mayo 13, 2012

Peña Nieto en la Ibero


La Purísima Grilla
Blablablandía
Peña Nieto en la Ibero
El tamaño del reto

Blablablandía. El sábado 12 de mayo, una gran parte del territorio nacional (para no caer en la trampa de señalar que el 100%) amaneció en la tierra de los sueños del priísmo nacional. Las portadas de cientos de medios impresos presentaron un hecho periodístico desde una perspectiva partidista. “Éxito de Peña en la Ibero, pese a intento orquestado de boicot” en montones de ellos, en otros, no fue la nota de ocho columnas, sin embargo sí se destacó el desencuentro con los universitarios como un acto producto de fuerzas oscuras que en su afán de poder (se pega el tono de columnista arrodillado, usted disculpará) maquinaron malévolamente para poner en ridículo al puntero de las encuestas.
Centenares de primeras planas, de diversas compañías, no sólo de una organización periodística, vendieron el encuentro de Enrique Peña Nieto con estudiantes de la Universidad Iberoamericana como una hazaña más de campaña del priísta, quien al ser increpado por los universitarios logro salir adelante a pesar de los esfuerzos y el complot de, como les gusta decir a los boletineros, “apenas un puñado de jóvenes manipulados”. Airoso Peña Nieto, siempre según los medios amigos, “superó el encono” y estableció un magnífico diálogo.
Fuera de internet. Es posible lector que, tanto por las características de esta columna como la condición de periódico local, este asunto le parezca algo menor. Sin embargo, lo invitamos a una reflexión acerca de cómo se informan millones de personas. Una obviedad: hay millones de electores que no siguen las elecciones a través de las redes sociales, que no tienen Facebook o Twitter y que tienen como fuente principal de información los medios tradicionales, otros tantos no tienen el interés suficiente para ir más allá de lo que ven por el rabillo del ojo las ocho columnas de lo que se expone en los puestos de periódicos.
Fuera de onda. En sábado, la cantidad de espacios informativos en radio y televisión disminuye considerablemente, y si los que se transmiten hacen caso omiso de la noticia de las discrepancias entre el candidato y los estudiantes, se genera un hoyo negro, si vivimos en el imperio de “hasta no ver, no creer”, la omisión de esta información, deja sin elementos de juicios a tantos que sólo se enteran prendiendo la tele o sintonizando su estación favorita.
Revelado, encuerado. La estrategia del partido tricolor ha sido, más allá de los cuidados extremos con que rodea a su candidato y de la publicidad abrumadora, la de comprar lo que se pueda, incluso aquello que se supone no se debe, que no está en oferta, como las ocho columnas. Es posible que como en Aguascalientes estamos acostumbrados a que los gobiernos estatal y municipales suelen “insertar” como notas de suma importancia sus boletines, no se aprecie el efecto de esta compra.
Ya no es 2006. Posterior al debate, uno de los argumentos en contra de López Obrador fue vivía en el pasado, que no logró conectar con la gente ni contundentemente el encuentro porque continuaba usando los mismos argumentos que en la elección pasada, es cierto, pero no sólo aplica al candidato de las izquierdas, se vale para todos los candidatos, ya que por lo que se ve sus estrategas se están dejando sorprender continuamente por el activismo en redes sociales.
Escándalos en la red. Sí, 2012 no es 2006, más allá de la perogrullada, lo que estamos presenciando es que en la relación con los medios y el electorado, los partidos (todos) no han logrado sopesar el efecto de internet.
¿Podrá remontar? A Josefina Vázquez Mota los periodistas comprometidos con el tricolor suelen asestarle a la menor oportunidad que cómo le va a hacer para remontar la diferencia que la separa del puntero. Encuestas recientes han mostrado un descenso en la popularidad de la candidata panista, es posible que haya perdido algunos puntos, pero como las encuestas no lo son todo, es seguro que pero el desastre de la visita a la Ibero y la exposición del error de la compra de las ocho columnas afecten negativamente a la campaña del PRI, habrá que preguntarle a los priístas cómo le van a hacer para remontar la vergüenza pública.
Quiere llorar, quiere llorar. Entre los múltiples sarcasmos e ironías que en la red circularon sobre el desencuentro de Peña Nieto con los estudiantes universitarios, una gran cantidad hicieron referencia al momento en que entró a uno de los baños de la Ibero para eludir encontrarse con el grupo que lo increpaban; pero quien finalmente sí terminó lacrimoso, fue Gabriel Quadri, candidato de Nueva Alianza, quien en congruencia con la postura mostrada en el debate más reciente (una penosa coincidencia con el candidato del PRI), declaró a la prensa que “se debe respetar a todos los adversarios, ojalá nunca vuelva a pasar esto en México, y lo digo públicamente, me llena de pena que haya ocurrido en la Universidad Ibero, en mi universidad, donde yo estudié, nos llena de sentimiento y dolor como ciudadanos lo que hicieron los jóvenes”.
Ausentes. Habrá notado que a lo largo de estas líneas, donde se califica de desvergüenza y despropósito, no se ha señalado la responsabilidad de los medios. Va la aclaración, la mayoría de ellos sigue viviendo en Jurassic Park y no hay página en internet o servicio en línea que logre realizar un trabajo ético. La responsabilidad de la rendición de cuentas, la exigencia de medios plurales queda de nuevo en los lectores, aquí sí vale su voto.
Invitados están. En relación con lo anterior, a la necesaria exposición de las propuestas de los candidatos. Le informamos que La Jornada Aguascalientes ha comenzado la repartición de invitaciones a todos los candidatos de la entidad para un diálogo en los espacios de este medio, es nuestra responsabilidad, el balón está en la cancha de la clase política, no hay pero que valga, esperamos que estén a la altura del reto.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (13/05)




No hay comentarios.:

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails