no hay grupos literarios interesados en “hacerse” de ese coto de poder, de la oportunidad de entregar un premio de escritores para escritores y usarlo a su favor. Es ingenuo también creer que detrás de las acusaciones no hay una intención malévola de dañar a una institución como la Universidad Nacional Autónoma de México, también de apropiarse de una franja de autoridad desde donde se puede ejercer cierta influencia. Bueno, pues me declaro ingenuo.
Mi ingenuidad no alcanza para descubrir una confabulación entre quienes han demostrado la calidad de plagiario de Alatriste. Soy incapaz de imaginar el intercambio de correos electrónicos en que uno le diga a otro: ¿ya viste que el autor al que cachaste plagiando hace años le dieron un premio?, hay que darle con todo para que le quiten el Villaurrutia y de paso le pegamos a la UNAM. Tampoco me imagino a uno de los conspiradores enjugándose las manos y riendo malévolamente mientras piensa: Ya me vi, esta es la oportunidad que durante años he estado esperando para derrumbar el sistema literario mexicano y, de paso, darle un arrimón a la rectoría de José Narro.
El lector descuidado, el lector mal intencionado, se quedará con las líneas anteriores en el recuerdo para desestimar mi opinión: bah, él qué sabe, si no quiere ver la gran conspiración que hay detrás de todo esto, cómo con tan poca cosa se puede formar una avalancha de mierda que todo lo inunde.
Me declaro ingenuo porque lo que me interesa es dimensionar el plagio, el engaño al lector, la falta de respeto que se comete al plagiar, acto al que en general se le concede poca importancia. A las acusaciones de plagio se responde con un “no es para tanto”, se minimiza la falta a decir que todo se “limita a no haber entrecomillado o citado la fuente”, como se defendió Alatriste, quien además señaló en entrevista con Carmen Aristegui que “los méritos que pudieran tener mis libros no tiene nada que ver con lo que se me imputa”, para enseguida contradecirse y agregar: “lo que se me imputa tiene que ver con mi carácter de escritor”. ¿En qué quedamos entonces?
En esa tristísima entrevista, un derrotado Sealtiel Alatriste daba patadas de ahogado para justificar que sí había copiado pero no plagiado, e intentaba llevar a otro lado las acusaciones para justificarse. Es más sencillo salir en defensa de la UNAM ante un ataque y convocar al orgullo puma ante los masiosares que argumentar contra quienes lo descubrieron con las manos en la masa. Carmen Aristegui intentó centrar la entrevista a lo que pasa con un escritor cuando es acusado de plagio. Transcribo la pregunta que quedó sin respuesta:
“¿Qué pasa con el nombre de un escritor?, ¿qué pasa con la presencia pública de un escritor cuando se exhibe lo que se está exhibiendo? Es buena parte del tema, porque tú dices: renuncio al premio porque se me está acusando de algo que me afecta como escritor, no por los libros por los que me gané le premio, porque esos no están sujetos a la crítica porque nadie dice que me plagié nada de esos libros, pero afecta tu papel, tu nombre, tu identidad como escritor, y entonces ahí vienen los críticos que dicen: ¿Cómo se le da un premio a alguien que desde el punto de vista de tus críticos engaña a los lectores?”.
Al minimizar las acusaciones de plagio, la intención es tan obvia que apena, lo que se pretende es distraer la atención, sacudirse la acusación, para victimizarse y no responder por el delito cometido. La pregunta, creo, sigue en el aire, ¿cómo se premia a alguien que engaña?, ¿esos son sus merecimientos?
Y no es poca cosa, porque tras la renuncia de Alatriste a la Coordinación de Difusión de la UNAM y al Premio Villaurrutia, lo que debiera seguir es transparentar los mecanismos por los que se entregan esos reconocimientos que se hacen con dinero público, como bien lo ha señalado Armando González Torres en su artículo Desacralizar los Premios (http://tiny.cc/9026c): “simplemente hay que introducir un poco de transparencia y sentido común en la deliberación de los premios institucionales. Prácticas como, entre otras, transparentar la relación laboral o familiar de jurados y candidatos; solicitar requisitos mínimos de trayectoria a un ganador y subir a internet la lista completa de obras que fungieron como candidatas y la versión estenográfica de la deliberación brindarían elementos de juicio al público y ayudarían a limitar la impunidad”.
Que quienes no son ingenuos se queden con las conspiraciones del mundo mundial. Ingenuo que soy, me gustaría ver procedimientos transparentes, el uso de la tecnología para que la discusión literaria sea eso, una discusión literaria.

Coda local.
En las páginas de La Jornada Aguascalientes varios han sido los casos de plagio expuestos. Cuando han sido denunciados, arropándose en que es un asunto menor, las respuestas de los plagiarios han sido una falta de respeto al lector. En el caso de Nora Ruvalcaba, suspirante a candidata de las “izquierdas”, le bastó prometer que no se volvería a plagiar ni a ella misma, lo cual no ha cumplido. Isidoro Armendáriz, candidato priísta a senador, ni siquiera se tomó la molestia de contestar. Ana Leticia Romo, largó una parrafada en la que se victimizaba para defender su derecho al plagio confundiendo la magnesia y la gimnasia.
Siguiendo el derrotero del caso Sealtiel Alatriste, bien se podría pedir al Instituto Cultural de Aguascalientes que haga pública el acta de la deliberación que le mereció a Ana Leticia Romo la beca de “Creadora con trayectoria”, porque es un apoyo (con dinero público) que se entrega en reconocimiento a las “publicaciones” de la hoy becaria, que se transparente el procedimiento por el que fue designada para que no nos salga con la batea de babas de que es una exageración porque se “quedó corta” con las comillas y cree que al “decir enciclopedia” es obvio que se entiende “on line y lo que esto conlleva, es decir una libertad de tránsito de la vida digital (La cita corresponde a la mentecata y llorona defensa de Romo, nótese lo mal intencionado del argumento, resulta que la culpa es de lector, de esas argucias plañideras está lleno ese texto. Lamentablemente, La Jornada Aguascalientes la sigue publicando).
En el caso de los políticos, se suman a la larga lista de plagiarios, junto con Florentino Reyes Berlié, Carolina Rincón Silva, entre tantos más a los que se igualan por sus malas mañas, con el agravante de que al ser candidatos a un puesto público, el plagio afecta su credibilidad, ¿cómo votar por alguien que no tiene el menor respeto por sus interlocutores?
Quizá la motivación al actuar de estos políticos está en la certeza de la impunidad, a que no hay consecuencias, tal y como sucedió con Marco Antonio Gallardo Cabrera, quien como secretario particular de Rafael Urzúa Macías cuando era rector de la UAA, asumió la responsabilidad del plagio, renunció a su puesto y ahora despacha en la Secretaría Particular de la Presidencia Municipal de Aguascalientes. Es decir, el chiste está en minimizar el delito (porque eso es un plagio) y esperar a que el tiempo pase para que ese asunto menor se olvide.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (20/02/12)

Conversación con Marcos Giralt Torrente

En La Jornada Aguascalientes dominical, una conversación de Javier Moro con Marcos Giralt Torrente, autor de El final del amor.

El cine y la publicidad han contribuido a crear una visión estereotipada del amor
Javier Moro Hernández


El libro de cuentos El final del Amor del escritor español Marcos Giralt Torrente, se hizo acreedor del II Premio Internacional de Narrativa Breve y representa además el regreso del escritor español nacido en Madrid en 1968, al género que lo dio a conocer, después de haber ganado el Premio Herralde de Novela 1999 con París y de ganar también el Premio Nacional de Narrativa de España por su libro Tiempo de vida, libro de ensayos autobiográficos, en donde nos narra la relación que sostuvo con su padre, el pintor Juan Giralt, quién había fallecido poco tiempo antes víctima del cáncer.
El final del Amor representa un reinicio en la carrera del escritor. Un reinicio que Giralt Torrente hace además buceando en las profundidades del amor, tema universal y problemático como pocos. Pero Giralt Torrente lo hace buscando, indagando en las profundidades, en las fronteras del tema. Cuatro cuentos comprenden este libro editado por la editorial española Páginas de Espuma, especializada en el cuento, pero que en esta ocasión cuenta con la co- edición de Colofón, lo que permitirá que el libro tengo un valor más accesible para el mercado mexicano.
Tuvimos la oportunidad de platicar con el autor sobre este libro y esto fue lo que nos contó:
Javier Moro Hernández: En El final del amor, obviamente, el tema central es el amor (y sus diferentes formas y manifestaciones), pero quería ahondar un poco en la forma en la que nacieron estos cuentos que conforman el libro, las ideas que los hicieron nacer.
Margos Girat Torrente: El libro no obedece a un plan muy predeterminado, ni siquiera el tema del amor era una premisa de partida. Creo que El final del amor es el libro más espontáneo de cuantos he escrito. Por lo menos en su arranque. Tras la escritura de mi libro anterior, Tiempo de vida, una memoria autobiográfica sobre mi relación con mi padre, en la que lo desnudaba a él y me desnudaba yo, quedé tan extenuado por la exposición de mi intimidad, que necesité correr a esconderme tras la máscara de la ficción. Fue una verdadera necesidad, un automatismo, podríamos decir. Un día me vi escribiendo el primer cuento de la colección y a ese le siguió otro. Hasta que no llevaba escritos los dos primeros no me planteé que lo que tenía entre manos podía convertirse en un libro. Cuando me di cuenta, para completar el volumen, me propuse escribir dos cuentos que compartieran ciertos rasgos con esos dos primeros.  Ahí surgió lo de seguir explorando el amor, que estaba presente en ambos, así como la extensión más bien larga, la voz en primera persona y demás.
JMH: Muchas veces creemos que el amor es unívoco, que no hay diferencias, sin embargo tus cuentos, tu libro, me hizo pensar en que esto no es así. Hay amores que matan, hay amores tramposos, inocentes, etc. Muchas formas. ¿Con qué idea del amor comulga Marcos Giralt como autor?
MGT: Efectivamente, hay pocas cosas univocas. Y creo que no es posible hablar de “amor” sino de amores. El discurso amoroso, la visión del amor que se tiene en la contemporaneidad, esta totalmente contaminada. Y lo ha estado en todas las épocas. Ha un libro precioso, El amor en occidente de Denis de Rougemont que demuestra cómo la idea del amor es una construcción. En esa construcción influye la literatura de cada tiempo pero también la ideología, la religión y por supuesto, la política. Sobre el amor intentan legislar religiosos, políticos y moralistas, porque el amor ha sido históricamente una fuerza subversiva capaz, por ejemplo, de deshacer alianzas políticas. Pero esa construcción nunca ha sido tan rampante como ahora. El cine y la publicidad han contribuido a crear una visión estereotipada del amor, centrada casi exclusivamente en el cortejo y en el sexo, que es profundamente reductora y simplista y que es causante de muchas frustraciones entre quienes no creen estar a la altura de esa visión de esa visión del amor que se no vende como única. 
JMH: Uno de los textos que más me llamo la atención es Cautivos, me gusta la posibilidad que abre el narrador de entrar (aunque sea de manera lejana) en una larga historia (que no podríamos llamar exactamente de amor) entre dos personas. El narrador sirve aquí de  intérprete hacia los lectores de la historia, por un lado, y de testigo, del otro. ¿Cómo fue la construcción de este cuento?
MGT: No estoy de acuerdo en que no sea una historia de amor. Los protagonistas de mi cuento se quieren, se quieren tanto que no pueden vivir el uno sin el otro. Ahora bien, su amor es distinto, no cabe duda, del estereotipo. Para empezar no se desean. Pero me pregunto: ¿es que siempre tiene que haber deseo en el amor? Siempre me han gustado los narradores observadores, aquellos que no son directamente protagonistas del drama que cuentan pero lo conocen de primera mano. Dan pie a muy sugestivos juegos de puntos de vista, de interpretaciones… Su posición es literariamente muy fértil, pues entre otras cosas permiten crear la ilusión de que su conocimiento de las claves de lo que están contando crece en paralelo al del mismo lector.
En cuanto a la génesis, todos los cuentos del libro están relacionados más o menos explícitamente con algún escritor, a veces con varios, de mi preferencia. Y Cautivos no es una excepción. En este caso el homenaje se lo hago a Willa Chater, que tiene una nouvelle, Mi enemigo mortal, en la que mi cuento está inspirado.
JMH: Por otro lado, el cuento de Joanna, me parece un cuento enternecedor con un final que deja frío a los lectores. En este cuento me parece que nos encontramos como lectores en ese borde de la realidad en donde lo que podemos observar de la otra persona es solo un sesgo, una mínima parte. Me hace pensar en lo mucho que las personas podemos esconder a los demás. Claro, en este cuento nos encontramos con una historia que a la protagonista, a Joanna, no le hubiera gustado que se conociera.
MGT: Todos los cuentos del volumen los fui creando conforme los escribía. Todos salvo Joanna. Si en los otros tres, el proceso de escritura consistió en descubrir el final partiendo del arranque, en el caso de Joanna fue el inverso. Tenía ya el final cuando arranqué a escribir y de lo que se trató fue de descubrir el camino que me llevase hasta él. Quizá por esto nunca me he sentido muy seguro de él, ya que lo encuentro demasiado dependiente de ese final que opera, además, de modo sorpresivo. Lo curioso es que es el cuento que más gusta.
Dos son las ideas que hay detrás. Una, la de que a menudo hay familias que son un lastre para sus miembros más jóvenes, que en lugar de cumplir con ese papel protector que se supone que es su finalidad, parecen hacer lo contrario; y dos, que nunca sabemos los mimbres con el que el otro está hecho, que siempre hay historias que permanecen ocultas y que nos explican.
JMH: Tus cuentos me dan la sensación de estar viendo a través de un velo, un velo ligero si quieres, como una lluvia ligera, que no nos permite ver todo de los personajes. ¿Cómo trabajar este efecto?
MGT: Los cuentos de El final del amor tienen una extensión media de 30 folios manuscritos. Son, pues, relatos largos. Casi están al límite, podríamos decir, ya que, si fueran un poco más largos, ya no serían relatos sino nouvelles. Y un cuento largo tiene unas características bien definidas, distintas, por ejemplo, de las del cuento breve. Un cuento breve está siempre más pegado a la estructura, ya que confía su efecto al correcto funcionamiento de la trama. En un cuento largo, esto no es tan evidente. La trama tiene que estar bien resuelta, claro, pero no es necesario que esté en un primer plano. Se puede jugar con otros elementos, con los personajes, con la atmósfera. Cuando escribí el libro, quise jugar al máximo con ellos, dar a los personajes una profundidad casi novelística y que el paisaje, la atmósfera, cobrara la entidad de un personaje más. Quería, también, que la trama progresara no sólo verticalmente sino también horizontalmente, por acumulación de elementos. En cuanto a esa lluvia ligera que impide ver del todo a los personajes, proviene del punto de vista del narrador, que, como observador, está  a la vez dentro y fuera de la historia. Hay cosas que sabe con certeza, pero sobre otras no puede más que ofrecer conjeturas. 
JMH: Por último Marcos, sé que con este libro regresaste al genero cuentístico y quería preguntarte ¿Qué diferencia notas entre El final del amor y tus anteriores libros de cuento?
MGT: Mis cuentos anteriores eran más breves y eran, por tanto, más dependientes de la trama. Funcionaban como un mecanismo en el que todo se subordina a la correcta ejecución de su función estructural. El final del amor me ha permitido olvidar en muchos momentos la trama, me he sentido más libre escribiendo los cuentos que contiene, he podido experimentar y escribir a tientas, guiado tan sólo por mi instinto.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (19/02/2012)

febrero 19, 2012

La Jornada Aguascalientes dominical: La Purísima Grilla


La Purísima Grila
  • Bombero blanquiazul
  • Bueno con la prensa, malo en los hechos
  • Chiquita y orejona

El antes priísta y ahora convencidísimo blanquiazul y presidente del Comité Directivo Municipal de Acción Nacional en el municipio capital, José de Jesús Martínez González, encontró una nueva vocación, la de bombero, pues asegura que no existe el llamado “fuego amigo” por el que Manuel Reed Segovia, exdelegado de Sagarpa en el estado, abandonó su cargo el pasado 16 de febrero.
El dirigente panista deslindó al partido de cualquier responsabilidad en cuanto a la decisión del delegado en Aguascalientes del sector agropecuario y apuntó que, en todo caso, dichas decisiones son facultad de la dependencia en un orden federal.
“No comparto y no estoy de acuerdo con sus declaraciones respecto a un 'fuego amigo' dentro de partido, ya que los movimientos en las secretarías dependen de sus titulares y como dirigente panista puedo decir que Acción Nacional no tuvo injerencia en esto y tiene instancias como los comités directivos y la comisión de asuntos internos ya que estamos para apoyar y defender a los delegados”, acudió con su manguera Martínez González en relación a una supuesta parquedad de los comentarios de Reed Segovia ante su despido.
El salvamento que pretende Jesús Martínez, incluyó una pomada de elogios a la labor de Reed Segovia en la Sagarpa, ya que admite que fue un funcionario totalmente adentrado dentro del sector agronómico y un hombre muy capacitado, pero eso sí, supone que el que deje de ser delegado es una decisión que correspondió únicamente a Reed, porque hasta el momento no ha dado nombres respecto al “fuego amigo” del que fue víctima y que lo llevó a tomar dicha determinación.
Y una vez aplicada la pomada, el también miembro del Comité Directivo Estatal de AN en el estado, puntualizó que percibe unidad dentro del partido y que de hecho ya se cerraron filas en pro de apoyar la candidatura de Josefina Vázquez Mota rumbo a la Presidencia de la República. No vaya a ser la de malas y algún panista se acuerde de sus filias previas a la elección de candidato. En este sentido, hay que seguir el ejemplo del exgobernador Felipe González, que un día era abrazado por Santiago Creel y al otro estaba en primera fila del besamanos a Vázquez Mota.
Ojalá así de rápido fuera González González en su desempeño como presidente de la Comisión de Seguridad Pública en el Senado, pues sus declaraciones suelen ser a toro pasado y de deslinde.
Es el caso de una simpática entrevista, en que el senador explicó que había seguido con suma atención la elección en Michoacán por considerarla un asunto de “seguridad nacional” y para que “permitamos que esta gente se mezcle en los procesos electorales”.
Al decir “esa gente”, el senador se refiere a los narcotraficantes, a los que acusa de haber amenazado a candidatos panistas para que no participaran en les elecciones michoacanas, incluso dejó ver que esas amenazas están ligadas al asesinato del presidente municipal de La Piedad, Ricardo Guzmán.
Lo raro de esas declaraciones, no es que correspondan a lo que el líder nacional de AN, Gustavo Madero, dijera en una entrevista para MVS; que el narco les exigió “bajarle de güevos” en Michoacán, sino que el senador salga a denunciar estos hechos a la prensa y a toro pasado, pero ya se sabe que le encanta presumir que sabe más de lo que dice.
Palo dado. Es un hecho, como ya le habíamos anticipado en estas páginas, ayer la Convención Distrital de Delegados del PRI eligió por unanimidad a Irma Patricia Muñoz de León y Alfredo González González como sus candidatos a diputados por el III y II Distritos Federales Electorales,
Muy agradecido, se mostró Alfredo González previo a recibir su constancia de mayoría que lo acredita como candidato priísta se deshizo en reconocimientos al apoyo de los diversos sectores “de las mujeres, obrero, patronal, de profesionistas y todos los que han hecho que las luchas del Revolucionario Institucional, sigan vigentes, que precisamente van en el sentido de dar atención a los que menos tienen, pero igualmente dar impulso a los que generan la riqueza y oportunidades”.
Poco le faltó para agradecer a los panistas por colocarle como contrincante a Teresa Jiménez, ya que el líder cetemista la ve como dios a las liebres, chiquita y orejona. En reciente encuentro en un estudio de televisión, Alfredo González no pudo evitar barrer con sorna a la líder juvenil panista. A ver qué dicen los electores, porque hasta ahora, Teresita sólo esgrime dos poderosas razones para ganar: es joven y mujer, ajá. ¿Y las propuestas, apá? Soy joven y mujer, ajá, se empeña la candidata panista y de ahí no la sacan.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (19/02/2012)

febrero 14, 2012

Jeremías Marquines Castillo, Premio de Poesía Aguascalientes 2012

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Cultural de Aguascalientes anuncian al ganador del Premio de Poesía Aguascalientes 2012.

Comunicado de prensa:


JEREMÍAS MARQUINES CASTILLO, PREMIO DE POESÍA AGUASCALIENTES 2012

·Por su obra Acapulco Golden, elegida por unanimidad

·El jurado: Jorge Boccanera, Orlando González Esteva y Ernesto Lumbreras

· El galardón se entregará en el marco del Programa Cultural de la Feria Nacional de San Marcos en Aguascalientes

El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, el Instituto Nacional de Bellas Artes y el Instituto Cultural de Aguascalientes del gobierno de dicha entidad, otorgan al escritor Jeremías Marquines Castillo el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes 2012 por su poemario Acapulco Golden, firmado con el seudónimo M. Laruelle.
Los poetas Jorge Boccanera, Orlando González Esteva y Ernesto Lumbreras, miembros del jurado, seleccionaron esta obra por unanimidad “… por tratarse de una propuesta orgánica resuelta, conteniendo varios registros expresivos con imágenes de gran intensidad” y porque “a lo largo del volumen, desvarío y lucidez dan a la composición del libro una diversidad de climas y una trama”, según se asienta en el acta respectiva.
De esta forma, Jeremías Marquines, ganador de la presea considerada como la de mayor prestigio y tradición en su género en México, recibirá un premio único e indivisible de 250 mil pesos en efectivo y un diploma, los cuales se le entregarán en el marco del Programa Cultural de la Feria Nacional de San Marcos, que se llevará a cabo del 20 de abril al 13 de mayo en la ciudad de Aguascalientes.
Acapulco Golden --explica Jeremías Marquines en entrevista--, es producto de un año de trabajo y la consecución de una obra previa: Duros pensamientos zarpan al anochecer en barcos de hierro.
 “Agradezco a mi esposa Citlali Guerrero, a mi familia, a mis hijas Zoé Marquines y a Zyanya Valerio Guerrero. El premio me genera mucha felicidad y, segundo, es la consecución de un proyecto, producto de varios años de trabajo continuo”, expresó Jeremías Marquines, quien concretó Acapulco Golden con el apoyo del Sistema Nacional de Creadores de Arte del FONCA.
Jeremías Marquines Castillo nació en Villahermosa, Tabasco, el 15 de agosto de 1968. Es poeta y periodista. Estudió Filosofía y Letras Hispanoamericanas. Se ha desempeñado como periodista en diversas publicaciones impresas, entre las que destacan la revista Tierra Adentro.
Sus textos han sido publicados en más de veinte periódicos y revistas de México y Centroamérica. Fue editor del diario La Jornada El Sur y posteriormente de El Sur; fue columnista del diario Novedades de Acapulco y actualmente publica la columna Apuntes de un viejo lépero en distintos portales de internet y en su blog jeremarki.blogspot.com/. Tiene en su haber nueve libros de poesía y algunos más de ensayo.
Entre los galardones que ha obtenido están: Premio Estatal de Poesía 1993 (Tabasco), Premio Nacional de Poesía San Román 1994 (Ayuntamiento de Campeche), Premio Nacional de Poesía Universidad de Occidente 1995 (Guasave, Sinaloa) y Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta 1996 (Tampico, Tamaulipas).
Entre otros, ha sido acreedor del Premio de Poesía de Palizada 1996 (Campeche), Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 1998 (CONACULTA-Chiapas), Premio Nacional de Poesía de Calkiní 1999 (Campeche), Premio de Poesía José Carlos Becerra 2000, primer lugar en los Juegos Florales Nacionales de la Plata 2000 (Taxco, Guerrero), Premio Clemencia Isaura 2003 y primer lugar en los Juegos Trigales del Valle del Yaqui 2007.
Parte de su obra poética publicada se incluye en El ojo es una alcándara de luz en los espejos (CONACULTA / Fondo Editorial Tierra Adentro, 1996); La décima intención del petirrojo, plaquette (Aguiluchos, Villahermosa, 1997); De más antes miraba todos los muertos (CONECULTA-Chiapas, Autores Contemporáneos, 1999), y Las formas del petirrojo (UAEM / La Tinta del Alcatraz, 2001).
También es autor de: Las formas de ser gris adentro (ICT/Praxis, 2001), Duros pensamientos zarpan al anochecer en barcos de hierro (UJAT, 2002), Varias especies de animales extraños cubiertos de piel jugando juntos en una cueva con un pico mientras Richard Dadd observa desde un calabozo de Behtlan, (Gob. del Edo. de Tabasco / IEC, 2007) y Bordes transhumantes (ISC, 2009).
Además, ha escrito en las antologías 25 años del Premio Nacional de Literatura Efraín Huerta (Gob. del Edo. de Tampico / Porrúa, 2007), Los mejores poemas mexicanos de 2005 (Joaquín Mortiz / FLM, 2005), Anuario de poesía mexicana 2005 (FCE, 2006) y en Poetas tabasqueños contemporáneos (UJAT, 2005).
Ha participado en los libros colectivos Los frutos de la voz. Ensayos sobre la obra de Carlos Pellicer (CONACULTA / Fondo Editorial Tierra Adentro, 1997) y La palabra infinita. Ensayos sobre la obra de José Gorostiza (CONACULTA / Fondo Editorial Tierra Adentro, 2001).

febrero 13, 2012


Perdón por intolerarlos
Odio

El activismo a través de las redes sociales todavía no alcanza su desarrollo total. Si bien es cierto que algunas iniciativas han sido muy afortunadas y logran modificar la realidad, en muchos casos la falta de conexión entre el mundo de afuera y el mundo detrás de la pantalla no siempre se establece con total plenitud.
La virtud mayor de una campaña a favor o en contra de algo a través de las redes sociales reside en la mezcla de su rapidez y visibilidad, que aunado a la facilidad de compartir contenidos puede funcionar para alcanzar un propósito. Bastan una frase directa, una imagen contundente y facilitar la forma de colaboración para lograr un propósito. Además, mientras más simple sea el mecanismo de participación, mayores adhesiones se lograrán a una causa. Basta simplificar la intervención a darle “Me Gusta” o reenviar el mensaje para obtener resultados.
El sentido del humor tiene un gran valor en el activismo a través de las redes sociales, invitar al juego al otro, despertar su sentido lúdico, parece indispensable para lograr una réplica viral. También se obtiene una amplia difusión si se tiene la destreza suficiente para, a través de la capacidad de síntesis, despertar la solidaridad con una causa, identificarla como justa.
Sin embargo, aún no se ha desarrollado un mecanismo eficiente para lograr ir más allá de un simple “clic”, todavía es inmensa la diferencia entre quienes, por ejemplo, se comprometen a asistir a un evento y quienes participan en la vida real. Incluso hay que ser cuidadoso al momento de considerar los números que dan cuenta de los involucrados en una campaña, el que se sumen a través de las redes ni siquiera implica que estén enterados del asunto, todavía son más quienes sin leer de qué se trata, sin profundizar en el contenido y significado de la información compartida, se suman, hay ocasiones en que la difusión de un documento recibe adhesiones en forma instantánea pero al cotejar el número de veces que se ha leído o la cantidad de personas que ha entrado a una página para enterarse del asunto, los números no cuadran. ¿Cuántos eventos suman centenas o miles de asistentes a través de las redes sociales y en la realidad sólo acuden una decena?, ¿cuántos apoyos incondicionales se suman en la pantalla y cuántos realmente están dispuestos a hacer algo más que pulsar el botón del mouse?
Eso es lo que se tiene hasta ahora, con esos elementos es que hay que utilizar en nuestro provecho los mecanismos de las redes sociales. Además, mientras se logra que el efecto viral de una campaña no sea sólo la suma de voluntades para dar “clic” resulta indispensable encontrar la forma de legitimar las fuentes que dan origen a una denuncia o invitación a la acción.
Un ejemplo, durante la semana pasada en Facebook se abrió una página con el título “Odio a las mujeres”, un grupo de naturaleza ofensiva por las imágenes violentas y mensajes hostiles que propagaba. Las denuncias de los usuarios lograron que se cerrara esa página, no fue simple, a lo largo de varios días, el creador de esa página abrió otros sitios similares, mientras acumulaba comentarios de odio de quienes estaban en contra de su “idea”. A medida que pasaba el tiempo, los mensajes iban subiendo de tono hasta llegar a la amenaza y en un momento ya no se distinguía entre la malevolencia de unos y otros.
El ruido en la red social logró la atención de miles, incluso se identificó al creador de la página y se distribuyó su fotografía: un adolescente que en la imagen aparece en un salón de clases y en otra en compañía de otros estudiantes de su edad y uniformados. Más todavía, hubo quien decía haber localizado dónde vivía y subió una captura de googlemaps con la ubicación exacta del domicilio. El odio arreció. Los mensajes en contra del supuesto creador de la página convocaban a romperle la madre, matarlo, castrarlo… a castigarlo con violencia por incitar a la violencia.
¿Quién lo identificó?, ¿la imagen correspondía al creador?, ¿ese era su domicilio? No lo sabemos, todo fue resultado de grupos anónimos que en el bien de la comunidad difundía la información. ¿Y si el de la fotografía no es?, qué más da. ¿Y si alguien se anima a actuar y le rompe la madre?, tampoco lo sabremos. De ahí la necesidad de legitimar el origen de las denuncias. No se trata del tema de la capacidad de anonimato que permiten las redes, no es una cuestión de revelar la identidad de quien denuncia, sino de probar la calidad de verdad.
La página primera de “Odio a las mujeres” tenía más de dos mil “Me gusta”, no es posible distinguir todavía cuántas de esas aprobaciones consideraban que era un chiste, cuántos estaban realmente de acuerdo con las “ideas” ahí difundidas (básicamente: las mujeres son débiles y hay que golpearlas). Tampoco es posible contabilizar cuántas del total de amenazas que recibió el creador podrían transformarse en una agresión física, pero el odio, ahí está.
Ante hechos como este es que se requiere con urgencia desarrollar mecanismos para distinguir en las redes sociales la legitimidad de una denuncia, separar los juegos y las bromas de campañas verdaderas. No, este propósito no pasa por los gobiernos, no se está invitando a que se legisle acerca de la materia o que se apruebe una ley que restringa el libre uso de las redes, es algo más simple: sentido común. Mientras como usuarios no se realice un uso responsable de las redes seguirá latente el riesgo de propagar el odio.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (13/02/2012)

febrero 12, 2012

guardagujas 45

febrero 2012
guardagujas cuarenta y cinco

http://issuu.com/jornadags/docs/guardagujas45
• martha lilia sandoval cornejo • gabriela d’arbel •
• eduardo sabugal • cecilia eudave • erika mergruen •
• adán echeverría • ricardo pohlenz • sofía ramírez •
portada: gerardo gonzález

La Purísima Grilla de La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima Grilla

§  Defensores con cola que les pisen
§  “Venga para que vea que no es cierto”

¿Le dice algo el nombre Miguel Nava Alvarado? Exacto, el delegado de la Procuraduría General de la República (PGR) que fue destituido el año pasado por Maricela Morales Ibañez, titular de la dependencia a nivel federal, junto con otros 22 delegados en el país (Baja California Norte, Baja California Sur, Distrito Federal, Morelos, Nuevo León, Oaxaca, Veracruz y Yucatán, entre otros estados), pues aún se sigue sin conocer las razones de su destitución, pero en lo que son peras o manzanas, Nava Alvarado ya amarró puesto de aquí al 2017. No, no lo recicló alguno de los partidos patito de Aguascalientes, fue nombrado presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Querétaro.

Ahora resulta. Cuando Nava Alvarado fue cuestionado si había sido destituido por no haber superado los exámenes de control de confianza, el exdelegado dijo tajante que no, que él había renunciado porque siempre había soñado con ser el ombudsman queretano, y como ya se avecinaba el proceso de sucesión, pues ahí vio su chance. Si bien, su nombramiento fue por mayoría de votos, se dice que es producto de las negociaciones del gobernador priísta José Calzada con los diputados del PAN y de su propio partido, por lo que varias ONG’s protestaron porque no cubría los requisitos para asumir el cargo, entre los más evidentes que señalaron fue el de residencia (la ley consigna que se deben demostrar al menos tres años de residencia en la entidad previos a la postulación). La respuesta del ahora encargado de los derechos humanos queretanos no tiene desperdicio, señaló que lleva viviendo 43 años en el estado y que si ha vivido fuera de la entidad “ha sido por motivos laborales”. Ah, esto de las interpretaciones, da para todo.

Así las cosas, es evidente que no sabremos las razones de la destitución de los delegados y que ante el silencio de la PGR cualquiera de los destituidos podrá interpretar su salida de acuerdo a sus intereses.

Ombudsman local. Que caigan en organismos encargados de la defensa de los derechos humanos quienes anteriormente tuvieron la responsabilidad de atender los delitos federales no parece la mejor pista de despegue, o quizá lo que se premia en este caso es la habilidad para interpretar la ley. Lo que sería una buena noticia para el ombudsman de Aguascalientes, Omar Williams López Ovalle, quien se ha especializado en dar el esquinazo a preguntas difíciles. La afilada labia del titular de Derechos Humanos en la entidad le ha permitido salir airoso de todos los reclamos que se le hacen. Desde su filiación panista hasta la petición de repetir en el cargo a pesar de los reclamos de diversos organismos, y la más reciente, el reclamo de la actuación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes (CEDH) por parte de Fabián Odín Ramos López, padre del niño Fabián Ramos de Loera, quien falleciera en casa de sus abuelos a causa de un disparo.

Fabián Odín Ramos López ha acudido a las más diversas instancias con el propósito de esclarecer del todo la muerte de su hijo, hasta ahora sin muy buenos resultados, incluso se ha argumentado “secrecía” para no permitirle el acceso a la averiguación previa. Cuando el padre del niño solicitó la ayuda del ombudsman, Omar Williams sólo ha atinado a responder un comodino: “pues cuando quiera, que venga a visitarme”, con eso de que la misión de la CEDH se basa “siempre la colaboración de la sociedad”, López Ovalle se cura en salud y como figura religiosa, sólo realiza el milagrito a quien le va a pedir, ¿qué mejor manera de hacerse de la vista gorda?

“Que vengan los bomberos que me estoy quemando”. Será el grito de batalla del Gobierno estatal, pues no sale de una para entrar en otra. Después de los viajes a Japón para ofrecer disculpas por las indiscreciones acerca de la instalación de la planta de Nissan, que finalmente se resolvieron para bien, ahora el lozanismo asegura que enfrentará a los gringos enviando sendas cartas a los Estados Unidos para que no digan que Aguascalientes es inseguro. Buena suerte con eso, seguro que en el Departamento de Estado están que tiemblan ante la posibilidad de recibir una enérgica misiva desde el altiplano.

No me ayudes compadre. No pudo caer en momento más inoportuno la alarma, por un lado, ahora que ya la Nissan aseguró instalarse en estas tierras, cualquier crítica le hace lo que el viento a Juárez a este gobierno, sin embargo, ante los preparativos de la FNSM, éste se ha visto en la necesidad de salir al quite, además de las cartas, ha desplegado una estrategia para asegurar que en Aguascalientes se vive en un clima de paz y tranquilidad. En el afán de promover esa imagen, no se ha tenido cuidado alguno en salpicar a las entidades vecinas y culparlas del ingreso del estado en la lista de advertencia del Departamento de Estado. En este enlace http://tiny.cc/gm0wt se puede encontrar el texto completo de la alerta de viaje del Departamento de Estado, para que no le cuenten y sepa las razones por las cuáles como parta de la estrategia de defensa de Aguascalientes, el lozanismo ha estado embarrando al vecino estado de Zacatecas y, básicamente, culpándolo del ingreso de la entidad a la lista. A ver si luego no se hace necesario mandar cartas a los vecinos explicando lo que en realidad se quiso decir.

En otros frentes, a finales de enero la Asamblea de Morena Cultura se reunió para aprobar un documento en el que se establecen en nueve puntos las demandas relacionadas con la cultura de este movimiento, a continuación tal cuales:

1.- Disminuir el salario de los altos funcionarios del aparato cultural en un 50%. Un país pobre no puede darse el lujo de tener funcionarios ricos.
2.- Definir al libro, la danza, el teatro, el cine, el disco, las artes visuales, etc como bienes culturales y por lo tanto exentos de IVA y sujetos a regulaciones hacendarías y postales de excepción. Permitir que los impuestos sobre derechos autora les puedan ser pagados en especie y trabajo.
3.- Crear una red de distribución a escala nacional del cine mexicano,integrada por salas y video-clubes populares de bajo costo de taquilla. Regular un porcentaje de pantalla televisiva obligatoria para las producciones cinematográficas nacionales.
4.- Prohibir la utilización de edificios históricos, arqueológicos, artísticos y espacios culturales como sede de actos privados: fiestas, congresos, bodas, comerciales, etc.
5.- Abrir los espacios públicos para la música juvenil y los grandes conciertos gratuitos.
6.- Penalizar la censura
7.- Desaparición de CONACULTA; evitar la duplicidad de funciones. Fortalecer los Institutos históricos INAH, INBA. IMCINE. Abrir el debate a la posibilidad crear una Secretaría de Cultura.
8.- Fortalecer los medios de difusión públicos, dándoles  señal nacional: canal 11, canal 22, Radio Educación, el sistema IMER, radios y televisiones universitarias, estaciones indigenistas.
9.- Seguridad social para los trabajadores de la cultura.

Si bien, no somos los más indicados para señalar las faltas de ortografía (en ese aspecto a los lectores les hemos quedado a deber), si quisiéramos solicitarle a Morena un poco más de cuidado al momento de difundir sus iniciativas, pues en el sitio en Internet los yerros están al por mayor. Aunque como están las cosas en Aguascalientes, nos damos por bien servidos con la difusión. En estas tierras, a cualquier señalamiento que se hace en materia cultural, la única respuesta es el silencio, o bien el rumor en los pasillos de la Casa de la Cultura, de que Martín Andrade, titular del ICA, culpa de su pobre desempeño a Clara Müller, la responsable de comunicación de ese organismo. Y así, entre cuchicheos y fuego amigo, se deja sin una sola respuesta y se van acumulando los casos.

Y en el frente, la importancia que tienen los jóvenes en el partido tricolor se refleja en el viaje de pisa y corre que tuvo que realizar Canek Vázquez para nombrar al sucesor del treintañero Kendor Macías a cargo del Frente Juvenil Revolucionario. Una ceremonia de lujo pero a la que no estuvieron invitados los ciudadanos, porque no se hizo publicidad alguna, en la que Luis Gonzalo Esparza Llamas adquirió de manera oficial la responsabilidad de reclutar muchachos de barrios populares para, en cruceros y glorietas, echarle porras al partido ahora que el oscuro pero interesante mes de julio se avecina.

Y es que hasta la basura se separa, los de clase más acomodada irán a engalanar mítines y convivios mayormente elaborados y decorosos que el acto de soportar sol y smog todo el día sobre la cara. El deslucido diputado federal, Canek Vázquez, aseveró haber avalado esta designación con sustento en el poder de convocatoria del susodicho, quien por cierto, formó parte de la saliente Federación de Estudiantes de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, que por lo visto sigue siendo un trampolín.

Photofest 2012. Una felicitación a nuestro compañero Cristian de Lira, responsable del equipo de editores de La Jornada Aguascalientes, quien obtuvo un reconocimiento por parte del Concurso de Fotografía del Festival Internacional de Fotografía Documental y Fotoperiodismo, Photofest 2012, organizado por Querétaro y patrocinado por organismos como National Geographic, Cuartoscuro, Grupo Imagen, Olympus y Epson. Las fotografías de Cristian fueron seleccionadas entre las 50 mejores imágenes del concurso para profesionales y amateurs de todo el mundo.

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails