noviembre 29, 2010

Wrong ball y Tolstoi

La jugada gascona o Guerra y Paz de Tolstoi como manual para entrenadores de futbol americano:



De Guerra y Paz:

—En ello reside la broma y el encanto. Escuche. Los franceses habían entrado en Viena, como ya le había contado. Todo muy bien. Al día siguiente, es decir, ayer, los mariscales Murat, Lannes y Béliard montaron a caballo y se dirigieron al puente. (Advierta que los tres son gascones.) “Señores”, dice uno, “saben que el puente de Thabor está minado y contraminado y ante nosotros hay una amenazadora fortificación y un ejército de quince mil soldados a los que se ha ordenado hacer volar el puente y no dejarnos pasar. Pero nuestro emperador Napoleón le será grato si tomamos este puente.” “Vamos”, dijeron los otros y fueron y tomaron el puente, lo atravesaron y ahora están a este lado del Danubio con todo su ejército dirigiéndose hacia nosotros, hacia usted y hacia sus noticias.

—Basta de bromas.

—No bromeo en absoluto –prosiguió Bilibin, respondiendo a los impacientes e incrédulos gestos de Bolkonski-, no hay nada más cierto y más triste. Estos señores se acercan solos al puente y alzan los pañuelos blancos, aseguran que se ha firmado el armisticio y que ellos, mariscales, van para entablar conversaciones con el príncipe Auersperg. El oficial de guardia les deja entrar en la fortificación. Le cuentan un centenar de tonterías gasconas, diciendo que la guerra ha acabado, que el emperador Francisco ha acordado un encuentro con Bonaparte y que ellos desean ver al príncipe Auersperg, estos caballeros abrazan a los oficiales, bromean, se sientan en los cañones, y entretanto el batallón francés entra sin ser advertido en el puente, tiran los sacos con los materiales inflamables al agua y se acercan a la fortificación. Finalmente, hace aparición el mismo teniente general, nuestro querido príncipe Auersperg von Mautern. “¡Querido enemigo! ¡Flor del ejército austríaco, héroe de las guerras turcas! La enemistad ha finalizado, nos podemos dar la mano… El emperador Napoleón arde de deseos de conocer al príncipe Auersperg.” En una palabra, estos señores que no en vano son gascones, cubren de tal modo a este pavo de Auersperg con bellas palabras, se siente tan cautivado por la tan rápidamente adquirida intimidad con los mariscales franceses, tan cegado por el aspecto de las capas y de las plumas de avestruz de Murat, que ve solamente sus fuegos y se olvida de los que debía abrir él sobre el enemigo.

(A pesar de la viveza de su discurso, Bilibin no olvidó detenerse después de esta frase para dar tiempo a que la apreciara.)

“El batallón francés entra corriendo en la fortificación, ciego los cañones y toma el puente. Pero lo mejor de todo –continuó él calmando su agitación con el encanto del relato- es que un sargento apostado junto al cañón, a cuya señal debían prender las minas y hacer volar el puente, este sargento, al ver que las tropas francesas tomaban el puente, quería abrir fuego, pero Lannes detuvo su brazo. El sargento, que evidentemente era más inteligente que su general, se acerca a Auersperg y le dice: “¡Príncipe, le están engañando, están aquí los franceses!”. Murat, al ver que todo se iba al traste si dejaba hablar al sargento, con fingida sorpresa (como un verdadero gascón) le dice a Auersperg: “No conozco una disciplina más alabada en el mundo que la austríaca”, dice él, “y usted permite a su inferior que le hable así”. Qué genialidad. El príncipe Auersperg se ofende y ordena arrestar al sargento. Reconozca que resulta deliciosa toda esta historia del puente. No es estupidez ni vileza.

noviembre 28, 2010

perdón por intolerarlos: ¡Al ladrón, al ladrón!


Perdón por intolerarlos
¡Al ladrón, al ladrón!

Creo que si algo caracteriza a los mexicanos, es que somos esencialmente corruptos, me atreví a plantearle a un amigo mientras desayunábamos en una ciudad extraña. Después de varias horas de viaje y a poco tiempo de subir a un avión que nos llevaría todavía más lejos, la conversación había llegado a ese punto en que uno puede arriesgarse ciertas generalizaciones porque no es necesario probar lo que uno afirma. Mi amigo, menos propenso a la simplificación negó categórico que los mexicanos fuéramos más o menos corruptos que los nativos de otros países. Yo me quedé con la idea de que sí lo somos y que esa propensión al acto deshonesto se basa en la compulsión de echarle la culpa a otro.

Para desayunar habíamos pedido el bufet. Una pareja se acomodó en la mesa de junto para ordenar café, pan y un plato de fruta para cada quien, comieron. Después miraron la carta para pedir algo más, cuando me vieron regresar de la barra de bufet preguntaron cuánto nos iba a costar el desayuno. Compararon costos, vieron que era más económico el bufet y decidieron cambiar; por supuesto, no pagaron lo que ya habían ordenado a la carta, le dijeron a la mesera que lo considerara parte del bufet. Total, quien iba a perder no era la mesera, era el dueño de la cadena de restaurantes

Salí del restaurante para fumar, como no tenía nada mejor que hacer, me acerqué a un oficial de tránsito para preguntarle qué tan lejos estábamos del aeropuerto y si sabía cuánto cobraría un taxi. De la manera más atenta me dios todas las indicaciones necesarias, antes de irme, me aconsejó: pero mire, si va a tomar taxi, lo mejor es que los tome del sitio que está acá a una cuadra, ellos le dan nota y todo, ya nomás es cuestión de que usted le diga por cuánto más la quiere y ellos se la hacen, así le hinca el diente a su jefe. Le expliqué que viajaba por mi cuenta, que nadie me pagaba los gastos, se despidió diciéndome que igual para la próxima ya sabía cómo justificar mis gastos, para no perder. Yo no le pregunté al oficial, él, solito, tomó la iniciativa de proporcionarme el consejo; total, el que pagaría los gastos sería un imaginario jefe de una empresa.

La policía municipal se reúne con los padres de familia para un curso de educación vial, les piden que no se estacionen en doble y tercera fila, explican que no quieren multar a nadie. Los padres exigen que se cumpla la ley, que multen, el policía explica que por instrucciones del gobierno prefieren no multar, que les ayuden. La junta termina. Frente a la escuela ya hay tres filas de automóviles, cuando el policía se acerca con el bloc de multas en la mano, la mayoría de los conductores lo miran feo, le hacen señas de que espere tantito, de que no se tardan. El tránsito por esa calle se interrumpe. ¿Qué tanto es tantito?, además, hay problemas más graves que resolver, que la policía se encargue de la seguridad pública, eso es lo más importante.

Frente al centro comercial hay varios lugares de estacionamiento designados para discapacitados, están claramente señalados, sin embargo, invariablemente ocupan esos lugares quienes no deben. Hace poco me acerqué a una señora que estacionó su camioneta en ese sitio para indicarle que no debía ocupar ese lugar. “A ti qué te importa”, me contestó ofendida, se alejó con paso rápido, haciendo tintinear todas las pulseras que llevaba en el brazo. Total, a nadie le hace daño ocupando ese espacio, nadie se va a morir, seguro piensa, por unos minutitos que se quede ahí, pero sobre todo, qué le importa a los demás.

La lista de pequeños actos de corrupción podría seguir por muchos párrafos: el que busca cómo colarse en la fila; la que llega al banco buscando a su amiga la cajera para ser atendida primero; quien pide que se le venda algo fuera de horario; el que modifica su medidor para pagar menos; quien se hace el simpático para conseguir un descuento o pide la limosna en palacio de gobierno… Todos hemos cometido alguno, no una vez, repetidamente, por eso creo que si algo nos caracteriza es que somos esencialmente corruptos, o al menos somos propensos a esa forma de actuar, pero minimizamos esas acciones con la justificación de que en el fondo no es algo tan grave, que es algo mínimo, que lo importante está en las altas esferas, en lo que hacen los políticos, gritamos, señalamos, apuntamos al otro sin detenernos en la viga del ojo propio. Siempre hay alguien más arriba de nosotros que es más culpable, cuya falta es de mayor gravedad. Así como se sueña con el caudillo que un día pondrá fin a tanta desigualdad, ese que cambie las cosas, de la misma manera, estamos dispuestos a encontrar un villano, el chupacabras propio que permita alejarnos de la responsabilidad.

Al actuar así, no sólo desatendemos nuestra responsabilidad, también se pierde de vista la rendición de cuentas, sembramos rumores, alentamos el chisme y nos quedamos ahí, en la pura queja catártica, incapaces de dar el siguiente paso.

Estos son los últimos días de un gobierno deshonesto, corrupto, mentiroso e incapaz, lo que leeremos a continuación, lo que se estará comentando, es que se va Luis Armando Reynoso, sobre de él, justificadamente, caerán todas las críticas por su incompetencia. Vendrán los rumores, el torpe columnista le colgará milagritos, exagerará innecesariamente el actuar del gobernador, sin compromiso alguno con sus lectores, inventará que Luis Armando compra periódicos, coloca funcionarios, bebe sangre de niños en rituales satánicos… Los medios difundirán, ahora sí, todo lo que no se atrevieron a criticar durante el ejercicio de poder. Esa actitud deshonesta contribuirá a crear un monstruo gigantesco. Lamentablemente, caeremos en el juego, con el riesgo que implica: dejar de ver (y pedir que se castiguen) los actos deshonestos de esta administración, al centrar todos los señalamientos en una sola persona, haremos a un lado a quienes fueron sus cómplices.

¿Luis Armando Reynoso ha sido el peor gobernador de Aguascalientes? Seguramente sí, no importa mientras sea una cuestión de percepción, qué más da que se le cuelguen todas las fallas, si esa ola de rumores impide pedir cuentas claras a quienes compartieron la responsabilidad con él, algunos de ellos saltarán a otro puesto público, pero estamos entretenidos en construir el chivo expiatorio, un responsable único de todas nuestras desgracias.

Quisiera, como mi amigo, ser menos simple, tener un poco más de esperanza, la memoria me lo impide, estamos en plena temporada de invención de monstruos, además Luis Armando Reynoso Femat nos ha facilitado la tarea, pasaremos un largo rato aquí, gritando !al ladrón, al ladrón¡ con toda la atención puesta en el que se va, entretenidos en la fuga de un político arruinado. Ojalá que cuando volteemos la mirada, sea todavía tiempo de cumplir con nuestra parte del contrato social, no sea demasiado tarde para exigir que nos rindan cuentas quienes acaban de ascender al poder.



Ps. La última columna del sexenio luisarmandista está dedicada a todos los compañeros de La Jornada Aguascalientes, con un profundo agradecimiento por su trabajo. Feliz segundo aniversario del periódico y que vengan muchos más.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (28/11/2010)

noviembre 25, 2010

Chandler y Taki


Un hombre llamado Inkstead me sacó algunas fotos para Harper's Bazaar hace un tiempo (nunca pude descubrir por qué) y una en la que yo estaba con mi secretaria sentada sobre las rodillas salió realmente muy bien. Cuando reciba la docena que pedí, le enviaré una. Quizás convenga aclarar que la secretaria es una gata persa negra, de catorce años, y la llamo así porque ha estado conmigo desde que empecé a escribir, por lo general sentándose sobre el papel que quiero usar o los escritos que quiero revisar, a veces saltando sobre la máquina de escribir y a veces mirando tranquilamente por la ventana desde un rincón del escritorio, como diciendo: "lo que estás haciendo es una pérdida de tiempo, compañero". Su nombre es Taki (originariamente era Take, pero nos cansamos de explicar que era una palabra japonesa que significa bambú, y debe pronunciarse en dos sílabas), y tiene una memoria como ningún elefante puede haber intentado tenerla. Por lo general es cortésmente distante, pero de vez en cuando se pone de humor discutidor y habla durante diez minutos sin parar. Ojalá yo supiera lo que está diciendo, pero sospecho que se resume en una versión muy sarcástica de "podrías hacerlo mejor". He amado a los gatos toda mi vida (no tengo nada contra los perros salvo que necesitan mucha diversión) y nunca he podido entenderlos del todo.

Taki es un animal completamente aplomado y siempre sabe a quién le gustan los gatos, nunca se acerca alguien a quien no le gustan, y siempre va directamente hacia cualquiera, por tarde que llegue y desconocido que sea, que realmente los quiera. Nunca mata a ninguna presa. Las trae vivas y deja que uno las tome. En diversas ocasiones ha traído a la casa presas como una paloma, un loro azul, y una gran mariposa. La mariposa y el loro estaban enteramente indemnes y siguieron su vida como si nada hubiera pasado. La paloma le dio algunos problemas, pues al parecer no quería ser transportada, y tenía una pequeña mancha de sangre en el pecho. Pero la llevamos a un veterinario y estuvo bien muy pronto. Sólo un poco humillada. Los ratones la aburren, pero los atrapa si ellos insisten, y después yo tengo que matarlos. Tiene una especie de cansino interés en los topos, y puede observar con cierta atención una cueva de topo, pero los topos muerden y después de todo, ¿quién quiere un topo? Así que se limita a simular que podría atrapar uno, si quisiera.

Va con nosotros a todas partes donde viajamos, recuerda todos los sitios donde ha estado antes y en general se siente a gusto en cualquier lado. Uno o dos lugares le cayeron mal, no sé por qué. Simplemente no se adaptó a ellos. No tardamos en entender las alusiones. Lo más probable es que en ese sitio haya habido algún asesinato brutal, y que estaríamos mucho mejor en otra parte. El asesino podría volver. A veces me mira con una expresión peculiar (es el único gato que conozco que lo mira a uno a los ojos) y tengo la sospecha de que lleva un diario, porque la expresión parece decir: "hermano, en general se te ve muy satisfecho contigo mismo, ¿no? Me pregunto qué sentirías si yo decidiera publicar algo de lo que he venido anotando en mis ratos libres". En ciertos momentos tiene el gesto de levantar una pata delantera y dejarla colgando especulativamente. Mi esposa piensa que está sugiriendo que le compremos un reloj de pulsera; no lo necesita por ningún motivo práctico (sabe la hora mejor que yo) pero después de todo las chicas necesitan tener alguna joya.

No sé por qué estoy escribiendo todo esto. Debe de ser porque no se me ocurre ninguna otra cosa o (aquí es donde se pone siniestro), ¿lo estoy escribiendo en realidad yo? Podría ser que… No, debo ser yo. Digamos que soy yo. Tengo miedo.

El simple arte de escribir [(Carta a CharlesMorton)]. Raymond Chandler

noviembre 24, 2010

En voz alta, miércoles 24 de noviembre



Gabriel Arellano Espinoza
Coordinador de diputados del PRI
y
Patricia Ramírez
Directora del Instituto Municipal de la Mujer

La recomendación libresca:
Técnicamente humanos, de Cecilia Eudave
Este enlace te lleva a la página del programa

noviembre 23, 2010

Atahualpa Espinosa sobre rápidas variaciones de naturaleza desconocida




En el número octubre-noviembre de Tierra Adentro, en la sección Fraguas, Atahualpa Espinosa publicó un texto titulado Ficción joven frente a la historia reciente, en el cual analiza la "aparición de cada vez más cuentistas al interior de nuestras fronteras en los años recientes" a partir de la lectura de cuatro colecciones de cuentos: Ojos que no ven, corazón desierto, de Iris García, Tordos sobre lilas, de Magali Velasco Vargas, Señor de señores y Los caimanes, de Miguel Tapia Alcaraz, y rápidas variaciones de naturaleza desconocida, de Edilberto Aldán.

A continuación transcribo la parte correspondiente a la reseña de mi libro:


[…] Aparentemente más lejos del cuadro que esbozaba al inicio, se encuentra el trabajo de Edilberto Aldán. Su libro Rápidas variaciones de naturaleza desconocida (Biblioteca Mexiquense del Bicentenario, 2009), merecedor de un reconocimiento en el certamen Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz, es, en más de un sentido, el más ambicioso del grupo. Se trata de un tríptico de factura exacta. Es visible el cuidado que Aldán tuvo para escribir cada palabra y el resultado es la facilidad con que sucede la lectura, poblada, a la vez, de ideas intrincadas. Sin embargo, la verdadera complejidad se asoma en la suma de las tres partes. El juego que plantea con el primer texto, escrito bajo la forma de una carta al jurado del mismo certamen en el que participó y fue reconocido, es una incursión exitosa en el campo de la metaliteratura, que tantos descalabros ha provocado con su anzuelo en años recientes. No recuerdo haber sentido hace mucho un desconcierto similar ante la duda sobre la índole formal de lo que leía. Más importante, la relación de su recorrido para llegar a esa obra (el libro en su totalidad) que ahora entregaba abiertamente a ellos funcionaría como una pieza de narrativa “pura”, aun removida de ese juego.


La primera parte, literatura sobre literatura, reflexiones sobre el escritor y el acto de la creación en la forma de cuentos de la mejor factura, es solamente el primer espejo que el libro coloca frente al lector y frente al acto de contar una historia en sí, una interrogación sobre la naturaleza de la narrativa.


La segunda, cuentos sin referencia a la literatura, muy cercanos a la experiencia de lo cotidiano, causan un menor asombro inicial, pero dejan un rastro igualmente duradero. La vida interior de sus personajes puede ser habitada por el lector en muchos de sus pliegues más profundos, hasta dotarles de una realidad física que simula ser mayor que la de muchos de nuestros vecinos o compañeros de trabajo. Las reflexiones que dedica el protagonista de “La máquina del tiempo” a su esposa vienen cargadas de una profundidad emocional que pocas veces se refleja siquiera en las conversaciones habituales de muchos matrimonios.


La sección que cierra el libro representa una vuelta de tuerca más. Estos breves relatos funcionan como un artefacto para interpelar la memoria. Aquí se parte de considerar a los recuerdos como producto de una labor creativa, con lo que pierde sentido la duda sobre la autenticidad del contenido de la memoria, en todas sus formas. La última página, correspondiente al microrrelato que cierra el libro, parece hablar de la escritura de la obra que se lee y (por el contexto en que está colocado) del hecho de recordar, en los mismos términos: como una obra condenada a permanecer inacabada.


Decía unos párrafos atrás que la distancia que guarda este trabajo de Aldán frente a la temática de los libros anteriores es aparente. Colocados al centro de Rápidas variaciones…, los relatos que forman la segunda parte (y en ocasiones, los correspondientes a la primera) son también un vistazo hacia vidas que parecen a la deriva, para quienes el entorno inmediato, paralelo al nuestro, ha perdido su significado.


El texto completo en el número 166 de Tierra Adentro

noviembre 22, 2010

perdón por intolerarlos: L de Luis Armando

Perdón por intolerarlos
L de Luis Armando

Hace seis años, en el Teatro Aguascalientes, un triunfante Luis Armando Reynoso Femat declaraba que iba a poner todo su empeño en ser un buen gobernador, aseguró ante un auditorio repleto de seguidores que ninguna de sus decisiones estaría por encima de “la voz de todos y cada uno de ustedes”. La clase política y huestes invitadas a la toma de posesión festejaron todas y cada una de las promesas. En las fotos se puede apreciar cientos de manos festivas, orgullosas de su filiación, muchos extendieron el índice y el pulgar para formar la L del nombre gobernador entrante, señal de pertenencia, una declaración de luisarmandismo, clave para llegar al éxito, llave que aseguraba traspasar las puertas del reino, símbolo que unía. Hace seis años.

A unos días de dejar el poder, el escenario es el mismo, no así el ambiente, pesa el paso de un sexenio, los asistentes cumplen con su papel de espectadores, sin ningún entusiasmo, es evidente el compromiso de cumplir, la obligación de estar ahí, en torno a Luis Armando Reynoso Femat, su gabinete, los convidados de cajón, los invitados que con su presencia subrayan la poca importancia del evento, no hay pesos pesados, en representación del presidente envía al secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural y Pesca, también en primera fila Vicente Fox y Marta Sahagún, pareja que hace unos años hubiera sido motivo de algarabía y buena señal, pero que hoy sólo representan una mala memoria: el ascenso de la banalidad al poder.

No se le puede pedir a los convidados mejor ánimo, después de todo, asisten a un funeral. El gobernador saliente poco tiene que decir. Seis años después, la población de Aguascalientes ha aprendido por el camino difícil, el significado de incapacidad, corrupción y deshonestidad, para cada una de esas palabras existe un ejemplo preciso en esta administración.

Decidido a desperdiciar la oportunidad en justificarse, en hacerse la víctima del gobierno federal (“los recursos pactados que llegarían este año fueron congelados injustificadamente por autoridades de Hacienda”), en la pelea inútil con el grupo que lo expulsó del PAN (“es tiempo de hacer partidos políticos modernos, lo suficientemente abiertos al mundo para entender que son la conciencia, no subordinaciones ni conspiraciones”), de ahí que tenga tan poca importancia el mensaje de Luis Armando Reynoso Femat. Además del desgaste que todo funcionario sufre al final de su ejercicio en el servicio público, el empeño del gobernador por usar la tribuna para intentar resolver sus conflictos personales, dejan impávido a los espectadores. Cierto es que no se esperaba mucho, la realidad opaca cualquier intento por resaltar sus “logros”.

Hace seis años prometió una “gran cruzada por el empleo”, hoy la tasa de desempleo se mantiene por arriba de la media nacional. En su discurso de toma de posesión dedicó los últimos párrafos a la seguridad pública, destacó que era un compromiso personal, que no se perdería la lucha contra los criminales y que en el combate al delito la ciudadanía sería un elemento indispensable de la estrategia; hoy, más allá de una cuestión de percepción, las primeras planas de los periódicos están ganadas por los actos de corrupción de los cuerpos policiacos y asuntos relacionados con la violencia criminal. Lo más que puede presumir el gobernador es la felicitación del gobierno federal por el establecimiento del mando único policiaco.

El resto de los logros se dividen en dos tipos de menciones, los de años anteriores y los incompletos. De los primeros ya había dado cuenta en informes anteriores, ante la necesidad de aumentar la lista de resultados acude al recuento; mientras que el producto del trabajo de este último año todo está por hacerse, en ya merito o falta un poco, como el 60 por ciento de avance del Hospital Hidalgo, la “primera etapa” del Centro de Convenciones y Exposiciones, así como el tampoco acabado Distrito de Riego 01.

Siempre lejano de la rendición de cuentas, el gobernador saliente no tiene empacho en declarar que su administración cumplió al cien por ciento con lo establecido por el Plan Estatal de Desarrollo, entregando “más de lo que ahí estábamos comprometidos, y en ese extra están, por cierto, algunos de los proyectos más exitosos de esta administración”.

La relevancia del discurso del gobernador se puede medir por la ausencia de la crítica en los medios, sólo la inserción pagada le aseguró un lugar en las primeras planas, de otra manera hubiera sido posible leer acerca de las contradicciones y falacias en la exposición de los resultados de su administración, es un triste fin de la fiesta.

En las fotos difundidas no es posible encontrar una sola persona que haga con la mano el signo luisarmandista, nadie se anima a pararse frente a la cámara para extender el índice y el pulgar, no sólo porque ya se va, siempre queda la posibilidad de ser mal interpretado, que se confunda la L de Luis Armando con la L de Loser, señal de perdedor.

Con mi admiración al periodista Manuel Appendini

Publicado en La Jornada Aguascalientes (22/11/2010)

INEGI: Exposición fotográfica en el Museo Posada

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) celebra los veinte años de la realizacion de sus concursos de fotografía y cuento con una exposición en las instalaciones del Museo Posada y la publicación de un libro.

La exposición está conformada por 120 imágenes, fotos de los ganadores de los tres primeros lugares en las categorías color y blanco y negro de los concursos del INEGI y permanecerá en el Museo Posada hasta el jueves 25 de noviembre.

Mientras que el libro XX aniversario Concurso Nacional de Cuento (1990-2009) incluye 63 textos de los ganadores, a lo largo de 20 años, del certamen literario que el INEGI organiza para sus colaboradores.

Más información en la nota de Susana Rodríguez en La Jornada Aguascalientes: aquí.

noviembre 21, 2010

Write about love

I know a spell
That would make you well
Write about love, it could be in any tense, but it must make sense

I know a trick
Forget that you are sick
Write about love, it could be in any form, hand it to me in the morning

I hate my job, I'm working way too much (every day I'm stuck in an office)
At one o'clock, I take my lunch up on the roof
The city's spread below, I'll write about a man
He's intellectual and he's hot, but he understands

The seconds move on (if you watch the clock)
And the sky grows dark (if you're looking up)
And the girls move from thrill to thrill on the tightrope walk (on the tightrope walk)

I hate my job, I'm working way too much (every day I'm stuck in an office)
At one o'clock, I take my lunch up on the roof
The city's spread below, I'll write about a man
He's intellectual and he's hot, but he understands

I know a way (so you know the way)
Get on your skinny knees and pray (maybe not today)
You've got to see the dream through the windows and the trees of your living room (of your living room)
You've got to see the dream through the windows and the trees of your living room

noviembre 20, 2010

Palabras de Heloisa

"déjame ser tu puta", son palabras
de Eloísa, mas él cedió a las leyes,
la tomó por esposa y como premio
lo castraron después;

Piedra de Sol. Octavio Paz.

Cuanto más grande es el objeto del dolor, más grandes deben ser los remedios que lo consuelen. Tu solo, y no otro, tú solo, que eres la única causa de mi dolor, me podrías ofrecer la gracia del consuelo [...] Dios es testigo, nunca he buscado en ti más que a ti mismo. Eras tú únicamente lo que yo deseaba, no lo que te pertenecía o lo que representabas. No esperaba ni matrimonio, ni conveniencias materiales, no pensaba ni en mi placer ni en mis deseos; no traté más que satisfacer los tuyos. El título de esposa parece más sagrado y más fuerte; sin embargo, el de amiga me ha resultado siempre más dulce. Habría querido, permíteme decirlo, el de concubina y el de querida, por cuanto me parecía que al humillarme más, aumentaba mis títulos a tu reconocimiento y dañaba menos la gloria de tu genio.

Carta de Heloisa a Abelardo.

noviembre 18, 2010

Presentación editorial y exposición INEGI

XX Aniversario del Concurso Nacional de Cuento
XX Aniversario del Concurso Nacional de Fotografía
Instituto Nacional de Estadística y Geografía

Viernes 19 de noviembre, 2010
Museo José Guadalupe Posada
18 horas



Con motivo de la celebración de veinte años de los concursos de cuento y fotografía del INEGI, el Instituto realizará una exposición de las imágenes ganadoras, así como la presentación de un libro con los cuentos que obtuvieron los primeros lugares.

noviembre 17, 2010

La edad vulnerable en Bellas Artes

La edad vulnerable
Ramón López Velarde en Aguascalientes
de Sofía Ramírez
en el Palacio de Bellas Artes

Presentan:
José Gordon
Juan Carlos Quiroz

miércoles, 17 de noviembre, 19 horas
Sala Adamo Boari
Palacio de Bellas Artes

En voz alta, miércoles 17 de noviembre



Invitados del Foro Estatal de Vinculación
y
Ricardo Rodríguez
Director del IEPS

La recomendación libresca:
Claridad errante. Poesía y prosa de Octavio Paz
Este enlace te lleva a la página del programa

noviembre 14, 2010

perdón por intolerarlos: H

perdón por intolerarlos
H

Pobre H, aparte de muda, está gastada y hueca, de tanto sobarla, de tanto imprimirla, de tanto usarla impunemente, ha perdido el vigor que alguna vez la distinguió. Aparentemente no le ha sucedido nada, sigue ahí, en los impresos, sale por entre los labios abiertos después del golpe de la lengua en el paladar que implica pronunciarla, pero ya no significa nada, la costumbre le ha quitado el esplendor de lo que dice. No se supone que ese iba a ser su destino, alguna vez se le eligió para designar a las asambleas de legisladores. Tenía un futuro prometedor.

La costumbre que dicta anteponer a los congresos y las cámaras la abreviatura de Honorables, deja a la H moribunda, ya sólo es un hábito que de tanto repetirse tiende a disolver la intención primera, como la reiteración en los comunicados oficiales de anteponer a la firma la frase: Sufragio efectivo. No reelección.

Intenté encontrar el origen de esa práctica, no tuve éxito, no di con el documento que explique los motivos para usar la H, eso sí, navegando en internet me di cuenta la facilidad con que todos se definen como honorables: el congreso de la unión, la cámara de senadores, todas las cámaras de diputados y hasta los ayuntamientos se agregan su hache mayúscula. Así que acudí al diccionario para no hacer el mismo ridículo que un regidor del municipio capital de Aguascalientes, quien aseguraba supinamente que la H correspondía a honrado y heroico.

En el Diccionario de uso del español de María Moliner encontré una posible justificación a la H, ya que “honorable” se emplea con algo que es “digno de ser honrado y acatado”, además de ser aplicable a las personas, a su comportamiento, etcétera, supongo que anteponer la H surge de la obligación que tenemos los ciudadanos de cumplir con las disposiciones y leyes surgidas de las cámaras y congreso. Asumo que así es, ya alguien con mayor tiempo y suerte me desmentirá, mientras tanto me sirve para dedicar unas líneas a los diputados de la LXI Legislatura del congreso del estado de Aguascalientes; con los que se despidieron el sábado pasado sería perder el tiempo, dejan como recuerdo su mediocridad, sus lenguas y colas largas, la incapacidad de generar acuerdos, en el mejor de los casos conformarse con un trabajo testimonial, en el peor escenario, el cochinero que dejan por el dispendio y la falta de compromiso con la transparencia: gastos sin aclarar, salidas legaloides para no justificar sus gastos…

Diputados de la LXI Legislatura, sus antecesores no pudieron, no supieron y no quisieron cumplir con la tarea, ustedes tienen todo por hacer. A muchos de ustedes ya los conocemos, son dueños de tugurios, vividores de la política, manipuladores de masas, mamadores profesionales de las ubres gubernamentales, especuladores de capital político, de ellos poco se puede esperar, a quienes no les quede el saco no se contaminen de las malas mañas, con los que quedan fuera de esta caracterización lo sencillo sería usar el chantaje, mencionarles que el futuro de Aguascalientes está en sus manos, pero visto está que ese tipo de discurso es poco funcional; es más simple: cumplan el trabajo para el que fueron contratados.

En campaña ya vieron la miseria de Aguascalientes. No me refiero a la pobreza en que muchos viven, sino a la facilidad con que la sociedad se corrompe y extiende la mano para pedir: el compadre que les arrimó a la ahijada para que le diera chamba, la señora que se desgreñó con otra para obtener una playera, el amigo que les trabajó gratis y que exigirá su tajada, el voluntario que todo el tiempo pensó en la futura plaza laboral, el labioso que se presentó como reportero para inflar sus egos… a todos ellos aprendan a decirles que no. No den limosna, no rebajen la gestión social a regalar cartas de recomendación y descuentos en los servicios. Ustedes que nos representan sí tienen en sus manos los medios para cambiar el estado de las cosas.

Ya son diputados, olviden los discursos de campaña, las fotos con viejitas, los espectaculares con su imagen fingiendo interés, recuerden que tienen que legislar para cumplir sus promesas, que el progreso no vuelve por el simple hecho de desearlo. No más pregones de que mantendrán excelentes relaciones con el gobernador en turno, son un poder distinto, coordinarse con el ejecutivo es su obligación, no un favor que nos hacen.

Olviden los regalitos, las tarjetas “Con los atentos saludos de” es lo primero que se tira a la basura y todos saben que no son sus recursos sino nuestro dinero. Empleen el presupuesto para lo que es, no lo saben todo, por eso tienen una partida para asesores, úsenla en obtener las opiniones mejores, para elaborar proyectos sólidos, en la documentación necesaria para fundamentar su voto.

No reconozcan a los reporteros dándoles dinero, bríndenles información que para eso trabajan, no le tengan miedo a la nota chantajista, esa se olvida con resultados, la pésima imagen que tienen no se debe a que les peguen en los medios, ni se reduce a una cuestión de encuestas, es producto de la incapacidad en tribuna, el rebuzno en la curul, la sumisión al coordinador de bancada y la suma de ausencia a las sesiones y comisiones de trabajo, está en sus manos resolverlo.

Lean, nosotros les pagamos para que una oficina les elabore una síntesis de noticias, ni siquiera tienen que mancharse los dedos con el papel periódico, lo menos que pueden hacer es estar informados y no caer en la tentación de la declaración protagónica. Si abren las puertas al escrutinio público y las cierran a la mendicidad será su trabajo lo que se vea en los medios, no sus debilidades privadas.

Tengan vergüenza y memoria, su cargo sólo dura tres años, si alguien puede cambiar las cosas, son ustedes, es su responsabilidad.

Diputados de la LXI Legislatura, están estrenando una H nuevecita, es su obligación honrarla.

Publicado en La Jornada Aguascalientes y Crisol Plural (14/11/2010)

guardagujas noviembre en issuu

guardagujas/noviembre 2010 (al fin) en issuu:



no dejes de visitar el blog del suplemento y leer las columnas de
sofía ramírez: zoom
jorge terrones: coffee spoons
josé ricardo pérez ávila: jamás seré ray bradbury

noviembre 11, 2010

Paz en voz alta. Día Nacional del Libro

Lectura en voz alta y colectiva de Piedra de Sol.
Viernes 12 de noviembre. Casa Terán, 19 horas.



Como parte de la celebración del Día Nacional del Libro, en la Sala Alfonso Esparza Oteo de Casa Terán, se realizará la lectura en voz alta de Piedra de Sol, con la participación de mediadores de salas de lectura y lectores invitados. Previo a la lectura, una charla introductoria, a mi cargo.

Vale la pena.

noviembre 10, 2010

Presentación de Parteaguas

Sofía Ramírez, Gustavo Vázquez y Joel Grijalva presentan el número 21 de Parteaguas:

En voz alta, miércoles 10 de noviembre



Análisis sobre la elección del rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes

La recomendación libresca:
Oficios ejemplares. Paola Tinoco
Este enlace te lleva a la página del programa

noviembre 08, 2010

perdón por intolerarlos: han esta, han esta, ¿han estado contentos?

perdón por intolerarlos
han esta, han esta, ¿han estado contentos?

Seguro lo recuerda, al final de cada programa aparecían unos niños sentados en una banca aplaudiendo, Porky con su usual tartamudeo anunciaba que ya era hora de despedirse, el descontento reinaba por unos segundos, Sam Bigotes derramaba algunas lágrimas mientras tocaba el tololoche. Súbito, la banda musical se animaba, aceleraba el ritmo para prometer que pronto volverían con más diversiones. Con ánimo transformado, ya todo era alegría. Lucas y Silvestre cargaban en hombros a Porky rumbo a la salida del granero, los niños antes tristes festejan y forman una hilera para aplaudir el paso del titular del show, uno de ellos incluso agitaba un banderín.

Tras leer la entrevista colectiva que el todavía gobernador de Aguascalientes “concedió” el 4 de noviembre, me parece inevitable hacer el recuento de esa escena y ligarla al final de este sexenio. Todo gobernante aspira a ser ovacionado al final de su mandato, cómo evitar el deseo de obtener el reconocimiento por la labor realizada, que los gobernados aplaudan al paso, es más, que la gratitud le gane los máximos honores, una salida en hombros que en realidad es un deseo de retorno, que no se vaya, que siga entre nosotros, que continúe su trabajo. Luis Armando Reynoso Femat anuncia en esa entrevista que su informe será un “evento trascendente porque se trata de hablar de una historia de seis años de la administración, en donde se pone a consideración de la sociedad de Aguascalientes, toda la obra que se hizo, todos los programas; pero principalmente en mi calidad de constructor, debo de dar importancia a la infraestructura que se ha creado para Aguascalientes. Porque en seis años se transformó esta infraestructura y hoy contamos con un Aguascalientes mucho más moderno, más funcional, más accesible a todos los rincones del Estado, más digno en su arquitectura urbana y más funcional.” Sí, el titular del ejecutivo estatal está pidiendo a gritos un poquito de amor.

Lamento que habiendo tantos modelos de despedida, que tanto en programas de televisión como en la literatura se puedan encontrar escenas más elocuentes que la del show de Porky, yo sólo pueda pensar en esa. No es desidia el no aprovechar la oportunidad para echar mano de la extensa tradición en la lírica del adiós, citar, por ejemplo, la carta que Ovidio envía a un amigo desde el exilio al que fue obligado por Augusto: “Que se ame ocultamente, si alguno a mí me amaba./ Sabed, con todo, aunque esté en una región muy lejos remoto, que vosotros siempre en mi alma estáis presentes;/ y en lo que pueda cada uno, aliviad de mis males algunos, y al arrojado no le neguéis la mano fiel./ Que así os permanezca próspera la fortuna y que nunca, contagiados de igual suerte, roguéis lo mismo.” (Las Tristes. Libro tercero. Publio Ovidio Nasón), en verdad me gustaría ligar este momento con líneas de esa belleza, lo único que justifica mis asociaciones es que si recuerdo una caricatura es porque las declaraciones del gobernador saliente a eso reducen el adiós al gobierno estatal.

Preso de la soledad de fin de sexenio y abandonado por su equipo de comunicación, Reynoso Femat se ha vuelto descuidado y dicharachero, se lanza sobre los micrófonos para decir lo primero que se le ocurre, desde diatribas contra el partido que lo expulsó de sus filas, hasta la descalificación a los medios, a los que considera “demasiado chismosos”, es evidente que ya no le importa, él ya va de salida, la entrevista mencionada es una muestra de cómo se desperdicia la oportunidad de dirigirse a la sociedad, se pierde en cantinfleos, se empeña en el tono bravucón, le gana el afán jocoso y se abandona a su zona de confort, repitiendo los adjetivos huecos de siempre. Bajo es el nivel cuando lo más destacable es su declaración de estar a dieta porque pesa 98 kilos y “abre apuestas” con los reporteros afirmando que para el día del informe logrará bajar siete kilos.

La que alguna vez se presumió como una eficiente oficina de comunicación, ya no existe, ya no coordina las intervenciones de los funcionarios del gabinete con las del gobernador, un ejemplo más, el mismo día que el secretario de gobierno estatal asegura que se hará hasta lo imposible para pagar los aguinaldos a los burócratas, Reynoso Femat declara que ni él mismo sabe si los recursos alcanzarán para realizar esos pagos, subraya que apelará a la “buena voluntad” de los trabajadores y le echa la bolita a la administración siguiente, que sea “un pasivo que quede pendiente”. No aprendió nada el gobernador de la experiencia de obligar a la burocracia estatal a una “especie de paros técnicos”, vacaciones forzadas, descuentos obligados que al final reintegró pidiendo a los trabajadores que agradecieran el esfuerzo de su malogrado candidato Raúl Cuadra.

Algo más sobre la escena del show de Porky: Piolín nunca se destacó por su ánimo pacificador, en el fondo siempre fue un verdadero infeliz, en más de una caricatura era él quien provocaba con afán sádico a Silvestre para someterlo a diversas trampas y castigos. En la despedida del programa, cuando el puerquito es sacado en hombros y se escucha “Porky, Porky, nuestro rey, te esperamos con afán”, afuera del granero, Piolín infla un perro de plástico que termina asustando al gato, el cerdito cae al suelo y corre asustado para así llegar al clímax en que tartamudeando pregunta: “han esta, han esta, ¿han estado contentos? Eso es to, eso es to, eso es todo amigos”. Si de nueva cuenta a partir de las declaraciones de Luis Armando Reynoso se aplican descuentos y se deja de pagar a los trabajadores, queda claro que nadie estará contento, que no habrá final feliz.

Publicado en La Jornada Aguascalientes y Crisol Plural (07/11/2010)

noviembre 05, 2010

guardagujas en línea

El número 16 de guardagujas, suplemento cultural de La Jornada Aguascalientes, ya está en línea y lo puedes bajar aquí.

Como es costumbre, comenzamos a subir los contenidos del suplemento al blog, ya puedes leer en la página el ensayo de Eudoro Fonseca sobre La edad vulnerable de Sofía Ramírez.

Además, estrenamos columnas. No te pierdas Zoom, de Sofía Ramírez, acerca de La sangre erguida, la novela más reciente de Enrique Serna; y Coffee spoons de Jorge Terrones, quien aporta nombres para una posible lista de "grandes mexicanos".

noviembre 04, 2010

Nota de Mauricio Navarro sobre En Voz Alta, el análisis

El día de hoy en La Jornada Aguascalientes, Mauricio Navarro publica una nota a partir del programa En Voz Alta, el análisis del día de ayer: Presenta la próxima coordinadora de comunicación municipal, parte de su proyecto.

En este enlace puedes ver el programa.

noviembre 03, 2010

En voz alta, miércoles 3 de noviembre


Invitados:
Anayeli Muñoz
y
Salvador Camacho


La recomendación libresca:
Oficios ejemplares. Paola Tinoco
Este enlace te lleva a la página del programa

noviembre 01, 2010

guradagujas 16, noviembre 2010

Como todos los días primero, guardagujas con la edición impresa de La Jornada Aguascalientes


La edad vulnerable, de Sofía Ramírez. Eudoro Fonseca

Pecera. Einar Salcedo

Sampedro o seguimos en los setenta. Marco Antonio Campos

Llorona. Sandra Martínez Hernández

Noche clara, noche oscura. Miguel Ángel Lozano

Servicio social: memoria extraviada. Alexandro Roque

Insignificantes. Cecilia Eudave

Dónde buscarme. Luis Vicente de Aguinaga

Animalia. Iván Trejo

Descargalo aquí

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails