junio 27, 2010

perdón por intolerarlos: personajes

perdón por intolerarlos
personajes

A una semana de que, finalmente, acaben las campañas y se realice la votación, estos serán los días de las predicciones, todo opinólogo que se precie de serlo buscará la forma de sentar el precedente de su capacidad analítica a través de una profecía, dejará por escrito la apuesta por el nombre del ganador; otros menos arriesgados jugarán la carta de acudir a las encuestas para señalar que, de acuerdo a las percepciones y estados de ánimo de la población recogidos en un sondeo, todo indica que el ganador será tal o cual; los candidatos aprovecharán hasta el último momento para ensuciar todo canal de comunicación vociferando su nombre, incluso aquellos que nunca han estado realmente en el juego, los suspirantes que hacen campaña de testimonio (otra forma de llamar al ridículo pagado por el dinero público) se animarán a decir que, a pesar de todas las señales, hay un alto porcentaje de electores que todavía no se decide y pueden ayudarlos a dar la sorpresa; los medios se doblegarán, otra vez, ante el poderío del señor dinero al seguir la inercia de seguimientos inocuos, como las anteriores, como todas las campañas, una vez más se ha desperdiciado la oportunidad de representar a los lectores, de otorgar un servicio realizando preguntas inteligentes, obligando al debate, presionando para que los partidos presenten propuestas e ideas, pues siempre es más sencillo reproducir el comunicado, imprimir la foto, difundir el inserto; en Aguascalientes, como en otros estados, los reporteros y columnistas aprovecharán estas fechas para el último espaldarazo, que el posible ganador no olvide cuando le fue fiel en sus notas, las veces que evitó exponerlo, la forma en que manejo los datos para que resultara beneficiado, para que cuando llegue al poder se acuerde y lo mime desde los apoyos a la labor periodística o bien desde la nómina, ya se sabe que las oficinas de comunicación son el premio para esos reporteros.

Después del 4 de julio, otra será la dinámica que se repita, igual de aburrida y predecible, las rabietas del perdedor; la suficiencia de quien obtuvo más votos; la desaparición de quien nunca tuvo nada que hacer ni ofrecer como candidato, claro, una vez asegurado el presupuesto a derrochar como partido; el canto estridente y celebratorio de los organismos electorales… En las calles, como las promesas de campaña, de hecho, junto con ellas, se pudrirán bajo el sol y la lluvia kilómetros y kilómetros de propagando con el embellecido rostro de los suspirantes.

Por supuesto, no faltarán quienes para subirse al carro de la victoria recuerden el encuentro organizado, la mesa en que participaron, de todos los sectores y niveles, desde el que arrea campesinos hasta el que organiza borracheras con la comunidad intelectual, esos que siguen tratando a los ciudadanos como segmentos, como masas clientelares que en el fondo terminan sirviendo a un interés particular.

También se repetirá la actuación de los profetas purísimos que apuntan con dedo flamígero a los estúpidos que se dejan engañar y convocan a no votar, señoritos del pelo en la sopa que se dividen en dos facciones: nihilistas y revolucionarios, los primeros sostienen que no tiene sentido votar porque ya todo está arreglado, porque esta no es la verdadera democracia, porque ya todo está perdido, mientras que los segundos despiertan el megáfono de la rima fácil para despertar al pueblo, te llaman camarada, hermano, compañero, y hacen malabares con las fechas, ¡1810, 1910, es hora de incendiar al país!

Somos, de nuevo, los personajes de la caricatura que es la historia repetida, quienes no nos identifiquemos con alguno de los personajes antes listados, seguro pertenecemos al enorme segmento de la mayoría silenciosa, esa que siempre tiene otra cosa que hacer, a la que la indignación le dura los pocos minutos de la nota en televisión o en radio, a los que la ira no nos alcanza para hacer llegar un comentario a los medios, que sabemos el precio de un kilo de cebolla pero no el distrito electoral donde vivimos, los brillantes asesores políticos que dejan fenecer sus ideas en la borra del café, el joven que se ampara en su edad y lloriquea por el mundo que le están dejando.

Somos los patiños que permitimos el insulto constante a la inteligencia, a nosotros están dedicados los lemas de campaña, el blanquecino fulgor del close up, el enmarañado gesto de las manos que no dice nada, la sonrisa purísima que promete volveremos al Edén. Somos los blancos a los que dirigen los insulsos lemas de campaña, el enorme grupo que califican de ingenuos los magos del marketing.

En estas campañas, como en las otras, como todas las anteriores, lo que no hemos sabido lograr es ser ciudadanos, encontrar las formas de participación que cambien las jugadas y triquiñuelas de siempre.

Lo hicimos de nuevo, perdidos en la discusión, la indolencia o el sesudo análisis, limitamos nuestra participación a cruzar una boleta. Ahora, como dice la canción, a chillar a otra parte.






Publicado en La Jornada Aguascalientes (27/06/10)

junio 22, 2010

Montaigne


Este es un libro de buena fe, lector. Desde el comienzo te advertirá que con el no persigo ningún fin trascendental, sino sólo privado y familiar; tampoco me propongo con mi obra prestarte ningún servicio, ni con ella trabajo para mi gloria, que mis fuerzas no alcanzan al logro de tal designio. Lo consagro a la comodidad particular de mis parientes y amigos para que, cuando yo muera (lo que acontecerá pronto), puedan encontrar en él algunos rasgos de mi condición y humor, y por este medio conserven más completo y más vivo el conocimiento que de mí tuvieron. Si mi objetivo hubiera sido buscar el favor del mundo, habría echado mano de adornos prestados; pero no, quiero sólo mostrarme en mi manera de ser sencilla, natural y ordinaria, sin estudio ni artificio, porque soy yo mismo a quien pinto. Mis defectos se reflejarán a lo vivo: mis imperfecciones -LXVI- y mi manera de ser ingenua, en tanto que la reverencia pública lo consienta. Si hubiera yo pertenecido a esas naciones que se dice que viven todavía bajo la dulce libertad de las primitivas leyes de la naturaleza, te aseguro que me hubiese pintado bien de mi grado de cuerpo entero y completamente desnudo. Así, lector, sabe que yo mismo soy el contenido de mi libro, lo cual no es razón para que emplees tu vagar en un asunto tan frívolo y tan baladí. Adiós, pues.



Los Ensayos de Michel de Montaigne en la biblioteca virtual Miguel de Cervantes.

junio 21, 2010

Un cuento de Rubem Fonseca en 60 Watts

Un cuento de Rubem Fonseca sobre el arte de escupir y el futbol en la revista 60 Watts:

Abril, en Río, en 1970

Todo empezó cuando el tipo que se sentó cerca de mí en el pasto dijo, mirá lo que es la escupida de Gerson. En el momento no le di importancia, me había costado un huevo llegar hasta allá, pero mi cabeza estaba en el partido del domingo y yo no relacionaba las cosas unas con otras. Al partido del domingo iba a ir Jair da Rosa Pinto, técnico del Madureira, que ya fue crack de la selección, y una cosa aquí dentro me decía, Zé, va a ser la oportunidad de tu vida. Yo le dije a mi chica, que era dactilógrafa de la empresa, no sigo de cadete ni un mes más, también le dije que Jair da Rosa Pinto me iba a ver el domingo, pero las mujeres son bichos raros, ni me dio bola. Soltame, dejame que te cuente.
Continúa leyendo aquí

junio 20, 2010

perdón por intolerarlos: vueltas de tuerca

perdón por intolerarlos
vueltas de tuerca

Desde la “plenitud del pinche poder”, la astucia con que Fidel Herrera intenta evadir las acusaciones de intervenir en las elecciones de Veracruz, es digna de un villano de telenovela. Su respuesta ha sido presentar una denuncia penal en contra de los dirigentes nacional y estatal del PAN y de su candidato a la gubernatura, el acusado se las revira acusándolos por la difusión de grabaciones que “por su origen ilegal podrían ser resultado de manipulaciones y alteraciones técnicas con el avieso propósito de lograr un contenido tendencioso y falaz”, para que no quede duda, les recuerda que al no contener datos sobre su autenticidad, las grabaciones no son material de prueba suficiente para sanción alguna en el ámbito penal y/o electoral.

Sí, nada nuevo bajo el sol, es una historia que se repite elección tras elección, cambian los nombres, cambian los estados de la república donde se descubre el horroroso hecho, pero el final se repite invariablemente: el delito se desvanece en el olvido, no se da seguimiento, no se castiga, no pasa de unas cuantas notas de color en los medios y el escándalo de algunos. Sí, en la reiteración de este tipo de hechos se va mellando la confianza en las instituciones que fueron creadas para dar sustento a la democracia a la que aspiramos, cada uno de estos delitos muestra la capacidad de corrupción de la clase política, cómo sobre todo en los estados, el poder de los gobernadores al no tener que rendir cuentas, al no contar con mecanismos eficientes que transparenten las acciones de gobierno, envilece lo que toca.

Si algo ha aprendido la clase política es a escapar de su responsabilidad a partir de esos giros dramáticos.

El ejemplo de Fidel Herrera es un ejemplo mayor, reúne todos los rasgos que caracterizan el cinismo de la clase gobernante, no es el único, incluso me atrevo a pensar que no es el más grave, es el que está de moda. Escribo acerca de él porque el cinismo con que el gobernador de Veracruz se hace el ofendido y exige respeto a la ley, es similar a la forma en que los candidatos a la alcaldía y gobierno de Aguascalientes del PRI convocan a los ciudadanos a que participen con propuestas para establecer sus planes de gobierno. Específicamente en materia cultural se trata de hacer responsable a la ciudadanía de la ausencia de un plan.

El candidato a gobernador, Carlos Lozano, sólo una vez se menciona la palabra cultura en sus propuestas: “Fortalecimiento de los municipios que incluye una oficina del gobierno del estado para acercarlos; La creación de una red de oficinas de desarrollo rural; una casa de cultura y talleres de artes y oficios en cada municipio”, es evidente que el concepto no forma parte de su discurso, ya que se pierde en una idea general que raya en la buena intención, además de la obvia ignorancia, ya hay una casa de cultura en cada municipio, algún brillante asesor tendría que avisarle. En el caso de la candidata a la alcaldía, Lorena Martínez, no he encontrado otra cosa que no sea el levantamiento del “magno monumento a la madre”, en el que insisto ante una oferta política que se queda en bonito slogan: una nueva política.

Estos candidatos, para aplacar a una comunidad artística ansiosa por saber las reglas del juego del sexenio siguiente, convocaron a un intercambio de ideas, a participar proponiendo, bien simple: barra libre y un foro desordenado más semejante al karaoke donde cualquiera podía arrancarse de su ronco pecho con peticiones como que regrese el concurso histórico literario municipal; no a la represión, no a la policía única; más apoyo a los escritores… etcétera. El giro malévolo es escudarse en la participación ciudadana y responsabilizarlos de la ausencia de una guía, además de prometer sin comprometerse con el sobado recurso de la falta de recursos.

Al convocar a este foro los candidatos priistas ya quedan libres de culpa, ya pueden sumar una palomita en su lista de encuentros, a lo que hay que agregar que otorgaron a los artistas la oportunidad de placearse orondos y beber gratis. El acto en sí muestra la importancia que le dan a la cultura. Ese es el PRI que en Aguascalientes quiere regresar al poder, el mismo de Fidel Herrera, el de la astuta vuelta de tuerca que los libera.

Si en verdad les importara el tema, podría empezar desde ahora por explicar qué harán con el Instituto Municipal Aguascalentense de Cultura, con qué nueva política van a dar sentido a un organismo que nació sin apoyo alguno, pero Lorena Martínez no suele contestar preguntas incómodas. Mientras que Carlos Lozano (una vez que le informen cuántas casas de la cultura existen) bien podría anunciar quién será, en caso de que gane la elección, el responsable del Instituto Cultural de Aguascalientes para desde este momento conformar grupos de trabajo que presenten por escrito sus proyectos y propuestas, ideas que se puedan debatir, intenciones que se puedan transformar en programas, a los cuales agregar objetivos, que sean materia de evaluación, que sea posible establecer su impacto cuantitativo y cualitativo; esa es una propuesta concreta, que la comunidad artística sepa con quién va a trabajar, pero claro, “no son los tiempos”, así que seguiremos escuchando al borrachito que se animó a echar su discurso.





Publicado en La Jornada Aguascalientes (20/06/10)

junio 19, 2010

jornadas lopezvelardeanas 2010

La imagen con que el Instituto Zacatecano de Cultura promueve las Jornadas Lopezvelardeanas me pareció excepcional y la comparto.

Hoy sábado finalizan las jornadas, que este año estuvieron dedicadas al poeta Marco Antonio Campos, con el siguiente programa:

Visita a la Casa Museo Ramón López Velarde

Jerez de García Salinas

13:00 horas


Mesa redonda

Nuestros encuentros con Ramón

Participan: Marco Antonio Campos, Antonio Cisneros, Juan Manuel Roca

Coordina: Víctor Hugo Rodríguez Bécquer

Teatro Hinojosa

Jerez, Zacatecas

18:00 horas

Entrega del Premio Iberoamericano de Poesía “Ramón López Velarde”

a Marco Antonio Campos

Palabras: Amalia García Medina

Palabras: David Eduardo Rivera Salinas

Palabras: José de Jesús Sampedro

Teatro Hinojosa

Jerez, Zacatecas

20:00 horas


junio 18, 2010

La edad vulnerable, libro de Sofía Ramírez

En el marco de las Jornadas lopezvelardeanas 2010, que este año están dedicadas al poeta Marco Antonio Campos se realizará la

Presentación del libro

La edad vulnerable
Ramón López Velarde en Aguascalientes
de Sofía Ramírez

Presentan: Juan Carlos Quiroz, María Isela Sánchez Valadez
Centro Cultural Ciudadela del Arte, Zacatecas
viernes 18 de junio
20:30 horas


Un adelanto del libro La edad vulnerable. López Velarde en Aguascalientes de Sofía Ramírez fue publicado en el número de junio del suplemento cultural de La Jornada Aguascalientes, guardagujas, en este enlace puedes acceder al blog y en este bajar el archivo pdf.

junio 13, 2010

perdón por intolerarlos: dimes y diretes


perdón por intolerarlos
dimes y diretes

Perdido entre los comentarios acerca de las impugnaciones a las encuestas por parte de los candidatos y el malestar de algunos diputados porque no todos tendrán derecho a que se les asigne un auto y se les pague la gasolina, La purísima grilla de junio 10 dedicó un párrafo a affaire CIELA:

La que se ha armado en la redes sociales por aquello del despido-cambio, de Claudia Santa-Ana, quien fuera directora de CIELA, “Fraguas”, que se encuentra ubicada en una finca construida por Refugio Reyes, se han mudado en los que están a favor de su defensa y los que todo lo critican. Un ex colaborador de ese centro, escribió toda una columna, para denostar al director del ICA, documento que sacaron copias que algunos empleados han estado leyendo en pasillos del edificio que hace tiempo fue “Cuartel”, queda aún mucha tinta por correr de esta cursi novela de dimes y diretes, la pregunta es porque hasta ahora?. A unos meses del término del sexenio.

La virtud de esas líneas consiste en llevar a su justa dimensión el asunto: no hay diálogo, no hay intercambio, sólo algunas opiniones acerca del tema que no han tenido mayor resonancia en los medios tradicionales pero han provocado agrios comentarios en los espacios de internet donde han sido publicados y a los que les cuelga una cauda anónima de improperios, acusaciones y cuestionamientos que no logran establecer una conversación. Las intervenciones de los lectores, la mayoría de ellas anónimas, logran que al final no se discuta el tema del CIELA o la situación cultural de las instituciones en Aguascalientes, todo se queda en ofensas e injurias.

Si bien es cierto que las columnas políticas no tienen como destinatario a un lector inocente y que la mayoría de las veces solicitan una lectura entre líneas, no pude evitar la sensación de malestar por el comentario en La Jornada Aguascalientes porque esa “justa dimensión” muestra la poca importancia que el tema tiene, quien busque informarse sobre el asunto no encontrará trabajo periodístico alguno, sólo opiniones, ante la ausencia de notas informativas, reportajes o entrevistas, hacerse una idea de lo que sucede con el CIELA a través de los medios periodísticos es prácticamente imposible, no es sólo que el tema electoral ocupe todos los espacios, es que la cultura no es prioridad para los hacedores de noticias.

Se puede culpar a los medios de no dedicar más espacio a los temas culturales, de no contar con reporteros preparados para abordar la cuestión a no ser que sea desde el punto de vista de espectáculo, llorar la ausencia de suplementos culturales y sitios dedicados a la crítica. Ahí tendríamos que sumar a los opinadores, quienes convertimos nuestros textos en el lugar ideal para solventar la rencilla personal no para proponer. Si se trata de buscar culpables, por supuesto, habría que señalar a los actores políticos, incapaces de incluir estos temas en su agenda porque consideran que no reditúa votos, y confunden la propuesta con festivales de grafiteros y concursos infantiles de pintura.

¿Y los lectores? Bien, gracias, no encontrarán información alguna que les ayude a conformar una opinión que no esté teñida por el chantaje o el enojo, pero nada de datos duros, nada que se acerque a la rendición de cuentas.

Hasta el momento, los interesados en el tema no hemos logrado más que añadir elementos a la desorden, confundidos por las intrigas palaciegas, deslumbrados por la ausencia de sentido en la toma de decisiones, lo que hemos dado al lector es un chisme insulso en el que no queda claro de qué va el asunto, estamos tan ocupados por mostrar nuestras filias personales, que se deja a un lado las cuestiones que podrían ayudar a poner en la mesa de la discusión el tema cultural.

El tema del funcionamiento de las instituciones culturales, las deficiencias en la implementación de un proyecto cultural, la ausencia de un modelo en esta materia, apenas han sido rozados, a lo que hay que agregar el momento político en que esto sucede, pareciera que se prefiere no moverse para salir en la siguiente foto. Es imposible no pensar que la ausencia de información en gran parte se debe, también, a que quienes podrían aportar elementos a la discusión prefieren no hacerlo para no arriesgarse ante el próximo cambio de gobierno. En este panorama, todos perdemos.

Porque en el fondo, los cambios y funcionamiento del CIELA son apenas un cabo del hilo, si contáramos con medios que tomaran en serio la cultura, sin importar el momento político, se podrían hacer cuestionamientos al modelo cultural que se sigue en el Estado, cuál es el papel que juegan los artistas, cuál el del gobierno, si juegan o no las universidades, el cuidado de nuestro patrimonio cultural, cómo se hará la promoción y difusión de las actividades artísticas. Si lográramos dar el salto de opinadores a elaborar propuestas, la justa dimensión de estos temas no serían los dimes y diretes en las redes sociales, sin embargo, todo parece indicar que aquí nos quedaremos, en espera de la definición del próximo gabinete, en la idea deslumbrante que se agota en las conversaciones de café, en la queja eterna, en el intercambio de insultos.




Publicado en La Jornada Aguascalientes (13/06/10)

junio 06, 2010

perdón por intolerarlos:inserción


perdón por intolerarlos
inserción


Las notas pagadas en prensa por los candidatos para difundir su imagen ganadora son una muestra de la ruindad con que estos políticos piensan. No basta con la compra de espacios publicitarios, contaminar el espacio público con imágenes trucadas que los hacen parecer más jóvenes, más audaces, más inteligentes, además hacen publicar comunicados de prensa laudatorios disfrazándolos de notas periodísticas. Abrir el periódico en tiempos electorales es un constante recordatorio de la forma en que menosprecian la inteligencia de los electores, todos, en este asunto no hay inocentes. Es un círculo vicioso que denota la incapacidad (o desinterés) de los medios por cumplir su función social y la estulticia de quienes elaboran las campañas políticas.

En el caso de los medios es inútil reprochar la venta del espacio, no se puede dejar a un lado que son un negocio, que dependen de esos ingresos para subsistir, lo que se puede amonestar como lector es el cambio de liebre por gato, que en esa comercialización se presente la propaganda de forma tal que parezca un texto periodístico, que no se distinga esa nota de las que realmente elaboran los reporteros. No basta con omitir el autor o presentar como responsable a una anónima “redacción”, no basta con aludir a la inteligencia del lector para que descubra la filiación de ese texto y desligue ese contenido de la línea editorial. Mientras no se distingan claramente los contenidos realizados por los reporteros a las inserciones pagadas, el medio estará abusando de su lector, engañándolo por omisión.

Es una práctica deshonesta que sostienen los partidos políticos porque les gusta creer que presentar así la información los desliga del compromiso que tienen con el ciudadano. Lo seguirán haciendo mientras lo importante siga siendo parecer, no proponer. Debido a esa complicidad es que cuando se realiza un debate, además de los espacios publicitarios, es posible que convivan en el mismo medio notas que designan como ganador a diferentes candidatos.

Producto de esa artimaña es que los lectores encuentran conviviendo sin pudor notas que establecen como ganador del debate tanto a Martín Orozco como a Carlos Lozano, cuando el verdadero ganador de ese encuentro fue la estulticia, no importa que se presente al panista como quien hizo las propuestas más interesantes o el mago que reactivará la economía, tampoco que se califique al priista como indiscutible vencedor o audaz torero de las discusiones bizantinas, ambos desaprovecharon la oportunidad de establecer los cómos de sus propuestas, que hasta el momento siguen siendo generalidades, promesas de bienestar.

Por más inserciones que paguen, los candidatos seguirán evidenciando el lugar que otorgan a la ciudadanía a preguntas directas sobre las propuestas responden con el texto de cajón preparado por su equipo de campaña, en el mejor de los casos, porque usualmente caen en el lugar común, en el discurso enredoso que no se compromete.

Dos notas de Reyna Mora, reportera de La Jornada Aguascalientes, bastan como ejemplo, ante el cuestionamiento de quiénes integrarían su gabinete, los suspirante priistas a la gubernatura y a la alcaldía prefirieron salirse por la tangente, Carlos Lozano se negó a dar nombres arguyendo la obviedad de que la conformación de equipo de trabajo “es un tema de perfiles. Siempre he dicho que ni cuates, ni cuotas” y para quedar bien aseguró que “los puestos serán para aguascalentenses, pues considero que en la entidad hay los talentos necesarios para ocupar los cargos”, en la misma línea, Lorena Martínez arguyó que no hay nada para nadie todavía y que su gabinete surgiría de “un proceso de selección con las universidades y organizaciones de la sociedad civil a fin de hacer propuestas para áreas muy específicas, y poder seleccionar a perfiles acordes a las necesidades del cargo y de las necesidades a resolver”.

Los priistas acudieron a la fórmula de que no son los tiempos, así sucede elección tras elección, con los candidatos de todos los partidos, se cobijan en unos tiempos que sólo ellos conocen y por tanto manipulables. Ninguno se atreve a hacer públicas las decisiones que afectarán su posible paso por la silla de gobierno, prefieren esgrimir la retahíla de que no son los tiempos. Sería ingenuo creer que no están ya designados los nombres de quienes los acompañarán en la responsabilidad de gobernar (en caso de que ganen), pero están acostumbrados a la mentira, al encubrimiento, total, ya habrá tiempo de pagar una inserción que destaque lo acertado de su decisión, una nota mal redactada en que se ensalcen las cualidades de los hombres y mujeres del equipo ganador. Todo se resuelve con el poder de la firma, ese contrato vicioso que los medios obvian y del que los lectores somos simples espectadores.

Coda que insiste en el tema. Ya pasó el debate, ya tuvieron tiempo, ¿alguno de los candidatos realizó propuestas acerca de lo que hará en materia de cultura? Mientras tanto, se multiplican los “artistas” e “intelectuales” que en el afán de ser tomados en cuenta se desgarran las vestiduras por el deteriorado estado de las instituciones culturales; por puro ejercicio lúdico habrá que apuntar sus nombres, contabilizar sus articulitos, las participaciones en mesas redondas piteras con fondo de concurso infantil de pintura y tabla gimnástica, para el día de mañana recordarles el interés mostrado, mismo que se desvanecerá una vez que no les toque hueso alguno.



Publicado en La Jornada Aguascalientes (06/06/10)

junio 04, 2010

Love of Lesbian, concierto en 22 videos

Love of Lesbian en directo.

1


2


3


4


5


6


7


8


9


10


11


12


13


14


15


16


17


18


19


20


21


22


Me siento tan ah, ah, ah,
es como un gran ah, ah, ah.
Me caen las babas de felicidad,
he oído que Shiwa te quiere iniciar (esta noche).

Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh.
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh,
Shiwa, Shiwa,
Shiwa, Shiwa, uuuuuuh ...

junio 03, 2010

La escritura invisible

La escritura invisible
Libros de Editorial Terracota

Presentan
Alberto Vital, Isabel Terman, Alberto Ortiz, Edna Lieberman,
Ximena Ruiz Rabasa y María Victoria Cerisola

Viernes, 4 de junio de 2010
Casa Terán, 20 horas
Rivero y Gutiérrez 110, Centro, Aguascalientes

junio 01, 2010

guardagujas junio 2010


Hoy, con la edición impresa de La Jornada Aguascalientes:

guardagujas junio 2010


sofía ramírez / arturo vallejo / javier moro / perla holguín / adán echeverría / sofía yolanda camacho padilla / iván trejo / edgar omar avilés / leonardo teja / raquel castro / moisés ortega / salma anjana / jeanne karen / aehécatl muñoz gonzález / fotografía de portada: elisabeth skene / ilustraciones: einar salcedo

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails