octubre 31, 2011

Ante el cinismo, corresponsabilidad

Perdón por intolerarlos

Ante el cinismo, corresponsabilidad

Entre las razones por las que en Aguascalientes no se vive un desarrollo democrático pleno, Andrés Reyes Rodríguez asegura, en el apartado final del Primer Informe sobre la democracia en Aguascalientes (Nota en La Jornada Aguascalientes: http://tiny.cc/kp9iv), que esto ocurre “simplemente, porque no ha existido una tradición que haya acumulado actitudes, valores y prácticas democráticas de forma continua y rutinaria.”

Agrega el profesor investigador del Departamento de Historia de la Universidad Autónoma de Aguascalientes que “La democracia es una utopía que en años recientes se ha nutrido de la decepción. Toca fondo porque los culpables visibles de esta realidad son la política y los políticos, pero también revela la falta de corresponsabilidad de la sociedad civil”.

En una de las diez conclusiones del Primer Informe, que bien pueden ser tomadas como propuestas para mejorar la calidad de la democracia en la entidad, Reyes hace referencia a los medios de comunicación:

“Octava conclusión. Otro tema poco discutido es el papel de los medios de comunicación en las sociedades democráticas. Al igual que los partidos políticos, los medios no han sido cuestionados y menos se han autocuestionado sobre el papel que deben tener en un régimen de esta naturaleza. La mayoría de los ciudadanos se enteran de lo que pasa por los medios electrónicos y esta vinculación le ha dado voz a muchos grupos socialmente rezagados, pero al mismo tiempo ha generado liderazgos que negocian y acuerdan con la clase política bajo criterios de mercado, y no con proyectos de formación democrática. La ventana del desarrollo tecnológico con profesionales de la comunicación de los últimos años sigue actuando en la mayoría de los casos con los patrones asistencialistas dominantes del antiguo régimen”.

Si por corresponsabilidad se entiende el involucramiento de la ciudadanía para realizar acciones que busquen el bienestar de la gente y, en general, mejorar la calidad de nuestra vida democrática, me parece que la aportación de los medios de comunicación al desarrollo democrático ha sido muy poca, o bien, no está a la altura del puntaje de 7.6 que el Primer Informe otorga a la entidad.

La prensa en Aguascalientes no ha querido asumir el papel crítico que le corresponde, en general, se ha conformado con sólo explotar su vertiente de negocio, teniendo a los gobiernos y a los políticos como su cliente y referente. En el caso de los medios impresos, basta leer la difusión a mansalva de los comunicados oficiales para comprender que el único interlocutor que le interesa a los medios es el poder.

La actitud de los dueños de la prensa ante la crisis que viven los medios impresos (en Estados Unidos experimentaron una caída del 26% en sus ingresos durante el año, de acuerdo al Proyecto para la Excelencia en el Periodismo del Pew Research Center: http://tiny.cc/lehfh) ha sido vivirla como si no existiera, siguen obstinados en exprimir al máximo a su cliente, sin considerar otras opciones, sin examen alguno acerca de la reducción de tirajes, la mala circulación y, quizá lo peor, la disminución en el número de lectores.

En este fenómeno queda clarísima la apatía de los ciudadanos, el desaliento e incertidumbre hacia la democracia que diagnostica el Primer Informe se evidencia en el abandono de los lectores de las secciones de comentarios de los medios, es casi nula la participación de los ciudadanos, no hacemos uso de la comunicación con los medios porque no encuentran representación alguna, no son sus intereses los que en esas páginas se defienden.

Como ningún medio vive de sus lectores, será difícil que los directivos tomen medida alguna para remediar esta situación. En esas condiciones, se vuelve urgente el ejercicio ciudadano de la corresponsabilidad, una reflexión profunda acerca de lo que necesitamos y queremos que los medios nos informen, cuál es su utilidad. No será fácil, bajo la consigna de ¿para qué arreglar lo que no está sirve?, la prensa escrita no se da cuenta que funciona en estado de descomposición.

La acción ciudadana de tomar los espacios que le pertenecen, de hacerlos suyos para opinar, denunciar, solicitar información e informar, puede ir acompañada del reclamo necesario a la clase política, que fomenta la relación mercantil con la prensa, considero que también esta acción es urgente porque el dinero que se gasta es dinero público y se desperdicia como si fuera privado.

Un ejemplo de este comportamiento cínico de la clase política se dio en la presentación del Primer Informe, en La Purísima… Grilla del 28 de octubre (http://tiny.cc/0ct3r) se hizo referencia a la intervención de Ricardo Barba, quien acusó a los medios de comunicación de recibir dinero por debajo del agua, señalando que él mismo había entregado dinero. Ante la solicitud de nombres, el ex dirigente petista levantó los hombros para decir: “eso fue hace dos años, ya no procede”.

Mientras esa actitud cínica se mantenga por parte de los políticos, no tendremos los medios de comunicación que necesitamos y merecemos. Si bien la solución debería integrar esfuerzos de todos, la ciudadanía está sola en esta tarea y al parecer no es una de sus prioridades.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (31/10/2011)

octubre 28, 2011

guardagujas y rápidas variaciones en Michoacán


Sábado 29 de octubre, 18 horas

Mesas de revistas de literatura
Clarimonda / Manuel Noctis (Morelia)
Los perros del Alba / David Ortiz Celestino
Guardagujas / Edilberto Aldán
Claustro Mayor de la Casa de la Cultura de Morelia


y a las 19 horas en la Sala Efraín Vargas:

Presentación de los libros ganadores en el Certamen Internacional
de Literatura “Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz”

“Territorios” y “Rápidas variaciones de naturaleza desconocida”
Autores: Primo Mendoza Hernández y Edilberto Aldán.

Consulta aquí el programa

Primer Informe sobre la democracia en Aguascalientes

Aguascalientes: 7.6 en democracia y sexto lugar nacional en desarrollo democrático

  • Presenta Andrés Reyes Rodríguez el Primer Informe sobre la democracia en la entidad
  • Existe el riesgo de tener una democracia simulada que en el fondo puede arropar nuevas formas de autoritarismo

En materia de desarrollo democrático Aguascalientes se ubica en el sexto lugar en el país y tiene un puntaje de 7.6, señala el Primer Informe sobre la democracia en Aguascalientes, libro de Andrés Reyes Rodríguez, Doctor en Ciencias Sociales con especialidad en Antropología Social y profesor investigador del Departamento de Historia de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA).

El libro, editado por la UAA se presentó el día de ayer en las instalaciones de la Universidad y tuvo como moderador de la mesa a Enrique Rodríguez Varela, quien para abrir la sesión hizo referencia a que la Cámara de Diputados canceló la discusión de la reelección y la revocación de mandato para ejemplificar el tipo de democracia en la que vive el país. En seguida destacó una cita de Jesús Silva-Herzog Márquez incluida en el libro de Andrés Reyes, donde se indica que el avance de la democracia ha sido enorme, las reglas han cambiado y se han expandido los territorios de la libertad. “Y, sin embargo, la estructura del poder real en la sociedad apenas ha sido tocada”, por lo que se cuenta con “democracias decepcionantes” que se parecen demasiado al régimen anterior.

En su intervención, Gustavo Ernesto Emmerich, Doctor en Ciencia Política por la UNAM y Coordinador de la línea de Investigación en Procesos Políticos de la Maestría y el Doctorado en Estudios Sociales de la UAM-Iztapalapa, aportó sus razonamientos acerca de por qué recomendaba leer la investigación de Andrés Reyes, a la que calificó de “obra maestra del análisis político y social”.

En su turno, Andrés Reyes explicó que decidió escribir sobre la calidad de la democracia en Aguascalientes para entender por qué la expectativa del cambio democrático se convirtió en una desilusión o en un desencanto apenas a unos años de iniciada la experiencia, “pasamos de una esperanza casi festiva a la decepción, la contrariedad obtenidos hasta ahora, a partir de esta realidad, me pregunté ¿cómo llegamos aquí? Hay muchas opiniones sobre lo ocurrido, los resultados obtenidos en este trabajo y la opinión de diversos académicos que he consultado me hacen pensar que una de las razones de ese desencanto tan temprano, se deba a que nuestra democracia se ha ejercido sin discriminar o sin hacer a un lado las acciones que la acompañan.

En este sentido, el Primer Informe sobre la democracia en Aguascalientes se presenta como un diagnóstico que aspira a ser conocido y comentado por aportar elementos para la discusión política que vayan más allá de la maledicencia, el chisme o el rumor, que sea una herramienta para la deliberación pública y se discuta la política con datos duros, “promover el debate público con datos y referentes estadísticos y de opinión, y al mismo tiempo, brinda explicaciones que van más allá de las opiniones y creencias. La intención es académica y busca incrementar o, al menos, diversificar la discusión pública sobre el tema”.

Este Primer Informe está dividido en ocho apartados: una introducción en la que se plantea el para qué estudiar la democracia y se explica la medición del desarrollo democrático en la entidad; dos capítulos dedicados al análisis de la evolución de la democracia en el país y el estado; en los dos siguientes se plantea la pregunta de si la alternancia es la antesala de la democracia y se presentan cuadros estadísticos sobre el comportamiento de las nuevas instituciones del juego democrático; en seguida se incluyen encuestas para proponer nuevos parámetros de medición (Encuesta Comportamiento Electoral en Aguascalientes, 2007 y una encuesta telefónica del 2008 denominada Encuesta Nacional Gobierno. Sociedad y Política; para dar paso al plato fuerte de la investigación: una justificación teórica del desarrollo democrático en Aguascalientes del 2005 al 2008 y la Encuesta Hewlett 2009, la cual se ha aplicado en países como Chile, Costa Rica y los Estados Unidos, consta de un cuestionario de 50 preguntas y tiene como objetivo responder ¿qué es la democracia para los aguascalentenses y en qué fase de desarrollo se encuentra?, entre sus resultados más relevantes destaca el lugar que ocupa Aguascalientes entre los diez estados con mayor desarrollo democrático.

Reyes matizó estos resultados indicando que en la actualidad Aguascalientes no vive un desarrollo democrático pleno, y eso es resultado de que no ha existido una tradición que haya acumulado actitudes, valores y prácticas democráticas de forma continua y rutinaria

“En Aguascalientes no existe ningún plan para mejorar la democracia”, señaló en la sesión de preguntas el autor del Primer Informe, quien agregó que “el gobierno tiene la responsabilidad de plantear y proponer a la sociedad qué queremos ser como democracia en diez años, o al menos en el sexenio o en el trienio, hacia dónde queremos avanzar teniendo una concepción real de desarrollo democrático. Hay medidas muy concretas que se pueden aplicar mañana mismo, casi por decreto, leyes y ordenamientos, por ejemplo, del lado de equidad de género, que para eso basta que tengan la voluntad los diputados, el ejecutivo, en lo que toque a cada uno, incremento del porcentaje de mujeres en cargos públicos (…), eso es rapidísimo, pero hay cosas como la distribución inequitativa de la riqueza que no las puedes resolver ni si quiera en una generación, pero hay medidas concretas: incrementar los porcentajes en educación, en salud, en cultura, eso va a hacer una mejor democracia, porque ya vimos aquí que hay una relación muy estrecha entre el desarrollo económico y el desarrollo social con el desarrollo democrático (…) Venimos con una pesada carga de 200 años donde jamás hemos practicado la democracia, hacer familias democráticas, fábricas donde se practique la democracia, educación donde se practica la democracia, pero si no te lo propones ahora difícilmente te lo pondrás encontrar en el corto plazo”.

En el diálogo con los asistentes, Andrés Reyes insistió en que no era optimista sobre el desarrollo democrático de la entidad y que la calificación de 7.6 no se debe considerar como aprobatoria, argumentó que si bien los resultados de la evaluación son relativamente optimistas, siempre es necesario considerar la democracia real junto a la ideal, visto así, los resultados de este Primer Informe indican que en Aguascalientes existe el riesgo de tener una democracia simulada que en el fondo puede arropar nuevas formas de autoritarismo.




Publicado en La Jornada Aguascalientes (28/10/2011). Fotografías de Gerardo González

octubre 24, 2011

guardagujas treinta y siete

octubre 2011

textos de
en portada “ave de las tempestades”
fotografía de juan francisco pizaña morones

y descarga el archivo pdf aquí:

La calle es nuestra

Perdón por intolerarlos

La calle es nuestra

Soñar no cuesta nada. Así que fácilmente se puede uno abandonar al ejercicio de imaginar la ciudad ideal, una ciudad mejor, que no esté en peligro de sucumbir a la desgracia por las malas prácticas de los gobiernos, la nula participación de los ciudadanos y, en general, el instinto depredador de los hombres.

En el sueño de esa ciudad muchas imaginaciones coincidirán en visualizarla como una urbe sin automóviles, en la que se puede ir de un lado a otro en bicicleta, la gente yendo y viniendo de sus centros de trabajo a los lugares de esparcimiento, de su casa a cualquier parte pedaleando, contribuyendo a un mundo sin contaminación.

En las tiendas se venderías coquetones timbres listos para instalarse en el manubrio con distintos tonos para hacer del paseo un recorrido musical, salpicar el medio ambiente con sonidos felices en vez de los odiosos claxon. Sería un lugar más seguro. De acuerdo con información del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, en el país, las lesiones, discapacidad y muerte por causa de tránsito cuestan más de 120 mil millones de pesos al año y “son la primera causa de muerte en la población de 5 a 34 años de edad y la segunda causa de orfandad en México. Resultan en más de 24,000 muertes al año, 750,000 heridos graves que requieren hospitalización y suman más de 39,000 discapacidades al año”.

El uso extendido de la bicicleta como medio de transporte haría de la ciudad un sitio de convivencia, con espacio públicos amables. ¿Cómo no estar de acuerdo con iniciativas como las rodadas nocturnas que, en esta ciudad, todos los martes, logran que miles de ciclistas tomen la calle y la hagan suya?

El Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP, por sus siglas en inglés), que se define como “un centro global de buenas prácticas, especializado desde hace 25 años en transporte urbano, sustentable y equitativo” promueve la campaña “5% para la bicicleta”, bajo el lema: +viajes en bici –emisiones, el objetivo principal es que los gobiernos federal y estatales asignen cinco por ciento de sus presupuestos de egresos para fomentar el uso de la bicicleta entre los ciudadanos, piden que esos recursos se destinen al cumplimiento de tres estrategias: 1) Infraestructura de calidad, 2) Cultura, educación y promoción para la sana convivencia, y 3) Marco regulatorio para una ciudad segura y equitativa. El ITDP ha puesto en su página (http://tiny.cc/cfa01) la petición para que pueda ser firmada.

Al grito de la calle es nuestra, al menos una vez a la semana los ciclistas se apoderan de las vialidades por unas horas, con la participación entusiasta de funcionarios del gobierno municipal. Así, poco a poco, parece posible alcanzar el sueño de una ciudad amable.

Mentira.

El gobierno municipal de esta ciudad es una administración que en materia de convivencia social presume un estricto proceso de planeación, sin embargo, en los hechos funciona como una gerencia que vive de la ocurrencia, con un afinado sentido de la mercadotecnia proclama logros no comprobables, desde los 90 días 90 metas (que nunca se supo cuáles eran), hasta las rodadas nocturnas, sin olvidar el penoso caso de los grafiteros o el desquiciado festival de la ciudad que para celebrar el aniversario de Aguascalientes juntó una serie de actividades para “reforzar el sentido de pertenencia”. El chiste es presumir cantidad, no calidad.

En el caso de las rodadas, no basta otorgar el permiso para tomar las calles y colocar al frente de los ciclistas patrullas para que puedan, impunemente, paralizar las vialidades a su paso. Convivencia implica compartir elementos en común para que la comunidad cree una identidad común, que en el mejor de los casos tiene al bien común; beneficiar a un grupo por encima de otro no es la práctica más sana.

Tengo una bicicleta y la uso, pero no participo en las rodadas porque me parece que es lamer el atole que con el dedo regala el gobierno municipal, además mi idea de ciudad amable es una donde los peatones tengan la posibilidad de caminar por banquetas amplias sin que una noche de martes algún ciclista le espete: “actívate huevón”, como suelen gritar algunos de los entusiastas participantes de las rodadas. Aseguro que es una ocurrencia del gobierno porque el desarrollo de la ciudad sigue favoreciendo a los automóviles, y si no ahí están los puentes en el primer y segundo anillo de circunvalación, la extensión del tercer anillo y ninguna ciclovía.

Si fuera cierto el compromiso del gobierno municipal con la bicicleta como medio de transporte, ¿dónde están los carriles exclusivos, las adecuaciones a la vialidad, los señalamientos, la integración con las actividades educativas, comerciales, industriales y la red de transporte público?, ¿qué cultura se fomenta?

No basta recibir el Manual de ciclociudades por parte del ministro de la embajada de Holanda, hay que ponerlo en práctica; no es suficiente el anuncio de la construcción de 15 km de ciclovías y que se queden en declaración; pero claro, mientras la alcaldesa y el aspirante a sucederla en el cargo, Roberto Tavarez, secretario de Integración Social municipal, se puedan tomar la foto al frente de los ciclistas, qué más da que en la realidad no exista un compromiso tangible con una forma distinta de pensar la ciudad.

Mientras tanto, uno puede esperar una hora en el camión, detenido en el tráfico, obligado a formar parte de un embotellamiento (cientos de autos contaminando) mientras sin la mínima idea de convivencia, las autoridades festejan la ocurrencia de cerrar vialidades para el paso de los ciclistas, no unas cuantas, las más importantes y sin ninguna consideración para el resto del mundo, sin brindar opciones que permitan circular a peatones y autos, forzado a presenciar el díscolo pedaleo de los ciclistas que incitados por el engaño, creen que la calle es suya, cuando el espacio público es de todos.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (24/10/2011)

octubre 23, 2011

Las manos al fuego


Editorial de La Jornada Aguascalientes dominical:

Editorial

Las manos al fuego

La detención de Benjamín Andrade Esparza y Efrén Lucino Pérez, titulares del Estado Mayor de la Secretaría de Seguridad Pública de Aguascalientes así como de su Policía Preventiva, respectivamente, y las manifestación de sus familiares exigiendo su liberación, ponen de manifiesto que en materia de seguridad pública el problema no está relacionado con el presupuesto, no es un asunto de cómo se reparte el dinero, tampoco del número de policías, sino de las condiciones en que trabajan los elementos de seguridad y la urgencia de realizar las reformas que permitan un trabajo de prevención del delito que, al mismo tiempo, sanee los cuerpos policiacos, impida su corrupción y asegure la confianza de la ciudadanía en sus instituciones.

Resulta obvio que los familiares de los detenidos se manifiesten a su favor, sin embargo, exigir la liberación bajo la proclama de que las autoridades les están dando la espalda y asegurar que se les está torturando para incidir en la investigación puede dar como resultado que el nivel de la necesaria discusión descienda a un asunto de gritos y sombrerazos, cuando lo que urge es un diálogo entre todos los niveles de gobierno para responder a la ciudadanía con el fortalecimiento de las leyes y las instituciones.

Distraerse por los gritos permitirá que el Congreso continúe sin asumir su responsabilidad en materia de seguridad pública, que siga sin hacerse realidad la autonomía del Ministerio Público, que la discusión siga centrándose en la solicitud de dinero sin una idea clara de cómo debe invertirse el recurso. Una ausencia total de inteligencia.

Declarar que no se meterá las manos al fuego por nadie no debería de ser la consigna de las autoridades, enfrentar al crimen organizado y asegurar que las fuerzas de seguridad pública, todas, sean confiables es la obligación. Queda mucho trabajo por hacer, hacia ese propósito se deben enfocar los esfuerzos.

octubre 17, 2011

En el imperio de la imagen

Perdón por intolerarlos

En el imperio de la imagen

Un hombre se acercó a su compañera con la revista Proceso en la mano, el número 1823 del 10 de octubre que anuncia el texto Viaje a las entrañas de Octavio Paz, una entrevista de Rafael Rodríguez Castañeda a Enrique Krauze sobre su relación con el poeta.

El hombre muestra la portada: “¿Ves? Te dije que este guey era salinista”. Ella mira la fotografía en que Laura Cano captó a Carlos Salinas de Gortari y Octavio Paz y contesta: “A mí por eso me gusta más Sabines”. Ambos están esperando que anuncien la puerta por la que saldrá su vuelo, durante un largo rato él hojeará la revista, se detendrá en las fotos. Vuelve a llamar la atención sobre dos imágenes más: “Marie Jo, Paz y Salinas” y otra en la que aparece Emilio Azcárraga Milmo. Ella reitera: “Por eso te digo, yo mejor Sabines”.

Como también estoy esperando que anuncien mi vuelo tengo tiempo suficiente para ver que él no lee la revista, sólo pasa las hojas en busca de más imágenes, pero ya no muestra las fotos en que Paz aparece abrazado con Scherer o la del joven poeta con un libro en la mano recargado en un árbol. Como desconfío de las coincidencias espero la continuación de la conversación para saber qué más dice, por qué desestima a Paz y exalta a Sabines, qué es “eso” que lo hace preferirlo. Pero no siguen, se distraen, hablan de conexiones y tiempos de espera, del caos de vuelos retrasados por mal tiempo y cancelaciones, hasta que escuchan el número y destino que les corresponde. Se levantan con prisa, él toma la revista, la enrolla y mete en una bolsa lateral de la maleta de mano. Tengo la impresión de que no volverá a leerla.

Tocado por la coincidencia, regreso a mi lectura, el estupendo libro de Malva Flores, El ocaso de los poetas intelectuales y la “generación del desencanto” (Universidad Veracruzana, 2010), busco una referencia del primer capítulo, en una nota al pie sobre la división entre los intelectuales mexicanos y una pregunta a Carlos Pellicer sobre si son compatibles las ideas socialistas y la militancia priísta (p. 67), encuentro a Sabines, cito en extenso:

“La militancia política de Sabines, quien fuera primero diputado y luego senador priísta, fue siempre conocida. Resulta curioso advertir que estos poetas nunca recibieron los calificativos adjudicados, por ejemplo, a Paz (incluyendo, por supuesto, la quema pública de su efigie). En 1994, durante la aparición de la guerrilla zapatista y los asesinatos de Luis Donaldo Colosio y Francisco Ruiz Massieu, las declaraciones de Paz le valieron una andanada de nuevos denuestos. Nada así ocurrió con Sabines, que ese mismo año recibió la medalla Belisario Domínguez de manos del presidente Salinas. En aquella ocasión, el autor de ‘Los amorosos’ declaraba en su discurso: ‘Recibir esta medalla –y en este año precisamente– de manos del Presidente Salinas, a mí me enorgullece y me hace más solidario que nunca con sus propósitos de transformar al país, haciéndolo más real, más maduro y más actual […]. ¡Sí!, nos han lastimado. ¡Sí!, probablemente, han hecho daño emocional al mismo Presidente de la República; pero después de todo, finalmente, el Presidente Salinas entregará el poder con la conciencia del deber cumplido y en medio del aplauso convencido de los mexicanos”.

Unos días antes, un descubrimiento feliz: un amigo leyendo Asalto nocturno de Eraclio Zepeda, en una edición de la serie del volador de Joaquín Mortiz. Entusiasmado le pregunté que le había parecido, coincidimos en realzar sus virtudes como narrador, la precisión, el amor a la palabra. No recuerdo cómo fue que llegué al momento de contarle una imagen reciente que tengo de Zepeda, el escritor caminando solo por el pasillo de una feria del libro, sin nadie que lo reconociera, que lo detuviera para pedirle la firma de un libro, el comentario de uno de sus textos, su compañía. Me parece que esa soledad es resultado del desprecio que sufrió el escritor por haberse acercado al poder. En el documental Acteal: estrategia de muerte producido por el Canal Seis de Julio se dice: “Desde que Julio César Ruiz Ferro llegó al gobierno de Chiapas el 14 de febrero de 1995, con Eraclio Zepeda como secretario de gobierno, la entidad registró un promedio de 42 asesinatos de indígenas cada mes.”. Hace poco en un diario leí que llamaban a Zepeda “tamal de caca”, sólo porque sí, no había ninguna referencia a su trabajo literario, nada acerca de su desempeño como funcionario público, el insulto era gratuito, resultado de su colaboración con el gobierno.

No sé cuáles son los mecanismos que desatan el desprecio o el ninguneo a unos mientras que a otros, para usar una metáfora, que viven con el plumaje enlodado no se les recuerda de esa manera. Me queda claro que no necesariamente tiene que ver con la obra, basta la imagen mal intencionada o el rumor maledicente para calar en quienes buscan ídolos más que textos.

Entiendo, sí, que estos juicios tendrían que relacionarse con la congruencia entre el decir y el hacer. Entiendo también que cada vez se lee menos así la participación de los intelectuales en la vida pública, a la indignación ilustrada se le acota a la lectura de una fotografía. Ante esa actitud, la participación del intelectual en la discusión también se ha demeritado, no es necesario escribir, manifestarse, basta mostrar enojo y apego a las causas justas, alinearse a las demandas de la corrección política, enunciar un discurso que presuma de incluyente, solidario, tolerante. En el imperio de la imagen basta parecer. El disenso y la crítica razonados no están, literalmente, a la moda.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (17/10/2011)

octubre 16, 2011

La purísima grilla dominical

La Purísima Grilla

Contaminación

Dime de qué presumes y te diré de qué careces

Invasión de los blátidos

El miedo no anda en burro

Contaminación. Una vez que pasen los festejos por el 436 aniversario de la ciudad de Aguascalientes prepárese para la invasión del espacio público porque comienza formalmente la época de informes. Desde ya comienzan a invadir las calles metros y metros de lona plastificada con la bonita foto del político de su preferencia (siempre sonrientes, pulcrísimos e impecables gracias a la magia del photoshop). Con el pretexto de que la calle es de todos, cualquiera puede colgar su anuncio para proclamar los logros alcanzados.

Dime de qué presumes y te diré de qué careces. Como muestra un botón. En la página del senador Rubén Camarillo se anuncia que “Los industriales del País Reconocen la Labor Legislativa del Senador Rubén Camarillo” y que la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA) le entregó la presea Águila 2011 por su “destacada contribución para impulsar las reformas estructurales de México que generan beneficios tangibles a los mexicanos”. ¿A poco no apantalla? Si no le teme al elogio en boca propia con ínfulas de ditirambo del legislador y sigue leyendo, se entera de que es el primer aguascalentense “en la historia” que recibe este reconocimiento y que los empresarios del país “hicieron una recapitulación del esfuerzo del senador”.

Los puntos sobre las íes. Ahora bien, rascándole un poquito a esta importantísima presea que entrega la CANACINTRA, se ve que no es para tanto, lo que la página de Camarillo se cuida de no decir es que esa medalla fue compartida, no se le entregó sólo a él, fueron diez los legisladores galardonados (cinco senadores y cinco diputados federales). Ah, entonces no es para tanto, pero la página del panista modifica sólo un poquito lo que sucedió, omite información para darle más realce a la medalla. Así, cuando la CANACINTRA dice que es un estímulo porque “mediante el diálogo con los diferentes sectores económicos y sociales impulsan el desarrollo del sector industrial”, queda como si Camarillo se hubiera lanzado envuelto en la bandera para salvar al país.

Todos son iguales. Camarillo no es el único, los otros nueve legisladores que recibieron esta medalla hacen lo mismo en sus páginas de promoción, no importa la filiación partidista, priistas como María de los Ángeles Moreno Uriegas, Francisco Labastida Ochoa y Jesús Murrillo Karma, perredistas como Carlos Navarrete y Armando Ríos Piter o panistas como Agustín Torres Ibarrola cojean de la misma vanidad, todos presentan la medalla como un logro personalísimo.

La invasión de los blátidos. Así se llamó el primer disco de una banda originaria de Guadalajara formada a inicios de los 90 por José Fors. La tercera de las doce irreverentes y caústicas canciones incluidas en ese disco (“El mamón de la pistola”) proponía: “No lo dejes entrar en tu casa/ tiene la cabeza hueca como una calabaza/ siempre trae su bulto escondido en la cintura/ él se cree un ser humano pero es una basura”. Recordamos esa canción porque ahora que se acerca el tiempo de rendir cuentas, que los políticos confunden con tomar la tribuna y ensalzarse, vamos a presenciar en el espacio público la batalla de a ver quién tiene la lona más grande, sin importar que al paso del tiempo, toda esa publicidad termine en el basurero.

Todos hacen eco del lema municipal que indica que la ciudad es de todos, que se traduce en que es tierra de nadie. Todo sea por mantener las tradiciones. Otro ejemplo es la instalación del “Mercado de las Calaveras” que desde ayer se instaló cerca de los panteones. Para “impulsar” al comercio el municipio capital entregó alrededor de mil 200 permisos.

¿Qué tanto es tantito? De acuerdo al director de Mercados Municipales, Ricardo Jaime, se dio preferencia a los “giros tradicionales”, que venden máscaras y dulces típicos, aunque una primera visita por esos locales lo que más se ve es venta de ropa y calzado, quién sabe qué tendrá que ver con la celebración de muertos, pero ahí están.

Lo que realmente es típico, es la falta de imaginación de las autoridades para “impulsar” la actividad productiva y comercial, pues la única propuesta es seguir vendiendo los permisos para ocupar los espacios públicos para sacar un poco de dinero. Un ejercicio de memoria hace recordar que el año pasado se obtuvieron poco menos de 500 mil pesos por la instalación del “Mercado de las Calaveras”, ya en el informe posterior la actividad se presumirá como un detonante e impulso para la recuperación económica del comercio… en fin.

La misma práctica política aplica en materia cultural. Ahora que estamos festejando el aniversario de la ciudad, la forma de difundir el brillantísimo y espectacular del programa de festejos municipales ha sido... Sí: lonas y lonas por todos lados.

Por donde pase la mirada, en todo poste: una lona con algún anuncio de los magníficos y esperados eventos organizados por el municipio, como el encuentro de poetas.

Sobre Avenida Universidad usted se puede deleitar la pupila con fragmentos de las obras maestras de los poetas locales. Eso es llevar la poesía a la calle y no pedazos.

El chiste es hacer ruido y si no, voltee hacia la Cámara de Diputados local y la renovada relación de los legisladores de los medios, como ya está cerca la hora de los informes, pero sobre todo, la de las candidaturas, ahora sí se acuerdan de la importancia de mantener informada a la ciudadanía, aunque en el fondo se trate siempre de un ejercicio de autopromoción y mensajes entre ellos.

Ahí está el detalle, diría el clásico, no por nada a últimas fechas a Gabriel Arellano le ha dado por recordarle a quien se le ponga enfrente (mejor si tiene una grabadora) que es el coordinador de la bancada priista y que le prometieron una candidatura (acuerdos, le llama el ex alcalde capitalino).

El miedo no anda en burro es una frase que aplica perfectamente en este caso. El liderazgo de Arellano puede ser calificado de mediano, otros diputados con más colmillo le han ganado en presencia mediática y en tiempo en tribuna, digamos que han sabido jugar sus cartas para ser considerados en las listas de palomeados para las próximas elecciones. Y lo que queda claro, es que el camino de las candidaturas, no ha pasado por la curul del coordinador Gabriel.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (15/10/2011).

octubre 10, 2011

guardagujas treinta y seis


dos minificciones, de sergio loo
la traición y la trampa, de sergio martínez
falso ritual (sobre ritual del susodicho), de juan carlos quiroz
aquella moleskine de agujeros, de eduardo sabugal
el sentido de embellecer, en la columna qué sabe nadie de cecilia eudave
la bibliomancia, en los métodos de adivinación de erika mergruen
las fotografías de un lector, agustín fest desde su habitación de humo

guardagujas 36
Descarga el archivo en pdf en este enlace.

Desnudo

Perdón por intolerarlos

Desnudo

En la primera plana de un semanario de nota roja la fotografía de un hombre desnudo. La policía municipal lo levantó tras haber perdido todo en el juego: la dignidad, el dinero, incluso la ropa, era obvio que el semanario de nota roja lo presentará desnudo, ¿de qué otra manera subrayar la moraleja con la que se escudan estas publicaciones para mostrarnos lo más desagradable de la comunidad? El juego es un pecado, vocifera la fotografía, puedes perder hasta la camisa.

Los periódicos amarillistas (que en el caso de Aguascalientes son los mismos que dedican sus páginas a la nota roja) se abrogan la voz del colectivo para establecer lo que está bien y lo que está mal, no desde un punto de vista ético, sino desde el moral. Exhibir a los parias, a los imperfectos, a los ladrones, a los excluidos, a los asesinos… se basa en una nada sutil lección de cómo debería ser la sociedad, se pinta una raya entre lo “bueno” y lo “malo”. Como en los circos: pase y vea a la malvada mujer que por engañar a su marido o desobedecer a sus padres fue castigada convirtiéndose en araña. Un espectáculo deprimente al que sólo se puede asistir con morbo.

Lo lamentable es que esa línea que divide el bien del mal refleja un arraigado odio a la diversidad, una furia ignorante contra todo lo que es diferente, por lo que esas publicaciones funcionan a partir de propagar el odio a lo distinto, discriminan y señalan, mezclan al criminal y al homosexual, por ejemplo, porque para esos editores son lo mismo: errores de la naturaleza.

Si en algún momento esa clase de publicaciones tuvieron una función social, quizá la de advertir acerca de las consecuencias de la descomposición que sufre la comunidad a causa de la violencia y el crimen, esa tarea se ha dejado a un lado para levantar en esas páginas una trinchera desde la que se defienden los valores de la gente buena, hábitos, costumbres, tradiciones y creencias que tienen como centro el odio y la exclusión. De ahí que junto al asesino se muestre al homosexual, en la misma página el asaltante y al alcohólico, no se hacen distinciones, todos son igual de malos.

En una conferencia durante la Feria Universitaria, Beatriz Pagés señaló que el crimen organizado ha ganado terreno en los medios, para explicarlo mencionó algunos cálculos en los que se indicaba que en México, antes de cumplir los 12 años, un niño ya ha sido expuesto a ocho mil asesinatos y a cien mil actos de violencia, ya que los contenidos de nota roja ocupan entre el 60 y 70 por ciento de los espacios noticiosos, “la muerte se ha convertido en un espectáculo” y con ello, los medios de comunicación en cómplices de la violencia.

¿Quién merece vivir en una ciudad así? Al parecer todos nos hemos ganado esa obligación, no necesariamente por quienes desde los medios difunden su imagen de un mundo ideal mostrando imágenes terribles del castigo que nos espera si no somos buenos, también las autoridades tienen su responsabilidad y por miedo al chantaje, irresponsabilidad, pero sobre todo por ignorancia (ese dejar pasar que basa sus tiempos en los periodos electorales, en las preferencias de los votantes) permite la distribución de esas imágenes.

Porque detrás de esas fotos y textos elaborados desde la ira, esa provocación inútil, está la permisividad de las autoridades. Atrás del hombre obeso, humillado, expuesto, denigrado, hay una lona que proclama: seguridad pública/la ciudad de todas y todos. Esa es la imagen de la nueva política en Aguascalientes. Tras la exhibición hay una confabulación entre el fotógrafo que va tras la nota y el funcionario público que expone a un detenido así.

Al mismo tiempo que la fotografía en primera plana de un hombre sin ropa evidencia la complicidad de los medios de comunicación con los actos de violencia, deja al descubierto la falsedad del discurso del gobierno municipal. En la presentación del Programa de seguridad y convivencia ciudadana, la alcaldesa de Aguascalientes, Lorena Martínez, declaró que estaba decidida a reducir la violencia y la delincuencia a tras de la “reconstrucción del capital social, la efectividad y la confianza institucional”, indicó que se habían elaborado diagnósticos y que, ahora sí, se habían diseñando formas de intervención directa para la “erradicación de la violencia directa, estructural y cultural en Aguascalientes”, la permisividad y asociación con la prensa amarillista pone de manifiesto lo hueco de las palabras.

Ni hablar de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, bien pertrechado en su Plan de trabajo, el ombudsman Omar Williams López Ovalle bien puede dedicar su tiempo a pasar inadvertido y leer la nota roja porque lo único a lo que lo compromete su programa es a vigilar, recoger, investigar y dar seguimiento a las denuncias, con el pretexto de que nadie se queja, fomenta la impunidad tanto de los medios como del gobierno. Total, qué más da un encuerado en la primera plana, ¿a quién puede dañar?

Ante la puerta del infierno de Dante (Canto III, Divina Comedia), Virgilio explica que han llegado al sitio de las gentes doloridas que perdieron el bien del intelecto. En lo alto de esa puerta se puede leer “Abandone toda esperanza, aquel que entre aquí”, una vez traspasado el umbral, el poeta se deshace en llanto, aterrorizado por el sonido tumultuoso de “Diversas lenguas, horridas blasfemias, palabras de dolor, acentos de ira, roncos gritos al son de manotazos”. Uno entiende que la única reacción posible sea ese tipo de llanto, es el desconsuelo, de quien lo ha perdido todo, incluso la esperanza.

Nada más devastador que perder la esperanza, eso es vaciar a un hombre incluso de su capacidad de soñar, dejarlo sin el aliento necesario para convencerse de que, a pesar de todo, el cambio es posible.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (10/10/11)

octubre 09, 2011

La purísima grilla dominical

La Purísima Grilla

§ De fotógrafos, chicahuales y artistas temperamentales

§ No es personal, es dinero público

Numerazo el que Cuartoscuro, revista de fotógrafos, dedica a Aguascalientes y que se presentará en el Museo Regional de Historia, el lunes 17 a las 18 horas. Eso es dinero bien gastado en promoción… ¿Cómo? Sí, aunque uno de los textos incluidos en la revista diga que las imágenes son incluidas “de forma hospitalaria” con motivo del 436 aniversario de la fundación de la ciudad, lo cierto es que el número fue comprado por el gobierno municipal, para dar cabida a los artistas de la lente oriundos de tierras aguascalentenses.

¿Quién pompó? Si es cierto que todo es transparente y están comprometidos con la rendición de cuentas, si ya sabemos que costará 600 mil pesos traer a Pablo Milanés (ver página 11), ¿cuándo se informa el costo de “subsidiar” la edición de la revista y “promover” a los fotógrafos?

Y de paso promocionar, a los amigos de los encargados de cultura municipal, la revista además de presentar un portafolios con imágenes provenientes de Aguascalientes y una entrevista con el fotógrafo Jorge Camarillo, incluye un desconcertante texto de un tal Miguel Ángel Torres titulado “Aguascalientes, el vértigo del movimiento, échele un ojo al incipit de tan maravillo artículo: “En una sociedad permeada por las tradiciones es una sorpresa redescubrir que hasta lo impasible tiene el vértigo del eterno movimiento”, verborrea pura para rellenar las cuartillas solicitadas y pagadas.

Sablazo. Efectivamente, en el caso de este texto no aplicó la política municipal de “Hoy no pago, mañana tampoco” con la que se atienden las solicitudes de los artistas locales. Al señor Torres sí se le extendió una generosa cantidad por pergeñar su texto para Cuartoscuro, debe ser, no es lo mismo ser publicado en una revista de prestigio que en algo con mucho menos caché, por ejemplo: La Catrina, revista “cultural” del municipio capital y cuyo diseño es un pariente lejano de los cuadernos para colorear (sin ser tan entretenido).

La autoridad se paga, suponemos que el motivo de la retribución a Miguel Ángel Torres se debe a que es un especialista en el tema… fiasco, el autor del texto es un feliz desconocido que chambea como jefe de departamento del INEGI, donde según nos informan tiene a su cargo la pesada tarea de sentarse a leer el periódico. Concluimos que en el municipio, al menos en materia cultural, lo que paga es la amistad con los directivos, más que el talento.

Otra de fotógrafos. En la semana La Purísima… se preguntó las razones de la violación a las bases del Primer Concurso de Fotografía Chicahuales, entregado a un trabajador de la Secretaría de Turismo cuando se especificaba claramente en la convocatoria que no podían participar, ¿alguna noticia?, ¿alguna respuesta?

Otra de Chicahuales. Quizá es el tema, es decir, los bailarines de Jesús María carguen una especia de mal fario, porque cuando de ellos se trata, se enturbian las cosas o nomás no salen las cuentas, ahí está el concurso de fotografía o bien la publicación del cuadernillo titulado “Chicahuales”, con fotografías de Eniac Martínez y textos de, ¿quién más?, Víctor M. Solís, va de nuevo la pregunta, ¿quién pompó?, ¿cuánto costó?, sin ánimo de ser malinchistas, ¿por qué no convocar al talento local?, incluso usar el material fotográfico para el que se convocó a concurso.

A la mejor no son los Chicahuales y simplemente se trata de gastarse el dinero del Programa de Apoyo a las Culturas Municipales y Comunitarias (PACMYC) cuyo fuerte nunca ha sido la rendición de cuentas, quizá sea hora de voltear hacia ese programa que opera de manera descentralizada y tiene como propósito apoyar económicamente al desarrollo de proyectos que impulsen “el fortalecimiento de identidades comunitarias, en los espacios geográficos y simbólicos” y que, al menos en Aguascalientes, no funciona así, o mejor dicho, funciona al arbitrio del encargado.

Empezar a preguntar, para que se rindan cuentas, ¿cuáles son los proyectos apoyados?, ¿con qué criterio se otorgan los apoyos económicos?, ¿por qué a un músico se le apoya con cinco mil pesos y a otro con cuarenta mil?, ¿dónde está esa biblioteca de títulos apoyados por el PACMYC que tanto se presumió hace algunos meses porque iba a ser digitalizada y puesta a disposición del público? Cuestionamos sin mucho ánimo y nomás por no dejar, pues sabemos que los responsables confunden ninguneo con dignidad, y olvidan que son servidores públicos.

Ya habíamos tocado el tema en La Jornada Aguascalientes, desde hace mucho tiempo, cuando un joven filósofo fue apoyado para publicar un tomo de obras de teatro, ¿qué tenía que ver ese libro con el fortalecimiento de procesos culturales de algún municipio o comunidad? Saaaaaaabe, nos quedamos sin saber.

Aunque la mala costumbre de no contestar no es sólo de los funcionarios, también los temperamentales artistas tienen lo suyo. Como muestra una anécdota de un músico que durante la Feria del Libro proclamó que era hora de tomar las instalaciones y hablaba en nombre de toooooda la comunidad artística. El ilustre (que no ilustrado) interprete dedica sus noches a exigir la renuncia de las responsables de programación y gestión del Instituto Cultural a través de Facebook, de paso, insulta al director del ICA, furibundo, en mayúsculas y con faltas de ortografía, arrasa con quien puede.

Hasta que colmó el plato de una funcionaria, quien buscó el teléfono del “artista” y lo llamó para pedirle que le dijera personalmente lo que publicaba en las redes sociales. “Ven y dímelo en la cara”, le demandó. ¿Cuál fue la valiente y responsable respuesta del temperamental cruzado? Colgar. Dos veces lo llamaron y dos veces colgó el teléfono. Pues sí, no es lo mismo “arrebatarse” y lanzar proclamas incendiarias a través de las redes sociales que sustentar una acusación.

Por lo pronto, ahí están las preguntas, sin otro ánimo de que al menos en el ámbito cultural los procesos se desarrollen con la mayor transparencia posible. Aclaramos porque sabemos de la susceptibilidad de los encargados de la cultura, no es personal, es dinero público, eso lo cambia todo.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (09/10/2011)

octubre 05, 2011

Eduardo Casar en Aguascalientes

Conferencia Escribir para leer mejor
Eduardo Casar
Miércoles 5 de octubre
18 horas
Auditorio Ramón López Velarde
Centro Cultural Universitario


octubre 03, 2011

Orgullo local. Perdón por intolerarlos

Perdón por intolerarlos

Orgullo local

Quiero agradecer a mis amigos, a mi familia, a todos mis lectores y a mis futuros lectores… dijo, con una sinceridad apabullante, uno de los “jóvenes creadores” en la Feria del Libro el sábado pasado, durante la presentación de los tomos de Narrativa y Poemas que el Instituto Cultural de Aguascalientes publicó a los becarios del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FECA). Describo como apabullante la declaración no sólo por la ternura que despierta la confianza de ese joven en que su saludo viajará en el tiempo para alcanzar en el futuro los oídos de un lector, además porque tiene la certeza de que alguien lo leerá.

El tomo de Narrativa incluye textos de Perla Holguín, Diana María Martín del Campo Flores, José Pérez, Carlos Rangel Santos y Miguel Fernando Yacamán Neri. Mientras que a Poemas lo integran los poemarios de Yadira Cuéllar Miranda y Alejandra Eme Vázquez, además, los libros incluyen arte visual de Alondra Alonso Álvarez, Carlos Castañeda, Oliver Esquivel y Miriam Torralba. Algo sobre la actividad literaria de Aguascalientes nos pueden decir estos libros, son estos “jóvenes creadores” quienes cargan sobre los hombros con esa representatividad, son el orgullo local, equipo avalado por una institución que les confió dinero público para desarrollar sus proyectos de escritura a través de una beca (vale subrayar la importancia de estas publicaciones porque son una forma en que el FECA cumple con la rendición de cuentas, es un testimonio del trabajo que realizaron los elegidos para ser apoyados); algo también nos puede decir acerca de la actividad literaria en Aguascalientes el que de los siete jóvenes escritores, seis de ellos sean egresados de la carrera de Letras Hispánicas de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Sobre la calidad de los textos, será necesario comprometerse a una lectura cuidadosa para emitir un juicio.

La presentación se realizó en el marco de la Feria de Libro, ante un numeroso contingente de amigos, familiares y conocidos, quizá el más numeroso de todas las presentaciones editoriales realizadas durante una semana, por eso me llamó la atención la declaración del joven creador, era obvio que agradeciera a sus familiares y cuates, ahí estaban, también asistieron otros aspirantes a escritores o, al menos, aspirantes a becarios, que un día antes (siempre a última hora) corrieron a entregar sus proyectos para la nueva convocatoria de apoyos del FECA, de lo que no estoy muy seguro es que entre tan profusa audiencia hubiera lectores.

Con actividad literaria me refiero a las tareas que orbitan alrededor del acto de la escritura, no juzgo a los becarios y asistentes por lo que escriben (si es que lo hacen) sino por la forma en que socializan su actividad. Una Feria del Libro es, entre otras muchas cosas, la oportunidad de acercarse a los escritores invitados, no sólo asistir a la exposición o conferencia, buscarlo en el pasillo e iniciar una conversación, un diálogo, básicamente lo mismo que se hace al comprar un libro. A la Feria asistieron Felipe Garrido, Antonio Ramos, León Plascencia Ñol, Mauricio Salvador, Alberto Chimal, Alma Velasco, Benjamín Valdivia, Eduardo Hurtado, Antonio Ortuño, Armando Alanís y Federico Campbell, ¿a cuántos de estos autores, que seguro tienen algo que decir sobre el oficio, se acercó el orgullo local?

Ya ni preguntar a cuántos han leído, porque si algo los distingue es la obsesiva concentración en su monólogo, demandan que se les lea pero son incapaces de leer a sus contemporáneos.

Más allá de los becarios, ¿cuántos de quienes presumen formar parte de la intelligentsia aguascalentense se les acercaron?, ¿dónde estuvieron los y las poetas que ufanos se presumen como creadores con trayectoria porque tienen un premio y libritos publicados en el ICA?, la mayoría sólo asistieron a la presentación que les tocó realizar y ya, eso de ser público no se les da. Al igual que los “jóvenes creadores” viven apartados de lo que se está publicando y escribiendo, no sólo fuera de Aguascalientes, incluso en la entidad, más allá de lo que ellos mismos escriben (si es que lo hacen) pareciera que no hay nada.

La lista de pretextos que el orgullo, la intelligentsia y glorias locales pueden esgrimir para no ir a la Feria es larguísima, desde la falta de tiempo hasta la falta de dinero, pasando por la falta de escaleras en su torre de cristal o que nadie les dispara la cerveza, pero son eso: excusas, su ausencia es un reflejo clarísimo de la afección más grave del “ambiente artístico” (al menos el literario) en Aguascalientes: la incapacidad para el diálogo. Sabemos vociferar, de patadas por debajo de la mesa, de la alusión maledicente en el café, del ejercicio de la venganza una vez alcanzado un puesto público, del desdén provinciano, del orgullo en su acepción peor: arrogancia, vanidad y exceso de estimación propia, pero somos incapaces de generar una conversación.

El resultado de esta apatía es evidente, aparte de los dos tomos publicados por el ICA (en toda su justa dimensión), ¿dónde está la obra de los escritores de o desde Aguascalientes?, ¿cuál es su participación en el diálogo nacional literario?, ¿en qué revistas participan, dónde se publican sus libros, dónde está su trabajo?

El “joven creador” agradeció a su familia, amigos y lectores del futuro, por como están las cosas, el saludo sólo lo recibirán los cercanos, leer es un acto de comunión para el que se necesita estar dispuesto, exactamente igual que una conversación, un intercambio, al parecer, para eso no estamos capacitados, vivimos en las alturas del huacal de la soberbia, donde la voz de los otros no alcanza a llegar, embelesados por el graznido de la voz propia.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (octubre 3, 2011)

Escritura, literatura, periodismo. Federico Campbell

Una de las respuestas de Federico Campbell tras su conferencia en la Feria del Libro de Aguascalientes:


Yo creo que el trabajo de un escritor consiste en establecer conexiones, en descubrir conexiones, establecerlas y comunicarlas. Es un poco como el trabajo de un cocinero, o sea, es arte combinatoria. El cocinero sabe que esta lechuga va con este grano y esta carne, está combinando cosas, está estableciendo conexiones entre una y otra cosa.

También lo hace el periodista en sus primeros reportajes, sobre todo cuando vemos que el oficio del reportero es un oficio de jóvenes, se deja de ser reportero con la edad, es muy raro encontrar reporteros viejos, es más, si alguien sigue de reportero toda su vida puede ser un indicador de cierta mediocridad o de fracaso.

Se habla mucho pues de si el periodismo es un género literario, uno más de los géneros literarios, como el ensayo, el cuento, la novela… Yo creo que no, yo creo que el periodismo es una cosa y la literatura otra cosa, el periodismo es información, bien organizada, por supuesto, y en la crónica se puede ser muy narrativo, pero siempre según hechos verificables, mientras que la literatura tiene la cualidad, la virtud, la dificultad también, de escribir a partir de la hoja en blanco, es decir, de escribir a partir de la experiencia y de la memoria.

Yo viví mis primeros años en el periodismo, me lo tomaba como una especie de laboratorio literario, nos metíamos a los periódicos para “agarrar oficio”, decíamos, y efectivamente, escribíamos todos los días, mil veces fuimos al diccionario, durante años y eso te da mucho oficio, pero para los escritores, como decía Hemingway, es importante el periodismo como un lugar donde uno se puede formar, educar, literariamente, pero hay que saberlo abandonar a tiempo, hay que saber dejar el periodismo a tiempo, porque si no se le mete a uno para toda la vida y uno cae en el espejismo, en la fascinación de la información, que siempre es efímera.

Sucede también que a media carrera, a los cuarenta y tanto años de trabajar como periodista, que el periodista siente que su trabajo se va como agua de las manos, hay una especie de melancolía posterior al trabajo, no queda nada, uno mira hacia atrás y no queda nada; por eso, en mi libro de periodismo recomiendo que lo que ha de hacer un periodista es trabajar en un libro, el libro reportaje, donde él sea su propio jefe, no le tenga que rendir cuentas a nadie, tiene todo el espacio del mundo, no tiene límites y tiene todo el tiempo del mundo para hacer un reportaje de 400 páginas o de 600, y no tiene la restricciones propias de la vida cotidiana del periodista que son el espacio y la prisa, entonces yo creo que para conjurar esta frustración propia de la vida del periodista, lo mejor es escribir un libro, porque el libro finalmente permanece y el libro importa, sobre todo al autor, importa a los demás que se venda, eso es ya secundario, pero lo importante es el autor y para el autor la creación del libro.


El blog de Federico Campbell es: http://federicocampbell.blogspot.com/ Vale la pena revisar su perfil en blogger para encontrar que casi toda su obra se encuentra en distintos blogs.

octubre 02, 2011

Federico Campbell en Aguascalientes

Federico Campbell

un escritor de memoria poderosa

2 de octubre
18 horas
Foro Anita Brenner
Segundo Patio de la Casa de la Cultura
Feria del Libro de Aguascalientes


La purísima grilla, octubre 2

La Purísima Grilla

  • Feria del Libro
  • Llaves de la ciudad
  • Unoerefecedeags

La Feria del Libro de Aguascalientes finaliza hoy con la presencia de Federico Campbell a las seis de la tarde en el segundo patio de la Casa de la Cultura, sin duda, uno de los platos fuertes de esta edición de la fiesta cultural que durante una semana permitió el acercamiento entre lectores, autores, editoriales y, por supuesto, los libros.

Hace una semana señalamos que presumir el “regreso” de la Feria a la Casa de la Cultura era una muestra del pobrísimo nivel de discusión político en Aguascalientes y remarcamos que lo importante era cómo se realizaba, no en donde. A una semana, tristemente, confirmamos la falta de imaginación para organizar un evento que podría funcionar incluso como atractivo turístico.

Al final podemos decir (estuvimos ahí y cubrimos como ningún otro medio las actividades de la Feria) que otra vez se perdió la oportunidad de ofrecer algo mejor a los aguascalentenses, que caos y desorden son adjetivos que le caen como anillo al dedo. Reiteramos que ampliar la oferta cultural se agradece, pero desaprovechar la oportunidad de contar con escritores como Eduardo Hurtado, Felipe Garrido, Antonio Ramos, Alberto Chimal, Antonio Ortuño y Federico Campbell, para sólo organizar presentaciones editoriales, deja mucho que desear de quienes están obligados a formar públicos, no sólo vender stands para subsanar la falta de librerías en la ciudad.

Ya llegará la hora de rendir cuentas acerca de los resultados de esta edición de la Feria, ojalá no sean sólo cifras y se comience a analizar la calidad de las actividades. Mejor suerte para la próxima.

Las llaves de la ciudad. Con motivo del 436 aniversario de la fundación de Aguascalientes, el Cabildo tendrá que decidir en la próxima sesión (lunes) a qué emérita personalidad le entregará las llaves de la ciudad. Los regidores solicitan la ayuda de la ciudanía y piden sus propuestas. Con base en las quejas por la falta de recursos (eso sí, sin que haya persecución de por medio) sólo se nos ocurre pedir que exijan a la administración anterior que las regrese.

Unoerefecedeags. Con motivo del aniversario de la ciudad, se organizará del 15 al 26 de octubre el Primer Festival de la Ciudad de Aguascalientes, o como lo anuncian a manera de trabalenguas 1ERFCDAGS. Otra muestra de la vocación shakespereana del Instituto Municipal Aguascalentense para la Cultura, es decir: mucho ruido y pocas nueces. Un programa pobrísimo y sin sentido que tiene como plato fuerte el concierto de Pablo Milanés, el miércoles 19, así que prepare su rebozo, sus botas negras y su camisa del Che, porque es gratis, izquierdistas trasnochados y troveros nostálgicos, se van a dar un gusto coreándolo.

Las sedes del Unoerefecedeags 2011 serán el Palacio Municipal, Archivo Municipal, Expoplaza, algunas calles del centro y, por supuesto, Altaria, donde los que vociferan con la izquierda pero cobran con la derecha priista ya pueden comprar sus papos. Eso sí, del otro lado de las vías del tren, es decir, al oriente de la ciudad, nada de nada, ni una sola oferta para ese sector de la ciudad que se supone importa tanto por sus niveles de violencia y baja calidad de vida.

Cuando planearon el Unoerefecedeags las lumbreras a cargo de la cultura municipal se preguntaron, qué le hace falta a la ciudad y, ufanos, se respondieron: ¡un encuentro de poetas! Otro. Durante el Festival se realizará el Encuentro Regional de Escritoras y Escritores Jóvenes de Guanajuato, León, San Luis Potosí, La Paz, Guadalajara y Aguascalientes.

¿Está mal otro encuentro de escritores? No sabemos, pero es una muestra evidente de que el IMAC no considera la colaboración entre sus objetivos, encuentros como el que propone se realizan a lo largo de todo el año, de hecho, en octubre Aguascalientes será sede del Encuentro de Poetas del Mundo Latino, ¿para qué otro?, ¿qué lo distingue? En realidad nada, pero los encargados de la cultura no podían dejar pasar la oportunidad de invitar a sus cuates a leer, comer y chelear.

Así los festejos de la ciudad, un pobre festejo.

octubre 01, 2011

Jóvenes creadores Aguascalientes en la Feria del Libro


Obra de once becarios del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Aguascalientes.
En el Foro Anita Brenner de la Casa de la Cultura
Feria del Libro de Aguascalientes
7:00 pm
Dos volumenes colectivos uno de poesía: Alejandra Eme Vázquez, Yadira Cuéllar, con obra de Oliver Esquivel y Miriam Torralba; el segundo de cuentos: José Pérez, Perla Holguin, Fernando Yacamán, Carlos Rangel y Diana Martín del Campo, con obra de Alondra Alonso y Carlos Castañeda.
Presentan Francisco Martínez Farfán y Ricardo Esquer.

Una hora antes, a las 6:00 pm
Juan Carlos Quiroz presenta El ritual del susodicho de Armando Alanís

Sobre Ánima, de Antonio Ortuño

Algo de lo que dije en la presentación de Ánima de Antonio Ortuño en la Feria del Libro de Aguascalientes:

Dice el texto de la contraportada que el diccionario del Gato Vera sólo contiene una palabra: ambición; los mecanismos mercadotécnicos y la inmensa flojera de nuestra crítica nacional ya han comenzado a reducir Ánima a esta idea. No estoy de acuerdo, no solamente a retrata el ansia por llegar del Gato Vera, ni de –mal que bien– emular los éxitos de Arturo Letrán. Uno entra a la novela de Ortuño para ser salpicado por la mediocridad que caracteriza a los personajes, la cortedad de sus sueños, lo pequeñito de sus aspiraciones; mientras leía no pude evitar alzar los ojos y ver que el texto es un reflejo de nuestro provincialismo, una imagen balzaquiana (sí, Las ilusiones perdidas) del poeta furibundo que ha publicado su obra completa en los manteles desechables de una cafetería, del anhelante hipster que hace crítica de arte enarbolando flamígero sus citas de Wikipedia desde la altura de una columnita semanal, el esplendor de la gloria local que ha editado todo sus libros en la editorial del Instituto Cultural (siempre el mismo puño de poemas chirriantes y sin sentido), el cineasta incomprendido que revolucionará el séptimo arte desde la trinchera de YouTube […] Ánima es esas novelas y muchas otras, pero la que más disfruté es la del Animal Romo, no el relato de su muerte, sino la de su actitud frente a los mercachifles, la que se concentra en una frase del final de la novela: “Alguien tiene que hacer de Apache” y se conecta para cerrar el círculo con una declaración de las primeras páginas: “Ha llegado la hora de que intenten rompernos la boca. Que se atrevan”. Esa novela es la que hace que Ánima sea luminosa, ahí se revela que no todo está perdido.

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails