abril 30, 2009

Resultados Convocatoria Primer Libro 2009


Las siguientes obras han sido seleccionadas para su publicación por parte del Instituto Cultural de Aguascalientes dentro de la colección Primer Libro para nuevos escritores y artistas del estado:

Cuento
El amor, el olvido, la muerte y otras sorpresas
Juan Francisco Pizaña Morones

Cuento infantil ilustrado
Con melón o con sandía y otros cuentos
Mariana Torres Ruiz y Sandra Sánchez

El rey avaro
Juan Sairi

Fotografía
Maniquíes
Edmundo Gutiérrez Martínez

Historieta
Desierto

Novela
Desierto

Poesía
Palitos. La serie.
José Saeed Pezeshki Pérez.

Felicidades a todos ellos.

Jurados:
Cuento
Juan Pablo de Ávila, Leticia Figueroa, María Antonio Montes
Cuento infantil ilustrado
Carolina Castro, Sofía Ramírez, Gustavo Vázquez
Fotografía
Cynthia de Anda, Juan Carlos Escalera, Araceli Suárez
Historieta
Araceli Suárez, Gustavo Vázquez
Novela
Edilberto Aldán, Joel Grijalva, Guadalupe Montoya
Poesía
Arlette Luévano, Juan Carlos Quiroz, Sofía Ramírez

Para más información comunícate a la Dirección Editorial del ICA
Rivero y Gutiérrez 110, planta alta, Centro
Tels. 915-13-45 y 916-98-09
editorial@aguascalientes.gob.mx

abril 28, 2009

Mujeres y poesía en Aguascalientes. Arlette Luévano

En marzo 19 de este año, la poeta Arlette Luévano dictó una conferencia sobre Mujeres y poesía en Aguascalientes en el Pabellón Antonio Acevedo Escobedo.

Una compilación del trabajo poético que, como la misma Arlette señala, plantea más preguntas que respuestas, pero que sin duda establece un punto de partida para quien desee conocer el trabajo literario de diversas autoras en y desde Aguascalientes de principios del siglo XX a la fecha. El criterio de selección fue sólo incluir poetas con libro individual publicado, lo que dio como resultado la siguiente lista:

María Asunción Negrete
Dolores Castro
M. Teresa de J. Alonso Calderón
Patricia Álvarez Tostado
Patricia Campa Medina
Rosa Luz de Luna
Ma. De Lourdes de Santos
Elisa Guerra Cruz
Sofía Ramírez
Patricia Ortiz Lozano
Liliana Ramírez
Karla Patricia Ortiz
Claudia Santa-Ana
Ía Navarro
María Fernanda Manzo

Evidentemente, falta Arlette. En el blog las afinidades electivas/las elecciones afectivas encuentras su bio-bibliografia, una selección mínima de su trabajo. Agrego aquí mismo, dos de los poemas con que fue incluida en Del silencio hacia la luz. Mapa poético de México:

ME NIEGO A NOMBRAR TU ESPALDA
no agregaré adjetivo alguno a tus manos
no diré que el amor contigo es el máximo arrebato
ni convocaré auroras para ti
dedicaré estos minutos
al mar que acude a mí durante los insomnios
a los ojos sin dueño que invaden mis paisajes
a la vida que no tengo
fuera de la memoria


MI SOMBRA HABITA TÚNELES QUE YA NO RECUERDO
la nostalgia llueve
y ante la mirada que perdimos
un niño sonríe con la mueca insoportable de los no nacidos
qué sería de nosotros
si lográramos extender la caricia a pesar del tedio
si de vez en cuando
el viento escapara de nuestro estupor
para sostener la vigilia
y abrir un camino
sin abrojos
qué de nosotros
mortales
si pudiéramos forzar la línea de las manos
a pesar de los cortes en las muñecas desangradas


Mujeres y poesía en Aguascalientes fue previamente publicado en Ananke, suplemento cultural del diario Página 24 (abril 26), ahora Arlette generosamente lo coloca en la red, en este enlace puedes leerlo.

abril 27, 2009

Club de fans de John Boy. Love of lesbian

1999 (o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna). Love of Lesbian


Club de fans de John Boy


Todos los raros fuimos al concierto del gran telépata de Dublín
Media hora antes invadimos el metro, yo iba obligado y tú en éxtasis
Y tanto os daba ocho como ochenta a los fanáticos de John Boy
Frente al estadio ya cantabais sus temas, primeras filas vuestra obsesión

Decíais que John Boy era boreal, algo ambiguo y de infancia gris
Sinceramente yo lo detestaba hasta morir
La luz se desmayó
"¿Con cual van a empezar?"
A ti te daba igual
Dijiste: "acertará"

¡Oh, oh, oh!

Cómo es posible que haya estado en tus infiernos
Es imposible, no, misterio, y quien tuviera su don
Sería posible conocerte más por dentro
No lo conseguiré, saber más de ti

Yo no soy fan, otro fan de John Boy
Odio a John Boy, tú odiarás a John Boy

De aquellas masas era el gran insecto
"Tiene poderes" llegaste a decir
Creo que lleva media vida huyendo, quizás le pasa lo mismo que a mí
Había expandido su emisión global desde Lima hasta Reikiavik
Y sin embargo a quien tenía cerca no podía transmitir

Mirada universal de alcance personal
Me hipnotizó por fin con su verso letal

¡Oh, oh, oh!

Cómo es posible que haya estado en sus infiernos
Es imposible, no, misterio, y quien tuviera su don
Sería posible conocerte más por dentro
No lo conseguiré, nunca sabré

Si yo no tengo su don, si yo no tengo su don
Y ahora ya soy, y ahora ya, ya lo soy
Y ahora ya soy, otro fan de John Boy...


Una versión en vivo con Santi Balmes

abril 26, 2009

Perdón por intolerarlos: Desarzobispodeconstantinopolitarizar

Perdón por intolerarlos
Desarzobispodeconstantinopolitarizar

Uno de los ejercicios más benéficos para mejorar la dicción son los trabalenguas, nada como intentar la pronunciación lenta y clara de “desemperejilaré”, una vez dominado, aumentar la dificultad: Parangaricutirimicuaro, para llegar a frases como: El arzobispo de Constantinopla se quiere desarzobispodeconstantinopolitarizar, ¿quién lo desarzobispodeconstantinopolitarizará? Cuando se enuncia a la perfección, se está listo para cautivar al auditorio con una estupenda pieza de oratoria; sin olvidar lo más importante: el contenido, es decir, no basta con decir bien, hay que tener algo que decir, de otra manera es un discurso hueco, con posibilidades de entretener pero no de informar.

En la presentación del libro Antenas vivas de Salvador Camacho Sandoval, el Director del Instituto Cultural de Aguascalientes, Víctor González, jugó con la idea de que el ramillete de entrevistas de ese libro reflejaban el proceso de “centralización de la descentralización” cultural que distingue a la entidad, dicho así suena muy bien, la idea es efectiva, contundente por sonora, algunos asintieron con la cabeza en señal no sólo de beneplácito sino de coincidencia. Fue sencillo para el presentador entonces hablar de la política cultural de Aguascalientes, en el paladeo del trabalenguas el público pasó por alto que tal cosa no existe.

El gobierno de Luis Armando Reynoso no tiene una política cultural. De los doce retos que integran el Plan de Desarrollo del Estado de Aguascalientes 2004-2010, en el tercero se mezcla a la cultura con el deporte y el esparcimiento, enseguida se presenta un diagnóstico y como programas de trabajo y líneas de acción una serie de buenos deseos, que en la práctica poco o nada se cumplen. El “objetivo estratégico de la calidad de vida” de la cultura ha quedado reducido a entretenimiento.

Al menos así ocurre en lo que se refiere al objetivo “Letras para Aguascalientes”. No hay un área dedicada a la literatura, al desarrollo de actividades que logre “proyectar a Aguascalientes a través de la difusión de su cultura, incrementando la práctica de la lectura, el apoyo a autores locales y nacionales” (p. 113 del Plan). El gobierno estatal cuenta con una Dirección Editorial, que cumple con sus objetivos porque los tiene muy claros: se encarga de las publicaciones; incluso se puede ver en su creación una respuesta a los excesos de las administraciones anteriores, cuando se confundía apoyo a los autores con la publicación indiscriminada, sin la mínima preocupación por la calidad de los productos se aumentaba el catálogo estatal, dando la idea de que Aguascalientes contaba con una gran actividad literaria; lo cierto es que esos volúmenes duermen en las bodegas estatales, pues sólo interesaba aumentar la estadística, no realizar un trabajo de distribución y promoción. En ese sentido, la Dirección Editorial ha logrado un trabajo mucho más serio, pero que no basta, en el combate de los excesos ha olvidado que es necesario transparentar los criterios de trabajo, relacionarse de una manera más abierta con los escritores en Aguascalientes, aunque cuenta con un estupendo pretexto: esa tarea no le corresponde.

Pareciera que la tarea de “proyección” de los autores locales le ha caído al Centro de Investigación y Estudios Literarios de Aguascalientes, CIELA Fraguas, al que durante este sexenio no se ha sabido impulsar para que cumpla con los objetivos que le destinan su denominación y, con mucho de indiferencia, se le han dejado las actividades con todo aquello que no sea la publicación. Las críticas de Adán Brand y Jorge Terrones en la página México Kafkiano sobre la inoperancia del CIELA no son nuevas ni exclusivas, reflejan la ausencia de una política cultural, de la poca importancia que el gobierno estatal otorga a la actividad literaria.

Si el CIELA se ha dedicado a la promoción de talleres literarios, seminarios, conferencias, presentaciones de libros y no a la investigación, en mucho se debe a que para esta administración la cultura se reduce al entretenimiento, el dinero se destina a mantener la imagen de un estado con una rica oferta cultural, es sencillo (como decir desemperejilaré), basta agregar toda actividad que se realice en el cartel cultural; así se da la impresión de trabajo, cuando la realidad es otra.

En entrevista (La Jornada Aguascalientes, abril 22), la Directora del CIELA, Claudia Santa Ana, intentó una explicación a partir de señalar la falta de recursos, agregó que también es necesario el compromiso de los creadores. Sin embargo, no se trata de la falta de equipo de cómputo o equipamiento, por parte del gobierno es evidente la falta de interés, desde el recorte de personal hasta la falta de difusión de las actividades que ahí se realizan. El ninguneo que se aplica al CIELA desde el mismo gobierno relega lo que podría ser el centro de investigación más importante de la región centro occidente. Mientras que en el caso de los autores, es difícil comprometerlos si no se cuenta con una política cultural que establezca los lineamientos y mecanismos de colaboración con ese organismo.

Se puede señalar que ya se cuenta con el proyecto para animar la investigación, que se colabora con instituciones fuera de Aguascalientes, sin embargo, esos esfuerzos estarán destinados a quedarse en el papel si no se cuenta con un apoyo real por parte del Instituto Cultural de Aguascalientes, no la suma a la lista de eventos que permita engrosar los números en el informe de gobierno, acciones claras que indiquen qué se quiere lograr, que indiquen una ruta a seguir, para así sumarse el esfuerzo.

Por mucho que se quiera, repetir un enunciado no hace la realidad. Es urgente dejar de repetir que se cuenta con una política cultural, la reiteración del deseo no va a catalogar la biblioteca del CIELA, tampoco logrará abrir sus puertas a los investigadores o conseguir una publicación. Mientras en el ICA sigan preguntando ¿quién será capaz de desarzobispodeconstantinopolitizar? como fórmula, difícilmente se logrará otra cosa que un vasto cartel cultural lleno de nimiedades.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (26/04/09)

abril 25, 2009

Tierra Baldía N° 43

Ya puedes descargar el número 43 de Tierra Baldía, revista de literatura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, baja el archivo pdf aquí.

abril 24, 2009

Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz






Se dio a conocer la segunda convocatoria del Certamen Internacional de Literatura “Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz” y se anunciaron los 10 ganadores de la emisión anterior.

Toluca, México, 23 de abril de 2009.- Con la representación del gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, y acompañada de Cesar Camacho Quiroz, coordinador general del Consejo Mexiquense del Bicentenario, María Guadalupe Monter Flores, secretaria de Educación de la entidad, encabezó la ceremonia del Día Internacional del Libro, evento en el que se dio a conocer la segunda convocatoria del Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz 2010”.

Reconoció el trabajo de los creadores y felicitó a los 10 ganadores de la emisión anterior del Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz, además de anunciar la presentación digitalizada de las obras de la Biblioteca Mexiquense en formato DVD y también en el Portal Ciudadano del Gobierno estatal, para ser utilizadas como instrumentos de consulta ciudadana. “A través de estas tecnologías, hoy es posible adquirir o consultar en este momento 150 títulos, de los 200 que ha editado la Biblioteca Mexiquense del Bicentenario y que antes del 2010, deberán ser 400”, resaltó la secretaria de Educación.

En su oportunidad, César Camacho Quiroz, coordinador general del Consejo Mexiquense del Bicentenario presentó la convocatoria 2010 del Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz, que mencionó es en la actualidad el más importante del país y está llamado a ser mucho más por su carácter internacional.

Dijo que la meta es superar el éxito de la primera convocatoria y para ello, explicó, se requerirá de una mayor difusión, para lo cual hizo un llamado a los círculos literarios nacionales para apoyar su promoción. Agregó que la convocatoria “no solo recapitula la gesta heroica en su bicentenario, sino busca destacar lo que hemos hecho los mexicanos en estos 200 años”.

El reto –apuntó- es multiplicar más que libros, lectores. “Ese es el sentido de la convocatoria y del cúmulo de las más de 500 expresiones festivas para conmemorar el bicentenario de la Independencia nacional”.

Por su parte, Alejandro Vargas Castro, secretario técnico del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal, refirió que la labor editorial que realiza el gobierno mexiquense suma esfuerzos institucionales, intelectuales y sociales de diversa índole.

En el marco de este evento, José Martínez Pichardo, coordinador de Proyectos Especiales de la Secretaría General de Gobierno, dio a conocer el fallo del jurado del primer Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario-Sor Juana Inés de la Cruz y anunció los nombres de los ganadores y los títulos de las obras en los géneros de poesía, novela, ensayo, cuento y dramaturgia.

Expresó que se presentaron 190 obras, de las cuales 82 corresponden a 19 estados de la República, siendo el Distrito Federal y el Estado de México los de mayor número de participantes; nueve provienen de Canadá, Estados Unidos, Filipinas y Portugal; 99 fueron entregadas en las oficinas del Consejo Editorial. Por género se recibieron 74 trabajos de poesía, 40 de novela, 52 de cuento, 9 de ensayo y 15 de dramaturgia.

Lista de ganadores

POESÍA
Primer lugar. Grandes maniobras en miniatura. Eduardo Casar González
Segundo lugar. Partes de vida. Manuel Andrade
Tercer lugar. Diente de León. Jesús Bartolo Bello López

NOVELA
Primer lugar. La derrota de los días. Mauricio Carrera
Segundo lugar. Desierto
Tercer lugar. Desierto

CUENTO
Primer lugar. Territorios. Primo Mendoza Hernández
Segundo lugar. Rápidas variaciones de naturaleza desconocida. Edilberto Aldán
Tercer lugar. Los hijos del caos. Víctor Armando Cruz Chávez

ENSAYO
Primer lugar. Desierto.
Segundo lugar. Desierto
Tercer lugar. Caras de la Revolución de México. Marco Antonio Landavazo

DRAMATURGIA
Primer lugar. Desierto.
Segundo lugar. La página roja. Juan Carlos García Valdés
Tercer lugar. Zona de olvido. Leonor Azcárate Barón

Los premios por cada categoría son:
Primer lugar: 25 mil dólares.
Segundo lugar: 15 mil dólares.
Tercer lugar: 5 mil dólares.

Además de la publicación de las obras en cada categoría. La ceremonia de premiación se llevará a cabo el 8 de mayo.

Actualización:
La nota en Milenio indica quiénes fueron los jurados:

Llama la atención el hecho de que los jurados, en cada una de las modalidades, estuvieron integrados por importantes personalidades del medio literario. Para poesía calificaron: David Huerta, Hugo Gutiérrez Vega y Coral Bracho; para novela Silvia Molina, Mario Bellatin y Felipe Garrido; para cuento Lauro Zavala, Óscar de la Borbolla y Guillermo Samperio; en ensayo participaron Xavier Noguez, Lourdes Quintanilla y Pilar Iracheta; mientras que en dramaturgia los jurados fueron Luis de Tavira, Luz Emilia Aguilar y Rolf Abderhalden.

Lee la nota de Milenio aquí

abril 19, 2009

Perdón por intolerarlos: instantáneas del señor Gutiérrez

Perdón por intolerarlos
Instántaneas del señor Gutiérrez

En la película One hour photo, Sy Parrish (Robin Williams) explica que en las fotografías la gente aparece sonriendo porque esas imágenes “siempre reflejan momentos felices de nuestras vidas, nadie desea una imagen que refleje la tristeza de un momento íntimo”. Valdemar Gutiérrez Fragoso, Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), debe contar con un álbum pleno de fotografías que lo capten sonriente; sí habrá algunas cuantas en las que aparezca con gesto solemne, controlar una organización con más de 400 mil afiliados merece un semblante adusto, o bien la expresión hierática adecuada para levantar una demanda por difamación y calumnias contra quienes lo acusaron de asesino y ratero tratando de impedir que llegara a la dirigencia sindical. Pero eso es agua pasada, las fotos recientes del señor Gutiérrez lo muestran con una sonrisa de oreja a oreja:

La primera instantánea tiene fecha del 19 de febrero. El dirigente del PRD, Jesús Ortega, levanta la mano del señor Gutiérrez en señal de triunfo, juntos sí van a ganar. La imagen lleva como pie de foto: Pactan Unión Nacional de Trabajadores y PRD llevar a dirigentes a la Cámara de Diputados.

La segunda toma es de principios de marzo. El señor Gutiérrez revisa una carta dirigida a Beatriz Paredes, la dirigente nacional del PRI. Está satisfecho porque le quedó bien chulo el párrafo donde dice que tiene el “honor de que una importante corriente de opinión del sindicato me haya propuesto para que pueda ser considerado como candidato a una diputación de representación proporcional, en la circunscripción que me corresponda”. Cómo no sonreír, está tan seguro de obtener la candidatura que agregó a su misiva: “Nuestro proyecto tiene como objetivo reforzar el grupo parlamentario, que seguramente será mayoría, de nuestro partido”. Sí señor.

La tercera instantánea es del 7 de abril, en Los Cabos, Baja California Sur, donde se desarrolló el Consejo Nacional Ordinario del sindicato del IMSS, reunión a la que llegó el dirigente del PAN, Germán Martínez, para invitarlo a ser candidato a diputado federal por representación proporcional, le ofreció ir en segundo lugar de la circunscripción número cuatro, sólo debajo de Josefina Vázquez Mota. Al señor Gutiérrez le sobran motivos para deslumbrarnos con su brillante dentadura, sonríe.

En la conferencia de prensa en que la dirigencia panista dio la bienvenida a Vázquez Mota, los reporteros preguntaron por el señor Gutiérrez, Germán Martínez aprovechó el cuestionamiento para subrayar que la candidatura del dirigente del IMSS demuestra que en el PAN “no claudicamos ni claudicaremos a nuestra demanda de transparencia en la vida sindical el México, nosotros queremos que los sindicatos rindan cuentas” e intentando una carambola agregó que lucharían por modernizar la educación pública para que siga siendo obligatoria, laica, gratuita, “además nosotros la queremos con valores y de calidad” (aplausos). Germán Martínez defiende esa candidatura diciendo que tiene entendido que el SNTSS “es el único sindicato en el que no es vitalicio su Secretario General”, ¿qué otra señal de probidad moral y ética se requiere?, hasta el momento nada confirma que vaya a permanecer en el puesto hasta el fin de su vida. En alguna parte, el señor Gutiérrez sonríe, otra vez.

El señor Gutiérrez está empeñado en ser diputado, no por él, claro está, sino por los altísimos intereses del gremio que representa y cuyas bases lo apoyan en forma incondicional; no es responsable de que PAN, PRI y PRD se lo peleen, él nomás levanta los hombros y se deja caer en blandito, inocente confiesa que sí, “tenemos esa idea de que nos están utilizando, pero sabemos que es tiempo de campañas políticas y los partidos buscan todo para darse entre ellos y ganarle al enemigo... cada partido está haciendo su lucha y utilizando las estrategias que mejor le conviene”.

La rebatinga por postular al señor Gutiérrez da perfecta cuenta de la confusión ideológica de los partidos, de cómo el pragmatismo a rajatabla diluye las diferencias entre PAN, PRI y PRD, los expone dispuestos a rendirse al uso del voto corporativo, porque lo que vale del señor Gutiérrez no es su linda sonrisa, es la posibilidad de emplear la decisión vertical a la hora de las negociaciones, de ejercer ese poder que tanto se critica a la hora de los discursos.

Fotografía final: el señor Gutiérrez es tocayo del protagonista de un cuento de Edgar Allan Poe: Los hechos en el caso de M. Valdemar, en esa historia se cuenta cómo a través del mesmerismo se logra mantener en trance hipnótico a un tuberculoso y mantenerlo varios meses en el umbral de la muerte. Al final del cuento Valdemar exige que lo despierten porque ya está muerto. Fuera del trance hipnótico el cuerpo se pudre, en la cama queda una “masa casi líquida de repugnante, de detestable putrefacción”. Como las declaraciones con que los dirigentes partidistas, nacionales y estatales, defienden o condenan la colección de caritas sonrientes que proponen como diputados.


Publicado en La Jornada Aguascalientes (18/04/09)

abril 16, 2009

Noticias del Zombie desde el Boiler

Luis Cortés se anima y confiesa que él también fue mordido por el Zombie del Altiplano. En su reactivado blog encuentras la declaración completa.

Mientras que en México Kafkiano Jorge Terrones hace un par de comentarios acerca de... los comentarios.

abril 13, 2009

Los Praga Boys y el Zombie del Altiplano


Hablar del fantasma

Desde México Kafkiano, los Praga Boys (Adán Brand, Aldo García Ávila, José Ricardo Pérez Ávila y Jorge Terrones) decidieron hablar de la literatura desde Aguascalientes. Se rindieron al azar para elegir libros publicados por la editorial del Instituto Cultural de Aguascalientes. Comenzaron con dos notas, una de Jorge Terrones sobre el libro Puesta en escena, de José Luis Engel y otra de José Ricardo Pérez Ávila Reporte, crítica y fragmento.

Jorge Terrones en uno de los comentarios a su texto propuso: “Ojalá algún día se diera la oportunidad de realizar una especie de congreso, o simplemente crear un foro donde cada cierto tiempo se discutiera la literatura que se hace desde Aguascalientes, aunque quién sabe si serviría de algo”.

Va un intento de respuesta:

El espacio, la oportunidad, la han generado ustedes, desde México Kafkiano, no importa si somos pocos o muchos, para iniciar la conversación no importan las cantidades, interesa la intención, lo que han logrado mover con apenas unos cuantos textos, con la crítica a dos libros olvidados.

En los mismos comentarios se les advierte que denominar lo que se escribe desde Aguascalientes como el Zombie del Altiplano, es un chiste, no una guía. Asumo las consecuencias de mi chiste y, necio, lo reitero. La imagen la utilicé para explicar que en el panorama literario nacional, vamos arrastrando la cobija de nuestras glorias pasadas, de algo que nunca fuimos. El texto lo leí en octubre del 2007 como presentación del libro con los Premios Universitarios de Literatura de aquel entonces, sigo pensando lo mismo, que Aguascalientes no existe en el ámbito literario nacional, peor aún, no existimos entre nosotros, como comunidad artística son pocos nuestros aciertos, nula la solidaridad y pesados los errores, qué le vamos a hacer, somos chimiscoleros, bastaron dos textos en México Kafkiano para levantar el rumor entre los poquitos nosotros, los happy few que se piensan escritores.

A pesar de que la entrada con mayor número de comentarios en México Kafkiano tiene sólo cinco apuntes, por fuera, en corto, en el café, mediante el chat o las redes sociales, el intercambio ha sido mucho mayor, vigoroso y rudo como es el chisme, ya nos preguntamos qué quieren, qué intentan, quién les mueve los hilos, porque se ensañan con los cadáveres, lloriqueamos un poco porque se meten con nosotros, les ponemos apodos, vemos el complot y un largo etcétera que, lo cierto, sólo habla mal de nosotros, no de ustedes.

Lo que dice de nosotros es que no les hemos tomado la palabra, ustedes piden conversación y les contestamos con chisme, hacen crítica y les devolvemos murmulladero. No se lo merecen, no nos lo merecemos (a menos que nos guste lo del Zombie del Altiplano), así que aquí va una primera propuesta para los Praga Boys, acotemos de qué estamos hablando cuando hablamos de literatura desde Aguascalientes. Propongo, de entrada, reducirlo a los autores, a los escritores.

¿Por dónde empezar?


Pistas falsas para atrapar un fantasma.


La revista Parteaguas N° 15 contiene un índice de colaboradores, en la presentación de ese suplemento el director editorial del ICA, Gustavo Vázquez Lozano, afirma que con ellos “han colaborado, hasta esta edición, 380 escritores y artistas gráficos de Aguascalientes, México y el mundo”, lamentablemente, no señala cuáles son de Aguascalientes, ni cuántos de todos los nombres pertenecen al grupo escritores, no sirve para darle cuerpo al fantasma.

Tampoco sirve Tierra Baldía, revista de literatura de la Universidad Autónoma de Aguascalientes, porque hasta el momento no nos hemos tomado la molestia de elaborar un índice que permitiera elaborar un listado del cual partir. Entonces los suplementos culturales, Ananké de Página 24 y Bien mucho de La Jornada Aguascalientes. Para fines prácticos ninguno de los dos sirve al propósito.

Partir entonces de quienes han obtenido una beca en la rama de literatura en el Fondo Estatal para la Cultura y las Artes, ya sea como jóvenes creadores, creadores o creadores con trayectoria. Arbitrariamente elijo comenzar la lista a partir del 2000 (me gustan los números redondos), una selección de quienes han obtenido apoyo del Estado para elaborar un proyecto literario en los últimos ocho años no es el mejor punto de partida, pero es una puerta, misma que clausuro de inmediato, tengo la convicción de que cualquiera se puede ganar una beca, presentar un proyecto bien peinado para elaborar la máquina literaria perfecta, es cierto que ya comienzan a aparecer algunos nombres, pero del proyecto a la boca se cae la sopa, la mayoría son buenos propósitos, no libros a los que se pueda acudir para constatar qué es de lo que hablamos al escribir “literatura desde Aguascalientes”, muchas salidas en falso.

¿Entonces? Se me ocurre que hay que salirse del Estado para llegar a él (nunca he sido bueno dando direcciones, qué le vamos a hacer). Busco en antologías recientes, seguro que en alguna de las que se anuncian como lo mejor de lo mejor, las promesas del momento o venden los textos de quienes serán nuestros futuros ganadores del Nobel aparece alguien de Aguascalientes (o al menos que viva en la entidad).

Pero no estamos ahí, ni en Dispersión multitudinaria (Compilación de Leonardo da Jandra y Roberto Max. Ed. Joaquín Mortiz), tampoco en Una ciudad mejor que esta (David Miklos. Tusquets editores), ni en la serie de Los mejores cuentos mexicanos (Ed. Joaquín Mortiz), o en Nuevas voces de la narrativa mexicana (Ed. Joaquín Mortiz) o bien la Antología del cuento latinoamericano del siglo XXI. Las horas y las hordas (Julio Ortega. Ed. Siglo XXI), no en el reciente Grandes Hits. Nueva generación de narradores mexicanos Vol 1. (Antología de Tryno Maldonado. Ed. Alamdía) Reitero, no hacemos ni sombra en el panorama literario nacional.

Los 44(00)

Regresar a Aguascalientes entonces, aterrizar ya los nombres. La antología de escritores más reciente es de noviembre de 1998, en ese año Rubén Chávez y Óscar Santos publican en la colección Minimalia El surco y la palabra. Literatura emergente de Aguascalientes (Ediciones del Ermitaño y Seminario de Cultura Mexicana
) 22 autores que representan “la oportunidad de asomarnos al entretejido literario de estos tiempos de búsquedas e innovaciones”:

Iván Aguilar, Thercy Arvizu, Elena Bernal, Alberto Domínguez, Rubén Chávez, Alfonso Gallo, Elisa Guerra, Arlette Luévano, Erika Martínez, Rodolfo Meza, Paloma Mora, Fabián Muñoz, Leonardo Muro, Ía Navarro, Patricia Ortiz, Juan Carlos Quiroz, Sofía Ramírez, Felipe Ramos, Asunción Rangel, Óscar Santos, Arturo Villalobos, Jorge Antonio Villalobos

Elegido arbitrariamente el año 2000 sería necesario complementar esa lista con quienes han publicado un libro individual y no se encuentran en la antología de Chávez y Santos, así a los 22 mencionados agrego 26 escritores más, aquí se mezclan ganadores del Premio de Literatura Joven Salvador Gallardo Dávalos y de la convocatoria de Primer libro, publicados en el ICA, así como otros volúmenes en sellos editoriales como Alforja, Azafrán y Cinabrio, Endora, Filo de Agua, Fondo de Cultura Económica, Fondo Editorial Tierra Adentro y Verdehalago:

Edilberto Aldán, Dolores Castro, Luis Cortés (*), Juan Pablo de Ávila, Rosa Luz de Luna, Emmanuel Durán, Ricardo Esquer, Eudoro Fonseca, Salvador Gallardo Cabrera, Salvador Gallardo Topete, Marcos García Caballero, Juan Carlos González, Antonio Guerrero, José Luis Justes, José de Jesús Lara Huerta, Eduardo López, Ricardo Orozco, Karla Patricia Ortiz Encarnación (*), Fernando Paredes Milonás, José Ricardo Pérez Ávila, Roberto Quiroz Benítez, Cristina Reynoso, Víctor Sandoval, Claudia Santa Ana, Alan Santacruz Farfán, Gustavo Vázquez Lozano

(*)Más allá de las características de la edición, considero libros individuales los títulos con que estos autores ganaron el Salvador Gallardo Dávalos, Ortíz en el 2004 y Cortés en el 2006. Excluí de la lista a las menciones honoríficas de los premios mencionados, así como a los autores que han optado por la autoedición. De ahí la razón para no incluir a los recientemente publicados en Ediciones Torre Oscura, hasta donde sé esa empresa cobra a los autores por sus libros.

¿Eso es todo, 48 “escritores”? Aquí hay un punto de partida, ¿son menos, son más? Menos porque al revisar la antología de Chávez y Santos, habrá que descartar a quienes la vocación ya no les alcanzó para seguir trabajando. Más porque al establecer el criterio de libro individual excluí nombres de autores aparecidos en dos antologías: La noche de Aquelarre (Ed. Ciudades invisibles) y Premios Universitarios de Literatura (UAA).

Cellar door

Apunta Adán Brand en Acerca del Zombie del Altiplano que una de las razones de sus textos acerca de la literatura desde Aguascalientes es el rezago de buena crítica literaria. Tiene razón, no hay. Por lo menos del 2000 para acá resulta prácticamente imposible encontrar otra cosa que no sean prólogos amables y reseñas.Vale, entonces ahí está una primera lista de autores. Si uno de los propósitos es generar crítica literaria, valdrá la pena contar un índice de autores para, una vez traspasada la puerta de la bodega del ICA, saber hacia dónde dirigir la mirada.

Algo más acerca de la nota de Brand: si esa es la postura de los Praga Boys, me parece que la definición de José Ricardo Pérez Ávila en Reporte de un disléxico queda reducida a un mal parafraseo, ya que al indicar que la crítica literaria le resulta enfadosa porque es “como si un hombre cualquiera le dijera a un cirujano a la mitad de la operación y en el mejor, como si un pintor malo le dijera le diera consejos de cómo pintar a uno bueno (y ningún pintor es mejor a uno mismo cuando nuestra profesión es esa)”, no sólo se equivoca en la definición sino que escupe al cielo.

¿A eso vamos a reducir la crítica literaria, a un sello de Oso Perezoso o Abejita Trabajadora? La crítica es muchísimo más que una serie de instrucciones, de hecho, al establecer un diálogo se aleja del manual de cómo se debe hacer tal o cual cosa, quien se precia de ser un lector no va y le dice a nadie cómo hacer nada, le habla de lo que le provocó la lectura, lo que le dice el texto, cuál fue el lugar que encontró en el mundo después de leer. Lo dice Wilde: “El crítico es quien puede traducir de manera distinta o con nuevos materiales su impresión de la belleza”.

Para combatir a los zombies, bien lo debe saber José Ricardo, hay que hacerse de una escopeta y tener buena puntería, duro y a la cabeza, de otra manera seguirán rondando muertos vivientes llenos de agujeros. Nada de sutilezas, las balas de plata se emplean para otros menesteres, para los hijos de George A. Romero la contundencia del disparo; así que eso de “crítica constructiva” y “crítica destructiva” déjelo para quienes llegan al taller literario en espera de recibir opiniones como “me gustó” o “no me gustó” y a las primeras de cambio reculan cuando se le señalan sus errores.

Una cita de Lichtenberg: “Siempre es preferible darle el tiro de gracia a un escritor, que perdonarle la vida en una reseña”. La crítica es igual que la literatura, hay buena y mala crítica, cuando es mala, simplemente no es.

Así pues, no sólo es necesario sino indispensable establecer un diálogo, como subreya Aldo García Ávila en ¿Quieres que te cuente un chiste?, de lo que se trata es de "averiguar cuál es el estado de salud, literariamente hablando, en el que se encuentra la literatura de nuestro Estado. Y habrá que leerlos. Y tendrán que leernos".

Ya abrieron la puerta de la bodega, la masa zombie se remueve en los estantes. Es su turno.

abril 11, 2009

Perdón por intolerarlos: invisible

Perdón por intolerarlos
Invisible

Es medianoche, detenidas en el camellón que divide el Boulevard Siglo XXI tres sombras pueden ser cualquier cosa, el paso a toda velocidad de los camiones de carga y la falta de luz no permite distinguirlas a primera vista, con dificultad intentan cruzar el Tercer Anillo, son dos mujeres que ayudan a un hombre, él apenas y se sostiene, le tiemblan las piernas a cada paso, por eso tardan tanto en llegar al otro lado, donde esperan a que llegue una patrulla.

La patrulla llega al fin, pero se va de inmediato, las deja ahí, desalentadas, con la promesa de que en unos minutos más llegará otra patrulla, una que no esté ocupada en una emergencia, eso le dijo el policía. La mayor de las mujeres es una señora de 30 años, trae en la mano izquierda una bolsa con medicamentos, “de los de similares, que es para lo que alcanza”, con la otra sostiene a un indigente al que encontró tirado en el camellón del Tercer Anillo. La hija adolescente mira a su madre, luego al celular, dudando en si debe confiar en la palabra del patrullero o es mejor volver a marcar. “Tengo que ir a darle su medicina a mi otra nena, pero vimos al señor tirado, no se vale que lo dejen ahí en la calle, a la buena de Dios”.

Pobre extremo, sin casa, vagabundo, es difícil encontrar la palabra exacta que defina al hombre al que rescataron del camellón, quizá indigente; para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), de acuerdo a uno de los métodos que emplea para medir la pobreza, indigente es aquel individuo cuyo nivel de ingreso no le permite satisfacer sus necesidades alimentarias. El hombre por el que piden ayuda, no sólo no tiene para comer, tampoco tiene una vivienda y, es evidente, que sus facultades mentales están afectadas, a pesar de las palabras cariñosas de la mujer, él sólo murmura y se talla las manos mugrientas, se balancea y murmura.

El año pasado la Cepal auguraba que, resultado de la crisis económica, durante el 2009 en América Latina “la indigencia aumentaría en 15 millones de personas, para situarse en más de 84 millones”, el director general de ese organismo, José Luis Machinea, señaló que de continuar el aumento de los precios de los alimentos el número de pobres “pasaría de los actuales 189.5 millones a 204.5 millones”, durante la presentación del informe Objetivos de desarrollo del Milenio. La progresión hacia el derecho a la salud en América Latina y Caribe.

En el carril central del Tercer Anillo se detiene una ambulancia con el logotipo del Instituto de Salud del Estado de Aguascalientes (ISEA). “Encontramos a un señor que no sabe su nombre, está mal, ¿nos pueden ayudar?”, se le dice al chofer. Raudo el vehículo se desplaza en sentido contrario al flujo de los autos, las luces altas de la ambulancia deslumbran pero no espantan al indigente.

“Es pájaro de cuenta —dice resignado uno de los paramédicos—, ya lo conocemos, no le pasa nada, nomás es un vagabundo. Vive acá atrás de la gasolinera, ahí se queda, ahí duerme. No hay nada que hacer, nosotros no podemos hacer nada”. La mujer los increpa desalentada, debe haber un lugar al que puedan llevarlo, un refugio, un albergue, ¿lo van a dejar en la calle? El paramédico explica que no lo pueden llevar a un hospital porque no se lo reciben, tampoco en la policía porque no ha cometido ningún delito, que los albergues sólo abren en temporada de frío.

En la misma reunión en que se presentó el informe de la Cepal, la directora regional para América Latina del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebecca Greenspan, indicó que era “un momento en que no hay que reducir el gasto social, sino aumentarlo hoy para que dentro de cinco años no tengamos que recoger en ambulancia lo que no hicimos”. En Aguascalientes, a los indigentes no se los llevan a ninguna parte.

En abril, reza la propaganda del gobierno estatal, “nuestro valor es el diálogo” y agrega: “el diálogo genera paz interna y mejora la relación con los demás”. Quién sabe qué recuerdos que carga la mujer que se niega a abandonar al indigente aunque ya se han cerrado todas las puertas imaginadas, lo único que se le ocurre decir es hablar el día de mañana a una estación de radio para ver qué se puede hacer. Su hija se acerca al indigente, intenta descifrar los murmullos. “Dice que se llama Ismael, que trabajaba en un taller y que vive en el Ojocaliente”. Los datos no sirven para nada. Llevarlo a otra parte no es una opción, es abandonarlo lejos del lugar que reconoce, eso dijo el paramédico también, “siempre anda por aquí”.

La mujer hace un repaso rápido de las opciones que le quedan, pregunta en voz alta, barajea otras posibilidades pero ninguna la convence, al final lo único que se le ocurre es ofrecer comida, pero el indigente niega con la cabeza, también rechaza la oferta de algo de beber. Se le nota que está cansado de la atención, se rinde, ya sólo está ahí de pie, sin esperar nada, murmura y se balancea, murmura.

Se llama Ismael Soria y es invisible. Nadie lo va a recoger. Tarde o temprano llegará allá, atrás de la gasolinera, a acurrucarse, dormir. Debe tener entre 55 y 60 años, las manos están encallecidas por la mugre, se ha fracturado la nariz en varias ocasiones, así lo muestran las cicatrices todavía vivas en el rostro. Huele a orines.

Después de mucho tiempo, la mujer y su hija adolescente se resignan, cruzan el Tercer Anillo y desaparecen. El indigente se acomoda en la banqueta. Tarde o temprano Ismael se va a morir. Cuando muera lo han de encontrar en un lote baldío, quizá a la mitad de la calle o en el camellón. Entonces sí lo podrán recoger, ya le pasó algo, ya será un estorbo a retirar. Habrá tiempo para él, para fotografiarlo, para inventarle un encabezado digno de primera plana, llamativo, que despierte el morbo, sólo entonces se volverá visible.

Publicado en La Jornada Aguascalientes (11/04/09)

abril 07, 2009

Jigsaw fallin' into place




Jigsaw fallin' into place...


Just as you take my hand
Just as you write my number down
Just as the drinks arrive
Just as they play your favorite song
As the magic dissapears
No longer wound up like a spring
Before you've had too much
Come back and focus again.

The walls abandon shape
You've got a Cheshire Cat grin
All blurring into one
This place is on a mission
Before the night owl
Before the animal noises
Closed circuit cameras
Before you're comatose

Before you run away from me
Before you're lost between the notes
The beat goes round and round
The beat goes round and round
I never really got there
I just pretended that I had
What's the point of instruments
Words are a sawed off shotgun

Come on and let it out...

Before you run away from me
Before you're lost between the notes
Just as you take the mic
Just as you dance, dance, dance, dance, dance...

Jigsaw fallin' into place
There's nothing to explain
Regard each other as you pass
she looks back, you look back
not just once
not just twice

Wish away the nightmare
Wish away the nightmare
You've got a light you can feel it on your back
You've got a light you can feel it on your back
Jigsaw falling into place

México Kafkiano y el Zombie del Altiplano

En el blog México Kafkiano se pueden encontrar al menos dos entradas dedicadas a la "literatura aguascalentense":

Puesta en escena, de Jorge Terrones
y
Reporte, crítica y fragmento, de José Ricardo Pérez Ávila

Creo que ambas entradas son un intento por convocar a una conversación acerca de lo que la literatura desde o en Aguascalientes significa, tanto Ricardo como Jorge se han tomado la molestia de hacer algo que pocos (por no decir ninguno) ha hecho, que es leer con toda seriedad libros publicados por el Instituto Cultural de Aguascalientes.

Habría que atender la invitación, vale la pena.

abril 02, 2009

Un apunte sobre Hermandad

Un apunte sobre Hermandad

Para Arlette Luévano, en su cumpleaños.


En una carta fechada en Cuernavaca, 24 de abril de 1975, Octavio Paz agradece a Pere Gimferrer la publicación de un artículo sobre El Mono Gramático, además le cuenta sobre la escritura de un “largo poema -500 líneas, más o menos. Es un poco distinto a lo que antes he escrito, algo así como una reflexión/rememoración de los años de adolescencia” y que será publicado en el Fondo de Cultura Económica. Aclara que la impresión de esa plaquette no implicaba un cambio de opinión acerca de entregar un libro de poemas a la editorial Seix Barral, inclusive menciona que podría terminarlo en abril o mayo y que también tiene otro libro, en revisión, sobre Sor Juana Inés de la Cruz.

El “largo poema” llevaba en ese entonces el título de "Tiempo adentro" y se transformó en Pasado en claro, como lo mencionó Adolfo Castañón en una conferencia sobre el poema de Paz (IV Encuentro de Escritores Latinoamericanos "Pasiones y obsesiones", Universidad del Claustro de Sor Juana, en abril del 2008 y publicada en el suplemento Confabulario de El Universal).

En esa misma conferencia, Castañón hace a referencia a una reseña de Juan García Ponce en la revista Plural (diciembre, 1975) en la que el autor de Crónica de la intervención señala que “Paz ha escrito un poema triste, esto es un poema alto y melancólico con la melancolía del que mira hacia la altura y encuentra el vacío, y desde su tristeza se vuelve hacia abajo y encuentra la verdad del cuerpo en la que se entierra el lenguaje y se eleva para encontrar su propio crecimiento de la verdad sin verdad de la vida, esa ausencia que se alimenta de todas las presencias y a la que las palabras convierten en irrecusable presencia, presencia que recorremos sonámbulos, con los ojos abiertos hacia adentro para que en el tránsito, en el camino sin fin, el alma escuche la voz de esos
pasos mentales más que
sombras,
sombras del pensamiento
más que
pasos,
que configuran el alma dándole cuerpo y presencia para desde más allá del tiempo hallar el tiempo y en la inmovilidad del lenguaje hallar la interminable movilidad de la vida en la que se encuentra la poesía: memoria del olvido”.

Uno puede suponer que el libro de poemas que refiere Paz a Gimferrer es Vuelta (Barcelona, Seix Barral, 1976), bajo ese mismo sello editorial publicaría tres títulos más de poesía: Poemas (1935-1975) en el 79, Árbol adentro (1976-1987) en el 1987 y Lo mejor de Octavio Paz. El fuego de cada día, en 1989.

En un post scriptum de la carta antes mencionada (incluida en Memorias y palabras. Cartas a Pere Gimferrer 1966-1997. Seix Barral, 1999) Paz agrega las siguientes líneas a Gimferrer:

"Hace unos días, leyendo The Greek Anthology –un libro de Peter Jay: al fin traducciones que hacen justicia a la extraordinaria modernidad de muchos de los poetas griegos- escribí este pequeño homenaje a Claudio Ptolomeo (la primera línea viene de un poema suyo, libro IX, 577):

Soy mortal: poco duro
y la noche es enorme.
Pero miro hacia arriba:
las estrellas escriben.
No leo su escritura,
sin entender comprendo.
También soy escritura
Y me trazó la misma mano.

No es un poema cristiano. Entonces ¿estoico? ¿Tal vez?"

Lo que Paz leyó de Claudio Ptolomeo y desató esos versos fue lo siguiente:
Sé que soy mortal pero cuando observo la moción circular de la muchedumbre de estrellas, no toco la tierra con los pies: me siento cerca del mismo Zeus y bebo hasta saciarme del licor de los dioses –la ambrosía.


En Una introducción a Octavio Paz (Cuadernos de Joaquín Mortiz, México 1990) Alberto Ruy Sánchez señala que en Árbol adentro “surge con fuerza la vertiente erótica de su poesía confirmando que su poética es más bien una erótica, en el sentido en que es una búsqueda del otro, de la “otredad” deseada, y un encuentro con ella en la superficie táctil del poema. En Árbol adentro todas las cosas –por ejemplo los árboles meciendo sus hojas- se vuelven lenguaje para hablar con la amada. Pero las cosas son signos que los amados se siembran.”

Es en ese libro de Paz en el que aparece la versión final del texto incluido en la carta a Gimferrer:


Hermandad
Homenaje a Claudio Ptolomeo

Soy hombre: duro poco
y es enorme la noche.
Pero miro hacia arriba:
las estrellas escriben.
Sin entender comprendo:
también soy escritura
y en este mismo instante
alguien me deletrea.

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails