mayo 31, 2009

Perdón por intolerarlos: Campaña: Diario de un niño

Perdón por intolerarlos
Campaña: Diario de un niño

Lunes. Hoy vino Chucho a comer a la casa, quién sabe de dónde salió, yo nomás lo había visto en la tele, está con sus cuates, uno dice: hay que mejorar la educación, acabar con los pobres y no sé cuánto más, y todos dicen: sí, así sí. Eso me gustó. En cambio a mi hermano los comerciales que más le gustan son los de Místico, que porque se ve bien aguerrido apoyando al Presidente. Se me hace que el luchador ese es guapo, ¿en su credencial de elector saldrá con máscara? El día acabó triste. Vimos el comercial del Verde Ecologista y nos reímos mucho, porque estamos de acuerdo con ellos, si el gobierno no nos da buena educación y medicinas, ¡que nos la pague el gobierno!, pero se nos acabó la risa cuando recordamos que nosotros somos el gobierno y que es de nuestro dinero de donde se paga.

Martes. Otra vez vino a comer Chucho a la casa, como quien no quiere la cosa, nos dio baje con la mitad de un pastel que hizo mi mamá. Yo sigo con mi tarea de las campañas, he estad viendo harto cartel y pegotes en los camiones, como los de Convergencia, que ha de ser un partido muy pobre, porque nomás le alcanzó para dos candidatos, en toda su publicidad nomás salen las fotos de una señora y López Campa. Mi tío Jorge dice que el señor del naranja es un vividor de la política y se vende al mejor postor; yo le dije: oye tío, no lo acuses así, para eso hay que tener pruebas, y él me contestó que luego me las enseñaba, pero se me hace que se va a hacer pato, porque es de los que le gusta aventar la piedra y echarse a correr.

Miércoles. Yo creo que Chucho es de la familia, todos los días está aquí, quién sabe quién lo deja entrar, pero ya hasta se sienta en la mesa y le dice a mi papá que no se preocupe por el desempleo y se sonríe mucho. Ya más tarde, en la cena, les dije que estaba haciendo mi tarea de las campañas políticas y se animó la mesa. Mi mamá dijo que ella va a votar por los candidatos de López Obrador, mi tío Luis le preguntó que en qué partido estaban, y que se reborujan todos, unos decían que en el PRD, otros que en el PT y que hasta en el PRI, pues es que sale en los comerciales de todos. Al final no se pusieron de acuerdo.

Jueves. Hoy que apareció Chucho le pregunté lo de López Obrador, es la única vez que se le ha quitado la sonrisa. No me dijo nada, mejor se puso a platicar con mi tío que acaba de llegar del norte. Ya todo el día fue andar reborujada, porque viendo anuncios me di cuenta que los Verde hicieron una marcha contra las corridas de toros, que por inhumanas y criminales, pero son los mismos que están a favor de la pena de muerte. Luego en la tele salió uno de los dirigentes y cuando le preguntaron que porqué los habían expulsado de la comunidad internacional de partidos verdes, dijo que no importaba, que había que hacer un partido práctico y acorde a la indiosincrasia mexicana, ¿quién será esa indio sin gracia?, ¿un candidato, uno de los que va a matar a los secuestradores? Sepa. Luego por fin encontré un espectacular de otro partido, el de la manita, salía una muchacha diciendo que los jóvenes tienen derecho a elegir, me gustó la frase y la apunté en el cuaderno, lo malo fue que la maestra nos pidió hacer una columna de propuestas y pues ahí no cabe, para ser sinceros no he anota nada en esa columna.

Viernes. Hoy la maestra nos pidió el cuaderno para ver cómo íbamos con la tarea de las campañas, y que nos regaña a todos, primero porque nadie había encontrado ninguna propuesta y, luego, que porque nomás nos fijamos en las campañas del PRI, el PAN y el PRD. Yo levanté la mano y dije que había puesto lo López Obrador y el señor naranja, pero no me hizo caso. Nos dijo que nos faltaba Nueva Alianza. ¿Ese partido cuál es?, preguntó alguien. Pues el de los maestros, no ven que a todos nos obligan a pegar el logotipo y la propaganda en los parabrisas. Entonces ya me acordé, claro, ese es el del boxeador que se cae sin que le peguen, cómo no, entonces lo pongo en este diario para tenerlos a todos, ya vi sus comerciales, ahora nomás falta encontrar sus propuestas, o sea que ando en las mismas que con los demás partidos.

Mi tía Paloma trabaja en el municipio y su esposo en Palacio de Gobierno, pero hoy les tocó trabajar juntos, porque a los dos los mandaron a repartir propaganda, a ella la del PRI y a él la del PAN, y salieron a la calle a pararse con sus banderas, pero nomás comenzó a pegar el sol, los dos se vinieron a la casa, todos los papeles que traían los echaron al contenedor, seguro que ahí le aprovecha a alguien. Apenas nos fuimos, llegaron los del PT, puro muchachito bien activo, dicen que hay que desquitar los 40 pesos que les pagan por repartir folletos. El chofer del taxi en que regresamos a la casa, que empieza a soltar bien hartas vigas, que porque los del partido a él nomás le pegaron 30 pesos por poner la calcomanía del candidato, ¿de cuál?, ni importa, todos se sonríen igual, eso de tomarse fotos con la computadora te pone bien guapo.

Ahora que venga Chucho a la casa, como todos los días, voy a preguntarle sobre los partidos que me faltan, creo que nomás es uno, le voy a pedir que me eche la mano con lo de las propuestas pues ya llevo una semana y nomás no encuentro nada. Para que se anime a ayudarme, le voy a decir que si yo votara, votaría por él; aunque la verdad lo haría para que consiguiera un trabajo y ya no estuviera todo el día en nuestra casa.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (31/05/09)

mayo 29, 2009

Dos videos de Love of Lesbian

Dos videos de 1999 (o cómo generar incendios de nieve enfocando a la luna con una lupa) de Love of Lesbian

Cuestiones de familia:


Allí donde solíamos gritar:

mayo 27, 2009

Para leerlos todos



PARA LEERLOS TODOS
antología de microcuentos

Mara Yudith Abdala Torres * Coatlicue Aboites Manrique * Carlos Aguilar Cervantes * Edilberto Aldán * María del Carmen Almanza Nieto * Diana María Amador Molina * Rubén Bahena Juárez * Irerisabel Eduwigis Campos Alva * Alejandro Campos Oliver * José Luis Castellanos Segura * José Alejandro Carro Sánchez * María Teresa Cuevas Fournier * Martha Elsa Durazzo Magaña * José de Jesús Flores Figueroa * Rubén Flores Flores * Jorge Luis Flores Hernández * Víctor Antero Flores Zertuche * Karla Evelia Gasca Macías * Salomón Gómez Isidro * Óscar Adrián González * Gonzalo J. González Calzada * Rodrigo Sergio González Cristópulos * Washington Daniel Gorosito Pérez * Rosa Delia Guerrero * Liza Di Georgina * Fernando Gutiérrez Olmos * José Martín Hernández Valdez * Francisco de Hoyos Pérez * Ana Karen Lee Galindo * Sergio Loo * Hugo López Araiza Bravo * Cristián Macouzet Pérez * Gisela Vanesa Mancuso * Eugenio Mandrini * Robert Martínez Frías * Elda Georgina Mojica García * Esther Nieto Moreno de Diezmas * Christian Nájera Jiménez * Queta Navagómez * María de la Paz Esther Ordaz Miranda * Beatriz Ortiz Wario * Ruth Pérez Aguirre * Carlos Pineda * María de Lourdes Prado Núñez * Ana Gabriela Rábago Ramírez * Patricia Norma Rosiles Aguado * Gaudencio Rodríguez Juárez * Marco Antonio Rueda Becerril * Mario A. Sánchez Carbajal * Daimary Sánchez Moreno * Rafael Ludwik Smolinski Kurek * Agustín René Solano Andrade * Esther Tirado Soriano * Daniel Torres Hernández

El libro se presentará en la Feria Nacional de León el jueves 18 de junio a las 17 horas.

mayo 26, 2009

Dos portadas (Aguascalientes)


Estupenda la primera plana de La Jornada Aguascalientes del 25 de mayo (aquí el pdf), que bajo el encabezado de "La magia del photoshop" muestra el rostro verdadero de los suspirantes a diputados de Aguascalientes; más allá de si tienen verrugas, se arreglan la papada o se ponen chapitas, es difícil no pensar en la enorme cantidad de dinero que se desperdicia en la apariencia, en retocar una mueca hasta transformarla en sonrisa que brinde confianza.

En el imperio de la imagen, las ideas brillan por su ausencia, qué más da qué propongan o qué opinen, lo importante es cómo se ven.



El primer impulso es demandar que más allá de fotos retocadas dieran a conocer cuáles son sus propuestas... sin embargo, después de leer las declaraciones o sus artículos, a veces es mejor abstenerse de la petición.

Algunos ejemplos, el candidato del PRD (primero de la cuarta fila) piensa que la inseguridad se combate con patrioterismo del chico, es decir, opina que los jefes de la policía deben ser aguascalentenses, porque "los que vienen de fuera no están casados con la entidad, entonces hay que dejarle a las personas locales (sic) que tienen capacidad, al posibilidad de desarrollarse" (La Jornada Aguascalientes, mayo 16). Uno de los candidatos del PRI (primero de la tercera fila) tiene clarísimas las prerrogativas de ser funcionario público, cuando fue diputado, el municipio de Aguascalientes le pagó los viáticos para visitar al gobernador de Coahuila. De todos no se hace uno, propaganda con faltas de ortografía, ramplona, de frases que se quieren iluminadoras y no alcanzan coherencia alguna; estos candidatos prometen más acciones (?), salvar a México (¿de ellos mismos?), señalan que así sí... o bien escriben sesusod análisis en las páginas de los diarios locales (como el candidato de Convergencia, primero de la segunda fila) donde antes que las ideas está la descalificación del contrincante que raya en el insulto... en fin, y todavía faltan demasiadas semanas de campaña.

Otra portada es la de Crisol Plural, página que estrena diseño.



Crisol se actualiza y opta por aumentar el número de opciones en su página principal, más columnas, más enlaces y una nueva disposición de los micrositios. Acostumbrado a la sobriedad del diseño anterior, todavía me cuesta entender el criterio con que se ofrece la información, será cuestión de práctica, a quienes lleguen por primera vez a este sitio, valdrá la pena pedirles su opinión.

Ya entrados en la recomendación, no puedo dejar de mencionar que en México Kafkiano, los Praga Boys siguen enjuiciando de manera inteligente los libros publicados por el Instituto Cultural de Aguascalientes, en un intento por generar un diálogo; el trabajo más reciente es de Jorge Terrones, sobre el libro de Juan Pablo de Ávila: Iba por ahí con los ojos metidos en las miradas rotas, aquí el enlace a la crítica publicada en el blog y aquí directo al archivo pdf. Los comentarios de Jorge Terrones son una muestra de una lectura a profundidad, un texto crítico que por mucho rebasa la idea de que la crítica se limita a reseñas y/o señalar los errores del autor. De nuevo, felicidades a los jovenes de México Kafkiano.

mayo 23, 2009

Perdón por intolerarlos: El gesto, la finta y la rapiña

Perdón por intolerarlos
El gesto, la finta y la rapiña

En el centro del círculo que formaban los testigo ansiosos, dos se habían dado cita para dirimir de forma definitiva sus diferencias, es decir a trancazos. Se miraban furiosos, se gruñían, incontenibles se lanzaban a una coreografía donde todo era persecución, salpimentada por voces como: ¿Te estrilas? Órale. Vas. Ahí se diluía el asunto, en uno de los contrincantes preguntando ¿Qué?, para recibir un ¿Pos qué? y remataban con un ¿Qué de qué? Cuando alguna de esas peleas iba en serio, no había ¿Qués? de por medio, todo era más rápido, más directo, pero esas ocasiones eran las menos; la tendencia al box de sombra, a la finta, tiene más adeptos, sobre todo en política, donde lo importante pareciera ser el gesto más que la acción.

Véanse si no las declaraciones del alcalde de Aguascalientes, Gabriel Arellano, quien ante la disminución de 70 a 74 millones provenientes de las participaciones federales, obligado a un gesto se agota en la repetición de una finta que ya hemos escuchado, declara: “Lo único que podemos hacer es bajar los sueldos, sobre todo de la gente de confianza, la gente que no está sindicalizada, bajar los gastos, bajar el uso de viajes, de aviones, de celulares, de energía eléctrica, el gasto corriente y ajustarnos”.

No destaca por su imaginación el Presidente Municipal, pues ante la escasez de recursos, su respuesta es, invariablemente, la misma: recortar gastos. Apenas a principios de diciembre pasado ya se había puesto enfático acerca de la reducción, en un gesto que se intentó digno de un estadista que encuentra la salida del túnel, amenazó con adelgazar el aparato burocrático, que iba a cambiar burócratas por albañiles, cuidar el gasto.

Sólo fintas, pues mientras el alcalde practicaba sus rounds de sombra, los funcionarios municipales le daban vuelo a la hilacha. Así lo demuestra la nota de Mauricio Navarro (La Jornada Aguascalientes, mayo 21) acerca de los gastos que la administración municipal realizó durante el 2008 en materia de viajes, el pago de viáticos para realizar importantísimas gestiones fuera de la capital.

A los jabs declarativos de Arellano sobre austeridad, se contrapone la voraz incontinencia con que los funcionarios de gobierno, que bien saben sólo durarán tres años en el cargo, se lanzan sobre el presupuesto para realizar turismo institucional. Es posible que entre los documentos analizados por Mauricio Navarro para la elaboración de su nota, alguno de los viajes se justifique, quizá; por ejemplo, gastar 25 mil pesos en un viaje a Ciudad Comercio, en California, para que un día esa ciudad hermana, en correspondencia, regale al municipio una ambulancia de segunda mano, o bien, visitar el Instituto de Ingeniería de Tránsito, así como los miles de pesos gastados en asistir al importantísimo y galácticamente reputado Concurso de Escobas de Plata, en España.

No se trata de replicar en automático solicitando que se cancelen los viajes (para eso está contratado el Presidente Municipal) sino de administrar los recursos y exigir rendición de cuentas, para así detener la rapiña de los regidores que con dinero público pagan viajes que no tienen ninguna utilidad pública, como los realizados por la regidora del Verde Ecologista, Catalina Azcona Reynoso, quien rasguña el presupuesto municipal para asistir al Congreso Mundial de los Verdes, ¿eso le sirve de algo al municipio de Aguascalientes?, ¿en qué beneficia a la comunidad que a esa regidora se le paguen más de 90 mil pesos por un viaje a Miami con el pretexto de visitar la Expo Ecología de la Tierra? No sólo a ella, también a su asesor, para que se apunten al Congreso de Reingeniería de Partidos Políticos, no queda claro cómo se relaciona ese turismo con las responsabilidades de un regidor.

Rapiña también, es decir, robo, si se le costea a José Luis Proa un viaje a Costa Rica cuando todavía no era regidor, lo de menos son los 19 mil pesos o si fue el más caro durante el mes de enero, cómo se justifica el gasto si ocurrió del 30 de septiembre al 8 de octubre del 2007, cuando la administración de Arellano todavía no entraba en funciones. Si se logra explicar el otorgamiento de esos viáticos, será igual de sencillo dar razones sobre los beneficios que obtiene el gobierno municipal al pagar el viaje de dos diputados (Baudelio Esparza Reyes y David Hernández Vallín, hoy flamante candidato del PRI) en que visitaron al gobernador de Coahuila.

Lo triste es que no va a ocurrir, pareciera que está de más solicitar la rendición de cuentas a un gobierno que, cuando se le pide un gesto de respeto a la ciudadanía, responde con fintas y cabeceos.



Publicado en La Jornada Aguascalientes (23/05/09)

mayo 21, 2009

Onetti en Crimentales


En Crimentales, una selección que pinta de cuerpo entero a Juan Carlos Onetti, tomo de ese sitio cuatro citas, vale la pena ir a leer más al blog de Alexandro Roque:


Sobre el compromiso
No hay más compromiso que el que uno acepta tácitamente cuando se pone a trabajar. Compromiso con uno mismo. Escribir lo mejor que le sea posible; con total sinceridad, sin pensar en los hipotéticos lectores. Si hay ternura sale, si hay posición política sale, quiéralo o no el autor. Esas cosas no hay que proponérselas, van a aparecer solas… En todo lo que escribí he participado. Sólo los malos escritores creen que el compromiso debe ser político.

Sobre la descripción
La descripción de un paisaje me abruma, salvo que lo haga un gran escritor. No puedo, me salto las páginas cuando describen la margarita doble. ¿Qué me importa? Quiero gente, quiero que le pasen cosas a la gente.

Sobre Escribir
Las cosas suceden, simplemente. Cuando uno va a hacer el amor no se pone a pensar previamente en la técnica que aplicará. Uno va y lo hace y las cosas suceden. Lo mismo al escribir. Uno se dienta con una idea, pero a partir de ahí lo que ocurre es otra historia, no es la técnica… Cuando estoy escribiendo no existe nadie, ni el lector ni el crítico ni la familia… Yo en general tengo una sensación cuando me pongo a escribir: ¿qué va a ocurrir? Ignoro absolutamente cómo va a ocurrir; ese cómo me sucede mientras estoy escribriendo… Es decir, yo sé qué voy a escribir, pero luego ocurre de otro modo. Lo que aparece en el texto no es exactamente lo que yo quería.

Sobre los jóvenes y la literatura
Los jóvenes que se acercan a la literatura pueden dividirse en dos grandes categorías: los que quieren llegar a ser escritores y los que simplemente quieren llegar a escribir. Sólo respeto a estos últimos.

mayo 14, 2009

Perdón por intolerarlos: Masiosare

Perdón por intolerarlos
Masiosare

Aguascalientes, octubre de 1914. Antonio Díaz Soto y Gama estruja la bandera nacional con tanto vigor que está a punto de romperla, fúrico enfrenta a los asistentes a la Convención Revolucionaria, desde la tribuna los provoca diciendo que es sólo un trapo que poco vale. Díaz Soto y Gama se lleva la mano a la bragueta para culminar el numerito orinando sobre el lábaro patrio. Se lo impide el corte de cartucho de centenares de armas, los revolucionarios que no están dispuestos a que nadie, absolutamente nadie ofenda los colores y escudo nacionales.

Así me contaron la historia, de forma tan efectiva que todavía hoy puedo imaginar a ese demonio en el estrado dispuesto a orinarse en la bandera nacional. Pero eso es mentira, lo que en realidad hizo el consejero de Emiliano Zapata fue quejarse del espectáculo patriotero, porque en el Teatro Morelos los jefes revolucionarios estampaban sus firmas sobre el estandarte. Díaz Soto y Gama dijo: "jamás firmaré sobre esta bandera. Estamos aquí haciendo una gran revolución que va expresamente contra la mentira histórica, y hay que exponer la mentira histórica que está en esta bandera", explicó que la palabra de honor "vale más que la firma estampada en ese estandarte, ese estandarte que al fin de cuentas no es más que el triunfo de la reacción clerical encabezada por Iturbide"; fue cuando intentó romperla, pero no pasó a más.

Cuando trato de entender el motivo por el cual mi maestra exagerara tanto esa historia, la justificó concediendo a su interés por inculcarnos el amor que se debe a los símbolos patrios. Compartir, explicar asuntos tan abstractos como qué es la Patria no es asunto sencillo, de ahí el reduccionismo, preferir la estampa memorable de un villano ultrajando los símbolos a una reflexión que obligara a al alumno a reconocer que la Patria es algo más, mucho más, que la solemne morena entrada en carnes que aparecía en los libros de texto gratuito de ese entonces.

La Patria, recuerdo que me decían, es el territorio de la República Mexicana y todo lo que está en ella. Ser mexicano, más que un azar del destino, era un designio divino que se encargaba de dotar de soldados a la nación, dispuestos a defenderla en caso de que las plantas de Masiosare, ese extraño enemigo, se atreviera a profanar sus suelos.

Ahora que el apocalipsis no va a llegar, cuando sabemos que la influenza humana es una enfermedad curable y se nos ha ido de las manos la posibilidad de ocupar la primera fila en el show del fin de la humanidad, el aburrimiento lleva a buscar el desquite y qué mejor que la defensa de lo mexicano, vamos a tensar la fibra íntima, despertar el Juan Escutia que todos llevamos dentro y quejarnos virulentamente de la ofensa que recibimos de los Masiosares del mundo, esos que le quieren poner “mexicana” a la influenza AH1N1, levantemos nuestro puño para mentar la madre contra todos los chinos porque a unos pobrecitos mexicanos (siempre los pobrecitos de nosotros) los maltrataron y encerraron en un hotel, solemnes le pintaremos violines a las naciones que han cancelado sus vuelos, a las que cierran sus fronteras. ¡Mexicanos al grito de guerra!

Así, sin pensar, con el impulso que otorga defender a la manada, se aplaude el enérgico tono de Felipe Calderón en su mensaje. Se asiente con vigor empático el que Marcelo Ebrard les recuerde a los otros pueblos el mal manejo de situaciones similares a esos extranjeros que hoy nos dan la espalda. Se sonríe empático ante la cauda de declaraciones de los políticos que toman esa bandera y expresan que nosotros, los mexicanos, no merecemos ser tratados así.

¿De veras?, es decir, ¿en serio? La queja se realiza en defensa de nuestra condición de mexicanos, lo terrible del maltrato a unas personas es que nadie, sin importar la nacionalidad, condición social o creencia religiosa, merece que se violenten sus derechos humanos; nadie debería ser agredido con el encierro y la discriminación. Nadie. Así de sencillo. Lamentablemente el motivo del enojo radica en creer que hemos sido ultrajados en nuestra mexicanidad, sin pensar, cobijándose en el reduccionismo que acomoda en una zona de confort donde no hay matices se reacciona contra los de afuera, se deja de ver la viga en el ojo ajeno y se olvida lo que nosotros mismo hemos realizado por ignorancia y racismo.

Reduccionismo puro: los de afuera son los malos, eso nos absuelve, al ser víctimas estamos perdonados, en esa condición se aplaude el más disparatados de los discursos o la queja más inútil; sobre todo se deja de pensar, nos deja en el estado anímico más peligroso, más que cualquier supuesto ataque a la bandera o invasión de Masiosares.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (14/05/09)

mayo 03, 2009

Perdón por intolerarlos: Conspiranoicos

Perdón por intolerarlos
Conspiranoicos

Sin oponer resistencia, una mujer permite que dos enfermeras la manipulen, la recuesten y coloquen unas terminales en la cabeza, también un protector bucal para evitar que se muerda, enseguida la tratan con electrochoques. Una corriente de electricidad pasa por su cerebro con una fuerza que va de 70 a 400 voltios y un amperaje de hasta 1.6 amperios. La paciente sufre una convulsión, la reacción del cuerpo es violenta, súbita, extiende los brazos, los dedos crispados buscan asidero. La imagen es perturbadora.

Así inicia el corto promocional The shock doctrine. A la imagen se agrega el sonido de una descarga eléctrica, fulminante. Mientras en la pantalla se convulsiona la joven, la voz de Naomi Klein establece: “Rehacer personas. Conmocionarlas hasta que obedezcan. Este es un relato acerca de esa poderosa idea”. Efectivo, sumamente efectivo. El corto es del 2007, pero se ha vuelto a poner de moda en estos tiempos de influenza para insinuar que algo se nos está ocultando, que alguien no está diciendo la verdad, que ellos nos engañan.

¿Quiénes son ellos? No importa, de hecho, preguntarlo es formar parte de los otros, de los que no quieren ver en la emergencia el resultado de una conspiración contra los pobrecitos mexicanos, incluidos los incrédulos que no son capaces de ligar toda la información que va llenando los medios, en especial, internet, a través de las redes sociales, el chat, el correo electrónico o la mensajería instantánea:

Así, junto con los enlaces al comercial del libro de Naomi Klein (porque eso es), los conspiranoicos ofrecen elementos para consolidar las pruebas de que el virus de la influenza AH1N1 es algo más que eso, ¿pruebas?, aquí están: cerdos muertos en China o la India, qué más da, mataron a los puerquitos; la relación entre Al Qaeda y los cárteles de la droga mexicanos; el maletín secreto de Obama en que venía el virus; la alerta epidemiológica como método de distracción para que se aprueben leyes en el Congreso; una granja diabólica en Veracruz como foco de la infección; el origen extraterrestre de la influenza; un pretexto para el golpe de Estado, de ahí la presencia de los militares en las calles; las risas maquiavélicas de Calderón, Obama y Sarkozy mientras planeaban cómo echar a andar de nuevo la economía mundial; el malévolo silencio de López Obrador; el activismo electorero de Marcelo Ebrard; el odio de los dioses contra de Luis Armando Reynoso…

La lógica del conspiranoico es sorprendente, presenta sus fantasías como argumentos y es capaz de explicar sus delirios de forma coherente, después de todo no es tan difícil, se basa en el miedo, no en el análisis de los hechos, para convencer al otro no requiere más que una mentira contundente a la cual rodear de suposiciones. No se tiene que citar la fuente, basta mencionar que lo leyó en un correo, que alguien le pasó la información, que una tía se acuesta con el asistente segundo de alguien que tiene acceso al gabinete, que un amigo tiene un primo con una hermana que a su vez tiene un amigo al que le sucedió. Además, es verdad porque así lo dicta el tono docto que asume para desechar cosas de las que no tenía el menor conocimiento unas horas antes, como descartar el uso de tapabocas porque el virus se mide en nanómetros mientras que los orificios de la tela se pueden ver a simple vista; si aún encuentra resistencia, basta disparar una serie de preguntas a las que antecede la sospecha de que algo se nos oculta: ¿cuál es el número real de muertos?, ¿por qué no coinciden las cifras?, ¿por qué se tardaron tanto en informar?, ¿de qué murieron realmente los infectados?, ¿por qué no se les atendió en forma adecuada?, ¿por qué sólo se mueren en México?...

Las preguntas se pueden multiplicar al infinito, pues cada una tiene como característica provocar una conversación paralela en la que se juzga el papel de los medios de comunicación, las instituciones, los políticos, el chiste es disparar todas las alarmas posibles para confundir, así de voraz es el ansia apocalíptica de los conspiranoicos, lo peor de nosotros mismos.

En perspectiva, la locura de los conspiranoicos no hace daño, vamos, que digan lo que quieran, al final se ha se sumar a las leyendas en que Pedro Infante canta en un bar de Naucalpan, Zapata sigue cabalgando en Morelos porque al que mataron fue a su hermano o, en un contexto internacional, Elvis sigue vivo y los nazis no perdieron la guerra, sino que se retiraron a vivir como intraterrestres.

Sin embargo, lo grave de la coyuntura es que estas teorías endebles hicieran mella en unos cuantos al grado de considerar las medidas de prevención como innecesarias. Es por ellos (y no ese ellos maléfico al que acuden los conspiranoicos) que como ciudadanos estamos obligados a socializar la información que se tenga, no el chisme o el rumor, las medidas que analizadas a la luz de la sensatez permitan salvar una vida.

En general, los medios de comunicación no se han dejado llevar por los conspiranoicos y han cumplido de forma eficaz con la tarea de instruir a la población sobre las medidas de prevención del contagio. Ahora corresponde a los ciudadanos no ceder a la tentación del rumor, impedir que la información que el gobierno está obligado a ofrecer se convierta en discursos en los que se vanaglorie o con los que esquive su responsabilidad.

El spot de Naomi Klein finaliza señalando que “El mejor modo de permanecer orientados, de resistir el shock, es saber qué nos está sucediendo y por qué”, enseguida aparece un letrero que dicta: “La información es la resistencia contra el shock. Armémonos”. Exacto, información es poder, una obligación y derecho ciudadano que permite actuar con rapidez ante cualquier contingencia, exigir en forma oportuna para no quedar en el desamparo.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (03/05/09)

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails