junio 29, 2005

Banda sonora
Fell in love with a girl (mp3)
The White Stripes

Fell in love with a girl * fell in love once and almost completely * she's in love with the world * but sometimes these feelings can be so misleading * she turns and says "are you alright?" * I said "I must be fine cause my heart's still beating" * She says "come and kiss me by the riverside, * bobby says it's fine he don't consider it cheating" * Red hair with a curl * mellow roll for the flavor * and the eyes for peeping * can't keep away from the girl * these two sides of my brain * need to have a meeting * can't think of anything to do * my left brain knows that * all love is fleeting * she's just looking for something new * and I said it once before *but it bears repeating

Me negaba a The White Stripes, a pesar de la recomendación del Boiler. Bueno, ya llegue, tarde supongo, pero siempre llego tarde a muchas cosas. Supongo que puedo culpar a que no escucho la radio y cuando veo televisión casi no aterrizo en los canales de música, a que prefiero el rodeo de un elogio, de establecer una relación espuria entre un momento y otro, de una canción de los Killers a un post del blog parásito y la idea del helado como purificación de las tristezas. Será que apuesto a que en el futuro, en una mesa, ante un ron, descuidado por las volutas de un delicado con filtro alguien me aclare que no ando del todo errado (Justes, aumenta a las deudas el descubrimiento de 69 love songs, what fucking romantic).

Y en medio de la espera vislumbrar que estas nostalgias y esperas algo tienen que ver con este sonido.



Mister Xerox no andaba muerto, andaba de parranda
Image hosted by Photobucket.com


junio 28, 2005

Banda sonora
Image hosted by Photobucket.com
I could while away the hours
conferrin' with the flowers
consultin' with the rain
And my head I'd be scratchin'
While my thoughts were busy hatchin'
If I only had a brain.

Over the rainbow
Ray Charles & Johnny Ray
Ella Fitzgerald
Israel Kamakawiwo'ole


Luke, I'm your father
Image hosted by Photobucket.com

junio 27, 2005

Banda sonora
Mr. Brightside. The Killers (mp3)

I'm coming out of my cage * And I’ve been doing just fine * Gotta gotta gotta be down * Because I want it all * It started out with a kiss * How did it end up like this * It was only a kiss, it was only a kiss * Now I’m falling asleep * And she’s calling a cab * While he’s having a smoke * And she’s taking a drag * Now they’re going to bed * And my stomach is sick * And it’s all in my head * But she’s touching his chest * Now, he takes off her dress * Now, let me go * * I just can’t look its killing me * And taking control * Jealousy, turning saints into the sea * Swimming through sick lullabies * Choking on your alibis * But it’s just the price I pay * Destiny is calling me * Open up my eager eyes * ‘Cause I’m Mr Brightside * * I’m coming out of my cage * And I’ve been doing just fine * Gotta gotta gotta be down * Because I want it all * It started out with a kiss * How did it end up like this * It was only a kiss, it was only a kiss * Now I’m falling asleep * And she’s calling a cab * While he’s having a smoke * And she’s taking a drag * Now they’re going to bed * And my stomach is sick * And it’s all in my head * But she’s touching his chest * Now, he takes off her dress * Now, let me go * * I just can’t look its killing me * And taking control * Jealousy, turning saints into the sea * Swimming through sick lullabies * Choking on your alibi * But it’s just the price I pay * Destiny is calling me * Open up my eager eyes * ‘Cause I’m Mr Brightside * I never... * I never... * I never...




junio 25, 2005

A dónde, a dónde, a dónde estará, mi gran super héroe, mi gran supercan... fue lo que pensé apenas terminé de leer un correo de Alberto Buzali con información del The Times Literary Supplement, en el que Martin West presenta un artículo sobre el descubrimiento de un nuevo poema de Safo (A new Sappho poem)

El poema es el siguiente:

"[You for] the fragrant-blossomed Muses’ lovely gifts
[be zealous,] girls, [and the] clear melodious lyre:

[but my once tender] body old age now
[has seized;] my hair’s turned [white] instead of dark;

my heart’s grown heavy, my knees will not support me,
that once on a time were fleet for the dance as fawns.

This state I oft bemoan; but what’s to do?
Not to grow old, being human, there’s no way.

Tithonus once, the tale was, rose-armed Dawn,
love-smitten, carried off to the world’s end,

handsome and young then, yet in time grey age
o’ertook him, husband of immortal wife."



Y la traducción... bueno, a dónde, a dónde estará mi gran super héroe, mi gran Justecillo, el de las 365 traducciones, de quien no me debería ni atrever a escribir su nombre por todas las deudas que tengo con él. Con el pretexto de que ya me voy a poner al corriente este fin de semana, hago esta petición pública: Justes, please, la traducción.

Actualizacióndel 27 de junio

En la bitácora de la talentosa Amparo Tello (Tiempo conjugado) ya se puede leer una traducción del texto que se supone es de Safo.


Un must:

The answer is easy if you take it logically, en Ablucinaciones de Adriana Sing.



Banda sonora
(SITTIN' ON) THE DOCK OF THE BAY
(mp3) Otis Redding / Radio Futura (mp3)

Sittin' in the mornin' sun
I'll be sittin' when the evenin' come
Watching the ships roll in
And then I watch 'em roll away again, yeah

I'm sittin' on the dock of the bay
Watching the tide roll away
I'm just sittin' on the dock of the bay
Wastin' time

I left my home in Georgia
Headed for the 'Frisco bay
'Cause I've had nothing to live for
And look like nothin's gonna come my way

So I'm just gonna sit on the dock of the bay
Watching the tide roll away
Ooo, I'm sittin' on the dock of the bay
Wastin' time

Look like nothing's gonna change
Everything still remains the same
I can't do what ten people tell me to do
So I guess I'll remain the same, yes

Sittin' here resting my bones
And this loneliness won't leave me alone
It's two thousand miles I roamed
Just to make this dock my home

Now, I'm just gonna sit at the dock of the bay
Watching the tide roll away
Oooo-wee, sittin' on the dock of the bay
Wastin' time




junio 22, 2005

Mister Xerox give peace a chance
Image hosted by Photobucket.com




Qué sereno
está el árbol
mientras lo talan.
Kiho

Últimamente me he estado oyendo enunciar lo absurdo: un intento por explicarle a los cercanos que hay temporadas que me da por jugarle al hombre invisible, que no es que me vaya sino que simplemente no estoy del todo... Entonces me enredo en las primeras frases que me vienen a la boca, las comunes, las que hablan de no querer enunciar estos momentos porque nada que diga puede agregar algo que valga la pena... pero me enredo y todo apunta a dejar en los oídos del otro una serie de sinsentidos que nada justifica mi silencio.

Me gustaría ser poeta, como Kito escribir:

Tarde de niebla,
envuelta en la memoria
de días lejanos.

contar con la capacidad de en unas cuantas líneas hallar las palabras precisas para describir el ánimo avestruz y así reconciliar las querencias con los silencios... Y en esta búsqueda de las palabras precisas se me va el tiempo, sumo ausencias. Incluso quienes ya me saben se van disolviendo mientras sigo en esa búsqueda de las palabras exactas.

Lo terrible es que al regreso de la expedición no haya nadie con quien compartir el descubrimiento de la frase filosofal, o que en el viaje de regreso, la palabra pierda la sustancia que le daba brillo.

Lo terrible es que empeñado en el viaje siga sin aprender que la nostalgia no basta, que no hay presencia en los suspiros cuando el destinatario no los escucha, que los silencios son hachas que mellan el tronco de la amistad más robusta.

Por eso hoy, K, en tu cumpleaños, más que regalarte, me obsequio la constancia de tus comentarios, la fortaleza de ese árbol que sigue brindando sombra a pesar de la distancia, a pesar de mis distancias.

Gracias K por estar.

Ya cantaremos Cielo rojo, me he de aprender la letra para desafinar en un abrazo. Feliz cumpleaños.





junio 20, 2005

B y V
Birthday. Sugarcubes (mp3)

La idea del
blog parásito es simplemente encantadora, sólo una desventaja encuentro, ¿dónde se dejan abrazos para la celebración?

Mientras lo resuelve, dele un abrazo de cajeta y esta canción




junio 19, 2005

¡Gracias Mariana!

Image hosted by Photobucket.com
En este album de Flickr puedes ver algunas imágenes del Encuentro de Coordinadores de Salas de Lectura


Image hosted by Photobucket.com

Todavía hoy cuando alguien, quien sea, menciona el nombre de una calle, invariablemente, me remito a la Ciudad en que nací, la Ciudad de la que soy, con la que mantengo mi cordón umbilical de nostalgia, aún viviendo lejos de ella, no puedo evitar la memoria súbita.

Me dicen Mariano Escobedo y me digo que sí, claro, es la calle de Galerías, la que caminé obstinadamente mientras estuve en la secundaria, cuando acompañaba a D a su casa, la que en el cruce con Sullivan indica el camino a las amantes nocturnas, la misma donde me robaron el carro, la del Cinema Anzures o el Cine Cosmos... esa avenida no es la hoy, ahora me debo remitir a esa donde está una bodega comercial, la que limita el fraccionamiento donde vivo, la que cruza un río, la calle de la carpintería.

Supongo que me seguirá sucediendo, porque a pesar de que esta ciudad se ha empeñado en tratarme bien, mis suspiros apuntan siempre al retorno; además, no es difícil confundir calles, en todas partes siempre hay avenidas que llevan el nombre de los mismos héroes, como si todos los centros de las ciudades en México tuvieran la necesidad de rendir ese homenaje simplón. A veces, con el simple hecho de leer el nombre de una calle basta para saber que se ubica en el centro de una ciudad: Hidalgo, Juárez, Carranza, Morelos... invariablemente cruzan alguna parte del centro de las ciudades en México.

Y sin embargo, hace poco me dijeron "centro" y no pensé en la Torre Latinoamericana, el Zócalo, Bellas Artes o las librerías de Madero, atiné a pensar en la Plaza de Armas de esta ciudad; quizá, sólo quizá, es que estoy dejando de ser un extranjero, a pesar de mi acento, a pesar de mi memoria


junio 17, 2005

En letras de otros

El Génesis lo calla pero el gato debe de haber sido el primer animal sobre la tierra, el núcleo a partir del cual se generaron todas las especies. En una de sus andanzas por el planeta humeante inventó a los seres humanos. Su intención fue crearnos a su imagen y semejanza. Un error ignorado lo llevó a formar gatos imperfectos. Si pudiera comprobarse que descendemos del gato sería indispensable una reestructuración de las ciencias. Es demasiado incómoda para los sabios; por ello prefieren no investigar nuestros orígenes.

En el fluir de los siglos para compensarnos de tantas desventajas, aprendimos a hablar. El gato, en cambio, quedó aprisionado en la cárcel de sus sentidos. No obstante, limó su astucia y sabiduría. Algunas religiones primitivas lo divinizaron. En la Edad Media se le atribuyeron malignos poderes y pactos sobrenaturales. Fue perseguido bajo el cargo de participar en aquelarres con demonios y hechiceras. Hoy ha proliferado en todo el mundo como animal doméstico. Es parte integrante de la galería familiar. Se le tiene el respeto y el recelo que inspira todo ser superior.

Image hosted by Photobucket.comQuienes lo aman y quienes lo detestan coinciden en asignarle atributos fantasmagóricos: ser dueño de siete vidas, anunciar desdichas, si es de color negro, y un sinfín de cosas que no le hacen mella: su personalidad resulta insobornable a la opinión ajena. Sigue tan gato como cuando era adorado por los egipcios o lo acosaban la ignorancia y el salvajismo de épocas tan oscuras como la nuestra. Ahora y entonces resiste la seducción o el desafía de las miradas: no pestañea ante nadie.

Lo calumniamos al suponerlo miembro de una familia coronada por el tigre. El tigre es un gato al que la ferocidad ha embrutecido, una ampliación superflua, inferior a la síntesis y armonía de su modelo. Creemos haberlo subyugado porque está a nuestros pies. Sin embargo, como este mundo es un espejo donde todo lo vemos invertido, en la dimensión de la verdad el gato se encuentra muy por encima de nosotros. Compartimos algunas semejanzas. Por ejemplo, el cortesano plagia los ardides del gato y todos imitamos su ingratitud. Nunca damos las gracias y siempre dejamos de ronronear en cuanto hemos obtenido lo que esperábamos.

Ya cace pájaros en la Alameda de México o pulule en número infinito por la ruinas romanas, el gato es perezoso durante el día e implacable verdugo por la noche. Como para ningún otro animal, ante el gato la vida es sueño. Pasa dormido las dos terceras partes de su existencia y, a juzgar por sus movimientos, sueña como nosotros tramas fantásticas y realistas. Gusta de ser acariciado aunque en pleno idilio suele clavar las uñas en quien lo mima. Vive lamiéndose para adorarse a sí mismo, conservar una apariencia pulcra y protegerse contra los cambios del clima. Detesta su excremento y hace hasta lo imposible por ocultarlo. Venera el sitio en donde nace o llega de pequeño. En cambio las personas que lo rodean no logran inspirarle en el mejor caso sino una tolerancia despectiva.

Señor de horca y cuchillo del mundo que alcanza a percibir con sus ojos fosforescentes y sus sensitivos bigotes, aterra verlo cuando tortura un ratón. Esta voluptuosidad de hacer el mal, este afán de sentirse superior, constituyen la parte oscura y abominable del gato, así como el rasgo más humano que puede hallarse en él.

Solitario, introvertido, por lo común hipocondríaco, nada le importa él mismo. Odia a los demás gatos y a cuantos animales lo rodean, especialmente al perro, su verdugo. (El perro es todo lo contrario del gato y siente hacia él un rencor que nada saciará.) No reprime sus deseos pero tampoco vive atrapado en ellos. Deja para nosotros la esclavitud de la obsesión.

Macho, es padre ausente por excelencia. Hembra, toma siempre la iniciativa y elige entre los rivales al más digno de fecundarla. Su placer dura segundos y está cercados por la ferocidad y el dolor. Su discreción la lleva a ocultarse para dar a luz. Atiende a su propio parto como si hubiera hecho estudios de medicina. En las semanas que siguen al alumbramiento, se porta como madre ejemplar. Adiestra a los gatitos ciegos y sordos en todas las artes de la supervivencia y luego los enseña a cazar. Cuando pueden valerse por sí mismos no vuelve a ocuparse de sus crías.

El gato inventó el existencialismo: cada momento representa para él una elección. A fuerza de meditar veinticuatro horas al día en el absurdo y la vacuidad de todo sólo se aferra al instante que vive. Nunca sabremos lo que piensa el gato acerca de este mundo tan mal hecho y los seres con quienes comparte a pesar suyo el tiempo. Vana tarea estudiar el misterio del gato, enigma irresoluble, máscara por la cual nos contempla y nos juzga algo que ni siquiera sospechamos.

Biografía del gato. José Emilio Pacheco



junio 13, 2005

En letras de otros

No soy más que un lagarto literario que se calienta el día entero al gran sol de la belleza. Sólo eso.
Gustave Flaubert





junio 11, 2005

Smoke gets in your eyes
Image hosted by Photobucket.com
Oh, so I smile and say
When a lovely flame dies
Smoke gets in your eyes
Smoke gets in your eyes
(mp3)
Blogger Baton (desde Árbol de los Mil Nombres)
Junio 11, 2005

¿Cuál es tu blog favorito y por qué?
No existe algo como un blog favorito, existen preferencias y estados de ánimo, cariño y complicidades, naufragios y puertos. A veces la navegación me llevan a bitácoras desconocidas que ni buscaba y algo encuentro que me hace quedarme (a.b.a.n.d.o.n.o), aunque mi lectura diaria a través del Kinja o Bloglinker incluye imprescindibles (justes, sing, lukas, logovo, rod, humphrey, jorge, palimp, iria, memo, tiburon, agustin y claudine), autores que busco actualización tras actualización.

¿Cuál es el mejor post que has leído?
Demasiados, supongo que a eso se debe el enganchamiento al blog, depende del estado de ánimo también, si tuviera que mencionar dos recientes serían la reseña del Episodio III de logovo y una traducción de Justes, pero estaría dejando a un lado lo escrito por Alberto o un Enigma Express o el Hombre que comía diccionarios... No es una pregunta sencilla, apenas acabe de escribir esto, seguramente, cambiaría la respuesta.

Nombra tres blogs que según tú deberían ser sujetos a la explosión de una bomba, abandonados por su autor, o sencillamente borrados de la web.
¿Bomba?, todos tienen derecho a existir, no todos a ser leídos, cada lector decidirá.

Nombra tres personajes muertos de quienes te gustaría leer un blog.
De cualquiera, con tal que permitiera comentarios y me contestara cómo va por allá el asunto

Tres temas que deberían ser más tocados por los bloggers.
Mmm, no sé, culaquiera que les provoque y me provoque.

Cinco personas a quienes pasas este batón.
Mmm, a quien quiera, yo siempre incluiría a la Sing, a Justes, Humphrey, Lukas, Logovo, Iria y Rod -además del Boiler para que se de tiempo), pero me parece que esto de los memes (chismógrafo, Justes dixit) puede convertirse en una monserga, también depende del estado de ánimo o las pretensiones del escritor. Así que reitero lo que escribió Agustín al final del cuestionario: "Y si tú lees esto aquí, de pura casualidad, y quieres contestarlo"


junio 10, 2005

Image hosted by Photobucket.comBanda sonora

Get me away from here, I'm dying
Belle & Sebastian (mp3)

Oooh! get me away from here I’m dying
Play me a song to set me free
Nobody writes them like they used to
So it may as well be me
Here on my own now after hours
Here on my own now on a bus
Think of it this way
You could either be successful or be us
With our winning smiles, and us
With our catchy tunes and words
Now we’re photogenic
You know, we don’t stand a chance

Oh, I’ll settle down with some old story
About a boy who’s just like me
Thought there was love in everything and everyone
You’re so naive!
They always reach a sorry ending
They always get it in the end
Still it was worth it as I turned the pages solemnly, and then
With a winning smile, the poor boy
With naivety succeeds
At the final moment, I cried
I always cry at endings

Oh, that wasn’t what I meant to say at all
From where I’m sitting, rain
Falling against the lonely tenement
Has set my mind to wander
Into the windows of my lovers
They never know unless I write
This is no declaration, I just thought I’d let you know goodbye
Said the hero in the story
It is mightier than swords
I could kill you sure
But I could only make you cry with these words

***
Gracias R por la llamada telefónica. Me gustaría tener una explicación, de hecho, la tengo, but I could only make you cry with those words.

En letras de otros

Durante muchos años, acurrucado en la playa, Ulises había contado a Calipso la guerra de Troya. Con un palo, dibujaba en la arena los campamentos y las posiciones. En cada ocasión cambiaba el relato, o el modo de relatar. Calipso estaba a su lado, silenciosa, concentrada. Después una ola más fuerte borraba aquellos signos en la arena. En cierta ocasión, Calipso le dijo “Mira, esto hace el mar. ¿Y al mar quieres confiarte?”. Después de ese día, Ulises ya no volvió con ella a la playa. Ahora se sentaba a solas, en un escollo, el más expuesto, y lloraba.

Las bodas de Cadmo y Harmonia. Roberto Calasso.


junio 09, 2005

Líneas Nazca
(una explicación lógica)
Image hosted by Photobucket.com

Image hosted by Photobucket.com
laborioso, pero lógico



junio 08, 2005

So long Mrs. Robinson
Image hosted by Photobucket.com
Filmografía en IMBD
Mrs. Robinson (mp3) Simon & Garfunkel
Mrs. Robinson (mp3) Paul Simon, MTV Unplugged

Mister Xerox toma un receso y pide fuego
Image hosted by Photobucket.com

En la oficina del Alto Funcionario
-Buenas tardes, vengo a ver al Licenciado Supremo.
-¿Quién lo busca? –diligente en su rutina la secretaria.
-Don Antes Salía en la Tele –no puede evitar el orgullo y, sin embargo, el nombre suena ya a gloría rancia, a imagen efímera en el recuerdo.
-¿Cómo?
-Don-Antes-Salía-en-la-Tele, con ese de siempre y acento en la i.
-¿De dónde viene?
-¡Cómo que de dónde! –se indigna- ¿Cree usted que su jefe no sabe quién soy?
La secretaria lo mira sin entender, en espera de la respuesta. No han pasado dos segundos y ya la mirada le hace entender al Antes Famosos que no, que ni ella ni su jefe saben quién es. Él resiste en el silencio, intuye que tras el arrebato no debe agregar nada, que cualquier dato lo obligaría a confesar que sí, que alguna vez fue y ya no más, que durante años fue patiño de una estrella menor en un programa de televisión que no se transmite más.
La secretaria le sostiene la mirada, en espera.
Don Mi Rostro Debería Decirle Algo voltea hacia los otros que hacen antesala, busca desesperado la mínima señal de reconocimiento... y nada, nadie, ni siquiera una mínima luz que permita aferrarse a ella. Hace tantos años ya de aquella fama.

Suena el teléfono en el escritorio secretarial, ella le quita la mirada para centrar su atención en el aparato y así le da un espacio para respirar, que él aprovecha para buscar la complicidad de los otros que esperan, los urge con la mirada a que lo reconozcan, a que alguien, quien sea, le diga en voz alta que sabe quién es.
Todos miran a otro lado, hipnotizados por los suaves golpes del minutero en el reloj de pared.
Don Antes Sabían Mi Nombre, en silencio, se acomoda en uno de los sillones, sin darse cuenta que sus piernas han comenzado a desaparecer.

Mister Xerox escribe con un solo dedo
Image hosted by Photobucket.com


junio 06, 2005

Banda sonora

Por que los tangos sí tienen traducción (*) y algunas veces se escriben y cantan en otro idioma:

Che Tango Che
Jean Claude Carrière (mp3)

Che Tango Che
rossée usée
abusée et
désabusée
Che Tango Che

Che Tango Che
qui m’a dragué
qui m’a drogué
qui m’a croqué
Che Tango Che

Che Tango Che
limée minée
elimée et
eliminée
Che Tango Che

Che Tango Che
qui m’a violée
qui m’a vicié
qui m’a viré.

Che Tango Che
fauchée fichée
esseulée et
deboussolée
Che Tango Che

Qui me frólais
qui m’affolais
et qui m’a floué
Che Tango Che

Tu m’as fait valdinguer
Tu m’as fait valdinguer

Tu m’avais déshabillée
Tu m’avais dévergondé

Tu m’as fait me pâmer
Tu m’as fait paumer

Tu m’acais rané
Tu m’avais maté
Tu m’as baratiné
et tu m’as laissé
rétamée.

Che Tango Che
rapée tapée
camée cassée
décarcassée
Che Tango Che

Che Tango Che
Qui m’a gâté
Qui m’a fêté
Qui m’a jeté
Che Tango Che

Bandominée
bandorlotée
bando dormant
néon néant
abandonée

Che Tango Che
qui m’a soûlé
qui m’a roulé
et m’a coulé.

Che Tango Che
tango calin
tango éteint
tango destin
Che Tango Che

Qui m’a grisé
qui m’a brisé
mais qui m’a aimé

Che Tango Che.

Y una pieza que ya había subido en otra ocasión (*), ambas del mismo disco homenaje a Piazzolla de Gidon Kremer:

Preludio para el año 3001 (Rinascerò)
Angela Denia Tarenzi a partir del original de Horacio Ferrer (mp3)

Io nascerò un’altra volta in una sera di giugno,
con questa voglia dia amare e di vivere più che mai…
Rinascerò –è destino- nell’anno 3001;
sarà una festa di colori la mia bella città.

I cagnetti randagi abbaieranno alla mia ombra…
Col mio modesto bagaglio giungerò dall’Al di là
e inginocchiato sulla riva del mare trasparente,
un cuore nuevo di sale e fango mi plasmerò.

Verranno un vagabondo, un pagliaccio e un mago,
miei immortali compagni, gridandomi: “Forza... su...!
Così... così! Froza, nasci! Coraggio, fratello... che è duro
ma bellissimo il lavoro di morire e rinascere poi.

Rinascerò! Rinascerò! Rinascerò!
Ed una voce extraterrestre mi darà
la fede grande e pura che mi servirà...
Ritonerò... ricrederò... e lotterò!
Un fiore rosso all’occhiello porterò
e se nessuno è mai rinato: io potrò!
Paese mio... secolo trenta... tu vedrai...
Rinascerò! Rinascerò! Rinascerò!

Rinascerò dalle cose che ho amato molto, tanto...
quando le ombre della casa diranno piano: “E qui!”
lo bacerò il ricordo dei tuoi occhi taciturni,
per terminare il poema che tralasciai a metà.

Rinascerò! dalla frutta di un mercatino rionale
e dalla sciatta atmosfera di un romantico caffé
dalle rovine di un piccolo paese terremotato
e dalle rabbia della gente del Sud, rinascerò.

Tu vedrai che rinasco nell’anno 3001
e con gente che non c’é stata ma che allora ci sarà
benediremo la terra, terra nostra... e te lo giuro
che questo paese di nuovo e insieme si fonderà.

Rinascerò! Rinascerò! Rinascerò!...



Duermevela, de Guillermo Vega Zaragoza (blog) en el suplemento arena (html o pdf)

Banda sonora

The spy
The Doors mp3 & Radio Futura mp3

Image hosted by Photobucket.comI'm a spy in the house of love
I know the dream, that you're dreamin' of
I know the word that you long to hear
I know your deepest, secret fear
I'm a spy in the house of love
I know the dream, that you're dreamin' of
I know the word that you long to hear
I know your deepest, secret fear
I know everything
Everything you do
Everywhere you go
Everyone you know

Image hosted by Photobucket.com

I'm a spy in the house of love
I know the dream, that you're dreamin' of
I know the word that you long to hear
I know your deepest, secret fear
I know your deepest, secret fear
I know your deepest, secret fear

I'm a spy, I can see
What you do
And I know

junio 05, 2005

En letras de otros


Un solo vocablo basta para designar al universo -decía- pero, ¿a cuántas palabras nos hace falta recurrir para entreabrirlo?
Edmond Jabès

junio 02, 2005

Chico meets Julio
(explicación para el Boiler)

El sabor del mar
en tus besados hombros trasatlánticos
es un sabor que me pone a cantar.
El sabor del mar.

Y éramos dos ceros
a la izquierda del mundo,
valores eternos
del primero y del segundo.

Tus ojos obedecían,
mis labios eran obedientes.
Tu desnudez y la algarabía
telescópica de la noche creciente.

El mar lleno de tu sabor,
oh persona internacional,
fue el espejo de mi amor
aéreo, terrestre y naval.

El sabor del mar,
el sabor del mar.

Archipiélagos, ladrones, paisajes mágicos.
La vuelta al odio. El canto del amor.
La ciudad telefónica, el precio romántico.

Y tu hallazgo –creación de un planeta-.
Y el sabor del mar
en tus besados hombros trasatlánticos.
Sabor de orquesta de coral.

¡El sabor del mar!

Y tu encuentro de hoy en el olvido
esférico de mi soledad.
Tu nombre adorado y ceñido.
tu mirada horizontal, tus hombros lisos.

El sabor del mar,
el sabor del mar.

Pensaba Chico después, antes y durante de la presentación. De hecho, llevaba años pensando en la Elegía de Carlos Pellicer, desde aquella tarde en Villahermosa en que encontró el librito en una banca, mismo que desde entonces cargaba a todas partes. Y es que al leer a Pellicer descubrió que su vocación era la música, que había nacido para escribir una pieza musical digna de esos versos.

Pero hasta ahora, lo único que se le había ocurrido era Quién pompo, y había sido un éxito. De ser un ínfimo grupo mal conocido en algunos municipios de Tabasco, llamado La Crisis, súbitamente todas las estaciones de radio programaban su canción y él, ahora Chico Che, se permitía vivir la fama con todos sus excesos, sin complejo alguno. Sólo a veces, una especie de culpa le venían a la mente los versos de Pellicer, el recuerdo de cómo empezó todo. Pero le bastaba meterse una línea de coca para borrar el sabor del mar, el sabor del mar, y dejarse acunar por el éxito.

Hasta esa noche de la presentación en que el público fueron los compañeros de escuela de su hijo. Chico ofreció tocar (con todo y La Crisis) en el baile de graduación de primaria de Chico Junior, lo cual fue muy bien recibido por la mesa directiva, que así pudo embolsarse una tajada mayor de la generosa aportación de los padres de familia. Chico tocó como siempre, logrando que incluso los escépticos del baile se levantaran de su lugar para sacarle brillo a la duela del salón. Chico toco lo de siempre: Quién la ve con su cara tan bonita, quien la ve destrozando corazones, quién la ve partiendo plaza, se alborota y le tienen que gritar: quién pompo, quién pompo, quién pompo chapatitos, quién pompo y A mi vecina le explotó el boiler y la pestaña se le quemó, la permanente, la permanente, se le quemó, entre otras, y las toco como siempre; quizá de ahí la culpa en que se dejó llevar.

Mirando a Chico Junior beber a escondidas la primera cuba de su vida (le enterneció la rapidez con que su hijo sobornó al mesero) tuvo un atisbo del futuro maravilloso que le esperaba a su primogénito (Junior tenía asegurado el puesto de Administrador Plenipotenciario del Imperio Musical Chico Che) y fue cuando pensó en que todavía no realizaba nada a la altura de los versos de Pellicer. Esa noche decidió que entraría al estudio que tenía en casa y rendiría homenaje al Chico que había dejado atrás, recuperar de alguna forma al imberbe que soñó en Villahermosa con el sabor del mar, el sabor del mar.

Sólo un oxímoron de Quevedo sería capaz de describir lo que sucedió aquella noche cuando Chico entró al estudio, acompañado de tres botellas de sotol, su librito de Pellicer y un cassette que contenía la pieza musical que más lo había influenciado. Leyó hasta el cansancio la Elegía, mientras que de los altavoces surgía el siguiente murmullo tropical: Quiero hablar contigo como un amigo, decirte todas mis cosas como a una esposa, quiero en un instante perder la mente como un amante, quiero que seas para mí: mi amiga, mi esposa y mi amante...

Y a pesar del esfuerzo descomunal, el amanecer lo alcanzó sin poder lograr nada. Furioso, más porque el sotol se había acabado que por la falta de inspiración, arrojó las maracas contra la pared. El sonido con que se desperdigaron las semillas por el suelo le trajeron a la memoria el poema que había recitado Junior en su graduación. Lo embargó la imagen de su propio hijo, vestido de marinerito, ondeando las manos en todas direcciones mientras al ritmo de la tabla del siete gritó:
Por la blanda arena que lame el mar, su pequeña huella no vuelve más, un sendero solo de pena y silencio llegó hasta el agua profunda. Un sendero solo de penas mudas llegó hasta la espuma.

Entonces Chico tomó la vihuela (que no sabía tocar) para alcanzar el teclado y, en una sola toma, grabó su versión de Alfonsina y el mar.

Sí, claro, Chico supo en ese momento que no era eso lo que se había propuesto, el sabor del mar, el sabor del mar, pero no le importó (el sotol ya le había hecho efecto) y como vió que todavía le quedaba cinta como para otras cuatro canciones, decidió interpretar Gracias a la vida, así como Mi Matamoros querido, sólo que cambió la letra para que dijera Mi Villahermosa extrañada. El esfuerzo y el alcohol no le permitieron alcanzar la tarjeta dorada con que cortaba la coca, así que se quedó dormido sobre el teclado, vencido por el esfuerzo.

Ahí lo encontré, días después, derrumbado, con el pantalón con peto en un estado lamentable, la rala cabellera revuelta y una cruda mortal, musitando: el sabor del mar, el sabor del mar. Ahí fue cuando escuché su versión de Alfonsina y el mar, su Amorous.

Chico no puede comprender (porque lo que para él es fracaso a nosotros nos parece un camino, por lo menos la señal de un camino) que Alfonsina y el mar va a quedar como uno de los momentos más grandes de la música tropical. El artista que hay en él va a ponerse frenético de rabia cada vez que oiga ese remedo de su deseo, de todo lo que quiso decir mientras luchaba, tambaleándose, escapándosele la saliva de la boca junto con la música, más que nunca solo frente a lo que persigue, a lo que se le huye mientras más lo persigue. Es curioso, ha sido necesario escuchar esto, aunque ya todo convergía a esto, a Alfonsina y el mar, para que yo me diera cuenta que Chico no es una víctima, no es un perseguido como lo cree todo el mundo, como yo mismo he dado a entender… Ahora sé que no es así, que Chico persigue en vez de ser perseguido, que todo lo que está ocurriendo en la vida son azares del cazador y no del animal acosado. Nadie puede saber qué es lo que persigue Chico, pero es así, está ahí, en Alfonsina y el mar, en la coca, en sus absurdos discursos sobre tanta cosa, en las recaídas, en el librito de Carlos Pellicer, en todo lo pobre diablo que es Chico y que lo agranda y lo convierte en un absurdo viviente, en un cazador sin brazos y sin piernas, en una liebre que corre tras un tigre que duerme. Y me veo precisado a decir que en el fondo Alfonsina y el mar me ha dado ganas de vomitar, como si eso pudiera librarme de él, de todo lo que en él corre contra mí y contra todos, esa masa negra informe sin manos y sin pies, ese chimpancé enloquecido que me pasa los dedos por la cara y me sonríe enternecido.

No sé porque escribí lo anterior, quizá para justificar el que haya permitido Chico destruyera la cinta. Al despertarse y después de pedir una polla con dos huevos para la cruda, Chico descubrió que escuchaba su cinta. Frenético fue al aparato reproductor y al grito de ¡eso lo estoy tocando mañana!, jalar el carrete y arruinarla.

El resto de la historia ya la saben, Alfonsina y el mar se perdió para siempre, sólo queda su versión de Gracias a la vida (incluida en 16 éxitos inolvidables de Chico Che y La Crisis), su interpretación de Alfonsina y el mar se perdió para siempre.

************************

Coda y música

Oh Boiler mi Boiler, mira cómo es usado tu nombre para justificar esto que escribe el insomnio como respuesta a tu comentario. La verdad, la verdad, es que Alfonsina y el mar fue una invención de mi mala memoria, la pieza que escuché aquella tarde con Juan Luis (y que agradezco a mi tía me ha enviado) fue Gracias a la vida. Pero como siempre, elijo el camino más largo para confesar que me equivoqué, elaboré este texto para justificar mis mentiras.

¿La verdad?, sé que es pero no entiendo para qué serviría aquí, a pesar de ello, van los datos: sí conocí a Chico Che, sí en un baile de graduación pero de secundaria de un primo que compartía aula con el hijo del Chico (Dorian); lo de la coca no lo sé de cierto, pero lo supongo; intuyo que Chico Che nunca leyó a Pellicer, pero en la página web de Villahermosa se le considera poeta; Amorous, bueno, Amorous es posible que alguien algún día edite ese disco de Carter/Parker/Bruno/Cortázar, mientras tanto, espero que te hayas sonreido con la ultrajda cita de El perseguidor.

Finalmente, gracias por el pretexto para este larguísimo post que le dio provecho al insomnio. Aquí la música, via YouSendIt:

Gracias a la vida, Chico Che (wma) Amiga, esposa y amante, Rigo Tovar (wma) y Alfonsina y el mar, Tania Libertad (mp3).

junio 01, 2005

En el prólogo a su libro de cuentos La sangre de Medusa, José Emilio Pachecho cita a Updike para decir que el escritor es la voz de la tribu. No fue lo primero que pensé al leer el poema de Cecile Adrienne Rich, ni siquiera lo segundo, lo hice una vez digerida la primera emoción, la sacudida, el reconocimiento.
Pensé en la voz de la tribu, lo sé ahora, como un gesto de agradecimiento, como una caravana, como el aplauso que merece Justes y su ya imprescindible 365 traducciones al leer:

AN ATLAS OF THE DIFFICULT WORLD, XIII (DEDICATIONS)
Cecile Adrienne Rich

I know you are reading this poem
late, before leaving your office
of the one intense yellow lamp-spot and the darkening window
in the lassitude of a building faded to quiet
Long after rush-hour. I know you are reading this poem
standing up in a bookstore far from the ocean
on a grey day of early spring, faint flakes driven
across the plains' enourmous spaces around you.

... Uf, entonces el reconocimiento y la caravana para quien supo seleccionar las palabras que estaba buscando. Lee el poema completo y la estupenda versión en 365 traducciones. Gracias José Luis

Puede interesarte

Related Posts with Thumbnails