diciembre 29, 2009

Parteaguas 19


Ya está a la venta Parteaguas, revista del Instituto Cultural de Aguascalientes, entre otros, textos de Armando González Torres (La contracultura y sus inercias),Erika Mergruen (Un sueño dentro de un sueño: la poética de Edgar Allan Poe), Norma Yamille Cuéllar (El salto de Urano) y José Ricardo Pérez Ávila (Lanzamiento de muertos)

diciembre 27, 2009

Perdón por intolerarlos: 2010

Perdón por intolerarlos
2010


La imagen es terrible, tras el tiroteo en el que fue asesinado por miembros de la Marina nacional, el cuerpo ensangrentado de Arturo Beltrán Leyva yace en una sábana, cubierto por un rosario, billetes de 500 pesos y de 100 dólares, trae los pantalones a la rodilla. En la fotografía se alcanzan a distinguir los pies de al menos tres personas, por la posición, pareciera que observan el trabajo meticuloso de quien alineó los billetes sobre el cadáver, de quien se tomó su tiempo para elaborar un mensaje que implica humillación y castigo; quiero suponer que fue una señal para los narcotraficantes: en la guerra contra el narco así les va a los capos.


La imagen que ocupó la primera plana de varios periódicos se repetía de puesto en puesto, no se sabe si lo hicieron los infantes de Marina o los agentes del Semefo, no se sabe quién fue el responsable de ordenar en hileras los billetes y de bajarle los pantalones, el mensaje es el mismo que envían los narcos, no hay diferencia entre la exposición de Beltrán Leyva y el cadáver descuartizado que apareció en Uruapan, al que dejaron en bolsas de plástico negras y en el tórax le escribieron con una navaja “ Zaludoz”, en ambos casos es el trabajo de un psicópata.

El viernes pasado, el obispo de la diócesis de Saltillo, Raúl Vera, criticó “la manera parcial y tan poco atinada” con que el gobierno mexicano estaba enfrentando a los narcotraficantes, señaló que era una guerra errónea, irresponsable, ineficiente e inmoral, mientras que a la ejecución del máximo dirigente del Cártel de Sinaloa la calificó de extrajudicial; no tardarán en desacreditar los señalamientos del obispo, es una nota discordante en el coro de beneplácito con que se asumió la muerte del Jefe de Jefes, en general, cuando se trata de narcotráfico, se acude al discurso de la defensa de la seguridad para que se perciba la violencia gubernamental como un mal menor, se intenta desviar la atención para que no se note la ineficacia de las políticas públicas, que en materia de seguridad sólo han sido reactivas, al responde de la misma manera a la lógica de los delincuentes, cada vez mejor armados y más violentos.

El éxito que se intenta demostrar a través del golpe mediático del asesinato de Beltrán Leyva durará poco porque siguen sin combatirse la impunidad y la corrupción, porque con la distribución de esas imágenes se normaliza la violencia, actos de ese tipo no contribuyen a disolver la percepción de que hay un vacío institucional y, por el contrario, desgastan la ya de por sí mermada confianza ciudadana.

Me resulta inevitable ligar la imprudencia gubernamental, por decir lo menos, con las predicciones de una posible revuelta en el 2010.

Cierto es que existe cierta fascinación por los números redondos, algo tienen las fracciones que es más sencillo redondear, quizá resulta inevitable relacionarlas con una falta de unidad y en un afán de orden se tiende a acercar el valor hacia la unidad superior, qué mejor si la cifra termina en cero, es más común festejar las decenas o centenas que conmemorar una fecha terminada en nueve o siete. A lo anterior súmese la facilidad para ligar el descontento con la celebración de las fiestas del centenario y bicentenario, se apuntala la creencia de que algo debe ocurrir, algo debe de cambiar en el 2010.

Agregue a estos signos la información sobre desigualdad y pobreza, los efectos de la crisis económica y la ausencia de autoridad, mejor escenario para un estallido social no se puede tener, ahí están las condiciones históricas propicias soñadas por nuestro radical chic, 2010 es el año para estrenar playerita del Che, arroparse con un rebozo colorido, desempolvar algún tomo de Martha Harnecker para echarlo al morral y esperar a que empiece la revolución. A contracorriente de esos nostálgicos de las revoluciones armadas que suspiran por la guerrilla desde la comodidad del café, considero que el estallido social no será un movimiento organizado, no cuando se evaden las responsabilidades de la ciudadanía y sólo se reclaman los derechos, la revuelta ya ha iniciado y se presenta en forma de linchamientos.

El malestar social se manifiesta en explosiones de violencia colectiva, una reacción a los agravios cometidos por delincuentes, cada vez es más frecuente que la comunidad persiga a presuntos secuestradores o asaltantes y decida impartir justicia por mano propia, tan sólo en las últimas semanas de este año ya se han reportado un par de casos, con finales similares al intervenir la autoridad: la masa convertida en Fuenteovejuna se vuelca contra la policía, dejan de importar los criminales, la multitud dirige sus esfuerzos hacia el incendio de patrullas, apedrear oficiales, perseguir y atacar a quienes se supone los deben defender. Esa expresión del estallido social es la que se está generalizando. Inevitable también asociar esas imágenes del linchamiento con la actitud de quien no sabe manifestar su oposición más que con agresiones, las turbas de Clara Brugada persiguiendo a Juanito en Iztapalapa, por ejemplo, la destrucción de las instalaciones, botellas de gasolina arrojadas a un agente que apenas y alcanza a cubrirse del fuego cuando estalla en la puerta de un palacio municipal. La violencia anónima.

Líneas arriba se indicó que no se sabe quién adorno el cuerpo de Beltrán Leyva con billetes, es el mismo anonimato en el que se encubre quien desea linchar, quien ejerce el terror oculto en la masa, el anonimato como un factor que liga la respuesta de la sociedad a la ausencia de la autoridad, que encuentra en la agresión la forma única de manifestar su descontento. Ese ha sido nuestro peor rostro durante estos meses, máscara a la que nos hemos acostumbrado al grado que la exhibimos y presenciamos colgada en los puestos de periódicos, ya sin advertirla; el 2010, año de celebraciones, sin duda alguna es buen momento para el cambio, ojalá no sea a través de la revuelta anónima, violenta.

At last but not least: quien esto escribe agradece su atención y lectura a lo largo de este 2009. Mis mejores deseos para el 2010, cómo nos vaya, será nuestra responsabilidad.




Publicado en La Jornada Aguascalientes (27/12/09)

diciembre 21, 2009

De nuevo en México Kafkiano

De nuevo en México Kafkiano, ahora un comentario cómico-mágico-musical de José Ricardo Pérez Ávila sobre rápidas variaciones de naturaleza desconocida:

“Con todo, Rápidas Variaciones ofrece una posibilidad de lectura variopinta a la que puede dedicársele tiempo sin demasiado temor a claudicar, al menos en los inicios de cada una de las secciones existe un cuidado absoluto en que la narrativa resulte fresca y atrayente y aunque el resto de las piezas involucionen desde una manufactura regular hasta un incompleto o simplemente irritante esbozo que no cuaja en cuento, inicio de novela, receta de cocina o artículo de Vanidades; la propuesta logra sostenerse hasta la última página y vale, en algunos casos, la relectura.”

En este enlace puede leer cómo le perdona la vida a mi libro, en un texto que es más la suma de filias y fobias del reseñista que la presentación de argumentos; eso sí, el día que pierda el índice del libro, siempre podrá acudir al ocurrente listado de José Ricardo Pérez Ávila (incluye una bonita definición de la figura fetus in fetus, nomás pa que se den un quemón y vean que sí tomó apuntes en la carrera, que el tono chacotero es parte del acto).

diciembre 20, 2009

Ayuda a Rosina Conde

Como algúnos de ustedes ya saben, la amiga y artista Rosina Conde se encuentra en estado muy delicado de salud en la ciudad de México. Por medio de este mensaje les informamos que se abrió una cuenta de banco para quienes desean apoyar para cubrir los gastos tanto de hospitalización, como de doctores, medicamentos y terapias.


Omar Khayyam Conde
No. Cuenta 9568362699
Clave interbancaria 002180095683626996
Banamex

Asimismo, se hace una invitación a artistas para que donen obra, la cual será recibida en cualquiera de las representaciones de los municipios del Estado por parte del Instituto de Cultura de Baja California, y poder realizar una subasta lo más pronto posible.

Agradecemos el apoyo brindado para estos momentos.

Amigos de Rosina

perdón por intolerarlos: puños de moscas

Perdón por intolerarlos
puños de moscas

En algún momento Augusto Monterroso tuvo la idea de reunir una antología universal de la mosca, pensaba que sólo “Hay tres temas: el amor, la muerte y las moscas. Desde que el hombre existe, ese sentimiento, ese temor, esas presencias lo han acompañado siempre”, en su libro Movimiento perpetuo incluyó una pequeña muestra, entre los autores que cita hay textos de Apollinaire, Cicerón, Huxley, Neruda, Proust, Schopenhauer, Wittgenstein y Francisco Bulnes, de este último son las siguientes líneas: “Gastó su vida en arrojar puños de moscas en todas las copas del vino del elogio, el entusiasmo o la alegría”, imagen en la que caben los representantes de la oposición en nuestro país.

De izquierda, de derecha o bien de esa zona ideológica que se define por la cantidad de gel en el copete, pareciera que ser oposición consiste sólo en quejarse o llevar la contraria, no hay ideas, no se apuesta al debate, los argumentos están ausentes, las propuestas no aparecen por ningún lado, en general nuestros políticos están ocupados en revolotear efervescentes hacia las próximas elecciones, así que la ciudadanía es una cosa amorfa a la que no se le pone mucha atención pues no lleva consigo la utilidad del elector.

Pocos, muy pocos son los que a los discursos o acciones de gobierno se animan a hincarle el diente y analizarlas. Ahí está el ejemplo de la salida de Guillermo Ortiz del Banco de México y la llegada de Agustín Carstens, la discusión fija su centro en cómo Felipe Calderón está preparando a su candidato al colocar a Ernesto Cordero en Sedesol. El avance de la campaña por declarar ilegal el aborto a través de legislaturas estatales deja de ser un tema relacionado con la salud o los derechos humanos para transformarse en la derrota de Beatriz Paredes. El ridículo y la vergüenza de la renuncia de Juanito en Iztapalapa y el ascenso de Clara Brugada son ya las chispas del choque entre Ebrard y López Obrador.

Todo es arrojar puños de mosca, en esa descripción cabe la acritud generalizada con que la oposición ha recibido la iniciativa de reforma política que Felipe Calderón presentó (para un análisis de las propuestas del decálogo remito al lector el excelente artículo publicado por Francisco Javier Sánchez Santillán: "La democracia que viene", La Jornada Aguascalientes, diciembre 19, una muestra más que las ideas están del lado de la ciudadanía, no de los políticos).

Apenas unos minutos después del discurso mañanero con que Felipe Calderón dio a conocer su iniciativa ya los medios recogían la opinión en contra de los opositores. Como siempre, los legisladores chillaron por la “falta de respeto”, pues ya se tienen que ir de vacaciones y si bien nos va, comenzarán a discutirla en febrero, para irla evaluando con calma (Carlos Navarrete), del lado del PRI, el senador Pedro Joaquín Coldwell realizó una brillante síntesis: “ni están todas las que son, ni son todas las que están”, más no se le puede pedir.

A partir de ese momento, con poquísimas excepciones, no se ha realizado un análisis de los diez puntos propuestos, nuestros políticos se han encargado de rebajar la discusión al nivel donde la alcanzan: es una trampa, es el fecálogo, la presentó y se fue a Copenhague, rebuznos como que la iniciativa de dar a la Suprema Corte de Justicia de la Nación la atribución para presentar iniciativas de ley en el ámbito de su competencia sólo aplicaría al ámbito de su funcionamiento.

De los diez puntos, los que más espantan a los políticos es el tercero (Reducir el número de integrantes en el congreso, a 96 en el Senado, con sólo tres senadores por estado y en la Cámara de Diputados pasar de 500 a 400 diputados) y el cuarto: aumentar el número de votos para que un partido político conserve su registro, pasando del 2% al 4%. Y cómo no, si le pega directo a los partidos morralla y a las listas donde se incluyen a los familiares de los gobernadores.

Así las cosas, la táctica ha sido distraer la atención hacia todo lo que le falta a la propuesta de Calderón, todo lo que no consideró, poner al descubierto tenebrosos complots que fortalecen el presidencialismo y son un peligro para la ciudadanía.

No hay y, fatalista que soy, no habrá una discusión que aporte a estas iniciativas, de lo que se trata en este momento es de aventar moscas, así seguirá durante dos meses, ya cuando los legisladores regresen de su largas vacaciones y como 2010 es (otra vez) un año preeminentemente electoral, es seguro que esa propuesta descansará el sueño de los infundios, el deporte político por excelencia.

Tocará, qué remedio, a los ciudadanos insistir en la necesidad de reformar el sistema político, combatir el argumento con que le embarran atole al dedo para ofrecer una salida: tendremos que seguir discutiendo hasta llegar a un acuerdo que logre la opción definitiva.

Finalmente, una cita más de la antología elaborada por Monterroso, un texto de Jonathan Swift: “Y, como observan los naturalistas, una mosca tiene moscas más pequeñas que la devoran, y éstas tienen otras más pequeñas todavía que las muerden, y así ad infinitum”.




Publicado en La Jornada Aguascalientes (20/12/09)

diciembre 19, 2009

Yo leo, sobre rápidas variaciones de naturaleza desconocida

En La Jornada Aguascalientes del día de hoy, José Luis Justes dedica su columna "Yo leo" a reseñar rápidas variaciones de naturaleza desconocida:

"Ese primer cuento (Interpósita persona) y los demás son, y eso debe decirse desde el principio, impecables, construidos desde una conciencia sobre la escritura que sabe que la primera cualidad que debe tener un cuento es la rotundidad de un trabajo redondo, construido sin que el andamiaje sea visto, como una habitación blanca, sin grietas; pero, y con eso la mayor virtud del libro es también su principal falla, que no defecto, son cuentos, especialmente los de la primera parte, en los que se echa de menos que algo de la vida se cuele imperceptible en lo escrito, algún apunte que señale esos instantes de epifanía que coloquen, torcido, un cuadro en la pared, una mota de polvo en una esquina."

Aquí puedes leer la nota en la página de La Jornada Aguascalientes. A Justes, muchas gracias.

diciembre 18, 2009

Reprobados fantasmas


Viejos fantasmas con nombres es el título del libro con el que obtuve en el 2001 el Premio Nacional de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos, un año después (octubre 2002) el Instituto Cultural de Aguascalientes lo publicó.

Al ser mi primer libro, evidentemente, lo veo con afecto, le tengo el cariño de un padre a su hijo, sin embargo, la paternidad no me impide notar, al paso del tiempo, que mi chamaco nació con los dientes chuecos, una pata corta, bizco y... pero es mio, lo quiero al condenadote, a pesar de sus múltiples defectos creo todavía que tiene buen corazón y no es mala cabeza.

Nunca tuve la oportunidad de hablar bien de mi libro, los amigos a los que invité a presentarlo (recuerdo haberle insistido a Guillermo Vega y él, buenote que es, aceptó) se quedaron esperando; el libro me lo entregaron mucho después de que lo publicaron, mi editor parecía disfrutar en hacerme dar vueltas, tanto para la entrega como para la presentación en sociedad. Viejos fantasmas con nombre tampoco circuló, los pocos lectores que tiene son mis amigos incautos a los que regale un ejemplar, algún despistado al que se lo entregaron a cambio de un vale en la Feria del Libro de Aguascalientes y algún otro despistado, producto también del azar.

Hasta cierto punto olvidado, hoy recibo noticias del él, al parecer no le fue muy bien, en el blog México Kafkiano, Jorge Terrones lo reprueba:

"En síntesis, no puedo decir que sea un mal libro, principalmente porque -repito- es un primer acercamiento al ser publicado en forma solitaria. Tomo en cuenta, entonces, para decir que es un libro que fluctúa: no hay una comunicación entre todos los cuentos (mí manía en la unidad); hay textos que, si esto fueran versos, yo llamaría ripiosos; y los epígrafes-poéticos no acaban de cuajar más que -y esto sólo tal vez- consigo mismos. En otras palabras, este libro es un ejercicio literario. Es un entrenamiento." (aquí el texto completo).

Agradezco a Jorge Terrones su comentario, pero sobre todo su lectura, le debo una respuesta mejor, sobre todo más pensada, no una defensa de lo que escribí, una propuesta de conversación, atender la invitación que los jóvenes de México Kafkiano desde hace un buen rato hicieron y pocos hemos atendido.

Mientras tanto, gracias de nuevo

diciembre 15, 2009

Exposición fotográfica


Exposición fotográfica


Germán Treviño y Hugo Gómez
(fotógrafos de La Jornada Aguascalientes)

Miércoles 16 de diciembre
21 horas
Café del Codo

Ayuda a Agustín Jiménez

Nuestro muy querido amigo, el escritor y librero Agustín Jiménez, a quien todos nosotros hemos conocido y frecuentado en su extraordinaria librería, La Torre de Lulio, tiene un serio problema de salud. El cáncer que hoy lo aqueja lo obliga a realizar gastos extraordinarios, imposibles de sostener para una persona que, como él y como la mayoría de nosotros, vive al día. Algunos de sus amigos más cercanos lo hemos convencido de que intente conseguir algunos recursos por este medio. Con tal fin, estamos enviándoles un número de cuenta y su correspondiente clabe interbancaria. Esperamos que su generosidad contribuya a salvar la vida de un colega que ha consagrado la suya a surtirnos de buenos libros, muchas veces inasequibles en otros sitios, a precios razonables. Hoy por él, mañana por cualquiera de nosotros.

Un saludo afectuoso,

Eduardo Hurtado y David Huerta

Cuenta Banamex número 2871-017 Sucursal 0661

Titular: Agustín Jiménez Sánchez

Clabe interbancaria 002180066128710176

diciembre 14, 2009

Un honesto contador de mentiras

Un comentario de Jorge Álvarez Máynez sobre rápidas variaciones de naturaleza desconocida, publicado en La Jornada Aguascalientes del domingo 13 de diciembre:

Un honesto contador de mentiras
Jorge Álvarez Máynez


Conocí a Edilberto Aldán el pasado 9 de diciembre. Como en pocas ocasiones que me es regalado un libro, tenía interés de leer el texto con el que ganó un certamen organizado por el gobierno del Estado de México, en supuesta conmemoración del bicentenario de la independencia.

Normalmente, cuando recibo libros, los ojeo, y los dejo para después. No es que sea ingrato, sino que siempre he sentido que el encuentro con las letras debe ser producto de un camino personal. De una evolución autónoma.


Cuando me regalan ediciones independientes, soy aún más desconfiado, aunque el morbo nunca me deja que se escapen por completo. Es saludable tener referentes propios a la hora en que las camarillas culturales se destrozan entre ellas, en el Café del Codo.


El libro de Edilberto siempre me sedujo. No sólo porque pese a la poca frecuencia con la que lo veo, lo considero uno de mis mejores amigos en Aguascalientes. El entusiasmo con el que me lo obsequió y me lo recordó después, su creciente calidad en los artículos dominicales que publica en este diario, y la pasión con la que devora las ideas, me convencían de que sería una lectura que valdría la pena. Una que haría por voluntad, y no por compromiso.


En un principio, la preparación del primer aniversario del periódico me impidió leerlo. Después, parecía que había encontrado la ocasión perfecta: un viaje a Oaxtepec, Morelos, para ser parte del Congreso Nacional del PRD, para el que fui electo delegado. En las inútiles discusiones de la mesa de estatutos, tendría el tiempo para escapar con las palabras de Aldán. Pero la casualidad no me dejó.


Salía de Aguascalientes, con prisa, y Valentina me pidió el libro para jugar con él. Le dije que sí, como siempre, pero que en esta ocasión le pedía un especial cuidado: el libro era muy importante. La presión surtió un efecto pocas veces visto en esa inteligente niña: prefirió dejar el libro a un lado y jugar con algún otro artefacto. Con la prisa de subir las cosas al automóvil, dejé el libro, olvidado, en la cama. Lo extrañé.


Regresé de Oaxtepec, y lo primero que tomé en mis manos, al subir a mi cuarto, fue el libro de Edilberto, que coloqué junto a un disco de Ely Guerra, que había comprado, una serie de televisión que me habían recomendado y adquirí (“How i met your mother”) y otras lecturas pendientes, entre las que estaban un estudio sobre Los Miserables, de Federico Reyes Heroles, la “Letras Libres” de este mes (la que disfruto, sin advertir la avanzada imperialista que muchos de mis amigos observan en sus páginas) y el especial del semanario “The Economist” para el 2010.


Pero la suerte, maldita, me había traído otro inconveniente. De buenas a primeras, el lunes amanecí con un ojo completamente inutilizado. El malestar se alivió un poco hasta el martes, día en el que, cansado, después del cierre del periódico, tomé las lecturas pendientes, con el libro como mi absoluta prioridad, y subí a dormir. Al llegar a la cama, y extender la mano para alcanzar los cuentos de Aldán, me percaté de que faltaba el libro. El sueño y el ojo (todavía con malestar) me aconsejaron no bajar.


La mañana del miércoles 9 de diciembre no hubo obstáculos. Nos encontramos, mano a mano, el libro y yo. Fue el día en que conocí a Edilberto Aldán, entre la ficción y la realidad; una versión, como él repite, menos aburrida de la que hemos tenido en los cafés, en las instalaciones de La Jornada, y en las breves charlas en conferencias y lugares públicos. Entre su vida y sus cuentos, no tengo dudas: sin renunciar a su vida, me quedo con sus cuentos.


Por convicción, su libro es ya parte de mi historia personal. Edilberto sabe contar mentiras, y lo hace de una forma honesta.


Aprovecho para el aviso: el libro está ya a la venta en la librería El Barco.

diciembre 13, 2009

Perdón por intolerarlos: el síndrome del diagnóstico



Perdón por intolerarlos
el síndrome del diagnóstico

En el final de The Terminator (James Cameron, 1984) la sobreviviente Sarah Connor escucha sin entender la advertencia de un niño que exaltado apunta hacia el cielo, ella le pregunta al anciano que la atiende en la gasolinera qué fue lo que dijo, el viejo le responde: “Que viene una tormenta”, con el gesto desolado de quien conoce el futuro contesta: “Lo sé”. El jeep de Sarah se pierde en la carretera rumbo a la tormenta anunciada. Hace unos días, en uno más de sus astutos actos de campaña, la Secretaria General Adjunta del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Lorena Martínez, presentó un “Decálogo para la comprensión del Aguascalientes de hoy”, un listado con e el que a través de estadísticas de diversos organismos demostró que el estado está peor que antes (La Jornada Aguascalientes, diciembre 9).

No cabe duda que la candidata está cumpliendo con su tarea y acumula puntos para ser ungida oficialmente por su partido, con enjundia subrayó que los números no mienten y con un boletín melló el festivo informe del gobernador, sí, salió al quite la coordinadora de comunicación social pero con una respuesta de pena ajena, una demostración más de que a los funcionarios del gobierno del estado nomás no se les da el manejo de las estadísticas, pues cuando no les convienen descalifican la fuente (como las machincuepas verbales del secretario de desarrollo económico cuando explica que los indicadores de desempleo no son confiables) o abogan que la realidad es otra, la que construye la buena fe.

No se puede debatir contra los indicadores que señalan el incremento en el índice de pobreza de patrimonio, el tamaño de la deuda estatal, el aumento de la inseguridad o la calidad de la educación en Aguascalientes, en eso reside la sagacidad de las declaraciones de la candidata priista, sin embargo, los diez fracasados enunciados por Lorena Martínez no pasan de ser una estrategia mediática para mantenerse visible en los medios de comunicación. La enjundia con que subrayó que Aguascalientes “antes no” se encontraba en tan deplorables condiciones pretende desvincular a su partido de todo lo malo que ocurre en el estado, como si el PRI hubiera nacido apenas ayer y no fuera responsable de nada.

El “antes no” de Lorena Martínez apela a la desmemoria y a la desvinculación, a que la hora de votar los electores olviden que el PRI no ha propuesto un modelo económico diferente, quiere que la historia del país comience a partir del 2000, borrón y culpa nueva, todo se lo debemos al PAN, apela a considerar Aguascalientes como una isla sin relación con el resto del país y en donde todos los males provienen de las dos últimas administraciones estatales. Reitero, no se puede exculpar a la frivolidad y soberbia del gobierno luisarmandista de la situación actual del estado, de ahí la astucia de la estrategia, pero tampoco se le puede considerar el villano único.

Además del mañoso “antes no” de Lorena Martínez, lo más triste del “Decálogo para la comprensión del Aguascalientes de hoy” es que, de nueva cuenta, se presenta un diagnóstico pero no hay propuesta. Ahí se asemejan el candidato del PAN, Raúl Cuadra y la del PRI, ambos se dedican a analizar la terrible realidad sin indicar cuáles son sus proyectos para cambiarla, ya sea mediante la consulta ciudadana o la crítica a las acciones de gobierno, en ambos casos, todo se queda en la exposición del problema, no en la propuesta de cambio.

Es un mal de campaña política, el síndrome del diagnóstico, en los próximos meses y hasta el día de las elecciones lo que hemos de presenciar serán aguerridos discursos en los que se retrate el escalofriante estado de Aguascalientes, comparaciones entre un hoy espeluznante y un antes edénico, o bien, el cotejo de la sombría actualidad con el luminoso mañana que sólo ha de llegar si el candidato que promete gana.

Sin duda alguna los diagnósticos son indispensables, pero cuando a la actividad política le basta el análisis sin propuestas, todo se queda en promesa, al final se apuesta a que el futuro ya está escrito y no se puede hacer nada para cambiarlo, quizá por eso es devastador el final de The Terminator, porque Sarah Connor sabe lo que va a ocurrir y a pesar de ese conocimiento no puede hacer nada para detener la destrucción venidera, lo único que le resta es cumplir al pie de la letra el guión de un destino ya escrito.



Publicado en La Jornada Aguascalientes (13/12/09)

diciembre 06, 2009

Perdón por intolerarlos: cuidadito, cuidadito



Perdón por intolerarlos
cuidadito, cuidadito

El viernes 4 de diciembre Luis Armando Reynoso ordenó a los trabajadores de la Secretaría de Gestión e Innovación (SEGI) asistir a una reunión en las instalaciones del Instituto Estatal de Seguridad Pública de Aguascalientes (IESPA) con el propósito de comunicarles un asunto importantísimo; a las nueve de la mañana, en medio del frío, arribó a esas instalaciones el gobernador. Cual moderna María Victoria, les ordenó a los funcionarios estatales que tuvieran “cuidadito, cuidadito” y que recordaran quién los había colocado en el puesto, les recordó quién era el capitán del barco y que le debían lealtad, que mientras sigan acatando sus órdenes, les seguirá yendo bien

La orden no tenía nada que ver con el liderazgo que Reynoso Femat presume en los spots que por las noches se transmiten en cadena nacional y a todas horas en la televisora estatal, es decir, nada relacionado con el informe de actividades de gobierno que este año ha optado por la versión “antes” y “después” para resaltar las glorias de su administración. Más bien fue una exigencia de sumisión: frente al próximo proceso electoral todos deben alinearse y nada de andar apoyando a Florentino Reyes, “cuidadito, cuidadito” con que alguien, quien sea, le brinde apoyo alguno, incluso les prohibió que fuera de su horario de trabajo se reunieran con el anterior titular de la SEGI. La siguiente reunión, téngalo por seguro, será con los trabajadores del sector salud, también para amenazarlos con que nadie debe apoyar a Ventura Vilchis (recién renunciado del Instituto de Salud del Estado).

De acuerdo a encuestas recientes, las posibilidades reales de que alguno de los renegados del gobierno luisarmandista sea candidato están muy lejanas, pero el mandatario estatal prefiere no arriesgarse y emplear la amenaza para asegurarse. La advertencia de “cuidadito, cuidadito” lo pinta como el rey chiquito que es, un capitán que presume se hundirá con el barco, pero exige a la tripulación y pasajeros que se amarren con él.

Como si no hubiera mañana (de hecho, no lo habrá) Luis Armando Reynoso emplea el poder que le resta para amedrentar a sus empleados. No debiera tener ninguna importancia, las patadas de ahogado eso son, quien quiera acompañar y reunirse con el candidato de su preferencia debería poder hacerlo sin responder a coerción alguna, sin embargo será difícil que alguien ejerza ese derecho pues ya está visto cómo se las gasta este gobierno, su capacidad para dar donde más duele: el salario, ¿quién se arriesga a otra contribución voluntaria en forma de vacaciones forzadas?

En la editorial del 1 de diciembre, aniversario de La Jornada Aguascalientes, Jorge Álvarez Máynez, señaló que “La palabra debe de ser el medio predilecto para que comunidades epistémicas purifiquen la esfera pública en su conjunto mediante la deliberación. Dignificar nuestro modelo de nación requiere una reivindicación de la palabra, más allá de la restauración del sufragio efectivo y el derecho al trabajo.” La reivindicación a la que invitan estas líneas no podría tener más sentido ante el panorama de unos tiempos electorales en que los actores políticos pondrán en práctica todas las malas mañas que permite la complicidad del silencio. Es decir, no se trata de únicamente ver las acciones negativas de los gobernantes o quienes quieren serlo sino de ejercer el derecho de disentir y denunciar las prácticas nocivas como forma de participación, transformar la opinión y las ideas en un ejercicio ciudadano.

El regodeo de las elites en la impunidad se muestra todos los días en los comunicados de prensa que llenan las páginas de los diarios con alabanzas a un desempeño mediocre, en las declaraciones mediáticas que transforman las obligaciones de un gobierno en actos heroicos, en las notas pagadas que distorsionan las características de un candidato al agregarle cualidades que no tiene; intentos por construir imagen que no corresponde a la realidad, un estado, un país, donde quienes se atreven a disentir son calificados de quejosos, agoreros del desastre o ruines inconformes que se manejan desde la envidia o esconden segundas intenciones.

Reitero, la prohibición de Luis Armando Reynoso a sus empleados no debiera tener ninguna importancia, seguro habrá más (es su slogan: ir por más), sin embargo, esta acción, aunada al ruido ensordecedor de la apología pagada con dinero público así como al irresponsable derroche de recursos de los candidatos (presentaciones de libros y filantrópicas fundaciones, entre otras estrategias) genera un círculo de silencio que impide el debate, las propuestas, el diálogo indispensable con el que se fortalecen las democracias, exige no ser cómplice, asumir la responsabilidad de la denuncia. Como señaló Jorge Álvarez Máynez: “que la letra impresa se convierta en movimiento, y los lectores en ciudadanos absolutos”.





Publicado en La Jornada Aguascalientes (06/12/09)

diciembre 01, 2009

guardagujas número 5/diciembre 09

guardagujas cinco
diciembre 2009

la doctrina del esbozo : carlos velázquez
menester de juglaría : ricardo pohlenz
te espero en el hotel Roosevelt: norma yamille cuellar
elizondo y bellatin, la tradición de la ruptura: ignacio mondaca romero
malaria : dalí corona
dos poemas : jorge ortega
tres poemas : rodolfo häsler
escribir desde dentro : fernando reyes
la mañana que me tocaba morir : germán castro
un huevo : moon rider
las musas sinfónicas al servicio del rock : pedro escobar
típico : raquel castro maldonado
fotografía portada : mariana palova
ilustraciones : norma pezadilla


La portada del guardagujas número cinco es la obra Epílogo de Mariana Palova, joven mexicana nacida el 30 de junio de 1990, quien inaugura su primera exhibición (El Diario del Decapitolio) en 2007 y ha expuesto en diversas partes de México y del mundo, como Estados Unidos y Alemania, además de contar con publicaciones en Polonia y otros países.
Una muestra de su trabajo la puedes ver en www.marianapalova.weebly.com y http://www.kunstlerdgenocide.deviantart.com/

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails