diciembre 30, 2011


Perdón por intolerarlos
Anhedonia

Gary Lambert, personaje de la novela Las correcciones, sufre Anhedonia, “condición psíquica caracterizada por la incapacidad para obtener placer de actos normalmente placenteros”. Gary, un banquero paranoico, atrapado en el espejismo de una vida inigualable se empeña en proyectos inútiles que lo alejan de pensar en la vacuidad de su matrimonio modelo, como un video con los Doscientos Mejores Momentos de los Lambert, una serie de imágenes familiares en las que intenta reflejar la magnificencia de su familia perfecta, en algún momento de Las correcciones, se pregunta “A quién pretendía impresionar con esas imágenes. A quién pretendía convencer, además de a sí mismo, y de qué”.
Sobre ese trastorno Jonathan Franzen escribe que “La Anhedonia era algo más que una Señal de Aviso, era un síntoma con todas las de la ley. Una podredumbre seca que se extendía de placer en placer, un hongo que menoscaba el deleite del lujo y la alegría del ocio”. Es difícil no relacionar la perturbación que sufre el personaje de Franzen, esa bestia que se arroja sobre cada uno de sus momentos de delectación para echárselos a perder con el silencio en que se hunden los gobernantes tras sus informes anuales.
Las semanas previas a un informe de gobierno, todo es bullicio, es común que los funcionarios públicos se quejen con quien quiera escucharlos que no tienen tiempo de nada, que están hasta el cuello de trabajo, inmersos en la agobiante tarea de los preparativos, de reunir información, de tener que trabajar horas extras, están de tiempo completo acomodando todo para el futuro lucimiento de su jefe.
Después el informe, la explosión, la magnificencia, el apantallamiento, y después… el silencio. Unos cuantos días de estruendo que se deja a los vociferantes medios, que repliquen el “mensaje” hasta el hartazgo.
Tras el fuego fatuo, el silencio, como si en el esfuerzo de informar se hubiera agotado, al grado que lo que siga ya no tiene sentido, las glosas, el análisis de lo que se dijo pasa a segundo plano, las declaraciones se fijan en el detalle menor, en el formato, no en los resultados.
En el caso de Aguascalientes, los informes se unen a los festejos decembrinos, a la prisa por vacaciones y ya lo que se diga pierde toda importancia, no es relevante, peor aún, a los días siguientes de los informes, las miradas se fijan sólo en lo que no tiene importancia, quiénes fueron los invitados, el resultado del aplausómetro, los asentimientos dormilones que lograron los discursos imponentes por su esfuerzo en destacar lo irrelevante, lo brillante de la promesa. Sí, los que siempre declaran lo mismo tienen razón, es indispensable cambiar el formato, hacer de los informes un ejercicio de rendición de cuentas, no una fiesta de autoelogios, para que los días posteriores no se vuelvan el basurero de toda la propaganda con que han engordado los ofrecimientos.
¿Para qué?, para no repetir los errores de siempre. ¿Alguien sabe qué informó el presidente municipal de El Llano, el de Asientos?, por supuesto que no, porque la forma en que se están diseñadas estas ceremonias del elogio sólo sirven para los municipios más grandes o el gobierno estatal.
Peor aún (otra vez), ¿tiene importancia lo que informaron el municipio capital y el gobierno estatal?, lamentablemente no. Una vez pasada la ceremonia, sólo quedan la basura, las imágenes manipuladas digitalmente en que se muestra a los gobernantes exactamente como no son.
No es difícil imaginar al gobernador o a la alcaldesa cuando acaben su periodo recibiendo una caja con memorabilia de lo reportaron durante seis o tres años, kilos y kilos de basura impresa y digital donde se verán a sí mismos delgados como nunca fueron, limpios del rostro como nunca han estado, rodeados de gestos agradecidos a los que no se les nota el acarreo.
Serviría el análisis de esos momentos para razonar los motivos que los llevan a ser políticos, cuestionar su vocación, si tan sólo fueran capaces de escapar del discurso vacío en el que se justifican mencionando que buscaron la silla para el bien de la comunidad… pero no es así. Como Gary Lambert en Las correcciones, un día enfrentarán las imágenes que de ellos mismos han construido un grupo de asesores. Dudo que tengan la vergüenza de aceptar que no son ellos quienes digitalmente están ahí, mejores que nunca, lamentablemente, también dudo que puedan hacer un ejercicio de crítica, la crisis que sufran por la anhedonia será confundida con un malestar pasajero, digna solamente de combatir con un efervescente.
La última y nos vamos.
En lo que el primer priísta del estado le llega la anhedonia, los sumisos diputados locales le rinden pleitesía aprobando el Presupuesto de Egresos de Aguascalientes y, con ello, la aplicación del cobro de tenencia vehicular estatal (sí, con el voto en contra de los panistas, que en esta situación demuestran claramente para qué sirven).
El cobro de la tenencia merece una discusión amplia, argumentada, para decidir si es un impuesto que vale la pena o no cobrar, sin embargo, en este caso, el que se cobre en Aguascalientes evidencia de forma clarísima la calidad moral del gobernador, lo que vale su palabra, ya que en campaña, mientras encontró la fórmula adecuada para usufructuar la figura de Lorena Martínez, se comprometió a eliminar tal gravamen.
Los priístas, los mismos que saldrán a pedir su voto, aprobaron la propuesta del gobernador Carlos Lozano, ¿por qué?, porque están supeditados a lo que se mande desde palacio de gobierno, porque ninguno de ellos es capaz de oponerse con argumentos al cobro de ese impuesto, en lo que va del año y pareciera que así seguirá todo el periodo que le falta a esta legislatura, ha sido un anexo del gobierno estatal, donde el “sí, señor, lo que usted mande” ha sido la tónica de las respuestas.
Eliminar la tenencia fue uno de los compromisos de Lozano de la Torre, firmado ante notario, el cobro del gravamen, reitero, sólo muestra la calidad de su compromiso con quienes le dieron su voto. Mientras que por parte de los legisladores, sólo muestra lo fácil que se acostumbran a vivir de rodillas mientras se gozan las prebendas del servicio público. Felicidades Aguascalientes, tienes los políticos mentirosos que mereces.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (26/12/2011)

diciembre 19, 2011

guardagujas cuarenta y uno

... sólo quiero una muerte de verdad
un comentario a Los años falsos de Josefina Vicens
fernando reyes
*
después de mi muerte, mi mujer se volvió loca y comenzó a demandar a todo el mundo por derechos de autor
rené lópez villamar
*
los imperdibles
sofía ramírez
*
cacería de brujas de agustín cadena
juan antonio rosado
*
no presentes, no navidad
carlos bustos
*
desimaginar el futuro
alejandro espinoza
*
gerardo gonzález es el autor de la foto de portada
descarga el pdf de este ejemplar en: http://issuu.com/jornadags/docs/guardagujas41

El mariachi loco


Perdón por intolerarlos
El mariachi loco

Con una coordinación y sincronía impecables, al grito de “ah, eh, ih, oh, uh, uh, uh” y ejecutando con destreza la coreografía (discretos saltitos de alegría de izquierda a derecha mientras abrazan su instrumento), miles de mariachis se congregaron en la entrada del Bosque de Chapultepec para ejecutar la pieza musical con que culminó la ceremonia de inauguración de la Estela de Luz, monumento a la altura de las aspiraciones nacionales pero que sobre todo, se indicó en el discurso oficial, representa la forma en que hacemos las cosas los mexicanos.
Con la consigna de que hay que enseñar al pueblo a no confundir su apego a los números redondos con la puntualidad, se convocó a la ceremonia a las 18:47 para empezar tres horas y 39 minutos después. Ahí donde alguna vez estuvo la Puerta de los Leones, una gigantesca manta de terciopelo tricolor esperaba el momento de ser arrebatada para dar paso a la magnificencia de la Estela de Luz.
Sólo hubo un discurso brevísimo por parte de las autoridades, con el fin de dar oportunidad a las televisoras de transmitir en vivo y en directo, en cadena nacional, un documental sobre la infancia, adolescencia y madurez del arquitecto que diseñó tan fastuosa obra, así como el primer capítulo de una serie titulada El encanto del cuarzo, en la que a través de la recreación de momentos históricos se mostrará al pueblo cómo los héroes que nos dieron patria siempre trabajaron para que su esfuerzo nacionalista fuera finalmente encarnado en una enorme torre de cuarzo. El tráiler con que se anuncia este programa muestra, entre otros instantes patrióticos, que la Corregidora empuñaba un cuarzo al momento en que fue con el chisme de que había sido descubierta la conspiración; a Morelos redactando los Sentimientos de la nación y usando un cuarzo de pisapapeles; a Zapata llevando una ofrenda de cuarzo a la morenita del Tepeyac; a Villa regalando un dije de cuarzo para conquistar a una piernuda de Columbus; a Rodolfo Fierro morir ahogado por no querer soltar un cuarzo (y varias bolsas llenas de oro)… entre otras escenas dignas de llenar las pantallas de 80 pulgadas y ser lanzadas en Blu-ray.
El primer declarante de la Nación hizo énfasis en que primeramente se calculó la obra en apenas 339 millones 215,491 pesos, y que gracias a la voluntad de todos subió a 690 millones 489,970 pesos en noviembre de 2010, y sin haberlo inaugurado, para que finalmente se quintuplicara el gasto y, de acuerdo a un cálculo de la secretaría de Hacienda, el fideicomiso encargado de la obra ejerciera recursos por 1,122 millones 954,542 pesos, más lo que se vaya acumulando, pues una de las características de la Estela de Luz es que aún cuando esté destinada al olvido, se pueda seguir utilizando para desviar recursos. Los aplausos de los invitados interrumpieron en más de una ocasión este mensaje, pero fueron atronantes al momento de indicar las cantidades echadas al hoyo.
Con un mecanismo diseñado en Alemania, ensamblado en China y exportado desde Francia (del que aún no es posible calcular el costo) se retiró el gigantesco terciopelo tricolor que nunca más volverá a ser utilizado y al fin se vio el monumento: una excavación de más de 18 metros bajo el nivel el piso con un dado de cimentación que algún día (el Primer Declarante hizo énfasis en esto: algún día) sostendrá ocho columnas de 104 metros de altura y dos caras de 9 metros de ancho, también se indicó que algún día podrá o no haber un museo, y que en el futuro se tendrá acabados en pisos, muros y plafones, así como una rampa para minusválidos; no sólo eso, es posible o no, que próximamente lleguen bloques de acero italiano, obsidiana y cuarzo de tercera para ir dando forma a la obra.
Para finalizar su discurso, el Primer Declarante de la Nación envió un tuit a sus seguidores con una imagen de la patriótica excavación con el siguiente mensaje: “Les envío una fotografía de lo que algún día será la Estela de Luz”. Los invitados especiales festejaron el tuit con una aplicación de sus Blackberrys especialmente diseñada para el momento, los acarreados nomás aplaudieron.
El gran final fue la enjundiosa e inolvidable ejecución del Mariachi Loco, que puso a bailar a todos los asistentes al ritmo de “Los pollitos dicen pio, pio cuando tienen hambre cuando tienen frío”, en un remix que hizo continuar la fiesta durante toda la noche, mezclaron el meneíto con las notas del Aserejé, además de combinar en forma magistral el coro de “a ver, a ver mover la colita”. El Primer Declarante de la Nación se unió a la fiesta al ritmo de “Todos queremos que baile el mariachi nos baile la peluca”.
En una muestra de la calidad de nuestra democracia, en la primera fila de los invitados especiales, sentados lado a lado, los suspirantes de los tres partidos (bueno, alianzas) atestiguaron la ceremonia y dignísimos, se negaron a responder preguntas de la insidiosa prensa que en un afán de echar carne a los perros, preguntaban por los tres libros que habían marcado su vida, el precio del boleto del metro y el costo del kilo del jitomate.
Cerca de la madrugada comenzaron a retirarse los camiones con los contingentes de todos los estados, felices por haber asistido a la ceremonia de celebración y con un vale por un vikingo y un refresco. Los gobernadores de todos los estados, los miles de presidentes municipales abordaron sus camionetas blindadas, mientras el personal de aseo tomaba el sitio para barrer el confeti que se mandó a traer de Nueva Zelanda.
Las tres toneladas de desechos recogidas por el personal fueron lanzadas a la excavación donde algún día se levantará la Estela de Luz, monumento que encarga el espíritu nacional. ¡Felicidades México!

diciembre 18, 2011

La purísima grilla de La Jornada Aguascalientes dominical


La Purísima Grilla
Panistas medrosos
A esconderse que ahí viene la basura
Peña Nieto, otro #Fail

Sin sorpresas Por la noche el PAN Aguascalientes difundió su lista de suspirantes. En un comunicado informó que la Comisión Estatal de Elecciones daba a conocer a los registros procedentes a solicitantes por el principio de mayoría relativa. La aparición de Orozco, Herrera y Gallegos refleja la actitud del panismo ante las próximas elecciones, van a la segura, a lo que les indican las encuestas que sería su mejor opción.
En el fondo el PAN se muestra cuidadoso, por no decir medroso, y muestra que durante los años en el gobierno aprendieron al PRI los mecanismos para disfrazar el dedazo.
A esconderse que ahí viene la basura. Una serie de mensajes de Roy Campos en Twitter (@RoyCampos), nos recuerdan lo que nos espera de aquí a las elecciones:
Listos? en México desde mañana 18 de diciembre hasta el 27 de junio de 2012 nos recetarán más de 43 millones de spots políticos
Los spots políticos en México se transmitirán de 6AM a 12PM en más de 2300 estaciones de radio y tv en TODO el país
Cada estación de radio y TV en México trasmitirá 96 spots políticos diarios del 18 de dic al 27 de jun. entre 5-6 cada hora
Lo triste no es lo avasallador de las cifras, sino que la experiencia indica que todo ese tiempo será desperdiciado por los partidos políticos en promesas y luchas de lodo, más que en propuestas, sin mencionar en el dinero dilapidado, porque cuando de elecciones se trata, no importa lo que se gasta ni como, todo se justifica en nombre de la democracia, como los más de 50 millones de pesos que le costará al IFE monitorear los noticiarios de radio y televisión del país, ¿para qué?, para al final realizar un reporte sobre la inequidad y parcialidad de los medios al referirse a los partidos.
Nadie se llama a engaño. Las elecciones son inequitativas y parciales, pero no por las menciones que los medios de comunicación hagan o no de un candidato o partido, así súmele a la cuenta 53 millones de pesos.
Otro #Fail.  En el que iba a ser su día, cuando preparó un discurso en el que incluso rendía homenaje a Luis Donaldo Colosio, minutos después de recibir su constancia como candidato único del PRI, Enrique Peña vuelve a meter las patas, o mejor dicho, las manos al Twitter y dio por muerto al ex presidente Miguel de la Madrid, rumor que difundió el gobernador de Veracruz, Javier Duarte (sí, el mismo que mete a la cárcel a tuiteros por “terroristas” al difundir hechos no comprobados).
Las redes sociales y Peña Nieto nomás no se llevan. Súmele también: los tres libros y no recordar los autores, no saber a cuánto asciende el, salario mínimo, el nombre de su aliado el Panal, el que no es la señora de la casa, su inglés con cara de what?! y ahora la expedición de certificados de muerte… más lo que se acumule.

diciembre 15, 2011

Soliloquio

Soliloquio
(acerca de Espejo de mareas de Regina Kalach Atri)

¿Qué te ha dicho la palabra de fosforescentes hilos?
Pocas cosas tan perturbadoras como una persona hablando sola. Un espectáculo fascinante del que no se puede retirar la mirada, cuando se descubre a alguien en esa situación resulta difícil dejar de verlo. En mi caso, hago lo posible para no perder detalle de lo que ocurre en ese mundo, porque cuando alguien habla solo, se está creando un mundo, así que no me importa mirar de soslayo o buscar un refugio para poder atender ese espectáculo de creación.
Digo que se crea un mundo, porque con “hablar solo” no me refiero a las preocupaciones cotidianas que logran que por un momento nos aislemos para concentrarnos en una preocupación, la impaciencia o excitación (¿dónde dejé las llaves?, ¿cerré la puerta con seguro?, ¿se me verá bien esta falda?, ¿me esperará?).
Me refiero a quienes hablan a solas con una concentración tal que se aíslan del resto, en un soliloquio. Un monólogo que no tiene destinatario, es para uno mismo, es un círculo, no hay nadie del otro lado (y no importa).
Sé que estoy generalizando, pero me parece que hay un patrón entre esos que hablan solos (el de crear un mundo) y eso permite considerar tres clases: los niños, los abandonados y los locos.

Tu sueño se agota en su propia exuberancia.
En el juego, el niño, levanta un mundo donde las únicas reglas responden al espíritu lúdico, con una estructura propia y cuyo fin es el juego mismo. En la soledad, el abandonado, recrea un mundo que ha dejado de existir, al que desea volver. Acerca del loco, para simplificar usamos locura como sinónimo de distinto, llamamos loco al que no se nos parece, al que se salta la norma, al diferente. En una progresión irreflexiva se van agregando sujetos de acuerdo a la distancia que se desea que haya entre nosotros y ellos. Simplificamos a mansalva calificando de locos desde quienes se atreven a romper la norma (por mínima o absurda que sea) hasta quienes deambulan por las calles enfermos, parias, lejos de este mundo, en el suyo.
Y todo ellos a través de un instrumento solo: las palabras.
Otra generalización: en el uso de la palabra, los niños, los abandonados y los locos tienen un semejante: el poeta.
Espero que, en el afán de demostrar un punto, no estar llevando al extremo los ejemplos, la comparación me parece pertinente. Además, queda claro que hay distintos tipos de poetas, voy a emplear una división que siempre me ha funcionado, los poetas se dividen entre los eliotianos y los whitmanianos, los primeros se caracterizan por su inteligencia concentrada, son los que hacen de la razón el tamiz por el que pasan todos sus versos, sí, el mundo los deslumbra, pero consideran que no hay mayor espectáculo que compartir esa visión a través de la agudeza y un discernimiento que no se permite distracciones; mientras que los whitmanianos crean el mundo a partir de la sorpresa, son luminosos y explosivos, las preguntas que se hacen sobre la naturaleza las realizan a bote pronto, no les importa seguir un método sino compartir de inmediato el resultado de su contemplación.

Al final del día, tu mirada ansía el oscuro de la noche; el sueño que te habrá de reparar después de tanto brote, tanto fuego
Regina es ese tipo de poeta, explosiva, sensual, exuberante; Espejo de mareas es el registro de sus pasiones. Una bitácora personalísima que abruma por su intención indagatoria, leer estas páginas es atestiguar su manera combativa de estar en el mundo: el soliloquio de quien tiene los sentidos dispuestos a dejarse maravillar, pero no dejará la oportunidad de preguntarse sobre el sentido de las cosas.
En la escritura de este libro, estos libros es evidente un ánimo infantil (los niños hablan a solas) en la forma en que se inquiere a la naturaleza, incluso a Dios o los dioses, no es que se pregunte acerca del origen del milagro, por ejemplo, lo que la poeta hace es preguntarse sobre el cómo, no el para qué. Está también el abandonado, el que pregunta al tiempo, al mito, a la memoria y sobre todo al otro sobre el sentido de su existencia, de nuevo un cómo, no un con qué fin; y, el loco, quien está del otro lado, en este caso, excluido voluntariamente para ser testigo de sí mismo, se cuestiona acerca del cuerpo y el tiempo (sus consecuencias), sobre todo el dolor.
Creo que cada uno de los poemarios que conforman Espejo de mareas (al menos seis: El Extranjero; Los Dioses; Del cuerpo y sus cercanías; La Luz; Latido; y Trazos) forman parte de un soliloquio que intenta explicarse el mundo, insisto, no en el sentid de desentrañar los motivos del milagro de estar vivo, sino con el afán de aprehender la experiencia. Regreso a mi referencia acerca de lo whitmaniano, la inteligencia que guía la mano de Regina es un afán constante de dejarse llevar por las preguntas, el único método posible para esa escritura es la exuberancia.

Escuchas en sus temblores un vocablo que te acecha y se esconde, el que te llama por tu nombre
Me quiero detener un momento aquí y compartir la sorpresa, explicar por qué Espejo de mareas es varios libros, no sólo por la división con que la poeta busca la unidad, un eje temático para cada serie de textos, finalmente, el lector tiene el derecho de abordar esta bitácora tal y como se le pegue la gana, abrirlo por la mitad o por el título más llamativo. Es muchos libros porque Regina está obsesionada con entender (de nuevo y cuantas veces sea necesario, no para qué, sino un cómo) y eso hace que a cada experiencia la interrogue con un poema.
Me disculpo por utilizar el lugar común de “nunca nos bañamos en el mismo río”, pero la imagen sirve para explicar la escritura de tres, cuatro o cinco poemas con el mismo tema en Espejo de mareas, lo que yo leo en la escritura de Regina, es un sumergirse constante en el mismo hecho para desentrañarlo, sabedora de que al compartirlo no sólo repetirá la experiencia, algo mejor, algo que sólo los poetas logran: la recuperan y encapsulan para el lector.
En su escritura hay un idilio constante con la repetición, además del uso de ciertos colores, algunas metáforas y, por supuesto, las figuras míticas se contiene la intención de compartir este asombro del mundo (otra muestra de esa generosidad son las citas a lo largo del libro señales de los otros poetas con que Regina se acompaña).
Una muestra de esta exploración constante está en Del cuerpo y sus cercanías, sin duda el trabajo más personal, la unidad más lograda de Espejo de mareas¸ por la capacidad “inocente” de hacer del dolor una experiencia universal sin caer en la complacencia del melodrama o la victimización, lo que logran los textos de ese apartado es llevarnos ahí, estar en esa piel, vivir esa ausencia.
Algo similar logra Regina en Trazos, el poeta en su soliloquio, más que ante la página en blanco, ante la ventana, dispuesta a dejarse maravillar por el mundo, para después, recrearlo y compartirlo.
Quiero cerrar con una cita que todo el tiempo que estuve leyendo Espejo de mareas tuve en mente, es del Odysséas Elytis, de su ensayo Antes que nada la poesía: En el fondo quería cantar de manera diferente a como cantan los demás -así desentonara. Este libro es un canto personalísimo. No me resta más que invitarlos a adentrarse en él.

¿A quién ofreces el hilo si eres tú quien entra al laberinto? Palabras, hebras de oro, te conducen. Te pierdes, te viertes en tintas. Eres escritura.

(*) Las líneas en cursivas pertenecen a Espejo de mareas.

diciembre 12, 2011

Primer informe: convertir ciudadanos en espectadores


Perdón por intolerarlos
Primer informe: convertir ciudadanos en espectadores

De las 15 páginas del mensaje que el gobernador de Aguascalientes realizó con motivo de su primer informe de su gobierno, una quinta parte está dedicada a los saludos y agradecimientos a quienes asistieron al Teatro a escuchar a Carlos Lozano de la Torre, principio y cierre del discurso son una muestra de que lo cortés no quita a valiente y al igual que hizo en su toma de posesión repite el gesto para mostrar que es un hombre agradecido, por supuesto, para enviar las señales pertinentes con quienes debe quedar bien, no es lo mismo que el titular del Ejecutivo estatal solamente agradezca la presencia de Fulanito a que se extienda llamando a Zutanito hermano, amigo, compañero de batallas; no es igual que a Perengano se le dé la bienvenida incluyéndolo en un grupo a que se le distinga con la referencia del apellido paterno y materno, todos los nombres y una suspirosa remembranza de cuando compartieron curul o banca en el jardín de niños; por supuesto, hay una gran diferencia entre formar parte de la bola a la que de antemano se ofrece una disculpa “por no poder mencionarlos a todos”, a ser uno de los invitados especiales a los que se distingue con una breve pero sustanciosa referencia a la trayectoria política. Y al final, tras una extraña salutación a los “héroes anónimos”, finalmente, el reconocimiento a los “ciudadanos”, acompañado de cajón y correctísimo “amigas y amigos”.
No es poca cosa que los ciudadanos aparezcan al final del discurso del gobernador, es una señal de que en el cumplimiento de los ritos anuales se ha olvidado cuál es el propósito de un informe de gobierno, una vez entregado el paquete de estadísticas y relación de hechos al Congreso estatal, le sigue la oportunidad de rendir cuentas a quienes gobierna, desaprovechada una vez más en el afán de lucimiento personal, la pura frivolidad, como define Mario Vargas en La civilización del espectáculo (Letras Libres, febrero 2009) al mal que hoy corroe a la política: “En la civilización del espectáculo la política ha experimentado una banalización acaso más pronunciada que la literatura, el cine y las artes plásticas, lo que significa que en ella la publicidad y sus eslóganes, lugares comunes, frivolidades y tics, ocupan casi enteramente el quehacer que antes estaba dedicado a razones, programas, ideas y doctrinas. El político de nuestros días, si quiere conservar su popularidad, está obligado a dar una atención primordial al gesto y a la forma de sus presentaciones, que importan más que sus valores, convicciones y principios”.
El análisis del mensaje de Lozano de la Torre, una vez rebasados los saludos y parabienes, es tarea difícil, mucho número y poca sustancia, al igual que el gobierno del Luis Armando Reynoso, esta administración rindió su capacidad de síntesis y eligió la metralla de las cifras abultadas, listas para ser colocadas en los espectaculares callejeros que hoy contaminan la visión con su fraseo triunfalista: superamos, millones, más que nunca, como nunca antes, somos los primeros… a esa ráfaga se le oponen realidades como ser la entidad federativa con la tasa de desocupación más alta del país (7.64 en octubre y 8.2% en el tercer trimestre de 2011) con una contundencia tal que no importan los gritos histéricos que en un intento de dar gato por liebre anuncian el “récord histórico de Asegurados Urbanos ante el IMSS” o que la oficina del Servicio Nacional de Empleo local haya pasado del doceavo al quinto lugar nacional; o bien, la tristísima presunción de fusionar los fondos de inversión productiva (Asunción y Aguascalientes) para crear el Fondo de Fondos, ¿de veras?, ¿eso es todo?, para eso le alcanzó a este gobierno en su intento por ocultar las cifras oficiales sobre ocupación y empleo, no es sospecha, es certeza, los medios de comunicación de Aguascalientes, confabulados o presionados, privilegian los boletines del gobierno estatal, las cifras de la entrevista de banqueta por encima de los datos oficiales, una táctica vil, por decir lo menos, la vieja costumbre priísta de ocultar la basura bajo la alfombra.
El resto del mensaje es absolutamente olvidable, una pieza pobremente redactada que muestra la desesperación por hacer pasar como logros la inercia del trabajo gubernamental, a grado tal que no queda más remedio que la confesión de que ha sido un año de aprendizaje, doce meses que ha empleado la administración para encancharse y comenzar a pensar qué va a hacer y una vez que lo sepa, entonces sí, ya lo veremos, vendrá el paraíso prometido, aunque en el slogan se indique “Esto es progreso para todos”. La apuesta de este gobierno es tratar a los ciudadanos como espectadores para que no cuestionen la falta de definiciones, los escasos hechos concretos y nos rindamos a las promesas.
En el texto de Vargas Llosa, hay una cita de Octavio Paz sobre las acciones de los políticos contemporáneos: “Pero la civilización del espectáculo es cruel. Los espectadores no tienen memoria; por esto tampoco tienen remordimientos ni verdadera conciencia. Viven prendidos a la novedad, no importa cuál sea con tal de que sea nueva”.
Entre las muchas infamias de las que se puede acusar al gobierno de Carlos Lozano (la procrastinación en primer lugar) resulta indispensable subrayar la actitud de esta administración con los medios de comunicación, el trato de lacayo que da a la prensa con el propósito de difundir una imagen triunfadora y así continuar relegando a los ciudadanos a su papel de espectadores. La absoluta falta de autocrítica y la sensibilidad de los funcionarios públicos ante cualquier señalamiento.
No basta señalar que la relación entre el gobierno y los medios de comunicación está “basada en el respeto absoluto a la libertad de prensa, expresión y crítica”, cuando todos los días se ejerce desde las oficinas de gobierno el poder del ninguneo al grito de “o conmigo o contra mí”, cuando se advierte por encima y debajo del agua que se debe cuidar la imagen del señor gobernador a cambio de seguir recibiendo el “apoyo económico” gubernamental, con tal de no ser relegado de la información o de plano relegado por ser un medio incómodo.
La uniformidad de la información en las primeras planas, la ausencia de crítica en los medios electrónicos y la homogeneidad del elogio constante al gobernador dan muestra del ejercicio autoritario de la censura a través de la presión económica, la falta de visión de la familia gubernamental y, por lo que se ve, no habrá salida, no al menos mientras desde el palacio estatal se siga pensando en que lo importante es parecer y no hacer. No mientras los medios de comunicación, ajenos a su función social, sigan pendiendo del subsidio gubernamental, acomodados en la molicie y no se busque cambiar la relación con el poder.
En el gobierno, no hay quien atienda las poquísimas llamadas de atención que desde algunas tribunas se hacen acerca de la necesidad de un cambio, las inversiones se siguen alejando de la entidad, cada vez son más las noticias que muestran que Aguascalientes no alcanzará los primeros lugares que alguna vez tuvo. Obnubilado por la necesidad de crear una imagen exitosa, la administración lozanista no está dispuesta a escuchar y, con ello, a aprender.
En los Escritos políticos y Vida de Castruccio Castracani, de Nicolás Maquiavelo (el autor de El Príncipe, favor de no confundir con El Principito) se advierte en el Discurso ante el Consejo Mayor de Florencia sobre la Provisión de Dinero: “Otros suelen hacerse sabios por los peligros de los vecinos; vosotros no aprendéis de los vuestros, ni creéis a vosotros mismos, ni conocéis el tiempo que perdéis y habéis perdido. El cual todavía lloraréis y en vano, si no cambiáis de actitud. Porque os digo que la fortuna no cambia donde no se cambia de orden; ni los cielos quieren o pueden sostener una cosa que quiere a toda costa arruinarse”. Al arranque del segundo año de este gobierno, ya sin el pretexto de que están aprendiendo, todo está por hacerse y las opciones de cambiar la relación entre ciudadanos y el gobierno, entre los medios de comunicación y el poder, no aseguran cambio alguno. Lamentable.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (12/12/11)

diciembre 11, 2011

Entrevista al poeta colombiano Juan Manuel Roca

En la cotidianidad también se encuentra el registro de lo más profundamente humano
Publican en un solo volumen Ciudadano de la Noche y La Farmacia del Ángel
Javier Moro Hernández

Juan Manuel Roca, uno de los poetas colombianos más leídos e influyentes de la actualidad, nació en Medellín en 1946. Vivió una buena parte de su infancia en México, en la colonia Chapultepec Morales. Al preguntarle sobre esa etapa de su vida comenta que “Son los recuerdos de un niño, recuerdo partidos de fútbol de sol a luna en la calle de Lope de Vega, en donde jugaba con mis compañeritos de cuadra. Tengo una fusión de aromas, de sabores, que durante mucho tiempo he tenido en el registro de la memoria, unos cielos absolutamente azules, un azul mediterráneo, que difícilmente volví a ver en México. La sonoridad de los nombres de los pueblos. En fin, toda una cosa que ya más conscientemente fui encontrando en la poesía náhuatl,  en Juan Rulfo, en esos elementos del habla que maneja Rulfo de manera extraordinaria, que me hacen pensar en Rulfo como uno de los más grandes poetas de América latina, a quién pongo  la altura de Cesar Vallejo como poeta. En fin recuerdo todo ese sabor de lo popular en México, porque este es un país que se ha salvado por el poder de lo popular, que aquí ha sido avasallante, eso es maravilloso”.
El trabajo de Roca ha sido reconocido en múltiples ocasiones, entre algunos de los premios recibidos están el  Premio Nacional de Poesía Ministerio de Cultura 2004, el Premio José Lezama Lima otorgado por la Casa de las Américas y el Premio Poetas del Mundo Latino Víctor Sandoval en 2007. Recientemente la editorial Postdata publicó dos libros esenciales del poeta colombiano Ciudadano de la noche y La Farmacia del ángel, en un solo volumen que fue bautizado solo como Ciudadano de la noche.
Javier Moro H: Ciudadano de la noche y La Farmacia del Ángel ya habían sido publicados con anterioridad en Colombia, pero quería que nos contará cómo se dio el encuentro con Postdata, para poderlos imprimirlos ahora en  México.
Juan Manuel Roca: Pues mira esta edición involucra dos libros, como bien dices, Ciudadano de la noche, que fue publicado en 1989 y La Farmacia del Ángel que fue publicado en 1995, son dos libros que de alguna quienes han escrito cosas sobre lo que yo he intentado hacer en poesía señalan como un despegue, un punto de partida hacia lo que he escrito posteriormente. Además el hecho de que ya no existen esas primeras ediciones, que son ediciones agotadas y me propusieran juntarlos, cosa que además me pareció muy atractiva, porque sí creo que realmente en mi humilde quehacer, son dos cosas que han sido muy significativas: Por otro lado La Farmacia del Ángel es un homenaje al poeta alemán George Trakl, quién tuvo una vida trágica, pues desde muy joven se aficionó a la bebida, por lo que su padre lo metió a estudiar Farmacia y en la escuela encontró las propiedades del cloroformo, de la cocaína, por lo cual murió en un suicidio temprano. Pero más allá de esos avatares trágicos me interesaban dos cosas: por un lado esa creación de atmósferas poderosas que hay en Trakl, que es alguien que pinta con palabras que me suscitaron la idea de hacerle un homenaje, porque además es el cantor de las ruinas de Occidente. Pensé que el título de La Farmacia del Ángel, que fue en donde trabajó en esa farmacia y que aún hoy existe, en Salzburgo, se prestaba para un doble juego también; por un lado, la angelidad y por otro lado la farmacia como tal, un sitio donde siempre llegamos los seres más mundanos, a curarnos las dolencias del cuerpo y no las del alma. Entonces esa mezcla de farmacia y ángel me parecía que tenía que ver mucho con lo que estaba intentando escribir, por un lado unas cosas muy líricas y por otro, cosas como muy pedestres, muy cotidianas, sucias sí se quiere.
JMH: Me parece que en los dos libros hay una necesidad de pintar lo cotidiano, atraparlo.
JMR: Creo que fundamentalmente toda la lírica moderna, desde Baudelaire hasta nuestros días, se ha interesado mucho por desacralizar la poesía, para decir que no hay temas poéticos preconcebidos de antemano, ni palabras poéticas per se, sino que en la cotidianidad también se encuentra el registro de lo más profundamente humano, al fin y al cabo en el momento en el que más humanos somos es cuando ejecutamos acciones diarias, cotidianas. Entonces en ese grado de prosaísmo que uno encuentra en poetas como Luis Carlos López en Colombia e inclusive con algún López Velarde, que es ensuciar un poquito la idea que se tiene de la poesía, que no es lo sacro, no es lo idílico, no es lo que tiene una credencial de belleza, sino que se asienta en lo cotidiano. A mí me parece que por ser más difícil es más estimulante, esa es una frase de Lezama Lima, que solo lo difícil es estimulante.
JMH: Una de las cosas que más me llamo en Ciudadano de la noche, fue la atención a los oficios, muchos que tienen que ver con la noche, con los trabajos más comunes.
JMR: Los más necesarios. Cuando uno ve el trabajo que hace el sastre, que de alguna manera le está creando una sobre naturaleza a las personas para que vayan cubiertas, ahí un grado de “metaforización” del mundo y de posibilidades poéticas, que yo no encontraría ni en el sacerdote, ni en el diputado ni en el presidente, en oficios que aparentemente son mucho más sacralizados en nuestras sociedades que estos oficios humildes. Me parece que en esa humildad casi benedictina de los pequeños oficios hay  un rango de belleza y sinceridad que resulta conmovedor.
JMH: Hay una parte, en un poema que forma parte de Ciudadano de la noche, que menciona como la gente va viendo cómo cambia la ciudad. Me imagino que es Medellín, porque el río es la columna vertebral de la ciudad,  y ellos hablan un poco de cómo de unas cuantas calles la ciudad ha crecido y se vuelve irreconocible y eso es lo que pasa un poco con los oficios, cómo va cambiado.
JMR: Y cómo va cambiado generalmente para mal, porque hay un libro maravilloso de José Luis Romero, un teórico argentino, marxista, que se llama Latinoamérica: las ciudades y las ideas, que demuestra cómo se ha dado progresivamente la despersonalización de nuestras ciudades, la “miamización” de nuestras ciudades, para que todas se parezcan, hay como una especie de esperanto arquitectónico, hueco, vacío, calcáreo, sin vida y tiene que ver con eso, como las ciudades modernas nuestras van a ser todas intercambiables una esquina con otra.
JMH: Regresando a los oficios, a las pequeñas urbes, esas vida cotidiana era mucho más apacible, más humana, por decirlo de alguna manera, la gente se conocía, ¿qué tanto influyen esos cambios en el proceso de creación del poeta, del proceso de creación de estos libros?
JMR: No es que tenga una cosa muy programática, no es que tenga una especie de itinerario para la realización de, lo que intento que sean poemas, porque es difícil decir sí lo son o no, pero depende de las circunstancias y por periodos me funciona de manera diferente. A mí la poesía de ideas, a pesar de que me gustan los poemas argumentales, me gusta que haya un buen argumento. A veces tomo notas, muy ocasionalmente, pero otras veces hay una poesía, una poesía que yo llamo de emergencia, que es esa que nace cuando necesitas el habla urgentemente para expresar algo sin el cual no podrías seguir caminando por la vida. Hay cosas que se den por acumulación, que poco a poco se van fraguando pero muchas veces también hay el poema que sale redondo, que te sientas y lo escribes y eso me parece maravilloso y eso es un poco esa idea de que sí un pájaro se pone a pensar por qué está volando seguramente se cae y en esa misma medida no medía mucho la razón, sino el rapto poético, la intuición, sin llegar a la escritura automática surrealista. De manera que se da de diferentes maneras.
JMH: Aunque en el lenguaje puede haber sensualidad, sin necesidad de la personalización.
JMR: Yo creo que es ahí donde está el carácter elusivo del lenguaje, por eso la poesía que atiende al eros, generalmente es mucho más poderosa cuando lo hace de una manera elusiva. Sí lo dice llanamente el efecto de ese erotismo y de esa carga de sensualidad se pierde, porque es impresionante que con las letras se logren esas imágenes.
JMH: Por último, quería preguntarle cómo siente usted que fue su evolución poética a partir de la publicación de estos dos libros Ciudadano de la Noche y La Farmacia del Ángel
JMR: Creo que en todo lo anterior tal vez había una carga metafórica y cierto barroquismo que fue desapareciendo. Borges dice que cuando uno empieza a escribir es barroco y cuando avanza uno se vuelve minimalista. Yo creo que también, aunque parezca vanidoso, uno cuando empieza a escribir, escribe lo que puede y mientras avanza escribe lo que quiere, o sea hay un mayor control del lenguaje, del instrumental del lenguaje. Creo que a partir de estos dos libros logré un mayor ascetismo del lenguaje, una mayor contención y me vacuné contra cualquier posible fárrago de verbosidad.

La Purísima Grilla de La Jornada Aguascalientes dominical


Recuerde que en política no hay principios. Hay instantes
De acuerdo a Consulta Mitofsky (Opinión sobre los partidos políticos), de los siete partidos nacionales con registro, desde hace meses el PRI se mantiene como el único que posee un saldo de opinión positivo, acumula 37.7 por ciento de opiniones a favor y 17.5 por ciento en contra. Le sigue el PAN (25.6% buena/27.8% mala), el PRD (18.3% buena/31.2% mala), Verde Ecologista (10.6% buena/26.5% mala), Convergencia (7.4% buena/28.8% mala), PANAL (7.5% buena/29.5% mala), mientras que el partido más rechazado es el Partido del Trabajo (8.4% buena/32.9% mala).
Después de haber sido el partido más rechazado en 2010, el PRI remontó para dejar, en el 2011, ese puesto negativo al PT. Si el final de la carrera fuera hoy, la fotografía mostraría al PRI cruzando la línea de meta en primer lugar.
Sin embargo, ni la carrera es hoy y las encuestas tuvieron su mejor momento hace varios procesos electorales, así que nada de destapar la champaña, además, por la fecha en que se levantaron las opiniones todavía no derrapaba Peña Nieto en la FIL. Todo puede cambiar de un instante a otro, aunque Adela Micha opine que “que sea un lector voraz o no, es completamente irrelevante a la hora de gobernar bien o mal”, o que Televisa en su sitio web pregunte tendenciosamente: “Para usted qué es más importante, ¿Las propuestas de los candidatos a puestos de elección popular o sus conocimientos sobre literatura?”.

La política es la actuación pública de pasiones privadas
Pero para quienes ya habían comenzado a descorchar la botella sí hay buenas noticias, hoy resulta que en Aguascalientes “de acuerdo a las últimas encuestas, 50 por ciento de los aguascalentenses, consideran que el Revolucionario Institucional es el más organizado en su estructura y su militancia, “es el que mejor escoge a sus candidatos y dos de cada cinco ciudadanos, opinan que el PRI, gobierna mejor”.
Así lo informa el boletín 061 de la Secretaría de Estrategia, Información y Propaganda del PRI, en su relato de la reunión del gobernador con las estructuras partidistas.
Y hay más de los resultados de esa encuesta de la que nunca se indicó la fuente, se indica que el PRI tiene preferencias por arriba del 50 por ciento en los distritos 1 y 2, así como que Enrique Peña Nieto aventaja con 55 por ciento de la preferencia ciudadana contra 24 por ciento por encima de quien pudiera ser el contendiente de Acción Nacional.

Primero, mata a tu enemigo político y llóralo durante un mes
Segundo, si vas a ser verdugo, asegúrate de ser invisible
Y tercero, tenle miedo al fantasma del enemigo político que has matado
Llama la atención del Boletín 061 no sólo la manera en que decidieron titularlo (Enrique Peña Nieto, encabeza las preferencias electorales) sino el espacio que dedican a los priístas insignes de la entidad, se entiende que por la cercanía del Informe de Gobierno de Carlos Lozano de la Torre se le priorice en los comunicados, pero no de llamar la atención que la dirigencia priísta relegue a un pequeñísima párrafo la intervención de Lorena Martínez en este acto.

—Nuestros vicios eran en realidad virtudes. Sin embargo, digamos que me resigno al cambio. Siempre supe que algún día el sistema debía terminar. Pero la pregunta sigue pendiente: ¿con qué sustituirlo?
— Todo tiempo pasado fue mejor –dije melancólicamente.
— Sí, a pesar de que algunos políticos eran medio pendejos.
— ¿Quiénes fueron sabios entonces?– –
— No quiénes, mi amigo, sino cómo.
— Cómo pues.
— Cada quien mata pulgas a su manera, Valdivia. Las ambiciones excesivas, o fracasan, o se pagan caro. Hay quienes han llegado a la Presidencia creyendo que México les debía ese favor y la abandonaron creyendo que el país no los mereció y por eso ellos merecían volver al poder algún día.
Lo que sí no tiene desperdicio son las “palabras del ing. Jose Guadalupe Ortega en comida de estructuras con el gobernador”, documento también remitido por la Secretaría de Estrategia, Información y Propaganda priísta.
Un exaltado Lupe Ortega arrastró el espíritu de los desfiles del 16 de septiembre y 20 de noviembre para declararle al gobernador:
“Venimos a pasar revista ante nuestro comandante en jefe que es usted”.
“Este es su ejército, este es su equipo de trabajo, este es su partido”.
La fotografía nos desmiente, pero no es difícil imaginar a Ortega totalmente fashion vistiendo unos pantalones de asalto y botas. Aunque eso sí, por muy apasionado que estuviera, antes de su apoteósico final de discurso, el dirigente partidista se cuidó de indicar que el acto no era público, sino un “acto interno de dirigentes del PRI en Aguascalientes”, por lo que envalentonado pero “sin violar ninguna normatividad” se dejó embargar por el espíritu del Padre de la Patria y emulando a Miguel Hidalgo gritó: “Viva Enrique Peña Nieto! Viva el PRI! ¡Viva México! ¡Viva Carlos Lozano de la Torre!”
Ahí nomás.


Por cierto, las citas en cursivas pertenecen a La silla del águila, la novela de Carlos Fuentes, que no escribió Enrique Krauze.

Publicado el La Jornada Aguascalientes dominical (11/12/11)

diciembre 10, 2011

Viaje de Vuelta

La lucha a favor de la literatura que no se definía "plebiscitariamente", ni con base en la tiranía de la industria editorial, duró lo que la vida de Vuelta, una revista que desde una posición minoritaria, marginal, veía los peligros que encarnaba la mercantilización, no sólo del arte y la literatura, sino del pensamiento todo, en aras del placer uniforme, reproducible, de la medianía. Hoy sabemos que Vuelta perdió esa batalla y cuando leemos la "última novela sobre el narco", los cientos de novelas que han elegido la historia o la crónica para paliar la carencia de imaginación o los briosos esfuerzos de la literatura "global", sin problemas, "que vende" y ha sido escrita -como las otras- bajo pedido, sólo podemos lamentarlo. No menos doloroso es contemplar los mustios arrestos de una poesía a la que no le importa decir, sino escenificar; regodearse en la banalización que ahora llaman "irreverencia", para ver si de ese modo se sube al carro de un espectáculo que nunca la tomó en cuenta porque el poder de la poesía no radica en su capacidad de convocatoria sino en la posibilidad de leer el mundo y desde allí, pensarlo, crear otro y compartirlo.

Viaje de Vuelta. Estampas de una revista. Malva Flores. Fondo de Cultura Económica.

diciembre 05, 2011

Borgues y las nimiedades


Perdón por intolerarlos
Borgues y las nimiedades
Así inicia El Hacedor de Jorge Luis Borges: “Nunca se había demorado en los goces de la memoria Las impresiones resbalaban sobre él, momentáneas y vívidas”; una declaración de Enrique Peña Nieto se acerca a esa descripción, la hizo cuando le preguntaron acerca de los libros que han cambiado su vida y, dueño de sí, contestó colocando en su justa medida lo que le significa la lectura: “Pues, he leído varios, desde novelas, que me gustaron en lo particular. Difícilmente me acuerdo del título de los libros”, luego indicó que en la adolescencia había leído la Biblia, no toda, aclaró, “pero sí algunas partes”, para enseguida confundir nombres y autores, decir que La silla del águila de Carlos Fuentes es de Enrique Krauze y olvidar el título de El seductor de la patria de Enrique Serna.
Mientras su asesor, Luis Videgaray, le hacía señas para que cortara la respuesta y no hiciera más el ridículo, Peña Nieto cambio la pregunta para responder que realmente no podría señalar un libro que hubiera marcado su vocación de manera específica, y agregó sobre su gusto como lector que disfruta “sin duda, los que tienen que ver con la novela política, la novela histórica, son de mi particular agrado. Lo último que estoy leyendo es una novela sobre la inoportuna muerte del Presidente, que no he terminado de leer, pero, ¿sí se llama así? ¿La Inoportuna Muerte del Presidente? ¿No?”, aunque lo que más disfruta es “la parte de la historia de México. Meterme a veces a la parte novelada y a veces no, con mayor contenido biográfico sobre los personajes que han realmente llenado la trayectoria del país”.
¿Grave? Realmente no, sólo risible. El traspié del precandidato priísta es una más de las declaraciones estúpidas que escucharemos a lo largo de la campaña, sólo muestra la superficialidad de su capacidad lectora, pues de las novelas prefiere, como la Chimoltrufia,  a veces sí y a veces no la parte novela de la historia. Sí, Peña Nieto hizo las declaraciones en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, una de las más importantes del mundo, rodeado de lectores, tras presentar el libro que supuestamente él escribió (México, la gran esperanza) y que contiene sus propuestas para alcanzar una “democracia de resultados” a través de un “Estado eficaz”.
No es grave su declaración (insisto en lo de risible) porque en el fondo refleja la actitud de millones de otros mexicanos a los que tiene sin cuidado la lectura, ese promedio nacional de lectura que no alcanza ni a dos libros por año por persona. En la expresión de Peña Nieto están todos esos otros ciudadanos que muestran el fracaso del sistema educativo y las campañas para fomentar la lectura. Podemos burlarnos todo lo que queramos del precandidato, hacer chistes ingeniosos sobre su condición lectora, tristemente, sucederá lo mismo que con las declaraciones de Vicente Fox acerca de la nacionalidad y nombre de Jorge Luis Borges: se volverá una anécdota más de la historia nacional de las nimiedades, no habrá consecuencias que impacten verdaderamente el desarrollo de las elecciones, ni las propuestas de gobierno.
No tenemos los políticos que merecemos, tenemos los que soportamos. La respuesta de Peña Nieto está al nivel de quien elaboró la pregunta, sacó la nota del día y a otra cosa mariposa. ¿En verdad a alguien le importa qué leen los gobernantes? Lo dudo, para empezar ni a ellos mismos, mucho menos a quienes representan. Mientras sigamos viendo la lectura como un símbolo de status cultural, como una vía para ser “mejores personas” (cualquier cosa que eso signifique, pero sobre todo desde el punto de vista de un ser social que representa los aspectos más conservadores de las buenas maneras) y no como un placer, cualquier cosa que hagan los gobiernos por fomentar el gusto por la lectura se quedará en la superficie, es decir, libros publicados para ser olvidados en las bodegas o bajo candado en las bibliotecas de aula, millares de ejemplares que no logran encontrar a sus lectores.
La escena de la declaración de Peña Nieto durante la FIL sirve como retrato fiel de lo que sucede en el país: un suspirante que no va preparado, era obvio que le preguntarían sobre libros, ¿de veras no lo considero?, un candidato que sabe que puede decir cualquier cosa mientras al final del día pueda hacer una corrección, y una masa crítica que pasa de largo ante la nimiedad, a la que tiene sin cuidado lo que el priísta pueda o no decir, y al fondo, la posibilidad de hacer chistes sobre las minucias, porque parece que el humor es lo único que nos queda.
Triste. Somos un país con poco más de un libro al año en promedio, si gana el priísta nos gobernará un lector al que se le olvidan los títulos y se apantalla con los personajes que “llenan” la historia, un lector superficial que se queda en la anécdota y es incapaz de desentrañar y disfrutar todo lo que una novela puede dar.
Como a El Hacedor de Borges, a Peña Nieto se le resbalan las impresiones, a estas alturas, en el war room del precandidato, ya se consideraron los daños por su declaración y, seguramente, le dijeron que con mandar una disculpa por Twitter bastaba. Ya lo hizo, puede seguir con sus planes. Mientras tanto, los espectadores y futuros votantes, tenemos un huesito para roer durante los siguientes días, una menudencia para darle vuelo al ingenio. Seguirán pendientes las consecuencias.

Publicado en LaJornada Aguascalientes (05/12/2011)

diciembre 04, 2011

Foxazo de Peña Nieto

La Purísima Grilla de La Jornada Aguascalientes dominical
Foxazo de Peña Nieto
Yo ya puedo decir cualquier tontería
La hora de la repartición priísta

Tras el foxazo, la disculpa, Enrique Peña Nieto a través de su cuenta de Twitter (@EPN) escribió: “La Presidencia Imperial” de E Krauze y “La Silla del Águila” de C Fuentes, dos libros que disfruté leer y hoy confundí. Se los recomiendo.
La brevedad del tuit no permite aclarar qué es lo que recomienda si leer los libros de Enrique Krauze y Carlos Fuentes, o vivir en la confusión de títulos. Para cuando usted lea esto el precandidato priísta ya habrá sido destazado en las redes sociales por su incapacidad de recordar los títulos de los libros que le han marcado la vida. Y para acabarla, su torpe respuesta fue en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde asistió como ponente del Encuentro Internacional sobre Cultura Democrática, y en que presentó su propuesta política a través del México la gran esperanza. Así que las repercusiones podrán ser nota en medios de otros países.
Si bien su derrape no alcanzó al de Fox, quien cambió nacionalidad y nombre a Borges, le otorgó un Nobel, fue suficiente para poner nervioso a su super asesor, Luis Videgaray, quien no encontraba la forma de terminar con la entrevista e incluso le hacía señas de que le cortara a la respuesta
Fox declaró, seis meses antes de que acabara su periodo, “Yo ya puedo decir cualquier tontería, al fin y al cabo ya me voy”, Peña Nieto apenas va por la silla, y aunque todas las encuestas lo marquen como puntero en la carrera presidencial, quién sabe qué tantas tonterías pueda decir sin que le afecte su “popularidad”.
Para ser sinceros, el tropezón sólo tendrá consecuencias entre los opinadores del diminuto círculo rojo, que no olvidan y se ensañan, de hecho, le servirá al equipo Peña Nieto para tender una nube de distracción de algo mucho más importante que la flácida capacidad retentiva del candidato priísta, es decir, la renuncia de Humberto Moreira y su escándalo financiero con dineros coahuilenses y falsificación de documentos. Es decir, no es que no tenga importancia, pero eso de que los políticos no lean, francamente, no es noticia, es ya una deplorable costumbre. En Aguascalientes podríamos preguntar a varios diputados de qué va el libro de Salinas de Gortari que compraron en enero (Democracia republicana) y seguro que ninguno lo ha leído, lo que les importaba era hacer presencia.
De las declaraciones que hiciera en la FIL el suspirante priísta, la que le debe importar al gobernador de Aguascalientes, es el apoyo de Peña Nieto a Joaquín Coldwell para dirigente del PRI, por encima de Emilio Gamboa Patrón y Miguel Ángel Osorio Chong.
Ya dijo Peña Nieto que “hay una gran coincidencia y ha habido ya pronunciamientos de los sectores a los que yo me sumo, de Pedro Joaquín Coldwell”, de quien dijo que “es una figura acreditada del partido, de prestigio y reconocimiento”
Se supone que este fin de semana se convocaba al Consejo Nacional del PRI para que el próximo jueves se designe al sustituto de Moreira. Contra ese espaldarazo, la tienen difícil las veladores que en el palacio de gobierno estatal tienen prendidas para que quede al frente del priísmo el ex gobernador de Hidalgo, que es el candidato con el que se vería fortalecido Lozano de la Torre en el partido.
Otra preocupación real del priísmo local tiene que ver con la designación de candidatos, sobre todo a raíz de la fragmentación con el Verde Ecologista y lo temblorosa que está la relación con el PANAL, por lo que la apuesta es que de cada sector gubernamental salga un candidato, es decir, uno (o una, ya se sabe) del Congreso, otro del gobierno estatal y que otro provenga de las huestes del gobierno municipal, además claro de los representantes del sector obrero (considerando otro por el sector magisterial), uno del sector empresarial, para así abarcar todos los sectores y asegurar el triunfo, porque a estas alturas del partido, la candidatura de Lorena Martínez se ve cada vez más lejos.
A la hora de esta repartición, habría que considerar que en el famoso curso para ser candidatos al 2012, el 80% de los invitados fueron del grupo del gobernador; pero lo que más se destaca del mismo es que el hijo, y subsecretario de organización del PRI, estaba presente y ahí como lo ven, puede ser la primera plurinominal a la cámara baja.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (04/12/2011)

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails