julio 31, 2011

La purísima grilla

La purísima grilla de La Jornada Aguascalientes dominical:

La purísima grilla

Calladito te ves más bonito, suele decir la malicia popular y viene como anillo al dedo con respecto a las palabras de Felipe Calderón ante los datos sobre pobreza que presentó el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL), los cuales muestran que en dos años, de 2008 a 2010 se sumaron más de tres millones de mexicanos a las filas de la pobreza para alcanzar la suma de 52 millones de pobres, de los cuales 11.7 millones viven en condiciones de pobreza extrema.

Mal de muchos, consuelo de tontos, ha de haber pensado Calderón, sobre los datos del CONEVAL, cuando en una comida en el Campo Marte declaró que no cierra los ojos a la realidad y sabe que muchas familias mexicanas han sufrido pérdidas de ingreso, pero que a pesar de la crisis su gobierno ha “logrado reducir muchas de las carencias básicas de salud, educación, vivienda, agua potable, electricidad, drenaje de millones de familias”. Si bien es cierto que sólo quien padece un dolor o desgracia conoce su magnitud, los datos de pobreza merecen mucho más que la desafortunada declaración presidencial de “no estuvo en mis manos evitar la crisis, pero se contuvo la pobreza extrema”.

Hay tres tipos de mentiras: mentiras, grandes mentiras y estadísticas, dicen que decía Mark Twain, sin embargo, en el caso de las mediciones del CONEVAL no hay pretexto que valga ni porcentaje que se sume o reste para desmentir la realidad terrible de que entre 2008 y 2010 la población en pobreza pasó de 44.5 por ciento a 46.2 por ciento, es decir, de 48.8 a 52 millones de personas. El trabajo del Consejo tiene como base la información generada por el INEGI, la misma con que en ocasiones anteriores la administración calderonista ha intentado demostrar que el país va viento en popa; no hay pero que valga, los datos del CONEVAL y la metodología que emplea para medir la pobreza son incuestionables.

El barco hace agua por todos lados, incluso si se utiliza un fragmento de la información para señalar que, a pesar del aumento en el número de pobres, en esos mismos dos años, la población en pobreza extrema pasó de 10.6 por ciento a 10.4 por ciento, y que en términos del número de personas en situación de pobreza extrema, se mantuvo en 11.7 millones.

No hay vuelta de hoja, los datos de pobreza dimensionan la gravedad del problema, no estamos hablando de situaciones que cualquiera puede vivir en el día a día, en que el ingreso no permite satisfacer un antojo, el que se tenga que tomar el autobús en vez de un taxi, tampoco de los menos litros que se pueden echar al tanque del auto por los gasolinazos. Pobreza extrema habla de una carencia total, no de limosneros en la calle o estafadores que viven de pedir en los cruceros, pobreza extrema señala la enorme desigualdad de este país, los millones de, literalmente, muertos de hambre, que siguen esperando el progreso prometido, el bienestar propuesto por los gobernantes, sin importar la mafia partidista que los haya postulado.

En boca cerrada no entran moscas, han de pensar los políticos en Aguascalientes, pues ante la difusión de los datos del CONEVAL, que muestran que en el estado existen 42 mil 500 personas que sobreviven en pobreza extrema, y que de 2008 a 2010 el número de personas en estas condiciones, pasó de 431 mil 300 a 454 mil 200, y ninguno de ellos ha dicho nada. La información pasó de noche para todos, incluso para los medios, que no estamos acostumbrados a leer los anexos estadísticos y nos vamos con los comunicados de prensa o la declaración. Como en los datos del boletín del CONEVAL no se hacía referencia a Aguascalientes, pues lo dejamos para una mejor ocasión.

Unos vienen a la pena y otros a la pepena será frase común en el futuro, una vez que los analistas desglosen la información por entidad federativa, cuando se contemplen en su magnitud los rezagos y retos que implican los 454 mil 200 pobres en Aguascalientes, pues la pobreza se ha vuelto un motivo de campaña más que un objetivo de gobierno. A unos meses de que inicie formalmente el periodo electoral, tenga por seguro que los datos de pobreza estarán en boca de los suspirantes a un cargo público. Lamentable pero cierto.

Mucho ruido y pocas nueces, hay que estar preparados ante esos discursos que usan la pobreza y a los pobres como eje, la mayoría de las veces lo que se intenta con la mención es ocultar que no hay ideas, sólo demagogia. Lo impactante de las cifras nacionales y estatales del CONEVAL exige a gritos un cambio en la perspectiva ciudadana, una recapacitación acerca de los temas que son indispensables abordar y las propuestas necesarias, es decir, una visión crítica que se torne en participación para que los pobres no sean solamente una bandera.

julio 29, 2011

Ian McEwan & Steven Pinker: A Conversation

Una conversación entre Ian McEwan y Steven Pinker.


En la página del PEN American Center se puede bajar el audio y ver una galería de imágenes.












julio 26, 2011

De rigor de la ciencia. Borges

De rigor de la ciencia. Jorge Luis Borges

En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el Mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el Mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, estos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el Tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al Estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y los Inviernos. En los Desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas.

julio 25, 2011

perdón por intolerarlos: derecho a pensar en voz alta

Perdón por intolerarlos

Derecho a pensar en voz alta

Lo que pasa es que tú no piensas positivo, así concluyó la conversación. Se llevó la mirada a otra parte, lejos de donde podíamos seguir platicando. Yo no busqué el diálogo, ella aprovechó un descuido para decirme que había leído uno de los textos que publico en el periódico y que le había gustado mucho. Me rendí a la vanidad y pregunté qué era lo que le había gustado.

A unos cuantos minutos de escucharla intenté desesperadamente regresar al momento en que me dijo que algo que yo escribí le gustaba, porque una vez que inició la explicación, aquello se convirtió en un juicio que repasaba todas las cosas que había hecho mal, sobre todo, subrayar que mi problema es que soy un amargado. No lo dijo así, pero eso entendí cuando me acuso de ser incapaz de pensar en positivo, que siempre veo lo malo, lo roto, lo descompuesto de las cosas y no le concedo a ninguna autoridad.

No supe a cuál de mis comentarios se refería porque no fue específica, fue una generalización que abarcaba mi punto de vista, que siempre estoy pidiendo cuentas del dinero, que no les concedo el beneficio de la duda a los diputados y, sobre todo, que había atacado directamente a un grupo al que ella pertenecía. Ah, de eso se trata, pensé escudándome mentalmente del reclamo, se sintió aludida. Tonto de mí, intenté aclarar las razones por las que había hablado así de no importa qué iniciativa, pero no me dejó. Aparte de señalar que era un amargado, me lanzó la pregunta con la que se cree se puede desarmar al contrincante: a ver, ¿y tú qué estás haciendo?

También mentalmente empuñé mi respuesta y muy seguro disparé: yo escribo, eso es lo que me toca hacer. Por supuesto, se rió. ¿Eso es lo que haces?, y me tomó del brazo para que la risa no la tumbara. Sí, eso es en lo que creo, en mi derecho a pensar en voz alta, mental y físicamente, estaba vencido. Entonces enumeró rápidamente lo que ella hacía, las virtudes del contacto con la gente, la maravilla de educar a los niños, los esfuerzos diarios que la llevaban a dar clases de educación artística a los más necesitados. Volví a perder, en vez de quedarme callado le contesté que yo también lo había hecho. La respuesta la sacó de balance, escuchó con atención mis anécdotas acerca de la experiencia, y se recuperó: pero te rendiste, ya no lo haces, prefieres “escribir”. Después vino la estocada: mi problema, además de vencerme, era mi incapacidad de pensar positivo.

Sigo creyendo que el cambio es posible y que comienza por uno mismo, que la tarea más difícil de emprender es hacer lo que a uno le corresponde, lo que sabe y lo que le apasiona. Sigo creyendo que el derecho a pensar en voz alta, y escribirlo, es tan relevante como no depositar la basura en el contenedor fuera del horario, ni estacionarme en doble fila, respetar al peatón y estar al corriente con mis responsabilidades como ciudadano. Sigo teniendo la convicción de que si bien la tarea no es sencilla, tiene un arranque bien simple: hacer lo que me toca.

Ella no sabe lo que me hizo. Ahora cada vez que escribo pienso en qué demonios me pasa que no puedo pensar en positivo. Por ejemplo, leo los comunicados de prensa del municipio de Aguascalientes y lo intento, la mitad es paja, las declaraciones de los subordinados de la alcaldesa siempre arrancan informando que nada de lo que van a decir se podría hacer sin su presencia, invariablemente hay al menos dos párrafos en que la elogian. Piensa positivo, me reclamo, trato de verlo así, es el reconocimiento al liderazgo de la licenciada, pero me gana la risa; lo mismo con los comunicados de gobierno del estado, el empeño por entregar los actos más irrelevantes envueltos en grandilocuencia para darles otro sentido, como que el gobernador se fuera a una corrida a Valencia y cómo es un reconocimiento a la entidad, como dice el boletín, “Sabedor de que Carlos Lozano de La Torre es un apasionado peñista taurino y un ejemplar promotor de la fiesta brava, el matador español le solicitó su presencia en esta especial ocasión, pues es de esa forma en la que deseaba manifestar su imperecedero agradecimiento a los aguascalentenses que hicieron todo lo posible para salvarle la vida”, lo que se traduce, según el reporte en que el “gobernador refrendó su compromiso para con la afición y con los promotores de la fiesta brava, misma que habrá de encontrar en Aguascalientes el lugar propicio para engrandecer el mundo de la tauromaquia mundial”, ahí está, intento pensar positivo, de nuevo me gana la risa. Ni hablar de los diputados, escudados en la verborrea y la conjugación de verbos en futuro, lo que hoy hacen, que es manifestar su ignorancia en tribuna y rendir tributo al cabecilla del grupo político al que le deben el puesto, transformado por la magia de las palabras en iniciativas relevantes, trascendentes… pienso, pero si sólo acordaron que iban a discutir algo, ¿cómo es que eso se transforma en una acción sobresaliente? Piensa positivo, me digo, me gana la risa y luego me lleva la impotencia ante el descaro de los legisladores que son incapaces de rendir cuentas sobre el dinero que reciben.

Y como así podría seguir por mucho tiempo, pero el espacio se me acaba, asumo que sí, que si bien tengo derecho a pensar en voz alta, estoy condenado a perder lectores por mi incapacidad de pensar en positivo; luego me justifico, no es que sea un amargado, es que tengo un sentido del humor raro y quizá, allá del otro lado, está alguien que se ríe de lo mismo.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (25/07/2011)

julio 24, 2011

La purísima grilla

La Purísima grilla de La Jornada Aguascalientes dominical:

  • ¡Larf. larf, larf!
  • Perro que ladra no muerde
  • Perro no come perro
  • Proverbios caninos

Misterios sin resolver. Por más que le damos vueltas y vueltas, no acabamos de entender las razones por las que alguien se tortura escuchando el programa de radio de José Luis Morales, sobre todo, por qué algunos choferes de la Ruta 40 atormentan a sus pasajeros sintonizándolo. Eso se preguntaba esta redacción mientras trataba de mantener las asentaderas en el incómodo asiento, cuando la voz de un espectro del pasado surgió de las bocinas del autobús, disolviendo los ¡larf, larf, larf! en los que el locutor se solazaba.

Perro que ladra no muerde, bien dice el dicho: dependiendo de quién le cuente la historia variará la versión, si usted es asiduo del programa, Luis Armando Reynoso irrumpió en la cabina de Morales. Si usted escuchó la emisión sabrá que el ex gobernador se presentó a la estación previo aviso, con cita establecida con el productor, para reclamar que lo hubieran llamado “ratero”.

Si esa es la razón por la que el ex gobernador asistió al programa, tendrá que pensar en organizar un evento masivo para atender e intentar desmentir a quienes lo señalan de esa manera, pues no son pocos los que lo acusan de haberse llevado hasta los ceniceros de las oficinas públicas.

El espectáculo lamentable del intercambio entre José Luis Morales y el ex gobernador merece nuestra atención porque el bochornoso trueque de opiniones refleja el nivel de la interlocución entre los medios y los políticos, he aquí un detalle de la conversación:

LARF: No, Yo no te pregunté eso, ni te cuestionaba, pero simplemente cualquier aseveración que se haga debe estar sustentada y debe haber instancias para demostrar cualquier situación. Yo también puedo decir lo mismo, como tú hiciste negocios, también en la administración pasada…

JLM: Me pueden decir, marihuano, me puedes decir maricón, mujeriego, cualquier cantidad y todo está centrado.

LARF: Te pregunto, ¿tú hiciste negocios en la administración pasada?

JLM: ¿Te robe algo?

LARF: Yo no te estoy diciendo ratero.

JLM: Ahí tengo facturas de todos los servicios, de todos los inmuebles, de todo lo que se pudo haber movido existe y hay un registro público, facturas, hay incluso…

LARF: Pero no por lo que te pagamos en dos predios que le vendiste al gobierno, con algunas cosas y servicios que hiciste. Yo no con eso no te estoy diciendo que tú seas ratero.

JLM: Teatros del Pueblo, conciertos, eso era lo que te iba a preguntar, ¿al que te diga ratero, qué le dices?

LARF: Que tata tata ta…

Pareciera que a eso estamos condenados, los medios de comunicación no estamos cumpliendo con ser el vehículo que permita exigir la rendición de cuentas porque no son claras las relaciones que se mantienen con los hombres del poder. Hemos acostumbrado a los ciudadanos a que los medios sean divulgadores de opiniones, no se recopilan noticias, se recogen declaraciones y, en lo general, no se confirma la información que se proporciona, de ahí que Reynoso Femat pueda evadir la acusación.

Quizá lo más grave no es la zona de confort en que estamos instalados los medios en Aguascalientes, ni la poca participación ciudadana que no exige más de los comunicadores, en la respuesta del ex gobernador hay una no tan velada amenaza de dar a conocer los negocios que se hacían con el gobierno.

Perro no come perro, es un dicho que lamentablemente sentó sus reales entre los comunicadores de Aguascalientes, y del que los políticos sacan provecho para escabullir el bulto.

Luis Armando Reynoso se despidió del programa con la promesa de volver. Ya no alcanzó a escuchar la llamada de Jorge López, dirigente panista, quien repitió el discurso aguerrido con que expulsaron al ex gobernador del partido; de nuevo escuchamos las mismas acusaciones de siempre, en esta ocasión, con la certeza de que en la tierra de la gente buena, nada va a pasar.

Los proverbios caninos antes enunciados, acerca de la nula capacidad de morder de quien mucho ladra y de la ausencia de costumbres caníbales entre chuchos, dejan esa clara sensación de que el ex gobernador no tendrá nada de qué preocuparse, ya que cuenta con varios ases bajo la manga que le permitirán silenciar a sus detractores, al grito de: si me hundes, te hundo.

Negro es el futuro de seguir igual cosas: Los partidos seguirán embrollados en sus propios intereses, sin importar otra cosa. Los medios ajenos a su compromiso social, relegado por sobrevivir económicamente y por nuestra incapacidad de vivir fuera del presupuesto de los gobiernos. Y los gobiernos en la certidumbre del que paga manda, lo que da un vale de impunidad que se extiende más allá de los años que duran en el gobierno, por su capacidad de corrupción, todo lo que tocan lo tornan cómplice.

julio 20, 2011

Destinos de Aurora en Posdata, febrero 2011

En edición de febrero 2011 de Posdata:
Yuri Herrera / María Belmonte / Andreí Vázquez / Juan Manuel Roca / Margaret Randall / Rogelio Guedea / Pedro de Isla / Bernardo Arriaga / Rowena Bali / Salvador Olguín / Héctor Hernández Montecinos / Edilberto Aldán / Shuntaro Tanikawa / Fabio Víquez / Juan José Rodríguez / Paul Hoover / Antonio Ramos / Luis Felipe Lomelí

Aquí la pueden leer:


Acá la pueden descargar:
http://issuu.com/posdataeditores/docs/pdmixta

Y este es el sitio de Posdata: http://www.posdataeditores.com/

Muchas gracias a Iván Trejo por la invitación a publicar en la revista.

guardagujas treinta

Nuevo número de guardagujas. La portada es de Edmundo Gutiérrez Martínez.




En el número 30 Gabriela Damián Miravete sobre Harry Potter y El final del conjuro; una reflexión acerca de qué es la poesía con intención de palabra en boca, de Nancy Gallegos. Las columnas: Zoom, de Sofía Ramírez acerca del Oficio literario, Qué sabe nadie, de Cecilia Eudave sobre el mundo en electrónico, mientras que Erika Mergruen, en sus Métodos de adivinación, habla de la lictomancia, y en La habitación de humo, de Agustín Fest, unas fotografías de Faulkner.

Puedes descargar el archivo pdf en este enlace:

julio 18, 2011

perdón por intolerarlos: Quiero que los diputados sean Ninel Conde

Perdón por intolerarlos

Quiero que los diputados sean Ninel Conde

Una nota publicada por Microsiervos (http://tiny.cc/rcfkx) acerca del “extraño caso” del congresista Justin Amash, da pie a la pregunta de para qué sirven las redes sociales en el ámbito político. Amash es miembro de la Cámara de Representantes, republicano por Michigan, y cada vez que participa en el Congreso de los Estados Unidos publica en su página de Facebook, sea cual sea el tema que se está debatiendo, las razones de su voto. Indica la nota: “Primero explica qué se votaba, luego por qué vota lo que vota y finalmente pone un enlace al resultado de la votación”.

Lo llamativo del caso de Amash es la forma de estar en contacto con sus votantes, por informal que sea el canal para comunicarse con ellos, la práctica no deja de ser una muestra de lo que se puede lograr a favor de la rendición de cuentas gracias al uso de la tecnología, también habla de la personalidad que se asume al integrarse al mundo de las redes sociales, es decir, mostrar nuestras preferencias, compartir imágenes y audio, destacar lo que nos gusta o desagrada, participar a los otros lo que estamos pensando, dónde estamos, entre muchas otras cosas, pero sobre todo, no desvincular la práctica política de ese personaje que tiene un perfil en Facebook, Twitter o Google +.

En México las redes sociales la unión entre redes sociales y la política rara vez se da más allá de los momentos electorales, aún no se han vinculado con el ejercicio pleno de los hombres y mujeres que son gobierno. Basta darse una vuelta por los perfiles de Facebook para comprender que una vez empleado ese sitio como plataforma de difusión se olvidan del asunto. Si acaso, siguen actualizando los contenidos de su perfil con material que les provee su oficina. El caso de Twitter es distinto y merece un texto aparte, aunque se puede señalar de entrada que en esa red, los ejemplos de la chabacanería están adornados con la premura, nada desnuda tanto a una persona como emitir su opinión al momento, en el caso de los políticos, sin la intermediación a la que se han acostumbrado, una oficina que les dice cómo, cuándo y qué deben decir.

Los lectores, acostumbrados a ese comportamiento, dejamos pasar y no se suele pedir que rindan cuentas de lo que hacen. Extraño, porque son figuras públicas y nada más inmediato que las redes sociales para saber qué y cómo están gobernando, mientras que a los miembros de la farándula no se les perdona una sola, ahí está el caso de Ninel Conde, quien no puede cometer un mínimo error ortográfico, hace poco la convirtieron en tema del momento porque escribió “pas” en vez de “paz”; ese criterio inquisidor no se aplica a otros políticos, que son capaces de publicar cualquier sarta de babosadas con tal de mantener su presencia en línea, ¿qué sucedería si el mismo criterio se aplicara al candidato, gobernador, presidente municipal, senador o diputado?

Aguascalientes no es excepción en el sentido de la banalidad o uso simplón de las redes. La cuenta en Twitter y Facebook del gobernador es un eco de la oficina de Comunicación Social, un repositorio de boletines y, de vez en cuando, un mensaje que muestra la pasión por las viejas prácticas, ahí están las fotos y frases de apoyo a Eruviel Ávila en la campaña pasada. No es diferente el caso de la alcaldesa de Aguascalientes, sólo que un poco más decepcionante porque en gira había hecho énfasis en el uso de estos recursos para estar en contacto con la población, de los otros alcaldes ni hablamos porque su presencia no existe en las redes sociales.

En el caso de los diputados, sus páginas de Facebook están básicamente muertas, no hay interacción con los lectores, ahí les van pegando fotos de ofertas de zapatos, gadgets electrónicos y una que otro zalamera etiqueta en las fotos en donde aparece repartiendo despensas. A principios de año se cuestionó a los diputados locales el costo de la página de internet del Congreso, después de varias desafortunadas declaraciones, el asunto se tiró al olvido. Ojalá fueran Ninel Conde para que se les demandara con la misma virulencia.

Sin embargo, los diputados viven bajo el cobijo de la baja responsabilidad que les otorga el desconocimiento general de lo que hacen, nadie como ellos para arroparse en el deslinde, siempre pueden acusar a los otros poderes, a los otros actores de la política, así, mientras transcurre su periodo vivir apoltronados en una curul y un sueldo exorbitante, no por la cantidad que reciben, sino por todo lo que dejan de hacer.

Gracias a las redes sociales, sabemos que los diputados de Aguascalientes son buenos para la genuflexión, ahí está de muestra la presentación del Plan Sexenal del gobierno estatal y su alabanza inmediata, aprovecharon la tribuna para marrulleros adular la visión del gobernador, todos. ¿Y las consultas y los fotos y los proyectos que les fueron entregados para ser incluidos?, quién sabe. El Plan ya es un hecho consumado y sólo saben aplaudir.

Ahora habría que preguntarles qué están votando, por qué y para qué, como un ejercicio democrático sano, en el que dejaran a un lado la costumbre de escabullir el bulto y dieran la cara a quienes los eligieron. No es difícil, cuentan con la estructura para hacerlo, tienen con ellos las teléfonos inteligentes, las tabletas, computadoras, los recursos pues, que podrían transparentar su actuación. Falta el compromiso tanto de los elegidos como de los electores, no bastan pues, los mecanismos establecidos, hay que fortalecerlos con el uso y un cuestionamiento constante. De otra manera, se quedan como ejemplo de las muchas formas en que se puede aparentar transparencia sin rendir cuentas.

Un ejemplo, en una de las tantas solicitudes de transparencia al Congreso Estatal (aquí dos ejemplos: http://tiny.cc/d7a81 y http://tiny.cc/rofen), se cuestionó la cantidad que recibían los legisladores para contratar asesores y para gestión social. La respuesta embaucadora fue que los asesores eran contratados por cada diputado y que al no ser parte de la nómina del Congreso no se tenía información, en el caso de los 20 mil pesos mensuales que reciben para gestión, la réplica es una chulada, un ejemplo de cómo salirse por la tangente: “Cada Legislador cuenta con un presupuesto mensual de $20,000.00 por concepto de gestión social. Las personas que acuden con los Diputados para solicitar algún tipo de apoyo son canalizadas al Departamento de Gestión Social del propio Congreso del Estado, en el cual se brindan diversos apoyos, entre los que destacan los gastos funerarios, los servicios médicos, los servicios generales, los aparatos ortopédicos y diversos medicamentos. Este presupuesto no es revolvente y debe aplicar en su totalidad.”

Es decir, reciben 20 mil pesos para gestión social pero quienes acuden a ellos no son atendidos con ese dinero, queda ahí volando una cantidad estimable que se gastan como pueden y en lo que quieren, pero de la que no rinden cuentas. Acostumbrados a actuar en la sombra, los diputados seguirán ejerciendo esos recursos en sus propias carreras políticas.

Bastaría con que uno diera el ejemplo, tomara la iniciativa e hiciera públicas sus cuentas, uno solo que diera la pauta, ni siquiera tiene que organizar una rueda de prensa, que empleara las redes sociales y aclarara cómo se gasta el dinero que recibe; a eso, de forma natural, seguirían las explicaciones de qué, cómo y para qué vota lo que vota, qué iniciativa propuso, qué le impidió su labor.

Lamentablemente, seguimos acostumbrados a jugar a la política a la antigua, donde los encuentros en lo oscurito, los apoyos conseguidos en desayunos, los acuerdos de mesa de bar, son los que siguen mandando y nosotros así lo aceptamos, ojalá fueran Ninel Conde, otro sería el nivel de exigencia.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (18/07/2011)

julio 17, 2011

La purísima grilla

La purísima grilla de La Jornada Aguascalientes dominical

El lunes los diputados tienen mucho que hacer. Las Comisiones unidas de Gobernación y Puntos Constitucionales y de Servidores Públicos tendrán como invitados en el salón Aquiles Elorduy García a representantes del Instituto Estatal Electoral, el Instituto de Transparencia y la Comisión Estatal de Derechos Humanos, eso a las 9 de la mañana, una hora después, en el vestíbulo del Palacio Legislativo se realizará el Foro “Por una ley de transporte público para todos”. Ocupadísimos…

Pero vamos por partes, ¿de veras están tan ocupados?, porque una cosa es agendar reuniones, juntas, foros y todo lo que usted quiera, y otra muy diferente los resultados de las mismas. Y es que por más que Comunicación Social del Congreso Estatal se esfuerza en darle brillo a las acciones legislativas, lo cierto es que nuestros diputados están en el pasmo absolutos. Sólo pueden presumir de buenas intenciones, no de acciones.

Si lee con detenimiento cualquiera de los comunicados de prensa de los diputados verá que no todo lo que brilla es oro, sólo que están acostumbrados a la palabrería que parece decir mucho y no aterriza en nada.

Como ejemplo, un comunicados reciente que se titula “Aprobarán leyes para prevenir el suicidio y el bullying”. No suena mal, pero en el fondo, son puras promesas y lugares comunes. Los legisladores hacen uso de la tribuna para darse palmaditas en la espalda, presentan una iniciativa, se congratulan de la disposición y buena voluntad que tiene para legislar, pero resultados… nada.

Otra ocupación de nuestros diputados es el ejercicio del lugar común, sin vergüenza alguna, sustentan sus “argumentos” refriteando notas de los periódicos, revolcando datos estadísticos, eso sí, con tono de sorpresa, como el alguna vez poeta Netzahualcóyotl Álvarez Cardona, quien “dio a conocer que a la fecha ya se superó el número de personas que lograron su cometido de acabar con su existencia con respecto al año pasado, y que nuestra entidad ostenta el primer lugar en suicidios de mujeres por cada 100 mil habitantes”.

La oposición no se queda atrás, el diputado del testimonio, Gilberto Carlos Ornelas se asombra de que en la entidad se está “por alcanzar la tasa de 12 suicidios por cada 100 mil habitantes, muy por encima de la media nacional de 3.7” y propone “crear un programa estatal de prevención, coordinando el trabajo de las dependencias existentes y en el ánimo de no crear más burocracia”, pero eso sí, antes se tiene que “elaborar información científica con respecto a la problemática, para luego crear redes sociales de prevención capacitadas, establecer líneas de contacto directo atendidas por especialistas para asistencia a víctimas potenciales, capacitar a los médicos para detectar a presuicidas, coordinarse con el IEA canalizar a estudiantes con tendencia a la depresión, y gestionar con medios de comunicación la elaboración de un código ético para el manejo de notas de personas que atentan contra su vida”. Bla bla bla bla.

¿Por qué bla bla bla? Porque así ha funcionado este Congreso, con base en puras declaraciones, que no acciones. Proclamas que les sirven para justificar el expendio en asesores y gestión social, dinero del que no rinden cuentas a nadie. Bla bla bla porque, al menos con los artistas, ya se vio el resultado de la organización de foros.

Si al Foro “Por una ley de transporte público para todos” le va a ir como el que organizaron hace unos meses con la “comunidad artística”, no dude que en unos tres meses subirán las tarifas, con el consenso de los legisladores, que han resultado buenos para regalar botellitas de agua, pero no para dar seguimiento a los acuerdos.

Con esa actitud, no dude que las autoridades a las que puede llamar a cuentas el Poder Legislativo, sigan escurriendo el bulto.

No podemos dejar de mencionar al director del Instituto Cultural de Aguascalientes, Martín Andrade, quien se ha hecho ojo de hormiga, incluso ante señalamientos directos, como el publicado por Ricardo Esquer en las páginas de este diario, ¿dónde está el Plan de Cultura para este sexenio?, ¿hay uno? De la ayuda que se comprometió el gobierno del Estado a otorgar a Zenaido Muñoz, mejor ni hablar, no vaya a ser que nos manden un certificado para la funeraria.

Los esfuerzos para ayudar a Zenaido quedaron sólo en manos de la sociedad civil, con la organización de diversas actividades artísticas para la recaudación de fondos. Ojalá los artistas que se reunieron den una muestra de cómo se deben hacer las cosas al gobierno y pronto presenten las cuentas de cómo se destinó el dinero, que a su iniciativa sumen la transparencia en el manejo de las finanzas sería un ejemplo invaluable a las autoridades.

Para acabar con el tema de la cultura y cerrar el círculo del bla bla bla (y echarnos otros malquerientes encima), no podemos dejar pasar la actitud de los encargados de la cultura municipal, que tanto en la inauguración como en la difusión de “Mentes criminales” de Rocko, caricaturista de esta casa editorial, se han visto mezquinos al colocarse como protagonistas de la actividad.

El artista es Rocko, de él es la obra que se expone, pero los méritos todos se los quieren colgar. Tiene tan poco que ofrecer el IMAC que cualquier cosa la aprovecha para hacer como que está trabajando arduamente. Pobres artistas, tan lejos de los apoyos y tan (obligatoriamente) cerca de Martín Andrade y Eva Terán, no les queda más remedio que ser usados para cortejar a los gobernantes en turno.

julio 16, 2011

No se limite Licenciada, no se limite

No es necesario llegar al primer minuto para terminar asqueado (leo la palabra y parece excesiva, pero es precisa), dos desnudistas, sombrero, boxer, tanga y boxer ajustados en medio de una habitación para entretener a la fina concurrencia que festeja una despedida de soltera.

Antes del primer minuto, quien graba, grita "de a vampirito, ¡de a vampirito!", se exaspera, anima a su compañera de trabajo y por fin le besa la ingle a uno de los strippers.

No es necesario pasar del primer minuto, pero el morbo (para simplificar) hace que uno siga viendo, a pesar de que es aburrido, se turnan las mujeres para besar a los desnudistas, que las incitan con más profesinalismo desganado que con sinceridad, quizá por eso se desvía la mirada al fondo borroso: el mobiliario de oficina, los escritorios, el monitor de una computadora, algo que parece una bolsa de plástico con botana y vasos desechables.

Toca turno a otra de las festejantes, le muerde amablemente una nalga al stripper. Luego le toca a la festejada, Italia Flores Medina. La de la cámara grita: ¡No se limite, Licenciada, no se limite!



Hace bien la Licenciada en no limitarse, aunque eso se limite a darle una vuelta a uno de los strippers. El vídeo sigue por tres minutos, hasta el acomodo de las sillas para el siguiente juego, seguramente tan aburrido como lo que hemos visto. Nada del otro mundo, las despedidas suelen ser así, artificialmente eufóricas, las de hombres y mujeres, iguales.

Sólo que la fiesta se realizó en la oficina que se dedica a perseguir los delitos sexuales en la Procuraduría de Justicia de Jalisco y durante el horario de trabajo.

Con información de Emeequis, Animal Político y El Informador se arma el rompecabezas completo, Pedro Haro Ocampo, el encargado del área, otorgó el permiso para la despedida en las instalaciones de la Coordinación de Atención a Delitos en Agravio de Menores, Sexuales y Violencia Intrafamiliar, de la Procuraduría de Justicia del Estado de Jalisco, en Guadalajara. El video llega a manos de representantes de Conciencia Cívica (Juan Manuel Estrada Juárez y Salvado Cosío Gaona), lo difunden y se arma el escándalo.

Después de difundir el video, ya cinco funcionarias fueron destituidas, “Lo que se ha hecho es darlas de baja por obvias razones”, dijo el fiscal de Jalisco, Tomás Coronado, y subrayó que las funcionarias llevaron a los strippers cuando se encontraban en horas de trabajo.

Está bien que las despidan, no por la falta de imaginación y ánimo para organizar una despedida de soltera, tampoco por su gusto musical y en cuanto a strippers se refiere. Todo el peso de la ley sobre ellas...

Las notas dicen que no se sabe cuándo se realizó la fiesta, tuvo que difundirse el video para que alguien se decidiera a actuar, a investigar y sancionar, una de las implicadas ya ni siquiera trabaja ahí, aunque eso sí, ya se acusa a Italia Flores Medina de estar "señalada en averiguaciones previas por presuntos actos de corrupción, aunque éstas no se han concluido”.

Ah, entonces de eso se trata, no de la organización de la fiesta, es contra la persona, y alguien no encontró mejor oportunidad que un video sin fecha. Como todos los escandalitos, se disolverá en un rato.

Por el momento ya se tiró la carne de cinco empleadas a las fieras, que se distraigan con eso, que parezca que se ejerce una acción decidida sobre quien violenta la ley.

Yo me quedo pensando en el grito de la camarógrafa: "No se limite, Licenciada, no se limite!" y que cuando ocurrió lo debieron escuchar otras personas en otras oficinas, ¿qué hicieron?, nada, es un festejo de oficina como cualquier otro, además, tienen permiso, es común, nadie tiene por qué espantarse... Eso, nadie se espanta, hasta que sale el video y entonces sí, hay que limitar a la Licenciada.

julio 11, 2011

Perdón por intolerarlos: contagio de mediocridad

Perdón por intolerarlos

Contagio de mediocridad

En una entrega reciente de su columna La zona fantasma, Javier Marías se preguntó ¿por qué quieren ser políticos? (http://tiny.cc/g04ts) puesto que en gozan de mala fama, no tienen la simpatía ni la admiración de nadie y se les culpa de todos los males. El texto es tan esclarecedor, que es difícil elegir sólo algunas líneas para citarlo, pero sin duda, lo más acertado del comentario es la caracterización de los políticos en cinco grupos que hace el autor de Tu rostro mañana:

1) Mediocres que no podrían hacer carrera si no fuera en un medio tan poco exigente como la política. 2) Sujetos que ven en la política sólo un modo de enriquecerse. 3) Quienes sólo ansían el poder, mandar y que la gente les pida favores; tener potestad para denegar o dar y salir en televisión; en suma, ser “alguien”. 4) Fanáticos de sus ideas o metas que sólo aspiran a imponerlas. 5) Individuos con verdadera vocación política, con espíritu de servicio, buena fe y ganas de ser útiles al conjunto de la población y de mejorarle las condiciones de vida, de libertad y de justicia.

Sí, es una generalización, pero no por ello lejana a la realidad. Entre los políticos mexicanos pocos, por no decir ninguno, pertenece al quinto grupo, sobre todo cuando se habla de clase política, cuando se les agrupa, cuando se les junta en un partido político. No tengo duda de que exista un individuo dispuesto a mejorar las condiciones de vida, por unas mejores, de la gente que le rodea, que impulsado por su idealismo se dedique a encontrar la forma de ser útil a la sociedad en la que vive, lamentablemente, en el país, ese que tiene el poder de cambiar las cosas, lo tiene que hacer a través de los partidos políticos.

¿Cómo es que el político bien intencionado es el que menos se nota? Todo parece indicar que debemos creer en la teoría de la conspiración, del complot, de los poderes fácticos que evitan el paso de una iniciativa, de una propuesta, ese grupo que a veces se disfraza del chupacabras y que los aspirantes simplistas caracterizan como el mal del mundo.

Quien ha tenido la oportunidad de convivir con un político que puede tomar decisiones, en algún momento se enfrentará con el lamento de ese sujeto: hice todo lo posible pero las condiciones estructurales no me lo permitieron… estuve cerca, pero los grupos conservadores se interpusieron… o cualquier otro pretexto que culpa a las fuerzas superiores de su falta de capacidad, de su fracaso.

Yo no creo en esas teorías de la conspiración, intuyo que el problema de la clase política es la incapacidad de relacionar acciones con consecuencias que permite la mediocridad de un medio tan poco exigente como la política.

Todos los días somos testigos de la ineptitud de los declarantes, ejemplos sobran, desde la asambleísta en el DF que ha tratado de prohibir el reggaetón regular la difusión musical de ciertos cantantes y confunde las obras T.S. Eliot con las de José Emilio Pacheco, pero se justifica porque no tiene un perfil de “soñadora” y no lee novelas; como Edith Ruiz Mendicuti, presidenta de la Comisión de Cultura de la ALDF, hay muchos, demasiados. En el Congreso de Aguascalientes no es diferente, ahí está el clarísimo ejemplo de quien coordina la Comisión de Educación y Cultura, Luis Rubén Romo Marín, quien hace unos meses recibió las propuestas de un grupo de artistas para que fueran consideradas, para poder volverlas proyectos productivos o iniciativas de ley, les organizó una mesa, les dio botellitas de agua, les llevó al director del Instituto Cultural de Aguascalientes para que hiciera dibujitos mientras los escuchaba disertar sobre el arte y… ¿y luego? Nada, ha dejado de ser su responsabilidad, el diputado está más apurado por cumplir los caprichos de la dirigente sindical a la que le debe el puesto, nada se puede esperar de él, ni siquiera la mínima educación de dar seguimiento a través de una declaración.

No sólo el diputado de Nueva Alianza, esa Comisión tiene otros integrantes, de otros partidos: Miriam Dennis Ibarra Rangel, Edith Citlalli Rodríguez González, Arturo Robles Aguilar y Héctor Quiroz García. Como no todos ellos le deben su puesto a los arreglos del sindicato de maestros, al menos uno podría estar enterado del caso, tener la atención, dar seguimiento, a ninguno le importa, es un trabajo que no implica salir en la foto en la que reparten despensas o acarician la cabecita de un bebe llorón.

De hecho, todos ellos tienen mucho tiempo libre, ¿alguno ha propuesto un encuentro con el titular del ICA para saber porqué el deterioro de la Universidad de las Artes, cuándo y por qué decidió cambiar la Feria del Libro de lugar, las razones por las que no ha presentado un plan de cultura?, igual con el instituto encargado de la cultura en el municipio de Aguascalientes, muchas son las preguntas que podría hacerle, desde la insistencia en concentrar las actividades artísticas en los espacios del centro hasta su incapacidad para apoyar proyectos artísticos con otra cosa que no sea la “difusión”, es decir, el esfuerzo individual que hacen algunos trabajadores en las redes sociales y una centena de carteles e invitaciones.

Ninguno, creerán que no les ha de tocar. De los cinco grupos que elaboró Marías, evidentemente no pertenecen estos diputados a los tres últimos: como no realizan el mínimo esfuerzo eso revela que no tienen vocación; como no tienen idea de lo que están haciendo y para qué se les paga, los excluyo del punto cuatro; acerca de si sólo quieren poder mandar, se deben conformar con muy poco, pues aunque tienen la capacidad de llamar a rendir cuentas a otros funcionarios, les basta con ordenar a su secretaria y a su auxiliar que les traiga la torta o les aleje al mendicante que logró escabullirse. No queda de otra, son sujetos que sólo buscan un modo de enriquecerse o mediocres que encontraron la forma de vivir cómodamente.

En el encuentro con los representantes de los artistas, también estuvieron otros diputados, que no forman parte de la Comisión, ahí estuvo orondísimo Gilberto Carlos Ornelas, el digno representante de la izquierda en el congreso, que desde el primer día asumió que no puede hacer nada (es culpa de la aplanadora priísta, ya sabemos el lloriqueo) y se dedica en su butaca a interpretar un circunspecto testimonial, como lo han hecho todos los diputados de izquierda en las últimas legislaciones.

Tantos para no hacer nada. Este es sólo un ejemplo, así hay muchos. Lo simple es creer en una conspiración que impide que los representantes del pueblo atender a los artistas, ¿pero a quién se beneficiaría?, no haciendo nada, ¿qué se logra?, en el caso de las expresiones artísticas, nada. No es que se deje de apoyar a unos para que otros mantengan su lugar, no es que se desatienda a un grupo para que otro siga gozando de acaparar el mercado. No, no hay conspiración, sólo contagio de mediocridad.

Estos diputados han aprendido a vivir en un medio que les exige tan poco que ahí se van a quedar, nadie les pide cuentas, confunden gestión con estirar la mano para dar unos cuantos pesos de limosna, y ante cualquier reclamo se ponen histéricos y aducen ataques a la soberanía del Congreso.

Cada uno de estos diputados recibe, al menos, 20 mil pesos mensuales para tareas de gestión, ¿en qué los gastan?, en los grupos artísticos definitivamente no, vamos, ni siquiera en su propia educación, pues es más fácil localizar a un diputado afuera de los antros que en la sala de una actividad cultural, a menos que venga Salinas a presentar su libro y, entonces sí, ahí va toda la borregada a comprar un libro que (¿quién quiere apostar?) ninguno ha leído.

En el ámbito cultural Aguascalientes está hundido en la mediocridad, evidentemente hay una parte de la responsabilidad de los artistas y creadores, que han sido incapaces de exigir que se les escuche, abrir espacios, actuar con solidaridad de gremios y exigir rendición de cuentas ante la inocuidad de los titulares de los institutos culturales; por el otro, con una responsabilidad mayor, está la clase política, los representantes de la sociedad, así nomás.

Por último, a pesar de que en este texto están sus nombres, ninguno de ellos se va a dar por aludido, una: porque no leen los periódicos, apenas les da el asunto para ojear la síntesis informativa que les elaboran y esa siempre trae sólo buenas noticias; dos: porque prefieren la mediocridad del silencio, lo más que se puede esperar es algún comentario “en corto” en el que se me acuse de ser un incendiario, me da igual, ya lo esperaba. Ninguno de ellos va a ejercer su derecho de réplica, es demasiado exigir a quien vive de rodillas ante el poder del dinero y en la medianía de no dar explicaciones.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (11/07/2011)

julio 05, 2011

guardagujas veintinueve/julio 2011



En el número 29 de guardagujas, la portada es de Alexandro Roque; Omar Delgado pide Un Oscar para las actrices porno; un cuento brillante de Rodolfo JM: El problema con los palpígrados; Jonathan Minila declara Toda la verdad; y las columnas de Alejandro Espinoza (Diario postapocalíptico: ¿Dónde está la verdad?) y Óscar Luviano (Cinema del Río: En Twitter todos somos el Burro Van Rankin).

Lee en el blog estos textos y puedes descargar el archivo pdf en este enlace.

julio 04, 2011

Perdón por intolerarlos: cuenta regresiva

Perdón por intolerarlos

Cuenta regresiva

La Rayuela de la edición dominical de La Jornada Aguascalientes estuvo dedicada al aniversario capicúa del 2 de julio, once años desde la fecha en que en la historia moderna de este país un candidato de oposición logró ganar las elecciones presidenciales: “De los 11 años sin PRI en Los Pinos, a la cuenta regresiva hacia el 2012”.

Es posible que, sin darse cuenta, esa mini editorial no sólo refleje el estado actual de las cosas: una celebración que ha perdido lustre ante las pifias de los gobiernos panistas, el desencanto acumulado no sólo por el paso del tiempo, también por la evidencia de que no basta el cambio de siglas del partido en el poder para que la democracia rinda los resultados esperados; además, el comentario señala que la mirada no está en el presente, sino que los ojos están puestos en el año que viene, cuando, otra vez, se presente una oportunidad de cambiar las cosas.

Un constante estar mirando hacia adelante, reloj en mano, en búsqueda de la siguiente oportunidad, esa que siempre está por llegar, que nunca acaba de cumplirse y que cuando llega a ocurrir, invariablemente, decepciona, a grado tal que se califica de ensayo, se establece que no era lo que se esperaba y se vuelve a una cuenta regresiva, a la esperanza.

Sin los afeites del optimismo, los buenos deseos y la desmemoria, la esperanza es la esclava del vencido.

Poco dejo a la esperanza, lo sé, eso sucede cuando se ajusta el deseo a la realidad y, en este caso, basta ver los resultados de las elecciones en el Coahuila, Estado de México y Nayarit para caer en la cuenta de que el deseo de cambio que los opinadores proclaman no necesariamente coincide con lo que los votantes piensan.

La vida práctica fuera del círculo rojo se liga con la búsqueda de la satisfacción inmediata, palabras como justicia y democracia siguen atadas a la palabrería con que se llenan las columnas de opinión y, lamentablemente, la demagogia política. Al señor que salió a votar por Eruviel Ávila, Roberto Sandoval y Rubén Moreira poco, si es que nada, le dicen los chistes sobre las chapitas, el nepotismo, el orgullo rapaz del carro completo; los análisis que dan por sentado la mayoría de edad de los mexicanos y resaltan la dignidad con que defienden la voluntad de decidir su futuro político, esas buenas intenciones, chocan con la incapacidad de relacionar su voto con la búsqueda del bien común, fuera del círculo rojo lo que importa es el empleo de mañana, los estudios de los hijos, la certeza de una propiedad, la comida del día siguiente. Y el PRI sabe prometer eso, su naturaleza de maquinaria electoral, a pesar de los golpes recientes y quizá por los mismos, ha sabido mutar para convertirse en el partido que, ahora sí, va a traer el progreso, el bienestar, la seguridad, el que piensa en grande.

Por supuesto, en este comentario se está dejando a un lado la nulidad de los candidatos opositores, en el mejor de los casos, cuando se trata de políticos comprometidos con la idea de generar un cambio, pues no se trata de golpear a un hombre caído; en la mayoría de los casos, no vale la pena desperdiciar espacio en evidenciar que los contrincantes eran de la misma calaña, sólo que con siglas distintas.

Y la desmemoria. Con los ojos puestos en el futuro, el votante sólo está en la búsqueda de la oportunidad personalísima de hacerla, de aprovechar su oportunidad, para ello, ha aprendido a olvidar. A lo que hay que sumar la juventud de quienes se integran a las filas de votantes.

Si once años bastaron para que perdiera sentido la victoria de la oposición en México, la mitad de ese ciclo basta para que los estandartes de la oposición, los referentes en que se asienta la decisión de no permitir el regreso del PRI al poder, no valgan gran cosa y, de nuevo, ante la angustia del presente, poco dice la crudeza del pasado. Los asesinatos de estudiantes, guerrilleros, opositores, sindicalistas, las devaluaciones que rindieron al peso como un perro por no saber defenderlo como tal o las severas inflaciones y la recesión provocada por los gobiernos tricolores poco pueden decir cuando en el hoy, el día a día, sigue el alza de precios, los descabezados han dejado de causar sorpresa y la noticia mejor es cuando el número de ejecutado no rebasa los del mes anterior. ¿Cómo se le venden conceptos abstractos a quien sale de su casa sin la certeza de que va a regresar?

La Rayuela de La Jornada Aguascalientes fue publicada también en el muro de Facebook del periódico, ahí, un conocido publicó el siguiente comentario: “Con un nuevo PRI repleto de gente honesta y trabajadora”, a pesar de conocer perfectamente la identidad de quien enjundioso se animó a realizar la entusiasta aclaración la omito, porque unos minutos después, el exaltado comentador prefirió borrar su manifestación. Más que arrepentimiento, creo, que la decisión de suprimir su comentario fue tras la reflexión de que la quincena que le paga el gobierno priísta no merece exponerse así. Quizá, apenado, comprendió que la necesidad de subrayar la novedad del PRI, en el fondo responde a la necesidad de echar bajo la alfombra el diariamente ser testigo de las incongruencias entre el discurso y el actuar, porque al menos en Aguascalientes, el PRI que llegó no tiene nada de nuevo, es la misma maquinaria voraz que sabe prometer y acomodarse para no cumplir.

El arrebato del muchacho que borró su comentario, creo, responde a que entendió que no tiene que dar las gracias por las migajas de un puesto, ya suficiente castigo tiene con vivir bajo las ordenes de quienes ayer se proclamaban en la plaza como representante de la izquierda, de la oposición, y hoy mansa y lambisconamente repite el discurso maquillado de la nueva política y el progreso para todos.

Quizá fue un simple descuido, el comentarista arrepentido que dejó de estar en cuenta regresiva hacia el momento en que se acabe el trienio, el sexenio y tenga que salir de nuevo a la calle a recoger un mandil, un tortillero, la despensa, la promesa de ser incluido en el gabinete, mientras piensa en un futuro en que las cosas no tengan que ser así, mientras suspira por ese momento que llegará… tal vez.


Publicado en La Jornada Aguascalientes. Julio 4, 2011

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails